Despertares

29,noviembre 2009

“No puedes vivir en el reino de Dios por mucho tiempo.

No hay restaurantes ni lavabos”

Suzuki Roshi

Los despertares son esos instantes en los que te das cuenta de algo. Pueden suceder en instantes, en cualquier momento. A raíz de una conversación, una simple palabra, en una meditación… en cualquier momento. No son voluntarios, simplemente suceden. Sucede que te das cuenta de algo, sencillamente lo ves, lo entiendes, lo sabes. Son regalos de conocimiento, de conciencia.

Permitidme que os cuente uno de los más importantes que me han sucedido últimamente, mientras meditaba. Aunque fue como un fogonazo, un instante, puedo describirlo un poco más extenso. Estaba en un lugar que no era un lugar, no me limitaba la piel, era ligera… infinita… segura… Alguien me pregunta:

- ¿De nuevo a la tierra?

- Aún no lo sé, contesto, me acaban de llamar.

Inmediatamente hablo con alguien que me explica la oportunidad de venir a la tierra.

- Te cuento, se trata de lo habitual, una madre que no espera tu llegada y no se la tomará muy bien, tiene una serie de problemas que ya irás descubriendo. Sin embargo, aprenderás mucho sobre las emociones, es una gran chantajista y manipuladora emocional por lo que además te pasará inadvertido en cierto sentido la falta de amor. En cuanto al padre, como es lógico está cabreado, es su especialidad, la manera que ha encontrado de expresar su malestar.

- ¡Genial!, contestó yo, estoy deseando ir.

- Un momento, te vas ahora mismo, pero antes me gustaría darte algo muy especial, un despertador. Ya sabemos que desde aquí se ve todo muy fácil. Luego en la tierra todo cambia, a lo mejor te crees todo lo que te pasa… Por si acaso, te voy a programar un tumor, sobre los 40 años, más o menos la mitad de tu viaje. Así, si te duermes y te despistas por lo menos podrás disfrutar con mayor conciencia de la otra mitad…

- ¡¡¡Muchísimas gracias!!! , contesté mientras me iba corriendo…

Creo que no me había reído más en toda mi vida.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Tomando café…

2,agosto 2009

“Ama al prójimo,

como a ti mismo”

Jesús de Nazaret

 cafe

Siempre había valorado levantarse por la mañana tras el olor del café recién hecho. En realidad, lo que más la gustaba es que alguien se hubiera ocupado de hacer el café. O mejor dicho, no tener que esperar a que este se hiciera y, así poder disfrutar enseguida del primer placer  del día.

Hoy nadie hizo café para ella. Sintió una terrible desgana ante la evidencia de tener que  preparárselo. Estaba saliendo de la cocina cuando un pensamiento  la hizo volver.  ¿Te vas a privar a ti misma del placer de una taza de café porque lo tengas que hacer tú? ¿Cuántos cafés has preparado para otros sin sentir esta desgana?

Ya con su taza de café en la mano, disfrutando su olor,  su gusto, su calor… quiso descubrir por qué sentía esa desgana a hacer cosas para ella misma. ¿Cómo era posible que no la sintiese cuando lo hacía para alguien? Era madre, esposa y profesional, estaba muy acostumbrada a hacer cosas para otros, pero no para ella. ¿Por qué?

Es cierto que  cuando los demás la  agradecen lo que hace se siente bien,  le gusta ser reconocida. Cuando no es así, se enfada,  se siente una víctima de la situación. Entonces, ¿lo que busco en realidad es la aprobación de los demás? Esto la sonó a algo que había leído hace unos días, como de niños aprendemos el papel del complaciente, si hago las cosas bien me quieren… , si demuestro mi capacidad de sacrificio me convertiré en una buena madre, esposa y profesional.  Y, oyó el eco de su madre en la cabeza, ¡yo que siempre me sacrifiqué por vosotros…!

Sorbo a sorbo, aquel café siguió inspirándola en el análisis de su actitud. Cuando era pequeña buscaba un beso, una caricia, un abrazo… Sin embargo,  aprendió a contentarse con un ¡qué buena eres, qué bien lo haces! Ella hubiera cambiado un buen café por un beso cariñoso, su plato preferido por un abrazo… ¿Mis hijos, mi marido, mis amigos, mis clientes… se sentirán igual?, ¿quizá me he centrado en el  “buen hacer” para escudarme y no tener que demostrar mis sentimientos?

¡Qué sutiles podemos llegar a ser!, una sonrisa triste invadió su cara. Me creía “Doña Sacrificada” y resulta que soy “Doña Exigencias”, culpando a los demás de mis carencias emocionales, obligándoles a un reconocimiento por mi obsesión de hacer, por mi obsesión de dar, eso si, a cambio de un reconocimiento. ¡Si ni yo misma valoro hacer café para mí, ¿por qué lo han de valorar los demás, por qué les exigo que lo hagan…? !

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


El pecado

26,abril 2009

“Hasta el peor de los pecados encierra oculto

en sus profundidades el resplandor de la sabiduría.

En el mismo núcleo del enojo está la lucidez,

en medio de la lujuria florece la compasión

y en el corazón mismo del miedo florece la libertad.”

Sabiduría Tántrica

sombras

¡Cuando más luz hay, más grande es la sombra!

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Espiritualidad en la cocina

11,marzo 2009

“Cuando hiervas arroz date cuenta de que

el agua es tu propia vida”

Proverbio Zen

“Cómo cocinar tu vida” es el titulo de la nueva película de Doris Dorrie, la directora de Sabiduría Garantizada. La película transcurre de la mano de Edward Brown, un maestro zen que a través de sus clases de cocina nos enseña como trabajar la espiritualidad, “saber como cocinar es cuestión de cuidarse uno mismo y cuidar a los demás”.

Como aperitivo, os invito a ver el trailer de la película

Creo que en la actualidad soplan vientos de integración y esta película es todo un ejemplo de como llevarlo a la práctica, integrar la espiritualidad en la vida cotidiana es posible.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Sonidos para sanar

23,octubre 2008

“La voz humana es el más bello instrumento,

pero el más difícil de tocar”

R. Strauss

La voz es el instrumento principal del ser humano que expresa, de alguna manera, quiénes somos. Nos puede ayudar a sanarnos, nuestro tono tiene la capacidad de reconectarnos con nuestra esencia porque al sonar nos fundimos con toda la existencia.

Próximamente estará en Madrid Jacomina Kistemaker, pionera en la investigación del uso del sonido para sanar y el crecimiento personal. Es una psicóloga holandesa dedicada a la búsqueda de la transformación y el desarrollo personal con el sonido y la escucha como principales herramientas de trabajo. Sus enseñanzas están basadas en una integración de sus conocimientos de técnicas occidentales y orientales. En sus conciertos y terapias utiliza, además de la voz, los cuencos tibetanos antiguos, gongs orientales y tingshas:

Los cuencos tibetanos, se hacen a mano en la región del Himalaya con una aleación de siete metales preciosos. Producen un sonido repleto de tonos armónicos y todos son diferentes, dependiendo su tamaño y sus vibraciones específicas. Facilitan la entrada en estados de paz y de relajación profunda y ayudan a llegar a una visión de la vida desde nuevas perspectivas.

Los gongs orientales son instrumentos muy poderosos, fabricados sobre la base de una antigua tradición oriental. Son utilizados para el diagnóstico, para la limpieza de espacios y personas y, para acompañar procesos de transformación y sanación.

Los tingshas son muy prácticos por su tamaño. Producen sonidos penetrantes y agudos, muy útiles para desbloquear sutilmente cualquier parte del cuerpo.

Pero, nada mejor que escucharlo…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Mi ego y yo

14,septiembre 2008

“Podemos seguir viviendo al nivel del ego tanto tiempo como queramos. No es que esté “mal”; es insatisfactorio, simplemente.”

Annie Marquier

”desarrollo personal”
 
Cada día experimento con más certeza que la armonía y el equilibrio son claves en el hallazgo de nuevos caminos. De ahí, surge la idea de no tratar de aniquilar al ego, creo que es más interesante hacernos amigos, equilibrando su fuerza y potencial, para que actúe como una ayuda cuando es necesario y permitirle un merecido descanso cuando no necesito sus servicios. 

Pero el ego no quiere perder su espacio ni su poder, desconfía de mis intenciones. Entonces se vuelve juguetón y va intentando nuevos caminos para despistarme. Me gustaría que compartamos estas experiencias para ayudarnos mutuamente, os cuento como voy pillando yo a mi ego en sus transformaciones:

  • El ego camaleón,

En un principio empiezo a observar el funcionamiento de mi propio ego, cuales son sus áreas de acción preferidas. Pero el ego es pudoroso y al sentirse observado, se esconde. En realidad cambia de campo de acción, surge su gran capacidad de adaptación a nuevas circunstancias y se especializa en un área nueva.

Por ejemplo, si mi energía (o inteligencia) predominante es la intelectual, será fácil encontrarme allí con mi ego. Al sentirse observado se irá a otra energía, por ejemplo, a la emocional. Y así continuamente, de energía en energía, hasta ir volviéndose más sutil cada día.

  • El ego espiritual,

Creemos que al ego le gusta la confrontación y es cierto, pero también sabe disimularlo. “Si no puedes con el enemigo, únete a él”, esta parece ser la máxima del ego acorralado. Al sentirse observado en todos mis campos de actuación (o energías), decide unirse a mi en el camino del autoconocimiento.

Una forma de encontrarle: “todo lo que necesita una explicación viene del ego…”

  • El orgullo místico,

En este momento ya reconozco el ego de los demás con una claridad pasmosa, sin embargo, el mío se ha vuelto de una sutileza increíble. Por eso, me lo creo y me intento hacer la salvadora de todos los que me rodean, yo ya lo tengo controlado… 

Además empiezo a perdonar a los demás, pobrecitos no conocen a su ego tanto como yo al mío, entonces me pregunto: ¿perdonar no llevará implicita una manera de juzgar?.

“Nunca serás nada de lo que hagas por maravilloso que sea, simplemente serás tú haciendo algo, manifestando fuera lo que eres. El autoconocimiento me hace más libre, pero no más yo, no puedo ser más porque ya lo soy todo.”

Vanesa Saavedra, “Orgullo místico”

Una forma de encontrarlo es cuando empiezas a notar que la gente a tu alrededor empieza a posicionarte en los primeros puestos del autoconocimiento (por ser suave, otras veces lo crees directamente). Pero algo te recuerda que si ellos están contigo es porque son iguales a ti… 

  • El ego espejo,

Estamos llegando a niveles profesionales, el ego parece estar totalmente controlado, ya no lo encuentras en ti. En realidad hemos acorralado tanto al ego que ha decidido manifestarse a través de aquellos con quien nos relacionamos.

Me llama poderosamente la atención mi nueva capacidad para atraer ciertos egos ajenos, en áreas que creía superadas o que no tienen nada que ver conmigo… Ante la insistencia y, conocido el orgullo místico, pongo en práctica la teoría de los espejos y ahí está, mi ego de nuevo.

“Lo que más nos irrita de los demás es aquello que puede conducirnos a un mejor entendimiento de nosotros mismos”

C Jung

De momento, no subestimo en absoluto la capacidad de mi ego (tampoco la de mi alma…) , estas son las claves que personalmente he ido encontrando y os puedo contar.  Os invito a que me conteis las vuestras.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Comunicar, sin palabras…

12,junio 2008

“Nosotros vivimos de palabras y éstas se convierten en nuestra prisión.

La palabra impide la percepción de la cosa o la persona porque la palabra contiene multiples asociaciones, distorsionando no solo la apreciación visual sino la psicológica.

Ver lo que las palabras le han hecho a nuestro pensar y darse cuenta de ello sin elección es aprender el arte de la observación: observar sin asociaciones”

J. Krishnamurti

Se me ha ocurrido que una buena forma de aprender a comunicarme es tratar de hacer mimo, tratar de comunicar con la boca cerrada… Así que me he traído al blog unos minutos del gran mimo Marcel Marceau, para aprender algo.

“El silencio no tiene límites, los límetes los pone la palabra”

Marcel Marceau

Maru Canales

Artículos relacionados:

Solo son palabras

El poder de la palabra

Feng Shui y comunicación

Relación de artículos publicados en el blog

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores