Demasiado pensar…

23,mayo 2010

“Apártate de todo pensamiento,

y no habrá lugar al que no puedas ir”

Seng-Ts’an

Todo pensamiento crea una causa e inmediatamente su efecto.

El pensamiento basado en el pasado nos recuerda  la culpabilidad y la verguenza, no dejándonos vivir el presente en libertad.

El pensamiento basado en el futuro nos pone en estado de alerta, creándonos una tensión que no nos deja vivir el presente en libertad.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Zanahoria, huevo o café

5,mayo 2010

Cuando aparece la necesidad,
¿qué prefieres ser…
zanahoria, huevo o café?

Las circunstancias son las que son, nosotros decidimos como interpretarlas y como comportarnos ante ellas.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

Despertares

La disciplina

Coaching Aspiracional

Relación de artículos publicados en este blog

feng shui


Se me cayó el pelo

25,abril 2010

“Cuando veas un dedo señalando a la luna,

si eres sabio mirarás la luna,

no el dedo”

Proverbio Zen

- Se te va a caer el pelo, me cuenta mi oncóloga.

- ¿En sentido figurado o el de la cabeza?, contesto yo.

Ella sonrie, – el de la cabeza.

- Ah!, bueno, digo riendo…

Y así ha sido. Siento como mi personaje se ha ido diluyendo poco a poco en estos meses. Han cambiado las circunstancias, se ha ido ampliando la perspectiva y unas personas se han ido, mientras otras han venido. Mi vida está en pleno cambio. Y, en mitad del mismo, se me cae el pelo.

Siento liberación. Este proceso me parece todo un simbolo, me recuerda a la práctica de Feng Shui. Todo cambio exterior va precedido de un cambio interior, o viceversa. Algo se va, dejando sitio a lo que ha de venir…

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Bienvenido 2010

2,enero 2010

“Sólo sé, que no sé nada”

Sócrates

(yo, a veces, no me doy cuenta ni de eso: que no sé nada

Maru Canales)

Son tantas las cosas que me han pasado este año y tan profundas las que estoy atravesando en la actualidad que ahora mismo no sabría que pedirle al 2010, además de adquirir mayor nivel de conciencia. En mis cuarenta y un años de experiencia en este viaje, me doy cuenta que nada me ha aportado mayores beneficios ni mayor bienestar personal que adquirir conciencia.

Por no irme muy atrás en el tiempo, os contaré que hace un par de años me divorcié. Fue una situación que tomó su tiempo y una prueba difícil, creo que quizá mi primera experiencia importante en este camino hacia el despertar. Mi matrimonio no podría mantenerse, pero tenía claro que el divorcio era una nueva construcción para el futuro y el bienestar de todos los miembros de la familia. Tuve que hacer frente a muchas creencias anquilosadas, a muchos apegos en todos los aspectos de mi vida (o como diría el Feng Shui en todas y cada una de mis aspiraciones). Pero lo que más recuerdo fue hacer frente a la incertidumbre, cuánto cuesta y cuantas herramientas me faltaban. Aún así, lo superé, lo superamos y, a juzgar por la situación actual,  con bastante éxito. Aunque en realidad, este es un proceso que no acaba, que sigue vivo (este si que es hasta que la muerte nos separé…)

Sin embargo, el 2009 me preparó una prueba más difícil o sobre todo mucho más profunda, un tumor cancerígeno en el cuello del útero en un estado muy avanzado. Guau, esto es empezar por el principio, vuelta a la mortalidad, existe. Y, la vida te pega un giro de 360º, enfoque directo a lo esencial, fuera máscaras y personajes. Por un lado, aparece un proceso médico que no deja lugar a las incertidumbres y al que me entrego por completo, todo me lo dan hecho. Pero hay otra parte que me pertenece, si quiero, bucear en mi interior, ¿qué pasa, para qué…? Este es un maestro de lujo que no pienso desaprovechar… y, aquí estoy.

Intento sanar mi mente, a través del dolor físico, dándome cuenta que yo no soy mi dolor, yo no soy mi cuerpo, aunque tenga uno y, aunque duela. Yo no soy mis pensamientos, aunque tenga millones. Y, tampoco soy mis sentimientos, aunque también los tenga y afloren. Soy el observador de todo ello, un puro centro de percepción consciente, que me ayuda a limpiar creencias anquilosadas, a sanar. He aprendido que no estoy sola, cuando tengo miedo, dolor y pena, aparece esa parte de mí que observa, que nunca sucumbe y me abraza, esa soy yo. Esto es lo que me está enseñando este proceso, a vislumbrar el amor que soy, me ha abierto las puertas a la sala del amor y allí encuentro el perdón, la comprensión, la paz, el agradecimiento, el goce del vivir…

Pero además de tener vuestro apoyo, el de mi familia y amigos y haber seguido desarrollando herramientas de autoconocimiento estos años, he aceptado que necesitaba ayuda. Así, hice de nuevo lo que hago y predico con mis clientes, convertirme en uno de ellos y contar con la guía y el acompañamiento de un terapeuta, Jorge Lomar. Os lo cuento porque realmente he podido comprobar como me ha facilitado el camino. Y, porque además quiero aprovechar este artículo y compartir con vosotros el “Nuevo Cuento de Navidad” que él ha escrito para felicitar este año las fiestas desde la Asociación Conciencia, la cual preside. Por cierto, todo un acierto de coherencia al que tanto hacemos referencia en este blog, entre la estrategia de la Asociación y el mensaje. (Asimismo, os facilito el enlace de la Asociación para que podais comprobar las interesantes actividades que se llevan a cabo, algunas de ellas en mi gran proyecto para el 2010, Espacio OCTO, pulsando aquí.)

Espero 2010 que me invites a seguir adelante, a quedarme en esa sala del amor y pueda seguir conociendo todos sus instrumentos. Y mucha salud, que tengo muchas cosas que hacer y que contar. También os lo deseo a todos y cada uno de vosotros.

Yo soy tú,

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui 2010

27,diciembre 2009

“Todo lo que se manifiesta en el exterior,

es un reflejo de lo que nos sucede en el interior”

Maru Canales

Esta es mi propuesta para el 2010, una proyección intimista y personalizada de llevar a cabo la práctica de Feng Shui. Así lo he expuesto en el libro “Feng Shui en la vida”, en el que os propongo varios métodos de trabajo, sencillos, para poder aplicar la técnica en cualquier situación y espacio físico. El objetivo es claro, mejorar nuestro bienestar personal. Os adelanto la introducción:

Podemos elegir si lo que queremos es vivir aquello que la vida nos presenta en el espacio que tenemos o si preparamos el escenario con la intención de vivir aquello que anhelamos. Estamos tan inmersos en la rutina diaria que nos hemos ido acostumbrando a vivir con el sistema automático puesto. De esta forma nuestra mente va adquiriendo tal velocidad que poco a poco empieza a solventar no solo los problemas actuales, sino los venideros, aquellos que ella misma se ha encargado de ir creando. Por ello, empezamos a tener la sensación de que el tiempo pasa cada día más deprisa, se nos escapa de las manos. Nos hemos apuntado a la velocidad, a la cantidad olvidando la calidad, queremos vivir mil situaciones a lo largo del día y en realidad no vivimos ninguna, porque cada vez que estamos en una estamos pensando en llegar a la siguiente. 

Lo mismo sucede con nuestro entorno, nos hemos acostumbrado a sus formas y colores de tal manera que podemos movernos en él tranquilamente, en automático. Y si algo no nos gusta o interfiere en nuestros propósitos no somos conscientes de ello o nos inventamos una excusa para no afrontarlo, el día que cambie de casa seré feliz… (o de trabajo o de pareja o de amistades o de … ) 

Estar centrados en lo que hacemos es lo que nos proporcionará intensidad a nuestra vida. Vivimos una vida nueva, llena de nuevos retos y de innumerables posibilidades para alcanzarlos. Para disfrutar de ello necesitamos concentrarnos en lo que hacemos, decidimos y elegimos y, el escenario es una de las piezas claves donde llevarlo a la práctica. 

Porque el escenario en el que nos movamos se adhiere a nosotros creando un todo, afectando en cómo nos sentimos, como nos proyectamos a los demás e incluso como nos comunicamos. Y, por supuesto en como los demás nos perciben. 

El entorno habla, aprendamos su lenguaje y asegurémonos que contamos con su apoyo en la consecución de nuestros anhelos, en el día a día. 

Seguir leyendo…

Maru Canales

Enlaces relacionados:

feng shui


Convertir el entorno en algo divertido, es Feng Shui

6,diciembre 2009

Nosotros configuramos a nuestros edificios.

Ellos nos configuran a nosotros.”

Winston Churchill

El entorno nos influye igual que nosotros podemos influir en él. Crear espacios más amables y devertidos es posible, quizá solo se trate de utilizar la creatividad, como la propuesta de este video. 

 

Maru Canales 

Artículos relacionados: 

feng shui


Levántate y anda…

3,octubre 2009

“Aprender es vivir”

Krishnamurti

En este blog hablamos constantemente de la importancia de asegurarnos que el entorno nos apoye en nuestra vida cotidiana. Es decir, lo que la técnica de Feng Shui predica. De ahí, que hagamos muchas veces referencia a la importancia de las imágenes como elementos de motivación y apoyo. Pero claro, para elegir una imagen hemos de descubrir primero que es lo que ésta queremos que nos comunique. Para elegir un objeto, que apoyo necesitamos.

Por eso, también en muchas ocasiones publicamos artículos que intentan ayudarnos a descubrir aquello que anhelamos o incluso fórmulas para conseguirlo. Porque una imagen vale más que mil palabras y una acción, más que mil imágenes…

¿Quien ha dicho que si necesitamos apoyarnos en cualquier elemento del entorno para levantarnos  no lo hagamos? Sólo hay que asegurarse que esté a nuestra disposición.

Nick es un ejemplo del coraje de vivir y además un maestro en la utilización del entorno a su favor, pudimos verlo en otro artículo al que se accede pulsando aquí.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Cómo nos comunicamos…

26,septiembre 2009

La raza humana, lejos de extinguirse, cada día es más numerosa en el Planeta Tierra. Aún tratándose de una raza eminentemente social, el sentimiento de soledad del ser humano aumenta. Hemos vivido la mayor revolución tecnológica en las comunicaciones. Sin embargo, cada vez nos resulta más difícil comunicarnos…

Quizá nos hemos acostumbrado a utilizar algún tipo de instrumento (teléfono, ordenador…) tras el cual escudarnos y evitar así la comunicación cara a cara, en la distancia corta. Teniendo en cuenta que lo más importante en comunicación es lo que no se dice, parece que nos perdemos lo más interesante.

He encontrado este video que refleja muy bien y con mucho sentido del humor nuestras carencias actuales:

Desde el punto de vista de Feng Shui me ha llamado la atención la casa del protagonista, las paredes vacías, ni un cuadro, ni una imagen. No hay comunicación con el entorno inmediato, quizá por ello tampoco con las personas cercanas. Es curioso, cuando empieza la relación y según ésta se va desarrollando cómo el protagonista toma partido en la decoración de su casa, aunque sea en la nevera… Y, así se refuerza en su anhelo de establecer mayor contacto con la chica, aunque sea de manera inconsciente.

Pero, en este caso, el orden de factores si altera el producto. Al revés funcionaría aún más. La diferencia radica en que lo haríamos de una forma consciente, lo cual es doblemente poderoso. Podemos reforzar nuestros anhelos y motivarnos en el camino a conseguirlos a través de mensajes en el espacio que habitamos.

En ambos casos, aparecerán nuestros retos a superar. Todo anhelo suele llegar acompañado de uno o varios retos. Descubrirlos y reflejarlos en el entorno también ayuda a superarlos. ¿Por qué nos dará tanto miedo acercarnos a alguien? ¿Y si me rechaza…? ¿Y, si no me acerco que dejo de vivir, qué experiencia me perderé…?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui en “mi” empresa

19,septiembre 2009

Hace unos meses os comentaba como había nacido mi nuevo proyecto “Espacio OCTO”, hoy me gustaría presentaros el resultado tras la aplicación de la técnica de Feng Shui.

Espacio OCTO

Este es el logo y la estrategía de la empresa: crear escenarios para el bienestar. A lo largo de mi experiencia, personal y profesional acompañando a otros, he descubierto la importancia del escenario en la vida.

Al igual que cuando contemplamos una obra de arte hay aspectos tangibles (el lienzo, las medidas, los colores…) existen también aspectos intangibles que son los que realmente aportan el valor a la obra. Pero ambos son imprescindibles.

En nuestros espacios sucede lo mismo. Los aspectos tangibles hacen referncia a la localización, el estilo, la disposición o la distribución… Sin embargo, los aspectos intangibles se refieren al ambiente que podemos evocar en ellos.

Así, ha surgido el Espacio OCTO, con la finalidad de hacer posible escenarios que nos motiven al proceso de “darnos cuenta”. Es la adquisición de mayores niveles de conciencia la mejor inversión que podemos hacer para conseguir un mayor nivel de bienestar personal.

  

Bienvenida al Espacio OCTO

Bienvenida Espacio OCTO

En este rincón nos da la bienvenida un pequeño jardín de piedra que nos sugiere las dos fuerzas fundamentales del Universo. La base de pequeñas piedras simboliza el agua en este tipo de jardines, al fondo surge una piedra montaña (conocida en oriente como “Suiseki”).

El agua representa las características del yin (vacía, líquida, húmeda, fría, misteriosa, sensitiva, receptiva…). La piedra montaña representa las características del yang (dura, sólida, resistente, seca, caliente, poderosa, penetrante…). La dualidad, nuestro principal instrumento de trabajo en la tierra:

“Sólo hay un bien: el conocimiento. Sólo hay un mal: la ignorancia.” Sócrates

  

El jardín del Espacio OCTO

Exterior Espacio OCTO

El jardín constituye las vistas de todo el Espacio, siendo una exstensión que amplia el interior, en donde también hemos creado rincones de encuentro y trabajo. Ya sabemos que la belleza influye en nuestras relaciones, las personas con un alcance estético amplio tienen una mayor capacidad para entender a los demás, tienden más a la empatía. Objetivos prioritarios para todos los que trabajamos en OCTO.

Para aquellos que os gusta la aplicación de la técnica, el edificio que se ve al fondo está situado al Noreste, donde se representan los Nuevos Proyectos, ¡¡vaya representación!!

 

El porche del Espacio OCTO

Porche Espacio OCTO

Hay retos a los que no me resisto, averiguar probando una receta de un plato que me ha gustado en un restaurante, conseguir que una planta no autóctona florezca (como estas hortensias en Madrid típicas en mi tierruca) y conseguir todos los rincones preferidos posibles en un mismo lugar (este es mágico, ¿os imaginais una sesión de coaching aquí…?).

 

Detalle de la Entrada

Marina Entrada

Me gusta el mar como metáfora de la vida… cuando permanecemos en la orilla las olas nos perturban… cuando nos adentramos alcanzamos la paz… Como las circunstancias de la vida, cuando permanecemos en la orilla nos preocupan, cuando profundizamos, nos ocupan y podemos resolverlas… Este es el mensaje que esta marina de Carmen Diez se encarga de anunciar a todos los que llegan a Espacio OCTO.

Para aquellos que os gustan los detalles técnicos de Feng Shui, he pintado un gran marco rojo en la pared, para incluir el elemento fuego. Se trata de la orientación Sur, propia del elemento fuego pero para ensalzar la energía de las estrellas voladoras necesitaba agua. Agua y fuego es una combinación que me fascina, el fuego calienta el agua transformándola en vapor, una energía capaz de crear movimiento. Veréis otras marinas de la misma colección con marcos en la pared de otros colores, es un truco que me gusta aplicar para ensalzar o incorporar elementos.

 

Sala de Juntas

Sala de Juntas
La pared principal de la Sala de Reuniones (pintada de negro) se ve desde muchos de los ángulos del Espacio. Por su orientación, en ella se representa nuestro compromiso con los clientes, hemos elegido una frase de William Shakespeare para que el mensaje sea claro y directo, además engloba a la perfección nuestro compromiso:

“Sabemos lo que somos pero no lo que podemos llegar a ser…”

En este lugar es donde nos reunimos para decidir nuestras acciones, empleados y colaboradores creemos que todo es posible y, otra marina de Carmen Diez nos lo recuerda:

Nuestros límites son como la línea del horizonte en el mar, cada vez que intentamos acercarnos a ella… se aleja. ¡¡Cada vez que superamos un límite, surgen nuevos retos que alcanzar!!

También es el lugar en el que viven los peces de OCTO, nuestro estado de animo es importante, nuestro acuario nos ayuda:

“La visión de la naturaleza eleva los niveles de las sensaciones positivas, agrado, calma y mejora el humor; y reduce las emociones negativas tales como miedo, cólera y tristeza.”

En el centro de la mesa un ikebana, otro de mis hobbies. Se trata de una vasija japonesa para las flores, normalmente se coloca una que nos recuerda la atención por los detalles.

 

Salón de Actividades

Salón Espacio OCTO (2)

El Salón de Actividades es un espacio amplio y diáfano, de esta forma podemos adecuarlo a las necesidades del grupo. Unas veces, como escuela se llenará de mesas y sillas, en las conferencias colocamos asientos, en sesiones de meditación futones…

La visión de la naturaleza es la protagonista, acompañada de numerosas orquideas que reflejan la belleza de forma extraordinaria. En las paredes dos objetos decorativos, una escultura y una obra de arte abstracto.

“Contemplando la naturaleza, en tan solo cinco minutos, se producen cambios psicológicos, emocionales y fisiológicos…”

La escultura nos habla del alfa y el omega, del equilibrio y nos recuerda que la belleza puede estar en cualquier variedad de madera… El cuadro “Conciencia Colectiva” de Takeshi Motomiya emana paz.

 

Sala de Relajación

Sala de relajación

Esta Sala, aunque también da al jardín, necesita de privacidad. Por ello, hemos colocado un panel que cubre toda una pared. Las investigaciones clínicas han demostrado que la visión de la naturaleza puede producir una mejora significativa en la presión arterial, en el ritmo y actividad del corazón, la tensión del músculo y la actividad eléctrica del cerebro. Cuestiones muy importantes para emprender un viaje a nuestro interior y autodescubrirnos con la liberalización que ello supone.

Este es otro de los rincones en el que hacemos sesiones de Coaching Aspiracional y Coaching Corporal (autoconocimiento a través del cuerpo).

 

Mi despacho

Despacho Feng Shui

¿Quien dudaría que iba a faltar el mar…?

En el centro de la librería podeis ver mi Lou Pan, mi instrumento de trabajo. Se trata de una brújula especial para la práctica profesional de Feng Shui. Es tan bonita, que aunque la uso a diario, cuando llego al despacho la coloco como una obra de arte… No es la única que tengo.

Lou Pan Maru

Se trata de un Lou Pan antiguo, es la brújula que utilizamos los Maestros de Feng Shui. Me la regalaron Rafa y Maria, la encontraron en un anticuario de Madrid. ¿Cómo pudo llegar hasta aquí…? Esta es una auténtica obra de arte, funciona y está en chino…

 

Espacio OCTO ya ha abierto sus puertas y está a vuestra disposición. Hemos creado un blog en el que iremos informando de todas nuestras actividades, os invito a visitarlo, pulsando aquí

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Coraje

13,septiembre 2009

“Nuestro temor más profundo no es que seamos insuficientes,

es que somos poderosos más allá de la medida”

Jessica Cox

 

Superar el miedo

Esta joven que aparece en la fotografía se llama Jessica Cox, nació sin brazos. Pero nada la ha impedido luchar por superarse a si misma. A sus 25 años ya ha conseguido varios de sus sueños, es licenciada en Psicología, cinturón negro de taekwondo y piloto de aviones ligeros… Pero sobre todo supera su miedo a conseguir lo que se propone, a descubrir que todo es posible.

Me identifico con las declaraciones de Jessica porque, en mi búsqueda personal de la superación del miedo, he descubierto que tengo más miedo a conseguir mis anhelos que a no hacerlo.

Ir alcanzando mis sueños me ha demostrado algunas de mis capacidades y además ha roto muchas de mis limitaciones, aquellas que me hacían sentir segura. Entonces creía que la seguridad estaba en no tener que cambiar nada, aunque la tristeza de este esfuerzo me superó. La ruptura de límites ha echado por tierra muchas de mis excusas, enfrentándome a mi propia responsabilidad. Todo un cambio de paradigma de la cultura victimista en la que nos hemos educado. Sin embargo, merece la pena.

Saberse responsable de todo lo que le sucede a uno mismo es el paso imprescindible para poder cambiar las situaciones, aportandonos seguridad. Y, puestos a cambiar, es probable que tengamos la opción de mejorarlas.

Y tú, ¿has descubierto tus excusas?, ¿qué te hace falta para conseguir tus sueños?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Valoraciones

23,agosto 2009

“Lo importante es la acción, no es el resultado de la acción.

Debes hacer lo correcto, tal vez no esté dentro de tu capacidad,

tal vez no esté dentro de tu tiempo que haya algún resultado.”

Gandhi

fama y reconocimiento

Si nosotros no somos capaces de valorar nuestras acciones, buscamos el reconocimiento en los demás. Cuando así lo hacemos, implícitamente estamos reconociendo el valor de la opinión de otros, que quizá tampoco sepan reconocerse a sí mismos, por lo que difícilmente podrán valorarnos a nosotros.

Me recuerda a la historia de la Madre Teresa. Estaba tan convencida de lo que quería hacer y de cómo hacerlo, que se enfrentó a su congragación, que no sólo no reconocía su labor, sino que no la aprobaba e intentó en más de una ocasión frenarla enfrentándola a Roma. Fue su convencimiento personal, el valor que ella supo dar a sus acciones, lo que la llevó a conseguir que no sólo no la excomulgaran, sino que finalmente la permitieran crear una nueva congregación.

El reconocimiento social y la fama vinieron después, como consecuencia de su labor, aunque esto no fuera importante para ella porque sabía que no cambiaba en absoluto su valor, su entrega. Entonces parece que lo importante es el valor que nosotros damos a nuestras acciones: ¿cómo queremos actuar? 

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


La resilencia

9,agosto 2009

“En los momentos de crisis sólo la creatividad

es más importante que el conocimiento.”

Albert Einstein

resilencia

[...] Aquí aparece un término que empieza a estar de moda ahora en las empresas, aunque posiblemente sea tan antiguo como la propia humanidad: la resilencia. El término resiliencia se refiere a la capacidad de un individuo o de un grupo social de vivir y desarrollarse positivamente, a pesar de las difíciles condiciones de vida y más aún, de salir fortalecidos y ser transformados por ellas. Hay dos elementos básicos en la resiliencia, inherentes al ser humano:

  • La resistencia frente a la destrucción o la capacidad de proteger la propia integridad a pesar de la presión.
  • La capacidad de construir o reconstruir la propia vida a pesar de las circunstancias difíciles.

Transportado a la filosofía oriental estaríamos hablando de nuevo de la dualidad del concepto de crisis, como éxito y/o como fracaso, como dificultad y/o como oportunidad. Las crisis son conflictos de alta intensidad y por lo tanto con un alto poder de transformar individuos y sociedades. Los conflictos son la base del desarrollo, cuando aparecen están anunciando crecimiento, transformación y buenas noticias.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


Tomando café…

2,agosto 2009

“Ama al prójimo,

como a ti mismo”

Jesús de Nazaret

 cafe

Siempre había valorado levantarse por la mañana tras el olor del café recién hecho. En realidad, lo que más la gustaba es que alguien se hubiera ocupado de hacer el café. O mejor dicho, no tener que esperar a que este se hiciera y, así poder disfrutar enseguida del primer placer  del día.

Hoy nadie hizo café para ella. Sintió una terrible desgana ante la evidencia de tener que  preparárselo. Estaba saliendo de la cocina cuando un pensamiento  la hizo volver.  ¿Te vas a privar a ti misma del placer de una taza de café porque lo tengas que hacer tú? ¿Cuántos cafés has preparado para otros sin sentir esta desgana?

Ya con su taza de café en la mano, disfrutando su olor,  su gusto, su calor… quiso descubrir por qué sentía esa desgana a hacer cosas para ella misma. ¿Cómo era posible que no la sintiese cuando lo hacía para alguien? Era madre, esposa y profesional, estaba muy acostumbrada a hacer cosas para otros, pero no para ella. ¿Por qué?

Es cierto que  cuando los demás la  agradecen lo que hace se siente bien,  le gusta ser reconocida. Cuando no es así, se enfada,  se siente una víctima de la situación. Entonces, ¿lo que busco en realidad es la aprobación de los demás? Esto la sonó a algo que había leído hace unos días, como de niños aprendemos el papel del complaciente, si hago las cosas bien me quieren… , si demuestro mi capacidad de sacrificio me convertiré en una buena madre, esposa y profesional.  Y, oyó el eco de su madre en la cabeza, ¡yo que siempre me sacrifiqué por vosotros…!

Sorbo a sorbo, aquel café siguió inspirándola en el análisis de su actitud. Cuando era pequeña buscaba un beso, una caricia, un abrazo… Sin embargo,  aprendió a contentarse con un ¡qué buena eres, qué bien lo haces! Ella hubiera cambiado un buen café por un beso cariñoso, su plato preferido por un abrazo… ¿Mis hijos, mi marido, mis amigos, mis clientes… se sentirán igual?, ¿quizá me he centrado en el  “buen hacer” para escudarme y no tener que demostrar mis sentimientos?

¡Qué sutiles podemos llegar a ser!, una sonrisa triste invadió su cara. Me creía “Doña Sacrificada” y resulta que soy “Doña Exigencias”, culpando a los demás de mis carencias emocionales, obligándoles a un reconocimiento por mi obsesión de hacer, por mi obsesión de dar, eso si, a cambio de un reconocimiento. ¡Si ni yo misma valoro hacer café para mí, ¿por qué lo han de valorar los demás, por qué les exigo que lo hagan…? !

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


El progreso

19,julio 2009

“Existen tres tipos de personas:

las que miran las cosas que pasan

las que se preguntan que pasó

 las que hacen que las cosas sucedan.”

Nicholas M. Butler

progresar

La clave del progreso está en el cambio que obligatoriamente implica acción, la cual solo se puede impulsar desde dentro. Aquí radica la verdadera libertad, solo podemos actuar si nosotros así lo deseamos, los demás podrán incitarnos o motivarnos a pulsar la llave de encendido, pero el único que puede pulsarla es uno mismo. Cuando decidimos actuar nosotros, lo hacemos a nuestra manera. Cuando esperamos a que la vida solucione nuestra situación, lo hace a su manera y no suele coincidir con la forma que más nos hubiera gustado.

Así, el Feng Shui, como supongo que el resto de las técnicas o ciencias que decidamos utilizar no hacen nada por nosotros que no hagamos nosotros primero.  Son guías o instrumentos que pueden proporcionarnos otra perspectiva de nuestra situación, ayudándonos de esta manera a comprenderla y, a partir de ahí, podremos resolverla más fácilmente. Es como si estuviésemos perdidos en el centro de un bosque y alguien o algo nos elevara por encima del mismo para que pudiéramos ver la totalidad del bosque, ahora ya sabríamos cual es la salida, la hemos visto. Pero para salir, el que tiene que dar los pasos es el que está dentro del bosque.

… La única clave es la acción.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


Me “han” despedido

12,julio 2009

ejecutivaDespedirse de un trabajo me recuerda a cuando “me suspendían” algún examen, yo nunca lo hacía… Siempre había un profesor dispuesto a hacerlo por mí. En el trabajo no fue diferente, sino había un jefe dispuesto a cargar con la responsabilidad, había una situación económica complicada, una reestructuración de plantilla, un embarazo… cualquier excusa es válida para despedirse y que parezca que lo hacen otros por mí. 

Ya dice la sabiduría popular que “siempre se mata al mensajero”. Es decir, utilizamos al mensajero de nuestro propósito como verdugo, así podemos colocarnos cómodamente en el lado de las víctimas. Sin embargo, el papel de víctima a mí nunca me ha dado resultado, no me ha aportado nada aparte de sufrimiento.

Aceptar la responsabilidad de todo lo que me sucede si me ha dado buenos resultados. Aceptar que me “he despedido” y descubrir para qué ha sucedido es lo que realmente me ha ayudado en el desarrollo de mi profesión. Mi primer trabajo “serio” fue en una multinacional, American Express. Todo iba bien hasta que decidí compaginarlo con unos estudios de postgrado. Entonces, mi jefe me advirtió su disconformidad amenazándome con consecuencias desagradables. Supongo que mi inconsciente me explicaría que mi finalidad en la vida no estaba encorsetada a una empresa concreta. Por supuesto, realicé mis estudios y no me renovaron el contrato. Recuerdo que la sensación no fue agradable, sentía que había sido despedida y me invadió cierto sentimiento de fracaso (quizá orgullo herido) unido a un vacío de futuro.

Las dudas se despejaron rápidamente al encontrar un nuevo trabajo, en DHL, del que años más tarde también volvería a sentirme despedida. En esta ocasión me quedé embarazada y no hacía falta más que echar un vistazo alrededor (al caso de otras compañeras) para saber lo que me jugaba. Supongo que de nuevo, mis objetivos en la vida volvían a entrar en contradicción con el mercado laboral. Aunque me enfadó muchísimo la situación, con el tiempo he entendido las oportunidades que me brindó, entre ellas poder dedicarme y disfrutar de mi bebé una buena temporada.

Es cierto que mi experiencia se desarrolla en la juventud, momento en el que todavía no solemos estar tan apegados a las cosas, es decir, nuestra cuenta de gastos no es tan extensa como en la madurez cuando además tenemos hijos a nuestro cargo. Aunque por otro lado, era un momento en el que la carrera profesional era uno de los aspectos a los que más importancia daba. En todo caso, mis despidos han sido una gran enseñanza para el momento actual en mi papel de empresaria.

Ahora ya no tengo un jefe al que poder echarle la culpa de mis resultados. Bueno, me queda la situación económica actual (aunque ya ni yo misma me crea mis excusas). Lo que si he aprendido es que cuando la vida me para de alguna manera me está invitando a mirar hacia dentro, a bucear en mí. Y, siempre que lo he hecho me ha dado buenos resultados, descubriendo nuevas oportunidades. De hecho, mi dedicación a la consultoría de Feng Shui nace durante la recuperación de mi cóccix roto.

Hace unos días, haciendo un proyecto de Feng Shui en una casa, me di un golpe en la cabeza con un techo aguardillado, perdí el equilibrio y caí. Para no rodar por toda la escalera, solté la brújula, que rodó por mí. El resultado ha sido un hueso (nada grave) y mi brújula rota. Podría pensar que la casa en la que estaba tenía su “aquel”, pero no me aportaría nada porque la que se cayó fui yo. Por eso, prefiero mirar hacia dentro y replantearme de nuevo todo, cuestiones que no se me habrían ocurrido días atrás. Después del desconcierto inicial, poco a poco, voy vislumbrando nuevas oportunidades que tampoco había visto hasta ahora.

Escribiendo este artículo, me acabo de dar cuenta que estoy haciendo lo que he representado en la aspiración de la carrera profesional en mi despacho, a través de una marina que para mí significa “sabemos lo que somos pero no lo que podemos llegar a ser… “. ¡Qué burra puedo ser!, lo tenía delante de mis narices y he tenido que romperme un hueso y la brújula para darme cuenta… La verdad es que entiendo a mi inconsciente, a veces, o me da un golpe y me inmoviliza o no me entero…  

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


A mi miedo

14,junio 2009

Valentia

Han sido varios los artículos escritos en este blog haciendo referencia al miedo, desde hace dos años. Es curioso como funciona la ley de la sincronicidad, no era una casualidad, el miedo era uno de mis temas a afrontar, una de mis grandes sombras pendientes de abrazar.

En casa de mis padres todavía se conservan en el salón mis fotos con un gato, montada a caballo, esquiando…  Mi aprendizaje sobre el miedo comienza en la infancia entorno a los deportes y a los animales. Mi casa era un buen escenario, convivíamos con todo tipo de animales. Aunque la raza felina era la que se llevaba la palma, un gato en el jardín era suficiente para que no saliera de casa, llegó un momento que no me atrevía ni a ahuyentarlo.

Asimismo, una de las prioridades de mis padres era inculcarnos el amor por el deporte. Por ello, llegué a dedicarme a algunos deportes con bastante intensidad, lo que hizo que mis amistades también estuvieran en ese entorno y no quisiera abandonarlo. No obstante, vivía la práctica del deporte como una autentica  pesadilla, era el caldo de cultivo que hacía a mi miedo aparecer.  

Así me gané en mi entorno la etiqueta de miedosa. Hacía tantos años que la llevaba puesta que me identifiqué plenamente con ella. Ya adulta, la extendí desde el mundo animal y deportivo a otras áreas de mi vida. Pero, llegó un momento que sus límites parecían ahogarme, hasta que por fin, ahondando en conocerme, descubrí que ese miedo había surgido como un aliado. Especialmente en los momentos que ha sido tan intenso que ha conseguido paralizarme. Gracias al pánico que he llegado a sentir se ha despertado un resorte que estaba en mi interior, mi valentía, lo único que ha sido capaz de sacarme de esas situaciones. Es decir, gracias al miedo he conocido el poder de mi valentía.

Hasta que un día, realizaba un profundo ejercicio de autodescubrimiento y aceptación de las sombras. Me emocioné pensando que ya había llegado al origen, pero el ejercicio continuaba. Llegué a sentir el miedo a la muerte, conseguí traspasarlo. Entonces, me encontré con el mayor miedo que jamás hubiera sospechado, el miedo a mi misma. Miedo a lo que opino de mi, miedo a mi propia crítica, miedo a perderme en el otro, miedo a volverme a dormir durante años guiándome por lo “establecido” o lo supuestamente “correcto”, miedo a no permitirme ser yo misma. Ese es el origen de mi miedo, un sentimiento aterrador, porque acaba con mis excusas del exterior. Me enfrenta a la realidad, si no soy yo misma es porque yo no lo permito, nadie más tiene ese poder, esa capacidad de hacerlo posible. Todo está en mí, ambas conviven, la que quiere ser ella misma y el juez implacable que me puede boicotear.

Recordé que en el blog había publicado la experiencia de Donald Walsch, volví a verla  “la respuesta correcta siempre es el amor: ¿qué haría el amor ante esta situación?”.  Además, este planteamiento coincidía con lo que proponían los egipcios en el Templo de Osiris, el camino del miedo al amor.  Todo ello me reconfortó, sentí que había encontrado un camino. Pensé en cómo podría ayudarme a traspasar este nuevo reto y puse en practica lo que el Feng Shui me ha enseñado. En la esquina Noroeste de mi despacho, donde se representa el liderazgo, decidí escribir un mensaje claro, directo y conciso a mi inconsciente, “SOY CAPAZ”. Cuantas veces lo he leído y que bien me he sentido.

Así, llega mi reconciliación con mi miedo, empiezo por el mundo animal y deportivo, los instrumentos que yo misma elegí desde la infancia para facilitarme este aprendizaje. Por primera vez en mi vida, este invierno pude disfrutar de la práctica del esquí sin sentir miedo, afrontando mi miedo a la muerte. Pude coger un gato en brazos en lugar de cruzar de acera porque había uno, aceptando el miedo a ser libre e incontrolable para mi mente. Pequeños grandes detalles que me ayudan a “resetear” mis creencias, a darme cuenta de que no necesito llegar a situaciones límite para saber que puedo salir de ellas. Ahora, poco a poco, lo voy trasladando a otras áreas de mi vida.

Todo mi respeto y agradecimiento a mi miedo, ahora sé que cuando apareces tienes algo importante que contarme. Lo descubrí cuando deje de preguntarme por qué y empecé a preguntarme para qué estabas ahí. Gracias por iniciarme y prepararme para un nuevo camino a recorrer, el camino del amor.

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Encontrarás

10,mayo 2009

encontrarás

Atención a esta palabra. Ésta es la mayor decepción jamás inventada por el ser humano: “Encontrarás…”

No ahora, sino en algún momento en el futuro…

No aquí sino en algún otro lugar.

Y todas las llamadas “religiones” han utilizado este artificio decepcionante. Prometen. Dicen: “Encontrarás todo lo que quieres, pero no ahora… mañana”.

Y el mañana nunca llega; por su misma naturaleza no puede llegar. Siempre es ahora y, ahora y ahora. Dondequiera que vayas a estar, será aquí y ahora.

Y la promesa es: “Encontrarás”.

La promesa es muy ingeniosa. Eso es lo que han hecho todas las religiones. “En el cielo encontrarás paz, descanso, felicidad”.

Llegarás algún día pero no ahora.

Y si quieres llegar allí, sacrifica la felicidad del día presente por eso. “Se tiene que pagar un precio”, dicen. “Y el precio es el siguiente: sacrifica, sacrifica tu presente por el futuro. Sacrifica lo real por lo imaginario. Sacrifica la vida por lo que viene después de la muerte”.

Y ellos han convencido a la humanidad, y casi todos han sacrificado sus vidas. Nadie regresa del paraíso para contar lo que sucede.

Osho- El Sendero del Tao

¿… y si resulta que se puede encontrar aquí y ahora?, ¿qué perdería por intentarlo?, ¿qué ganaría si lo encontrase…?

Se me ocurre que quizá para encontrar no sea necesario sacrificar, sino simplemente buscar. Estar dispuesto a encontrar y a afrontar los cambios que ello podría ocasionar… me.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui y estrategía empresarial

4,mayo 2009

“Vendemos o lo que sea” 1957

“Vendemos o nos despiden” 1997

Saber de antemano donde queremos llegar es esencial para alcanzar nuestras metas. En este sentido la creación de una estrategía empresarial es básica para el éxito en nuestro negocio. Una vez creada, hay tres factores imprescindibles que crearan valor en la organización: la implantación, la comunicación y la ejecución de la estrategía. Investigaciones recientes demuestran que más del 50% de las empresas presentan grandes deficiencias en la fase de implantación de la estrategía, debido a una comunicación incorrecta.

Esto me recuerda a mi época profesional en el Departamento Comercial de una multinacional, se media mi trabajo por la consecución de unos objetivos que nada tenían que ver con el incentivo económico, marcado en función de objetivos bien diferentes. En este caso, la comunicación era contradictoria creando grandes conflictos en el departamento.

La práctica del Feng Shui puede ayudarnos y mucho en la comunicación de la estrategía a través de la decoración. Podemos utilizar los mensajes escritos en los que se puede reproducir la estrategía tal cual o de forma menos explicita a través, por ejemplo, del estilo decorativo. Nadie nos imaginamos un estudio de arquitectura decorado en un estilo inglés o un despacho de abogados minimalistas, los atributos del negocio y la estrategía han de reflejarse, para evitar mensajes contradictorios…

Maru Canales

Bibliografía: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


El espiralismo

23,abril 2009

“Métete en tu propia espiral. La felicidad no te la puede dar la gente, tiene que partir de ti hacia la gente.”
Teresa Perales

Miquel Barber

Este vocablo, “espiralidad” es de Teresa Perales, una de nuestras campeonas paralimpicas. De ahí surgió la idea para el titulo que Mabel Lozano ha utilizado en su ultimo corto, “La teoría del espiralismo”. En él habla de cinco mujeres, de cinco deportistas de elite, paralimpicas. Este corto viene a demostrarnos una paradoja, las personas que más dificultades tienen en la vida suelen ser las más positivas.

Como dice Mabel, gracias a este documental he conocido a mucha gente que está en silla de ruedas y veo su discapacidad. Sin embargo, la discapacidad de mucha gente no se ve, y la tienen. La gente es mezquina, miente, no es generosa, te montas en un ascensor y no saludan, no sonríen, entras en una panadería y nadie sonríe. Eso, en serio, es una discapacidad, pero no se ve.

Se trata de un trabajo extraordinario, es un placer disfrutar del ejemplo de estas cinco mujeres líderes, demostrando sus múltiples capacidades. Son cinco espejos maravillosos donde todos nos podemos mirar. Si ellas pueden, los demás también podemos.

Por muy cómodo que resulte encontrar excusas y culpables, la llave del cambio y del desarrollo de nuestras capacidades está en uno mismo. Podremos ayudarnos de herramientas, como la técnica de Feng Shui que nos propone asegurarnos que el entorno, el espacio físico en el que nos movemos, nos apoya. Pero estos instrumentos no sustituyen nunca nuestra acción. 

Maru Canales

Artículos relacionados:

 

feng shui


Símbolos

12,abril 2009


Sus ojos azules me susurraron al oído

que una vez habían sido estrellas.

Profundos porque pertenecían al cielo,

luminosos de saber contemplar el mar.

Allí aprendieron a comunicarse a través del viento

a mostrarse en la intimidad

sueños, anhelos, pasiones…

estrellas que me enseñaron a amar.

Nuestra sociedad también es conocida como la cultura de la imagen y la comunicación, lo que hace que estemos rodeados de símbolos, dentro y fuera de nuestras viviendas. Todos esos símbolos están llenos de mensajes que pretenden servirnos de inspiración o llamar nuestra atención en diferentes aspectos. Si además, tenemos en cuenta que lo más importante en comunicación es lo que no se dice, podemos imaginar el gran valor del lenguaje simbólico.
bisonte-altamira

La utilización de símbolos para comunicarnos entre nosotros, para trasmitir mensajes o para motivarnos es tan antigua como el hombre. Echemos la vista atrás, 15.000 años, hacía la prehistoria cuando el homo sapiens habitó  las Cuevas de Altamira (Cantabria, España), y decoró sus estancias pintando bisontes. La vida de este hombre prehistórico giraba entorno al bisonte, su carrera profesional, su creatividad y el desarrollo de sus nuevos proyectos consistía en pensar estrategias para conseguir cazarlo y llevarlas a cabo. Una vez conseguido el trofeo, este le proporcionaba salud, éxito y prosperidad en forma de alimento y ropa, reconocimiento social, el grupo se beneficiaba de sus éxitos y como consecuencia se sentía seguro de sus capacidades, liderazgo. Todo un ejemplo de la práctica de Feng Shui.

En esta propuesta de aprender a comunicarnos a través del entorno, la técnica de Feng Shui es de gran ayuda, como especialista en el análisis del comportamiento del mismo. La propuesta es sencilla, actuando sobre la localización de objetos específicos en espacios concretos, nos aseguramos de los mensajes que queremos comunicar para que estos nos sirvan de inspiración y motivación diaria. El reto consiste en encontrar nuestros propios “bisontes” en cada área de la vida, lo que repercute en nuestro ánimo, en nuestra convivencia y como consecuencia en nuestro desarrollo y bienestar personal.

Podéis encontrar una guía de como llevarlo a la práctica en el siguiente enlace “Practicando Feng Shui”.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores