La resilencia

9,agosto 2009

“En los momentos de crisis sólo la creatividad

es más importante que el conocimiento.”

Albert Einstein

resilencia

[...] Aquí aparece un término que empieza a estar de moda ahora en las empresas, aunque posiblemente sea tan antiguo como la propia humanidad: la resilencia. El término resiliencia se refiere a la capacidad de un individuo o de un grupo social de vivir y desarrollarse positivamente, a pesar de las difíciles condiciones de vida y más aún, de salir fortalecidos y ser transformados por ellas. Hay dos elementos básicos en la resiliencia, inherentes al ser humano:

  • La resistencia frente a la destrucción o la capacidad de proteger la propia integridad a pesar de la presión.
  • La capacidad de construir o reconstruir la propia vida a pesar de las circunstancias difíciles.

Transportado a la filosofía oriental estaríamos hablando de nuevo de la dualidad del concepto de crisis, como éxito y/o como fracaso, como dificultad y/o como oportunidad. Las crisis son conflictos de alta intensidad y por lo tanto con un alto poder de transformar individuos y sociedades. Los conflictos son la base del desarrollo, cuando aparecen están anunciando crecimiento, transformación y buenas noticias.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


La crisis ninja

21,junio 2009

“Una crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir

y lo nuevo no acaba de nacer”

Bertolt Brecht

Todo en el universo es energía y la energía se materializa. Así conceptos que pueden parecer tan abstractos e intangibles como los valores, son energías que se materializan. Por ejemplo, cuando un número de personas colocadas en los lugares oportunos en tiempos de globalización y cuyos valores simplemente se basan en la consecución del lucro a costa de los demás, se materializa, y así hemos llegado a una crisis económica mundial. Teniendo en cuenta que lo creado es de la misma energía que el creador y que además el ladrón se cree que todos son de su condición, llegamos a esta crisis de desconfianza actual.

Dice Leopoldo Abadía, autor del libro, “La crisis ninja”, que él no entiende de economía, seguro que esta es la razón por la que lo explica tan bien, vamos, para que se entienda. Como podréis comprobar en el siguiente video: 

Pero, una vez descubiertas las causas y el origen de esta crisis, vayamos a lo interesante, las posibles salidas. Y, Leopoldo Abadía también habla de la responsabilidad individual. No me extraña, teniendo en cuenta que lo social no es más que la suma de lo individual. 

Los lectores habituales de este blog sabéis que llevo tiempo intentando descubrir y entender como funciona esta energía. Hasta hoy, me he dado cuenta que nuestra relación con el dinero no es muy diferente a nuestra forma de actuar ante otras cuestiones de la vida. De ahí, que nuestra inversión en auto descubrir como funcionamos o nos relacionamos con la vida sea de gran rentabilidad, no solo económica. 

Entendiendo que cada cual es un canal, todos tenemos la capacidad de posibilitar (o no) el flujo  de esta energía. He descubierto y experimentado con buenos resultados las siguientes cuestiones:

Aprender a recibir,

Nadie nace con dinero. Puede ser que nazcamos en una familia de dinero, pero hasta en ese caso tendremos que recibirlo. Para ello, hay que trabajarse la generalizada “conciencia de escasez”. Esta se refiere a “me acomodo” a las circunstancias, si tengo dinero me lo gasto y si no lo tengo  me quedo en casa. La solución no es gastar siempre, sino descubrir lo que queremos para pedírselo a la vida y obtenerlo.

Aquí podemos encontrar la gran piedra que nos obstaculiza el camino, en qué cambiaría nuestra vida si tuviéramos dinero. En esta respuesta suelen estar encerradas nuestras resistencias personales a la obtención de dinero.

Aprender a dar,

Para poder disfrutar de las cosas que cuestan dinero, primero tengo que tenerlo. Una vez en mis manos, saber como quiero contribuir, como me lo quiero gastar, tanto en mi, como quizá en los demás. Estamos hablando desde el punto de vista del flujo de energía, en este sentido se me ocurre que apalancar el dinero es cortar la fluidez necesaria. Ya hemos visto en otras cuestiones que “soltar” es esencial (una crisis aparece cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer…).

Entonces, enfoquémonos en como gastar o invertir el dinero. Recordemos que lo creado es de la misma energía que el creador. Siguiendo con el ejemplo de esta crisis, no es lo mismo comprar un piso, para venderlo con una gran plusvalía dentro de unos años, contribuyendo al incremento de los precios de la vivienda (por cierto, un bien esencial). Que invertir en el tejido empresarial de la sociedad aportando nuestro grano de arena en la generación de riqueza. Y, esta decisión, que depende de nuestros valores, solo puede ser tomada de manera individual.

Empiezo a sospechar que aquellos primeros Maestros que elaboraron la técnica de Feng Shui descubrieron el sentido del humor de la vida. No deja de ser curioso que los objetos más representativos en la generación de riqueza sean una fuente de agua o una planta, ambas necesitan de la entrada de agua para poder subsistir. Para ayudarnos a descubrir nuestros retos en ambas cuestiones y conseguir que el entorno nos apoye a superarlos practicando Feng Shui, os facilito el enlace a los artículos escritos sobre este asunto, pulsando aquí. 

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores