Feng Shui en “Universo win win”

26,junio 2010

“Lo más importante de la comunicación

es escuchar lo que no se dice”

Peter Drucker

“Universo win win” es un nuevo programa de radio dirigido por Armando Mateo. La filosofía del programa es magnífica, un espacio donde todos ganamos. Un lujo para los entrevistados y entrevistadores, con el tiempo y el espacio necesarios para poder comunicar relajadamente. Un lujo que se traspasa a los oyentes interesados en los temas que se tocan. Además pueden ver y escuchar el programa en cualquier momento.

Esta semana tuve el placer de ser invitada, os dejo el enlace a la entrevista a través del logo del programa

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

feng shui


La brújula

17,junio 2010

“Somos como alguien sumergido en el agua,

 que se queja de que no tiene nada que beber”

Hsue-Feng

La técnica de Feng Shui, como la brújula que utiliza, no sabe nada que nosotros no sepamos, es un cúmulo de conocimientos sobre nuestra relación con el entorno. Pero esos conocimientos provienen del hombre, de hombres que a través de su experiencia y de la observación del entorno, el mismo en que toda la humanidad siempre ha vivido, han decidido consolidar sus conocimientos en una técnica y la han querido llamar Feng Shui.

La brújula es un instrumento imprescindible para la puesta en marcha de la técnica Feng Shui, para conocer donde están localizadas las posibles situaciones dentro de un espacio. Existe un orden en la naturaleza que se refleja en nuestros espacios.

Sin embargo, la técnica Feng Shui no puede decirnos cuales son nuestros objetivos personales en cada aspiración, igual que la brújula solo puede indicarnos el camino cuando nosotros previamente sabemos donde ir. Por eso, si le preguntamos a la brújula por donde está la salida siempre nos contestará “no sé”. Puede que indique alguno de los puntos cardinales, Norte, Sur, Este u Oeste (no sé), puede que la flecha nos indique Noroeste y/o el opuesto Sur Este (no sé) o el Noreste y/o su opuesto el Sur Oeste (no sé). Ante una pregunta abierta, cualquier combinación que la brújula pueda ofrecernos siempre será “no sé”.

Para que una brújula pueda ayudarnos, indicándonos  el camino, siempre tendremos que comunicarla cual es el camino que hemos elegido. Así, siempre que la preguntemos sobre la localización de cualquiera de las orientaciones del espacio, nos la indicará.

Feng Shui en la vida, pág 55

 

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Demasiado pensar…

23,mayo 2010

“Apártate de todo pensamiento,

y no habrá lugar al que no puedas ir”

Seng-Ts’an

Todo pensamiento crea una causa e inmediatamente su efecto.

El pensamiento basado en el pasado nos recuerda  la culpabilidad y la verguenza, no dejándonos vivir el presente en libertad.

El pensamiento basado en el futuro nos pone en estado de alerta, creándonos una tensión que no nos deja vivir el presente en libertad.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Agradecimientos

15,mayo 2010

 

“El mundo es un escenario;

nosotros somos sus actores.”

William Shakespeare

Si bien en un principio el Feng Shui captó de inmediato mi curiosidad, he de reconocer que lo nuestro no fue un idilio a primera vista. Más bien sucedió al contrario. Mientras iba profundizando en el conocimiento de la técnica mis resistencias a poner en duda mi racionalidad aparecían. Sin embargo, hubo momentos clave en los que pareciera que el Feng Shui me perseguía, incluso me acosaba. Ante tanta insistencia cedí, traspasando mis resistencias logré abrirme a mi intuición y a mi creatividad, lo que inmediatamente produjo una amplitud de perspectiva que ha cambiado mi vida para siempre.

Agradecimiento infinito es lo que siento por esta técnica que me ha servido de guía en este camino de apertura. Que día a día sigue guiándome, personal y profesionalmente, dándome la gran satisfacción de poder acompañar a otros y ser testigo de su desarrollo. Caminar y trabajar día a día por ser uno mismo, creo que es la mayor empresa que un ser humano puede realizar, por él mismo, por los que le rodean y por el mundo en el que vive. Si queremos conseguir un mundo mejor, tendremos que mejorar nosotros, uno a uno. El cambio mundial es la suma de cada cambio individual y todos sumamos.

Así me he dado cuenta de lo importante que es el escenario, para facilitarnos la actuación. Hay cuestiones del decorado que son fácilmente perceptibles por su visibilidad, son tangibles. Pero otras, como hemos ido analizando a lo largo de estas páginas son intangibles. Sin embargo, todo lo que se manifiesta en el exterior es reflejo de lo que nos sucede en el interior. Lo mismo sucede al escribir un libro, uno firma su autoría pero hay todo un equipo de gente detrás que facilita su ejecución.

Mi agradecimiento a José María Doria por prologar este libro, pero sobre todo por su ejemplo. Como alumna suya he tenido el privilegio de disfrutar en primera persona y aprender de un especialista en la preparación de escenarios. No me refiero solo al escenario físico, sino especialmente a los aspectos más intangibles, esos que hacen posible que lo que tenga que suceder, sea lo que sea, suceda. Este libro es fruto de esos escenarios, que además he compartido con un grupo de personas, que muchas veces sin saberlo, han participado en su elaboración. Mi sincero agradecimiento a todos ellos: Yanis, Susana, Sonia, Socorro, Raul H., Raúl G., Patricia, Paloma, Olga, Oscar, Miriam, Marisol, Marisa, Mari Luz, Maria José, Mariangeles, Maite, Kerstin, Julieta, José Hilario, José Antonio, Itziar, Helena, Gloria, Gemma, Gaztelu, Félix, Elena, Dora, Cristina, Beatriz, Antonio, Ana y Adriana.

Gracias a Txell, Vanesa y Patricia que con paciencia me han leído y releído, comentado, propuesto y sugerido siempre que lo he requerido. Gracias a Angel Lafuente por trasmitirme su amor a la palabra. Gracias a María Baamonde por diseñarme con tanto acierto los gráficos. Gracias a Thais que siempre está dispuesta a compartir su creatividad. Y, gracias a Nuria, mi nueva editora, su propuesta de portada mejora y mucho, la mía.

Asimismo, hay dos personas que han aceptado testimoniar este libro. No ha sido casualidad, son dos autores a los que conozco y admiro,  mi agradecimiento sincero a Jorge Lomar y a Jesús Vega.

Este año me propuse mejorar la relación entre mi vida familiar y profesional. Algo ha debido de suceder en el proceso de este libro, anoche les comentaba a mis hijos que estaba acabando y me dijeron: pero, ¿cuándo lo has escrito?. Gracias, Eduardo y Alfredo, estar con vosotros es tan fascinante que habéis conseguido que mi reto fuera fácilmente alcanzable.

Escribir este libro ha sido un gran placer para mí. Tanto que ya estoy pensando en el siguiente, “Casos Prácticos de Feng Shui”. Espero que leerlo, al fin y al cabo es una forma de escribirlo de nuevo, lo haya sido para ti, lector. Gracias por leerlo y darle vida.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Enlaces relacionados:

feng shui


Zanahoria, huevo o café

5,mayo 2010

Cuando aparece la necesidad,
¿qué prefieres ser…
zanahoria, huevo o café?

Las circunstancias son las que son, nosotros decidimos como interpretarlas y como comportarnos ante ellas.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

Despertares

La disciplina

Coaching Aspiracional

Relación de artículos publicados en este blog

feng shui


Prólogo del libro “Feng Shui en la vida”

9,enero 2010

 

“Parece claro que el principal Feng Shui que uno realiza en su vida tiene lugar dentro de su propia persona.”

José María Doria

Como ya sabeis, la técnica de Feng Shui tiene mucho que ver con el poder del lenguaje simbólico y, a mí me apasiona. De ahí, que en mis libros trate de contar con aquellas personas que han tenido algo que ver en el proceso. En esta ocasión, hemos tenido el privilegio de contar con el prólogo de mi maestro José María Doria, os dejo disfrutarlo:

“Cuando en México en los años 70, realicé mi primera práctica de meditación Zen, un personaje de voz grave y aspecto de maestro, pronunció varias veces una palabra que durante más de 30 años no he cesado de explorar.

Aquella voz que surgía de su poderosa garganta, rompiendo el silencio del dojo en el que respirábamos inmóviles, decía:

 vacío  …  vacío  …

Durante aquellas primeras prácticas de meditación, uno sentía que eso de “Vacío” evocaba una no agradable sensación de ausencia, y en realidad, aunque la intuición quería revelar posibilidades insospechadas, la mente ruidosa de aquel principiante en la meditación no se encontraba precisamente muy a gusto con una propuesta de vacío, tan aparentemente desértica y muerta.

Los años han ido pasando y con ellos se ha expandido la consciencia. Aquella amenaza de perder lo lleno y soltar lo que uno tiene aunque sea en la cabeza, ha dejado de amenazar a éste y a otros peregrinos de la consciencia. Aquel temor al vacío que recuerda los tiempos del Barroco (horror al vacío), han dejado paso al anhelo de espacios desde donde se manifiesta esa serenidad y paz profunda que late tras la corriente de ideas.

En realidad uno observa que el espacio vacío se hace cada día más presente para aquella mente suficientemente observada, sobre todo cuando éste aparece nítido y silencioso “entre pensamiento y pensamiento” de tantas neuronas permanentemente atestiguadas. Y sucede que conforme la capacidad de observación se hace más amplia, uno siente que el espacio vacío es precisamente el más fértil y radiante de las hondas moradas de la conciencia. Uno no tarda en sentir la certeza de que lo Nuevo tan solo brota del vacío, un vacío que se vivencia más allá de la mente pensante, el mundo del tiempo y el peso de las memorias.

Pues bien, sucedió que conforme cultivaba el silencio y observaba con mayor nitidez la caída sucesiva de las capas mentales de cebolla, también se vaciaba mi propia casa. Día a día salían furgones con cuadros, muebles y cosas acumuladas en aquella morada tan grande como apretada. De pronto, un día descubrí que los suelos vacíos y las grandes paredes blancas pacificaban la atmósfera y otorgaban al nuevo espacio la cualidad que sin duda el camino recorrido ya demandaba.

Y desde este punto de radiante vacuidad leo la obra de Maru Canales, una obra que atraviesa los pliegues más sutiles de la vida cotidiana, un tratamiento del espacio que su brillante autora señala con precisión y claridad tanto hacia el dentro como hacia el fuera de la propia persona.

El lector se encuentra ante un libro que puede abrir puertas y ventanas no solo de su propia casa, sino también hacia el sentido último de su íntima trayectoria. Y tal vez ocurra que buscando un libro de Feng Shui acerca de cómo crear espacios en donde dejar fluir la energía del cielo y de la tierra, encontrará un algo más tan sencillo como radiante, un algo más que activará intuiciones y aportará ese toque intangible que distingue a las atmósferas sagradas.

Seguir leyendo…

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Enlaces relacionados:

feng shui


Bienvenido 2010

2,enero 2010

“Sólo sé, que no sé nada”

Sócrates

(yo, a veces, no me doy cuenta ni de eso: que no sé nada

Maru Canales)

Son tantas las cosas que me han pasado este año y tan profundas las que estoy atravesando en la actualidad que ahora mismo no sabría que pedirle al 2010, además de adquirir mayor nivel de conciencia. En mis cuarenta y un años de experiencia en este viaje, me doy cuenta que nada me ha aportado mayores beneficios ni mayor bienestar personal que adquirir conciencia.

Por no irme muy atrás en el tiempo, os contaré que hace un par de años me divorcié. Fue una situación que tomó su tiempo y una prueba difícil, creo que quizá mi primera experiencia importante en este camino hacia el despertar. Mi matrimonio no podría mantenerse, pero tenía claro que el divorcio era una nueva construcción para el futuro y el bienestar de todos los miembros de la familia. Tuve que hacer frente a muchas creencias anquilosadas, a muchos apegos en todos los aspectos de mi vida (o como diría el Feng Shui en todas y cada una de mis aspiraciones). Pero lo que más recuerdo fue hacer frente a la incertidumbre, cuánto cuesta y cuantas herramientas me faltaban. Aún así, lo superé, lo superamos y, a juzgar por la situación actual,  con bastante éxito. Aunque en realidad, este es un proceso que no acaba, que sigue vivo (este si que es hasta que la muerte nos separé…)

Sin embargo, el 2009 me preparó una prueba más difícil o sobre todo mucho más profunda, un tumor cancerígeno en el cuello del útero en un estado muy avanzado. Guau, esto es empezar por el principio, vuelta a la mortalidad, existe. Y, la vida te pega un giro de 360º, enfoque directo a lo esencial, fuera máscaras y personajes. Por un lado, aparece un proceso médico que no deja lugar a las incertidumbres y al que me entrego por completo, todo me lo dan hecho. Pero hay otra parte que me pertenece, si quiero, bucear en mi interior, ¿qué pasa, para qué…? Este es un maestro de lujo que no pienso desaprovechar… y, aquí estoy.

Intento sanar mi mente, a través del dolor físico, dándome cuenta que yo no soy mi dolor, yo no soy mi cuerpo, aunque tenga uno y, aunque duela. Yo no soy mis pensamientos, aunque tenga millones. Y, tampoco soy mis sentimientos, aunque también los tenga y afloren. Soy el observador de todo ello, un puro centro de percepción consciente, que me ayuda a limpiar creencias anquilosadas, a sanar. He aprendido que no estoy sola, cuando tengo miedo, dolor y pena, aparece esa parte de mí que observa, que nunca sucumbe y me abraza, esa soy yo. Esto es lo que me está enseñando este proceso, a vislumbrar el amor que soy, me ha abierto las puertas a la sala del amor y allí encuentro el perdón, la comprensión, la paz, el agradecimiento, el goce del vivir…

Pero además de tener vuestro apoyo, el de mi familia y amigos y haber seguido desarrollando herramientas de autoconocimiento estos años, he aceptado que necesitaba ayuda. Así, hice de nuevo lo que hago y predico con mis clientes, convertirme en uno de ellos y contar con la guía y el acompañamiento de un terapeuta, Jorge Lomar. Os lo cuento porque realmente he podido comprobar como me ha facilitado el camino. Y, porque además quiero aprovechar este artículo y compartir con vosotros el “Nuevo Cuento de Navidad” que él ha escrito para felicitar este año las fiestas desde la Asociación Conciencia, la cual preside. Por cierto, todo un acierto de coherencia al que tanto hacemos referencia en este blog, entre la estrategia de la Asociación y el mensaje. (Asimismo, os facilito el enlace de la Asociación para que podais comprobar las interesantes actividades que se llevan a cabo, algunas de ellas en mi gran proyecto para el 2010, Espacio OCTO, pulsando aquí.)

Espero 2010 que me invites a seguir adelante, a quedarme en esa sala del amor y pueda seguir conociendo todos sus instrumentos. Y mucha salud, que tengo muchas cosas que hacer y que contar. También os lo deseo a todos y cada uno de vosotros.

Yo soy tú,

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui en Navidad

18,diciembre 2009

“Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año”

Charles Dickens


Se acerca el tiempo de Navidad y hay una serie de cuestiones que la gente me pregunta en cuanto al Feng Shui. Voy a intentar resumirlas en este artículo:

  • Adornos navideños,

Los adornos navideños que solemos utilizar forman parte de nuestra cultura y tradicción y todos ellos están impregnados de buenos deseos. Por esta razón, es positivo adornar la casa para que nos inspire el espiritú positivo de la Navidad: paz y amor. El año pasado, en La Navidad en Feng Shui, hice referencia a un artículo que Lillian Too había escrito en este sentido.

Además,  tendría en cuenta que aquello que coloquemos nos guste, como se comentó en el artículo “La belleza en Feng Shui”

  • Felicitaciones

En este sentido es importante recordar lo que se decía en el artículo “El poder de la palabra” y lo agradable que es no solo recibir una felicitación, sino darla.

A lo largo de algunos artículos hemos visto ejemplos de como deberían ser las felicitaciones, a continuación os facilito los enlaces:

  • Regalos,

No es fácil determinar si un regalo es o no Feng Shui. Lo más importante, desde mi punto de vista, es que se trate de algo que represente lo que queramos comunicar al que lo recibe y que le guste a esa persona.

Asimismo, a la hora de realizar nuestra lista puede ser interesante aplicar la ley de atracción, como nos explican en el secreto y hemos resumido en el artículo “Carta a Papá Noel” . Una vez que tenemos claros nuestros deseos estamos preparados para escribir nuestra carta, como en el ejemplo de la “Carta a los Reyes Magos”

Los mejores regalos son gratis, como el del artículo “Feng Shui en un regalo”, los otros hay que comprarlos:

  • Propósitos de año nuevo,

Para ayudarnos a realizar nuestra lista podemos tener en cuenta los consejos de Paulo Coelho, de Madre Teresa, de Alex Rovira y practicar Feng Shui:

¡Feliz Navidad,  feliz 2010! 

Feng Shui en 2010

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Feng Shui

logo-octo-xs.jpg


Soy especial…

13,diciembre 2009

“Originalidad es volver al origen”

Antoni Gaudí 

Me llaman de la garita de seguridad para confirmar si dejan pasar a un señor en una moto amarilla que pregunta por mí. Pensé que se trataba de la visita que esperaba, dije que sí. Aunque la referencia al color de la moto me hizo dudar, quizá sea el cartero. No obstante, salí a recibir a mi visita. Cuando vi la moto entendí que el señor de seguridad hiciera referencia al color, no era para menos. Y, como un mazazo vino a mi mente el color de mi coche.

- Señora, ¿está usted segura?, me preguntaba angustiado el comercial del concesionario. Le aseguro que nunca en los más de 25 años de vida de esta tienda hemos pedido un coche de esta marca en ese color.
- Pues más a mi favor, pensaba yo. ¡Voy a tener un coche especial!

Mi visita baja de la moto, viste impoluto, cazadora, casco… Otra de las mías, ante cualquier nueva actividad, lo primero el atuendo adecuado… Me rio de mi misma, lo que en el exterior se toma como una simpática y cálida bienvenida que yo intento aprovechar para recolocarme. Vaya espejo me acaba de llegar, esta reunión promete, dos seductores frente a frente.

Los que nos sentimos especiales somos grandes seductores. Nos gusta gustar. Solemos tener una personalidad magnética, necesitamos absorber el reconocimiento externo. Todo lo que nos sucede es especial, o lo vivimos y lo contamos como si lo fuera. Por eso siempre intentamos destacar, tanto en lo que hacemos, en lo que nos parece importante  o en lo que, muchas veces de manera inconsciente, nos haga sentir que somos especiales. Encontramos nuestro valor en lo que nos reflejan de nosotros los demás.

Eso de que todos somos iguales, aún no es comprendido por los seductores.  Aunque precisamente aquí esté la clave de nuestro aprendizaje, el paso de seductor a amante. El amante no se cree especial, se sabe igual a los demás y a la vez único e irrepetible. No necesita destacar ni absober, directamente da.

Como el caso Nick Vujicic, al que hemos hecho referencia en más de una ocasión en este blog. Hoy lo he encontrado participando en este delicioso corto, “El Circo de la Mariposa”, realizado con gente especial, seductores y por fin, amantes…

 

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Convertir el entorno en algo divertido, es Feng Shui

6,diciembre 2009

Nosotros configuramos a nuestros edificios.

Ellos nos configuran a nosotros.”

Winston Churchill

El entorno nos influye igual que nosotros podemos influir en él. Crear espacios más amables y devertidos es posible, quizá solo se trate de utilizar la creatividad, como la propuesta de este video. 

 

Maru Canales 

Artículos relacionados: 

feng shui


Despertares

29,noviembre 2009

“No puedes vivir en el reino de Dios por mucho tiempo.

No hay restaurantes ni lavabos”

Suzuki Roshi

Los despertares son esos instantes en los que te das cuenta de algo. Pueden suceder en instantes, en cualquier momento. A raíz de una conversación, una simple palabra, en una meditación… en cualquier momento. No son voluntarios, simplemente suceden. Sucede que te das cuenta de algo, sencillamente lo ves, lo entiendes, lo sabes. Son regalos de conocimiento, de conciencia.

Permitidme que os cuente uno de los más importantes que me han sucedido últimamente, mientras meditaba. Aunque fue como un fogonazo, un instante, puedo describirlo un poco más extenso. Estaba en un lugar que no era un lugar, no me limitaba la piel, era ligera… infinita… segura… Alguien me pregunta:

- ¿De nuevo a la tierra?

- Aún no lo sé, contesto, me acaban de llamar.

Inmediatamente hablo con alguien que me explica la oportunidad de venir a la tierra.

- Te cuento, se trata de lo habitual, una madre que no espera tu llegada y no se la tomará muy bien, tiene una serie de problemas que ya irás descubriendo. Sin embargo, aprenderás mucho sobre las emociones, es una gran chantajista y manipuladora emocional por lo que además te pasará inadvertido en cierto sentido la falta de amor. En cuanto al padre, como es lógico está cabreado, es su especialidad, la manera que ha encontrado de expresar su malestar.

- ¡Genial!, contestó yo, estoy deseando ir.

- Un momento, te vas ahora mismo, pero antes me gustaría darte algo muy especial, un despertador. Ya sabemos que desde aquí se ve todo muy fácil. Luego en la tierra todo cambia, a lo mejor te crees todo lo que te pasa… Por si acaso, te voy a programar un tumor, sobre los 40 años, más o menos la mitad de tu viaje. Así, si te duermes y te despistas por lo menos podrás disfrutar con mayor conciencia de la otra mitad…

- ¡¡¡Muchísimas gracias!!! , contesté mientras me iba corriendo…

Creo que no me había reído más en toda mi vida.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Cuando ronda la muerte…

21,noviembre 2009

“La muerte es el principal agente de cambio de la vida,

retira lo viejo para dejar sitio a lo nuevo.

Si vives cada día como si fuera el último,

algún día tendrás razón”

Steve Jobs

Cuando era pequeña iba a un colegio de monjas, en él había un convento. Cada vez que una de ellas moría, todas las niñas íbamos en procesión a despedirla. Recuerdo que colocaban el féretro en el centro de una gran sala, las vestían con un hábito blanco. En más de una ocasión repetí  visita, me llamaban muchísimo la atención sus caras relajadas, su piel de cera, la sensación de sus cuerpos vacíos, muertos… ¿Dónde estaban ellas?

Más adelante viví la muerte de mis dos abuelos.  Últimamente me he acordado mucho de la de mi abuelo Paulino. Pasó dos años en casa enfermo, tenía cáncer, esperando la muerte. Todas las tardes, después del colegio le visitaba. El me esperaba con mis dulces favoritos. Siempre tenía visita, su tertulia de amigos se había trasladado al salón de su casa. Yo, me sentaba en alguna esquina del salón y simplemente le observaba. Sabía que se iba a morir, aunque mis padres me lo negasen. Hoy, después de casi treinta años, descubro que era aquello que me llamaba la atención y observaba en él, vivía el momento presente, disfrutaba de los pequeños grandes placeres de la vida. Me doy cuenta que fue mi gran aprendizaje para vivir mi circunstancia actual.

Incluso en mi época adolescente volví a tener la oportunidad de convivir de nuevo y muy de cerca con una enferma terminal, una de mis tías en Madrid tenía una enfermedad degenerativa. Allí estaba yo, todos los domingos puntual a mi cita. Me fascinaba su actitud, la interesaba mi vida universitaria, mis líos de adolescentes… la economía, la política, la actualidad. Era una gran lectora y una gran conversadora, sus recomendaciones literarias eran fabulosas. Pero, se iba a morir, ¿era consciente?

Toda esta admiración hacía la muerte se acabo para mí de un plumazo, el día que fui madre.  Empecé a sentir un miedo atroz a morir, a dejar a mis hijos solos… Y, de alguna manera morí. Me alimentaba de mi papel de madre, al resto morí, me dormí. Deje de hacer todo aquello que me gustaba pero podía tener un riesgo…  Todo aquello que pudiera sonar a cambio me producía un enorme rechazo. Estaba más muerta que mi abuelo o mi tía esperando la muerte física y cercana. Había momentos fugaces en los que me daba cuenta, pero mi mente me ayudaba a esquivarlos. Hasta que un día, llegó el despertador en forma de coxis roto, se había acabado el recreo, vuelta a la vida, comienza el despertar…

Ahora, haberme acercado a la posibilidad de mi muerte física me ayuda a aceptar mi muerte a cada instante. Lo que curiosamente me lleva a aprender a sentir la vida. Así, se convierte en una experiencia de gran intensidad, me ayuda a descubrir como quiero vivirla, lo que de verdad me importa. Ya no me preocupa morir y dejar a mis hijos, me ocupa trasmitirles lo que he descubierto, seguir aprendiendo con ellos. Y, se me ocurre que éste sea el secreto de la vida, aprender. ¿En qué cuerpo?: es lo de menos…, ¿en cuanto tiempo?: no importa, el tiempo no existe.

Maru Canales

Aprendiz

Artículos relacionados:

feng shui


Primeras impresiones

14,noviembre 2009

“Para cambiar un cuadro de sitio,

primero hay que verlo”

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Yo creo que no, una cosa es la intuición y otra la impresión. Que duda cabe que para mirar algo primero hay que verlo, “darse cuenta”.

El acto de mirar es muy parecido al acto de escuchar, dejamos que aquello observado nos hable, se manifieste en toda su extensión. Si no escuchamos, nos podemos perder su mensaje…

Como siempre, nosotros somos libres de decidir a qué nivel de profundidad vivir, quedarnos en la superficie de las cosas, las primeras impresiones o pasar a lo esencial.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


¿Importa el tamaño?

7,noviembre 2009

Ya sé que las cuestiones sobre el tamaño crean una gran polémica. Parece que la mayoría suele preferir las grandes. Hay quien cree que la virtud está en el punto medio. Incluso, quien las prefiere pequeñas. Pero, ¿realmente es importante el tamaño…?

Este video nos demuestra lo que la técnica de Feng Shui predica: “el entorno en el que vivimos nos influye y afecta”.  ¿Por qué no asegurarnos que lo hace a nuestro favor?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Dinero: energía en movimiento

30,agosto 2009

“El dinero no se acaba,
cambia de manos”
Olga Palacio

dinero

Es agosto, una pequeña ciudad de la costa española, en plena temporada. Cae una lluvia torrencial desde hace varios días, la ciudad parece desierta.
Todos tienen deudas y viven a base de créditos. Por fortuna, llega un ruso y entra en un pequeño hotel con encanto. Pide una habitación.
Pone un billete de 500€ en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones.

El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Este coge el billete y va a pagar su deuda con el criador de cerdos. A su turno, éste se da prisa para pagar lo que le debe al proveedor de pienso para animales.

El del pienso coge el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con la prostituta a la que hace tiempo que no paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

La prostituta coge el billete y sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y al que todavía no había pagado y lo pone encima de la mesa del recepcionista.

En ese momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, coge el billete y se va de la ciudad.

Nadie ha pagado ni un Euro, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira al futuro con confianza.

Fuente: “Vivir en la luz”

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Valoraciones

23,agosto 2009

“Lo importante es la acción, no es el resultado de la acción.

Debes hacer lo correcto, tal vez no esté dentro de tu capacidad,

tal vez no esté dentro de tu tiempo que haya algún resultado.”

Gandhi

fama y reconocimiento

Si nosotros no somos capaces de valorar nuestras acciones, buscamos el reconocimiento en los demás. Cuando así lo hacemos, implícitamente estamos reconociendo el valor de la opinión de otros, que quizá tampoco sepan reconocerse a sí mismos, por lo que difícilmente podrán valorarnos a nosotros.

Me recuerda a la historia de la Madre Teresa. Estaba tan convencida de lo que quería hacer y de cómo hacerlo, que se enfrentó a su congragación, que no sólo no reconocía su labor, sino que no la aprobaba e intentó en más de una ocasión frenarla enfrentándola a Roma. Fue su convencimiento personal, el valor que ella supo dar a sus acciones, lo que la llevó a conseguir que no sólo no la excomulgaran, sino que finalmente la permitieran crear una nueva congregación.

El reconocimiento social y la fama vinieron después, como consecuencia de su labor, aunque esto no fuera importante para ella porque sabía que no cambiaba en absoluto su valor, su entrega. Entonces parece que lo importante es el valor que nosotros damos a nuestras acciones: ¿cómo queremos actuar? 

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


En amor ar se

16,agosto 2009

enamorados

- ¿Recuerdas lo que hacias casi todas las noches cuando eras pequeña, bueno, hasta que te caías de sueño?

- Leía bajo las mantas con una linterna.

- ¿Por qué no encendías la lámpara de tu habitación?

- Para que pensarás que dormía, cuando en realidad leía a escondidas…

- ¿Nunca te preguntaste si tu linterna era mágica?

- No, ¿por qué debería habérmelo preguntado?

- ¿Se apagó una sola vez durante todos esos años?

- No – contestó Julia confusa.

- Y, sin embargo, nunca le cambiaste las pilas… Julia mía, ¿qué sabes del amor tú que sólo has amado siempre a quienes te devolvían una imagen hermosa de ti misma?

[...] ¿Serias capaz durante siete años de entregarte a alguien sin reservas, de darlo todo, sin límites, sin dudas ni temores, sabiendo que esa persona a la que quieres más que a nada en el mundo olvidará casi todo lo que habréis vivido juntos? ¿Aceptarías que tus atenciones, tus gestos de amor se borraran de su memoria y la naturaleza llenara un día esa amnesia con reproches y anhelos no cumplidos? 

“Las cosas que no nos dijimos”

Marc Levy

Este párrafo pertenece a la novela que acabo de leer. Entre sus líneas se descubren reflexiones interesantes sobre las relaciones, entre un padre y una hija, entre parejas que fueron y otras que se quedaron en proyecto… Como decía Fromm aprendemos a amar en casa y la relación “con” y “entre” nuestros padres es el primer ejemplo que conocemos y, probablemente sobre el que construiremos nuestro modelo (al menos hasta que nos demos cuenta y nos atrevamos a reinventarnos como amantes). 

En general, los padres proyectan una imagen hermosa de sus hijos, lo que nos facilita el proceso de enamorarnos en el futuro. Y, nuestra cultura nos ha enseñado que enamorarse es importante, me pregunto: ¿de quien nos enamoramos, de nosotros mismos (a través de la imagen que nos proyectan) o del otro…?, ¿es suficiente enamorarse…?

Hay un dato muy curioso, dejamos de estar enamorados por las mismas razones que nos enamoramos. Un día valoramos lo sociable que es nuestra pareja, es muy divertido. Con el tiempo nos horroriza, parece que los de “fuera” le importan más que los de “dentro”. Un día valoramos su romanticismo, el mismo que años más tarde nos agobia, es un pesado, siempre está encima mío, controlando lo que hago… Esto me sugiere que nos enamoramos de quien proyecta como anhelamos ser, nos des-enamoramos cuando no lo conseguimos. Quizá no es que el otro cambie, sino que uno mismo no lo ha hecho, no he cambiado = no he progresado. Y, me molesta que la actitud de mi pareja me lo recuerde constantemente… (como cuando practicando Feng Shui represento mis aspiraciones, reflejo en el entorno mis anhelos y cuando no hago nada para conseguirlos mi casa me molesta, me incomoda…).

Como se comenta en la novela, los expertos dicen que el periodo de enamoramiento dura aproximadamente siete años. Se me ocurre que quizá se deba a que enamorarse no es más que un primer paso para amarse, a través del espejo del otro. Algo así como un entrenamiento para llegar al objetivo de amar al otro y sentir el amor, lo que somos.

¿Qué es el amor…, un pensamiento, un sentimiento, una sensación, un gesto, una palabra, estar enamorado, perdonar, comprender, mimar, cuidar, proteger…? ¿He amado alguna vez a alguien que no proyectará una imagen hermosa de mi? ¿He amado alguna vez sin esperar nada a cambio…?

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Nuestro cuerpo

26,julio 2009

“El cuerpo se crea como es mirado.

Primero, responde a la mirada familiar y después a la mirada social.”

Alejandro Jodorowsky

cuerpos

Esta afirmación de Alejandro nos invita a creer que hay un cuerpo ideal en cada uno de nosotros, que modificamos en función de lo que percibimos de nosotros, a través del otro. Entonces, tiene mucho sentido pensar que podemos modificar nuestro cuerpo a partir de lo que realmente somos, según lo vamos descubriendo.

[...] Hay otra serie de factores que inciden en nuestra salud y, que en términos Feng Shui identificaríamos como el resto de las aspiraciones: cuando nuestra situación económica es favorable, nos va bien en el trabajo, en las  relaciones con los compañeros, jefes, familia y amistades nos es más fácil mantener una actitud positiva y, por ello, solemos tener menos problemas de salud. En el fondo, estamos hablando de la parte psicosomática que parece incidir directamente en la curación o mejora de algunas enfermedades.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


El progreso

19,julio 2009

“Existen tres tipos de personas:

las que miran las cosas que pasan

las que se preguntan que pasó

 las que hacen que las cosas sucedan.”

Nicholas M. Butler

progresar

La clave del progreso está en el cambio que obligatoriamente implica acción, la cual solo se puede impulsar desde dentro. Aquí radica la verdadera libertad, solo podemos actuar si nosotros así lo deseamos, los demás podrán incitarnos o motivarnos a pulsar la llave de encendido, pero el único que puede pulsarla es uno mismo. Cuando decidimos actuar nosotros, lo hacemos a nuestra manera. Cuando esperamos a que la vida solucione nuestra situación, lo hace a su manera y no suele coincidir con la forma que más nos hubiera gustado.

Así, el Feng Shui, como supongo que el resto de las técnicas o ciencias que decidamos utilizar no hacen nada por nosotros que no hagamos nosotros primero.  Son guías o instrumentos que pueden proporcionarnos otra perspectiva de nuestra situación, ayudándonos de esta manera a comprenderla y, a partir de ahí, podremos resolverla más fácilmente. Es como si estuviésemos perdidos en el centro de un bosque y alguien o algo nos elevara por encima del mismo para que pudiéramos ver la totalidad del bosque, ahora ya sabríamos cual es la salida, la hemos visto. Pero para salir, el que tiene que dar los pasos es el que está dentro del bosque.

… La única clave es la acción.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


Me “han” despedido

12,julio 2009

ejecutivaDespedirse de un trabajo me recuerda a cuando “me suspendían” algún examen, yo nunca lo hacía… Siempre había un profesor dispuesto a hacerlo por mí. En el trabajo no fue diferente, sino había un jefe dispuesto a cargar con la responsabilidad, había una situación económica complicada, una reestructuración de plantilla, un embarazo… cualquier excusa es válida para despedirse y que parezca que lo hacen otros por mí. 

Ya dice la sabiduría popular que “siempre se mata al mensajero”. Es decir, utilizamos al mensajero de nuestro propósito como verdugo, así podemos colocarnos cómodamente en el lado de las víctimas. Sin embargo, el papel de víctima a mí nunca me ha dado resultado, no me ha aportado nada aparte de sufrimiento.

Aceptar la responsabilidad de todo lo que me sucede si me ha dado buenos resultados. Aceptar que me “he despedido” y descubrir para qué ha sucedido es lo que realmente me ha ayudado en el desarrollo de mi profesión. Mi primer trabajo “serio” fue en una multinacional, American Express. Todo iba bien hasta que decidí compaginarlo con unos estudios de postgrado. Entonces, mi jefe me advirtió su disconformidad amenazándome con consecuencias desagradables. Supongo que mi inconsciente me explicaría que mi finalidad en la vida no estaba encorsetada a una empresa concreta. Por supuesto, realicé mis estudios y no me renovaron el contrato. Recuerdo que la sensación no fue agradable, sentía que había sido despedida y me invadió cierto sentimiento de fracaso (quizá orgullo herido) unido a un vacío de futuro.

Las dudas se despejaron rápidamente al encontrar un nuevo trabajo, en DHL, del que años más tarde también volvería a sentirme despedida. En esta ocasión me quedé embarazada y no hacía falta más que echar un vistazo alrededor (al caso de otras compañeras) para saber lo que me jugaba. Supongo que de nuevo, mis objetivos en la vida volvían a entrar en contradicción con el mercado laboral. Aunque me enfadó muchísimo la situación, con el tiempo he entendido las oportunidades que me brindó, entre ellas poder dedicarme y disfrutar de mi bebé una buena temporada.

Es cierto que mi experiencia se desarrolla en la juventud, momento en el que todavía no solemos estar tan apegados a las cosas, es decir, nuestra cuenta de gastos no es tan extensa como en la madurez cuando además tenemos hijos a nuestro cargo. Aunque por otro lado, era un momento en el que la carrera profesional era uno de los aspectos a los que más importancia daba. En todo caso, mis despidos han sido una gran enseñanza para el momento actual en mi papel de empresaria.

Ahora ya no tengo un jefe al que poder echarle la culpa de mis resultados. Bueno, me queda la situación económica actual (aunque ya ni yo misma me crea mis excusas). Lo que si he aprendido es que cuando la vida me para de alguna manera me está invitando a mirar hacia dentro, a bucear en mí. Y, siempre que lo he hecho me ha dado buenos resultados, descubriendo nuevas oportunidades. De hecho, mi dedicación a la consultoría de Feng Shui nace durante la recuperación de mi cóccix roto.

Hace unos días, haciendo un proyecto de Feng Shui en una casa, me di un golpe en la cabeza con un techo aguardillado, perdí el equilibrio y caí. Para no rodar por toda la escalera, solté la brújula, que rodó por mí. El resultado ha sido un hueso (nada grave) y mi brújula rota. Podría pensar que la casa en la que estaba tenía su “aquel”, pero no me aportaría nada porque la que se cayó fui yo. Por eso, prefiero mirar hacia dentro y replantearme de nuevo todo, cuestiones que no se me habrían ocurrido días atrás. Después del desconcierto inicial, poco a poco, voy vislumbrando nuevas oportunidades que tampoco había visto hasta ahora.

Escribiendo este artículo, me acabo de dar cuenta que estoy haciendo lo que he representado en la aspiración de la carrera profesional en mi despacho, a través de una marina que para mí significa “sabemos lo que somos pero no lo que podemos llegar a ser… “. ¡Qué burra puedo ser!, lo tenía delante de mis narices y he tenido que romperme un hueso y la brújula para darme cuenta… La verdad es que entiendo a mi inconsciente, a veces, o me da un golpe y me inmoviliza o no me entero…  

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores