Símbolos


Sus ojos azules me susurraron al oído

que una vez habían sido estrellas.

Profundos porque pertenecían al cielo,

luminosos de saber contemplar el mar.

Allí aprendieron a comunicarse a través del viento

a mostrarse en la intimidad

sueños, anhelos, pasiones…

estrellas que me enseñaron a amar.

Nuestra sociedad también es conocida como la cultura de la imagen y la comunicación, lo que hace que estemos rodeados de símbolos, dentro y fuera de nuestras viviendas. Todos esos símbolos están llenos de mensajes que pretenden servirnos de inspiración o llamar nuestra atención en diferentes aspectos. Si además, tenemos en cuenta que lo más importante en comunicación es lo que no se dice, podemos imaginar el gran valor del lenguaje simbólico.
bisonte-altamira

La utilización de símbolos para comunicarnos entre nosotros, para trasmitir mensajes o para motivarnos es tan antigua como el hombre. Echemos la vista atrás, 15.000 años, hacía la prehistoria cuando el homo sapiens habitó  las Cuevas de Altamira (Cantabria, España), y decoró sus estancias pintando bisontes. La vida de este hombre prehistórico giraba entorno al bisonte, su carrera profesional, su creatividad y el desarrollo de sus nuevos proyectos consistía en pensar estrategias para conseguir cazarlo y llevarlas a cabo. Una vez conseguido el trofeo, este le proporcionaba salud, éxito y prosperidad en forma de alimento y ropa, reconocimiento social, el grupo se beneficiaba de sus éxitos y como consecuencia se sentía seguro de sus capacidades, liderazgo. Todo un ejemplo de la práctica de Feng Shui.

En esta propuesta de aprender a comunicarnos a través del entorno, la técnica de Feng Shui es de gran ayuda, como especialista en el análisis del comportamiento del mismo. La propuesta es sencilla, actuando sobre la localización de objetos específicos en espacios concretos, nos aseguramos de los mensajes que queremos comunicar para que estos nos sirvan de inspiración y motivación diaria. El reto consiste en encontrar nuestros propios “bisontes” en cada área de la vida, lo que repercute en nuestro ánimo, en nuestra convivencia y como consecuencia en nuestro desarrollo y bienestar personal.

Podéis encontrar una guía de como llevarlo a la práctica en el siguiente enlace “Practicando Feng Shui”.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui

About these ads

4 respuestas a Símbolos

  1. toni Cuevas dice:

    “El reto consiste en encontrar nuestros propios “bisontes” en cada área de la vida, lo que repercute en nuestro ánimo, en nuestra convivencia y como consecuencia en nuestro desarrollo y bienestar personal”.
    Qué razón tienes. A veces olvidamos la naturaleza arquetípica del lenguaje más arcaico, que por algo las imágenes son anteriores a las mil palabras por las que no las cambiaríamos. También necesitamos crear nuestros propios arquetipos y la cultura es el crisol, la pared donde plasmar el deseo y la necesidad de crearnos un lenguaje personal, un motivo vital, un bisonte al que dirigir nuestras flechas. Muy enriquecedora tu entrada. Seguro que Jung se relamería de gusto e iría a la nevera de su casa y se quedaría mirando con curiosidad el imán de la cesta de las manzanas. Y sonreiría. Siempre sonreimos frente a lo que está delante de nuestros ojos y casi nunca vemos.

  2. Maru Canales dice:

    Es muy interesante lo que dices, de cuantos símbolos nos rodeamos y no caemos en el mensaje que nos estamos queriendo dar…

    Leo en tu blog que te gusta Krisnamurti, él decía “si no tuvieramos imágenes, símbolos o palabras, no tendríamos memoria”

  3. toni Cuevas dice:

    Siempre he creído que los arquetipos son nuestro código pre-alfabético, que entendemos el mundo mediante una base muy sencilla de bloques imagen-concepto que tiene como referencia una información arcaica e indestructible y que constituyen una paleta de colores básicos con la que podemos “pintar”, crear una historia, un guión y con la que el hombre primitivo que hay en nosotros no se siente seccionado del mundo que le rodea.
    Luego todo se complica (porque el universo tiende al desorden – primer principio de la termodinámica) y tenemos que estructurar una base de certezas que nos aporten una cohesión de todo aquello que somos (padre, hermano, socio, consumidor, niño, animal…)
    El gran Krisnamurti… cayó en mis manos siendo yo aún muy joven. Siempre tuve la sensación de que él había vencido al miedo que conlleva el vivir en un mundo en el que todo el mundo espera algo de ti (quizá por su historia personal para él fue una necesidad).
    En fin, no me extiendo más.

    Un abrazo

    toni

  4. Aditi dice:

    Gracias por el articulo, definitivamemte muy util

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores

%d personas les gusta esto: