Relaciones en el ahora

31,marzo 2010

“El futuro dejado a sí mismo solamente repite el pasado.

El cambio solo puede ocurrir ahora.”

Nisargadatta

Todo lo que vemos lo entendemos a través del pasado. Por ejemplo, si queremos explicar la utilidad de un objeto buscaremos nuestra experiencia en el pasado para hacerlo. ¿Qué es una taza?, un objeto que se usa para beber café…, es lo que hago todas las mañanas. También definimos a las personas gracias a nuestra interrelación con ellas en el pasado. Fulanita es de una manera u otra, porque [me] hizo esto o aquello. Pero, mientras utilicemos el pasado para definirla, no nos podremos relacionar con ella en el presente.

A nuestra mente dual, nuestro ego, no le gusta que nos detengamos en el momento presente. Por eso, nos enseña el presente como una continuidad entre pasado y futuro. Este es el reto que hemos de traspasar para conseguir adentrarnos en el ahora y, la forma de hacerlo es no tener en cuenta el pasado.

Creemos que nos relacionamos en el ahora estando atentos, pero hace falta algo más. Me relaciono en el momento presente con alguien cuando logro no tener en cuenta lo que [me] hizo en el pasado. Con esta actitud el otro se libera de aquello que pudo hacer[me] (que probablemente solo estará en mi mente) y yo a la vez también me libero. Así, acalladas las expectativas podemos tener una relación libre entre iguales en el eterno momento presente.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

     

feng shui


El milagro

24,marzo 2010

“Ábrete al milagro.

El que no cree en milagros no es realista. 

David-Ben-Gurión 

Están Dios y Jesús asomados al balcón del cielo:

Dios: ¡Hijo mío, hay que ver cómo está el mundo de mal!

Jesús: Es cierto Padre, no hay por dónde meterle mano.

Dios: Pues no tengo más remedio que volverte a mandar a ver si tiene arreglo.

Jesús: Pero Padre, ¿cómo voy a bajar? En pleno siglo XXI, con lo evolucionado que está todo, internet, la globalización, etc.

Dios: No te preocupes, te mandaré como médico.

Estando Jesús en la consulta hace pasar a un enfermo…
Por la puerta entra un señor en silla de ruedas.

Jesús: ¿Qué es lo que le pasa señor?

Nada que tuve un accidente de moto, y tengo las piernas rotas.

Jesús: Bueno buen hombre, levántese y marche para casa.

El enfermo se levanta y sale por su pie.
Cuando sale en la sala le preguntan los demás enfermos: ¿Qué, cómo es el nuevo médico?
A lo que contesta: NA, COMO TODOS, NI MA MIRAO!!!!!

(Vía “Vivir en la luz”)

Me ha encantado este chiste, es un gran demostración de que nosotros somos libres de elegir la perspectiva desde la que evaluar los acontecimientos. Dicen que vemos el mundo tal y como somos, lo que no siempre coincide con la realidad. Las buenas noticias son que a nosotros mismos nos podemos cambiar, intentando ampliar nuestra perspectiva. ¿Cómo? Trabajando por adquirir mayor nivel de conciencia, lo que se consigue autoconociendose.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

     

feng shui


Dónde estará el limite…

19,marzo 2010

“Sabemos lo que somos pero no lo que podemos llegar a ser…”

Shakespeare

He recibido este video sobre como traspasar nuestros propios límites y quiero compartirlo con vosotros.

Quizá nuestros limites esten solo en nuestra mente, cuantas veces hemos superado situaciones que no hubieramos imaginado…

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

Coraje

Desafíos

La disciplina

Traspasando limites

Relación de artículos publicados en este blog

feng shui


Educados en la culpa

11,marzo 2010

“Solo hay un bien: el conocimiento. Solo hay un mal: la ignorancia.”
Sócrates

Desde que somos bien pequeños nos educan en lo que supuestamente está bien o está mal. Primero nuestra familia en casa, luego el sistema educativo y, después se encargará de ello la sociedad. El caso es encontrar culpables para todo lo que acontece y no es de nuestro agrado. Cómo si señalar un culpable solucionase en alguna manera la situación. No hay más que ver a nuestra clase política, la de tiempo que pierden en debates sobre culpabilidad en vez de hacer propuestas para solucionar situaciones.

Una cosa es ser responsable de mis acciones y otra es ser culpable. La responsabilidad me da libertad, la culpabilidad me la quita. Una cosa es hacer las cosas mal y otra es ser culpable. El error es susceptible de ser paliado, la culpabilidad es más difícil de sanar.

Lo cierto es que somos inocentes porque somos ignorantes. Erramos cuando no sabemos, acertamos cuando conocemos.

El sistema basado en la culpa nos hace mucho daño a nivel individual y social. Puede que ante las circunstancias difíciles empecemos por buscar culpables externos a lo que nos acontece, lo que no suele solucionar nada. Por ello, solemos seguir analizando hasta llegar a nuestra propia culpabilidad, lo que no mejora la situación. Entiendo que el reto está en aceptar la realidad tal cual es e intentar sacar la enseñanza que lleva implícita.

Reconozcámoslo, las facilidades no suelen enseñarnos nada porque no nos hacen pensar, las aceptamos con gusto. Sin embargo, enfrentarnos a una dificultad es diferente. En ocasiones puede que hasta paralicen nuestra vida como si fuera una forma de decirnos “mira esto”. Tarde o temprano no nos queda más remedio que enfrentarnos a la situación, ver lo que encierra y aprender el mensaje que nos trae. Este proceso siempre se llevará a cabo a través de la búsqueda del conocimiento, no de la posible culpabilidad de los hechos.

Y, no necesitamos llegar a enfrentarnos a situaciones drásticas para decidir cómo interpretarlas, desde la búsqueda de culpables o desde la perspectiva de aprender algo nuevo. Es más, decidirlo en las pequeñas circunstancias diarias nos da la experiencia para cuando llegan los momentos más complicados.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

     

feng shui


Estar enfermo

4,marzo 2010

“Las enfermedades son gritos de amor y prohibición”
Alejandro Jodorowsky

Hacía mucho tiempo que no estaba enferma. Desde que soy adulta he tenido alguna gripe, que por supuesto no he tenido tiempo de pasar. Me explico, tenía que ir al trabajo y muchas obligaciones, así que cuando llegaba la gripe o cualquier otra dolencia, me tomaba las pastillas de turno y a seguir funcionando.

Recuerdo que estar enfermo en la infancia era muy diferente. Entonces pasábamos unas cuentas enfermedades, los médicos decían que era bueno para nuestro sistema de defensas. Nos metían en la cama el tiempo que durase. No nos levantábamos ni para comer.

Pero no era solo una cuestión de infancia, recuerdo ir a visitar a algún familiar enfermo, normalmente a mis abuelos. Lo normal era encontrártelos en la cama. Entonces se entendía que un cuerpo enfermo necesitaba tiempo y espacio para recuperarse.

Quizá se deba a la evolución en la industria farmacéutica, quizá a nuestro miedo a entrar en la causa de la enfermedad o aspecto psicosomático de la misma. Porque no deja de ser curioso que cuanto más avanza la medicina, los científicos más hincapié nos hacen en el aspecto psicosomático de las enfermedades. Aunque nadie sepa explicarnos muy bien que es eso y como se trabaja. Sabemos que los fármacos palian los efectos pero no las causas de la enfermedad.

La verdad es que hemos ido poco a poco perdiendo el derecho a estar enfermos. Bueno, al menos hasta que llega una enfermedad con tal potencia que no te da opciones.  Y, aun así todos conocemos a gente que lucha lo indecible por seguir con su normalidad lo máximo que pueda. Hasta los médicos te animan: “usted haga una vida normal”. Yo me pregunto porque no me dan una pastilla para eso, porque cuando te ponen el cuerpo del revés que me expliquen cómo se puede llevar una vida normal…

A lo mejor solo se trata del enfoque de nuestra fortaleza, hacia fuera (aquí no pasa nada) o hacia dentro (¿qué me está pasando, por qué, para qué, cómo puedo ayudarme a salir de esta, cual podría ser la causa….?). En fin, siempre somos libres de elegir como vivir los acontecimientos de nuestra vida, aunque el exterior nos presione en un sentido o en otro.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

     

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores