Sabiduría garantizada…

28,enero 2009

“El camino es mejor que la posada”

Sabiduría Zen

Sabiduría garantizada es el título de una película alemana en la que dos hermanos emprenden un viaje a Japón, el objetivo es acudir a un monasterio Zen. La película es de una profundidad sorprendente a modo de comedía.

Por cierto, la profesión de uno de los hermanos es Maestro de Feng Shui, las escenas en este sentido no tienen desperdicio…

Se puede ver el resto de la película en youtube

Maru Canales

Artículos relacionados:


Dinero, una energía

25,enero 2009

“Si el dinero no te da felicidad, devuélvelo”

Jules Renard

euros1

El dinero como todo lo material es un símbolo de una energía sagrada, responde a un propósito más elevado. 

Nosotros hemos creado el dinero y, éste está respaldado por las riquezas de la madre tierra: petróleo, oro, piedras preciosas…, el dinero es por tanto una energía nutriente. 

Debemos aceptar el dinero puesto que forma parte de la sociedad en que vivimos y nosotros hemos decidido formar parte de ella. 

Si necesitamos el dinero para vivir, para nutrirnos, para experimentar placer y comodidad, debemos honrarlo: 

  • Honrar su presencia y los medios que nos proporciona para adquirir lo que queremos. 
  • Liberarnos del apego porque el apego es lo que hace que lo temamos y lo rechacemos o que nos obsesione y siempre queramos más temiendo que se acabe; tener libertad económica, es decir, no depender de la cantidad que llegue a nosotros ni de la forma en que llegue. 
  • Asegurarnos nuestra conexión con la tierra, la energía nutriente, ¿sentimos nuestros pies bien anclados en la tierra? ¿Confiamos en nuestra fuente de abastecimiento? Entonces, podemos elegir experimentar el amor y la confianza a través del dinero. 

El dinero también es una herramienta de trabajo personal, analizando nuestra relación con el dinero y nuestras reacciones podemos saber si nos valoramos, si nos creemos merecedores, si aceptamos apoyos, si confiamos y tenemos seguridad en el proceso de la vida y en nuestra capacidad creativa. 

Si le damos el poder al dinero creeremos que se acaba, que cuesta ganarlo, que nunca hay suficiente y dejaremos de vivir nuestros sueños, culpando al dinero tras el que corremos sin descanso. 

Si nos da miedo tener poder nos negaremos la entrada de dinero, derrocharemos o nos veremos sumergidos en deudas, necesitando de los demás, reclamando inconscientemente atención, cuidados, buscando que otros nos amen y nos nutran. 

Cuando recuperamos el poder personal vemos el dinero en su valor real, no como algo limitante, sino como una energía, una herramienta necesaria y  la usamos creativamente, sabiendo que el valor está en nosotros que somos los artífices de aceptar y crear abundancia. 

A través del dinero experimentamos el amor personal y colectivo, la ley de dar y recibir siempre presente: para poder recibir dependemos de que haya alguien dispuesto a dar aquello que necesitamos y para dar, dependemos de que haya alguien dispuesto a recibir precisamente lo que tenemos. 

Gracias al dinero hemos conseguido que el trueque o intercambio sea más cómodo y rápido, pero somos interdependientes. 

Con el dinero que generamos individualmente nos abastecemos nosotros, a nuestras familias y a la sociedad: hay una parte destinada al grupo, a convivir y generar comodidad y progreso colectivo. El amor individual y el amor de tribu. 

Revisemos nuestras creencias sobre el dinero, la forma en que hablamos de él, nos indica nuestros sentimientos hacia él y, valorémosle. ¿Cuántas veces hemos despreciado alguna moneda de céntimos? Y sin embargo, a la hora de comprar algo no podemos si nos faltan céntimos. Si lo despreciamos el universo entiende que no le damos importancia y desvía su llegada. 

No es el dinero el que corrompe a las personas, es la actitud de las personas hacia el dinero la que hace que se corrompan. 

El dinero no se acaba, el dinero cambia de manos, se transforma en materia, el dinero está ahí fuera ¡circulando por el mundo! 

No es el dinero el que nos impide conseguir nuestros sueños, son nuestros miedos y nuestra limitada visión los que nos alejan de nuestros objetivos. 

En los billetes de euro hay dibujos de puertas y ventanas que simbolizan una actitud abierta al mundo y, puentes como metáfora de cooperación y comunicación. 

Quizá si dejamos de despreciar el sueldo porque nos parece bajo, cambiamos los “sablazos” de pagar las facturas y pagamos con amor y agradeciendo el servicio recibido y buscamos el precio justo para nosotros en vez de etiquetar de caro el valor que alguien adjudica a su mercancía, podamos abrir la puerta a la abundancia y cruzar más puentes dispuestos a compartir la confianza y la seguridad a través del dinero.

Olga Palacio Fernández

La aspiración de la riqueza es una de las que más interés suscita a aquellos que se acercan a la técnica de Feng Shui. Quizá creamos que poniendo un objeto concreto en un lugar determinado nuestros problemas económicos desaparecerán. Sin embargo, comprobaremos que no funciona así. Necesitamos primero entender que es el dinero, como funciona esta energía, cuales son nuestros objetivos  y que retos tendremos que aprender para conseguirlos.

Personalmente este escrito que Olga ha tenido la amabilidad de compartir con nosotros me ha ayudado a entender esta energía, una de las más complicadas por la cultura en la que vivimos.   

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui, día a día

22,enero 2009

te deseo

La técnica de Feng Shui es una invitación a conocernos un poco mejor a nosotros mismos. Descubriendo nuestros anhelos, en las diferentes áreas de la vida (amor, amistades, trabajo, dinero…) podemos asegurarnos que el entorno nos apoya en su consecución, día a día. Me gusta como lo explica esta poesía:

Te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado.
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que sí es,
sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos,
y que, incluso malos e inconsecuentes
sean valientes y fieles, y que por lo menos
haya uno en quien confiar sin dudar.

Y porque la vida es así,
te deseo también que tengas enemigos.
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
para que, algunas veces, te cuestiones
tus propias certezas. Y que entre ellos,
haya por lo menos uno que sea justo,
para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil,
más no insustituible.
Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada,
esa utilidad sea suficiente
para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante,
no con los que se equivocan poco,
porque eso es fácil, sino con los que
se equivocan mucho e irremediablemente,
y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven no
madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.

Porque cada edad tiene su placer
y su dolor y es necesario dejar
que fluyan entre nosotros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año, sino apenas un día.
Pero que en ese día descubras
que la risa diaria es buena, que la risa
habitual es sosa y la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras,
con urgencia máxima, por encima
y a pesar de todo, que existen,
y que te rodean, seres oprimidos,
tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un perro,
alimentes a un pájaro y oigas a un jilguero
erguir triunfante su canto matinal,
porque de esta manera,
sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por más minúscula que sea, y la
acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuantas vidas
está hecho un árbol.

Te deseo, además, que tengas dinero,
porque es necesario ser práctico,
Y que por lo menos una vez
por año pongas algo de ese dinero frente a ti y digas:

“Esto es mío”.
Sólo para que quede claro
quién es el dueño de quién.

Te deseo también que ninguno
de tus defectos muera, pero que si
muere alguno, puedas llorar
sin lamentarte y sufrir sin sentirte culpable.

Te deseo por fin que, siendo hombre,
tengas una buena mujer, y que siendo
mujer, tengas un buen hombre,
mañana y al día siguiente, y que cuando
estén exhaustos y sonrientes,
hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar,
no tengo más nada que desearte.

Victor Hugo

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui y comunicación

18,enero 2009

“Una imagen vale más que mil palabras”

comunicacion

Mejorar nuestra comunicación es uno de los retos que más a menudo aparecen en los procesos de Coaching Aspiracional, paralelo a la puesta en marcha de la técnica de Feng Shui. Aunque en un principio suela aparecer en una aspiración concreta, posteriormente nos damos cuenta de su influencia en muchas otras áreas de nuestra vida. 

La técnica de Feng Shui nos enseña un lenguaje para comunicarnos con el entorno, por ello, no es de extrañar que al intentar ponerlo en práctica aparezcan nuestras dificultades en este sentido. Esta es una de las razones por las que en este blog hemos hablado de la comunicación en muchas ocasiones. Os facilito el enlace de los siguientes artículos:

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

feng shui


Feng Shui en la empresa

15,enero 2009

Índice,

Feng Shui en la empresa

 

Prólogo de Pilar Jericó

Descargar prólogo (pdf)

 

Introducción

Cómo influye el espacio laboral en nuestro éxito profesional

Descargar introducción (pdf)

 

La filosofía Feng Shui

El origen del Feng Shui

La evolución del Feng Shui en el mundo

Método de análisis

Alcanzando la belleza

El orden

El espacio

El cambio

La búsqueda del equilibrio

La simbología del entorno

 

Aprendiendo a practicar Feng Shui

Expresando gratitud

A través de los cinco sentidos

Visualización

Practicando Feng Shui

Desarrollando el lenguaje de la intuición

Superando nuestro miedo natural al cambio

Practicando la disciplina

 

Las ocho aspiraciones: el lenguaje inspiracional

La carrera profesional

Los nuevos proyectos

Salud (Feng Shui Corporal)

La prosperidad

La fama y el reconocimiento

El compromiso

La creatividad

El liderazgo

 

Consideraciones prácticas

Recepciones

Salas de reuniones

Oficinas: zonas de trabajo

Practicando Feng Shui en zonas abiertas

Practicando Feng Shui en los despachos

Conocer nuestra mejor orientación

Salas de espera

Tiendas y áreas comerciales

 

Conclusiones

Creando nuestro propio lenguaje inspiracional

 

¿Quieres saber más sobre el libro? (pulsar aquí)

¿Quieres conseguir tu ejemplar? (pulsar aquí)

Maru Canales

 

Artículos relacionados:

 

feng shui

conferencias feng shui


Descubre los secretos del Feng Shui

11,enero 2009

No se me ocurre ninguna otra técnica que pueda ofrecernos un análisis más completo de nuestros espacios, llamándonos la atención sobre aquellas variables que nos afectan desde el exterior para después centrarse en el interior de los mismos.

”feng shui”

La técnica de Feng Shui, nos ofrece un análisis tridimensional, siendo la utilización de los siguientes métodos lo que conforma un proyecto completo en el interior de los espacios:

  • Análisis estático,

Se conoce como “Las Ocho Aspiraciones”, según el cual cada sector representa una aspiración en la vida. Se trata de un análisis simbólico cuya práctica es sencilla pero muy efectiva. Aunque es el tipo de análisis al que más referencia hago en los artículos publicados en este blog y de una manera más ordenada y concisa en el libro recién publicado. ¿Cuales son las claves de su efectividad?, ¿cómo se realiza en espacios qué no son rectangulares?

Análisis dinámico,

Se le llama “Las Ocho Mansiones” y es el estudio de las diferentes energías que habitan el espacio, así como la forma en que cada habitante las capta personalmente. En este método empieza a complicarse la técnica, si bien podemos encontrar algún libro que nos de las fórmulas matemáticas que hay que utilizar, no nos enseñan como aplicarlas.

Ejemplo: un local donde ningún negocio prospera, a través de un estudio localizaríamos las energías desfavorables para neutralizarlas

  • Análisis temporal,

Son las fórmulas avanzadas de Feng Shui, es el análisis más complejo de la técnica conocido como “Las Estrellas Voladoras”. Dicho nombre hace referencia al cambio, al concepto de suerte cíclica.

“Aunque el espacio y las orientaciones permanecen, el tiempo cambia, y cada nuevo ciclo de tiempo (periodos de 20 años) aporta influencias energéticas nuevas que afectan a la salud, la riqueza, la economía, el romance, el matrimonio, la familia y el crecimiento personal.”

Lillian Too

Ejemplo: Un negocio que ha sido muy fructífero y de repente deja de serlo, a través de un análisis localizaríamos esa suerte desfavorable para neutralizarla

Entiendo que los asistentes a un Curso de Feng Shui quieren aprender la puesta en práctica de la técnica en su totalidad, todos suelen pretender ponerlo en práctica en su propia casa o incluso algunos dedicarse profesionalmente. Por eso, me gusta explicar con claridad cuales son las claves que debemos tener en cuenta, tanto en el exterior como en el interior de los espacios a estudiar. Asimismo, dedicar el tiempo necesario para el entendimiento y la aplicación de las formulas más complejas (“Las Ocho Mansiones” y de “Las Estrellas Voladoras”), desvelando la información que obtuve en Malasia.

Una vez descubiertos los secretos de aplicación, la técnica se aprende con la práctica, por eso me gusta compartir con mis alumnos los casos más complejos y curiosos que me he encontrado en mi carrera profesional.

Para mi es un regalo tener la oportunidad de compartir mi pasión por el Feng Shui con personas que están interesadas en aprender la técnica y su puesta en marcha. Para obtener más información del curso, pulsar aquí

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


El sueño azul

7,enero 2009

bosque encantado

Un día, viajando por un bosque luminoso, el viajero se detuvo.

Se encendió una hoguerita, se preparaba una taza de té y reclinándose contra un árbol, se fumó una pipa.

En alguna distancia se oía el murmullo de un arroyo y una brisa, suave como un aliento, movió las hojas de los árboles. El viajero sonrió.

- “Bien”, pensaba “hasta aquí hemos llegado. Bonito paraje…”

Y mientras fumó su pipa, reflexionó un poco sobre sus viajes anteriores. Había atravesado infiernos y desiertos de vastas extensiones, se había refrescado en oasis y disfrutado de bellas orillas, había volado alto en los cielos y buceado profundo en los mares, respirando oxígeno líquido. Había amado y había odiado, se había reído y llorado y así una larga, larga lista de vivencias y experiencias a las que siempre encontraba su opuesto.

- “Y bien”, pensaba “¿ahora qué? ¿Adónde puedo ir donde no he estado ya? ¿Qué puedo hacer que no he hecho ya? No hay nada más que vivir que quedarme aquí sentado!” Y tal fue el impacto de su descubrimiento que una lágrima brotó de su ojo.

Desde el suelo, donde había caído la lágrima, brotó una flor blanca de extraordinaria belleza y una fragancia exquisita. Con gracia dobló su largo tallo para darle un suave beso en la mejilla y le susurró:

  • - “Duerme, hermano mío, sueña, no hay nada que hacer”

El viajero la contempló, maravillado y reconfortado y con una profunda exhalación cerró sus ojos. Y soñó. Soñó que escuchaba al Gran Silencio, al susurro del viento en los árboles, al sol que iluminaba cada hoja, a cada hierba que estaba brillando en luz plateada. Y cuanto más quietamente escuchaba, más se asemejaban el Gran Silencio y el silencio en su corazón y en su silencio no dejaban de murmurar

- “Amor, Amor, Amor”.

Quizás habían pasado minutos o quizás eones cuando apareció un delfín hecho de pura luz, nadando graciosamente en el aire. Le sonrió al viajero:

  • - “Ven, hermano mío, el viaje no se acaba aquí, seguiremos nadando por el océano infinito.”

El viajero se inclinó profundamente ante el delfín, se salió de su vieja piel porque era demasiado pesada y brillando como su hermano, se alejaron dos delfines, chapoteando entre los arbustos.

La hoguera se extinguió y la hierba creció sobre la pipa pero los árboles y los arroyos recuerdan y siguen murmurando la Gran Verdad a todo quien quiere escuchar.

Kerstin Müller

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores