La brújula

17,junio 2010

“Somos como alguien sumergido en el agua,

 que se queja de que no tiene nada que beber”

Hsue-Feng

La técnica de Feng Shui, como la brújula que utiliza, no sabe nada que nosotros no sepamos, es un cúmulo de conocimientos sobre nuestra relación con el entorno. Pero esos conocimientos provienen del hombre, de hombres que a través de su experiencia y de la observación del entorno, el mismo en que toda la humanidad siempre ha vivido, han decidido consolidar sus conocimientos en una técnica y la han querido llamar Feng Shui.

La brújula es un instrumento imprescindible para la puesta en marcha de la técnica Feng Shui, para conocer donde están localizadas las posibles situaciones dentro de un espacio. Existe un orden en la naturaleza que se refleja en nuestros espacios.

Sin embargo, la técnica Feng Shui no puede decirnos cuales son nuestros objetivos personales en cada aspiración, igual que la brújula solo puede indicarnos el camino cuando nosotros previamente sabemos donde ir. Por eso, si le preguntamos a la brújula por donde está la salida siempre nos contestará “no sé”. Puede que indique alguno de los puntos cardinales, Norte, Sur, Este u Oeste (no sé), puede que la flecha nos indique Noroeste y/o el opuesto Sur Este (no sé) o el Noreste y/o su opuesto el Sur Oeste (no sé). Ante una pregunta abierta, cualquier combinación que la brújula pueda ofrecernos siempre será “no sé”.

Para que una brújula pueda ayudarnos, indicándonos  el camino, siempre tendremos que comunicarla cual es el camino que hemos elegido. Así, siempre que la preguntemos sobre la localización de cualquiera de las orientaciones del espacio, nos la indicará.

Feng Shui en la vida, pág 55

 

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Agradecimientos

15,mayo 2010

 

“El mundo es un escenario;

nosotros somos sus actores.”

William Shakespeare

Si bien en un principio el Feng Shui captó de inmediato mi curiosidad, he de reconocer que lo nuestro no fue un idilio a primera vista. Más bien sucedió al contrario. Mientras iba profundizando en el conocimiento de la técnica mis resistencias a poner en duda mi racionalidad aparecían. Sin embargo, hubo momentos clave en los que pareciera que el Feng Shui me perseguía, incluso me acosaba. Ante tanta insistencia cedí, traspasando mis resistencias logré abrirme a mi intuición y a mi creatividad, lo que inmediatamente produjo una amplitud de perspectiva que ha cambiado mi vida para siempre.

Agradecimiento infinito es lo que siento por esta técnica que me ha servido de guía en este camino de apertura. Que día a día sigue guiándome, personal y profesionalmente, dándome la gran satisfacción de poder acompañar a otros y ser testigo de su desarrollo. Caminar y trabajar día a día por ser uno mismo, creo que es la mayor empresa que un ser humano puede realizar, por él mismo, por los que le rodean y por el mundo en el que vive. Si queremos conseguir un mundo mejor, tendremos que mejorar nosotros, uno a uno. El cambio mundial es la suma de cada cambio individual y todos sumamos.

Así me he dado cuenta de lo importante que es el escenario, para facilitarnos la actuación. Hay cuestiones del decorado que son fácilmente perceptibles por su visibilidad, son tangibles. Pero otras, como hemos ido analizando a lo largo de estas páginas son intangibles. Sin embargo, todo lo que se manifiesta en el exterior es reflejo de lo que nos sucede en el interior. Lo mismo sucede al escribir un libro, uno firma su autoría pero hay todo un equipo de gente detrás que facilita su ejecución.

Mi agradecimiento a José María Doria por prologar este libro, pero sobre todo por su ejemplo. Como alumna suya he tenido el privilegio de disfrutar en primera persona y aprender de un especialista en la preparación de escenarios. No me refiero solo al escenario físico, sino especialmente a los aspectos más intangibles, esos que hacen posible que lo que tenga que suceder, sea lo que sea, suceda. Este libro es fruto de esos escenarios, que además he compartido con un grupo de personas, que muchas veces sin saberlo, han participado en su elaboración. Mi sincero agradecimiento a todos ellos: Yanis, Susana, Sonia, Socorro, Raul H., Raúl G., Patricia, Paloma, Olga, Oscar, Miriam, Marisol, Marisa, Mari Luz, Maria José, Mariangeles, Maite, Kerstin, Julieta, José Hilario, José Antonio, Itziar, Helena, Gloria, Gemma, Gaztelu, Félix, Elena, Dora, Cristina, Beatriz, Antonio, Ana y Adriana.

Gracias a Txell, Vanesa y Patricia que con paciencia me han leído y releído, comentado, propuesto y sugerido siempre que lo he requerido. Gracias a Angel Lafuente por trasmitirme su amor a la palabra. Gracias a María Baamonde por diseñarme con tanto acierto los gráficos. Gracias a Thais que siempre está dispuesta a compartir su creatividad. Y, gracias a Nuria, mi nueva editora, su propuesta de portada mejora y mucho, la mía.

Asimismo, hay dos personas que han aceptado testimoniar este libro. No ha sido casualidad, son dos autores a los que conozco y admiro,  mi agradecimiento sincero a Jorge Lomar y a Jesús Vega.

Este año me propuse mejorar la relación entre mi vida familiar y profesional. Algo ha debido de suceder en el proceso de este libro, anoche les comentaba a mis hijos que estaba acabando y me dijeron: pero, ¿cuándo lo has escrito?. Gracias, Eduardo y Alfredo, estar con vosotros es tan fascinante que habéis conseguido que mi reto fuera fácilmente alcanzable.

Escribir este libro ha sido un gran placer para mí. Tanto que ya estoy pensando en el siguiente, “Casos Prácticos de Feng Shui”. Espero que leerlo, al fin y al cabo es una forma de escribirlo de nuevo, lo haya sido para ti, lector. Gracias por leerlo y darle vida.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Enlaces relacionados:

feng shui


Prólogo del libro “Feng Shui en la vida”

9,enero 2010

 

“Parece claro que el principal Feng Shui que uno realiza en su vida tiene lugar dentro de su propia persona.”

José María Doria

Como ya sabeis, la técnica de Feng Shui tiene mucho que ver con el poder del lenguaje simbólico y, a mí me apasiona. De ahí, que en mis libros trate de contar con aquellas personas que han tenido algo que ver en el proceso. En esta ocasión, hemos tenido el privilegio de contar con el prólogo de mi maestro José María Doria, os dejo disfrutarlo:

“Cuando en México en los años 70, realicé mi primera práctica de meditación Zen, un personaje de voz grave y aspecto de maestro, pronunció varias veces una palabra que durante más de 30 años no he cesado de explorar.

Aquella voz que surgía de su poderosa garganta, rompiendo el silencio del dojo en el que respirábamos inmóviles, decía:

 vacío  …  vacío  …

Durante aquellas primeras prácticas de meditación, uno sentía que eso de “Vacío” evocaba una no agradable sensación de ausencia, y en realidad, aunque la intuición quería revelar posibilidades insospechadas, la mente ruidosa de aquel principiante en la meditación no se encontraba precisamente muy a gusto con una propuesta de vacío, tan aparentemente desértica y muerta.

Los años han ido pasando y con ellos se ha expandido la consciencia. Aquella amenaza de perder lo lleno y soltar lo que uno tiene aunque sea en la cabeza, ha dejado de amenazar a éste y a otros peregrinos de la consciencia. Aquel temor al vacío que recuerda los tiempos del Barroco (horror al vacío), han dejado paso al anhelo de espacios desde donde se manifiesta esa serenidad y paz profunda que late tras la corriente de ideas.

En realidad uno observa que el espacio vacío se hace cada día más presente para aquella mente suficientemente observada, sobre todo cuando éste aparece nítido y silencioso “entre pensamiento y pensamiento” de tantas neuronas permanentemente atestiguadas. Y sucede que conforme la capacidad de observación se hace más amplia, uno siente que el espacio vacío es precisamente el más fértil y radiante de las hondas moradas de la conciencia. Uno no tarda en sentir la certeza de que lo Nuevo tan solo brota del vacío, un vacío que se vivencia más allá de la mente pensante, el mundo del tiempo y el peso de las memorias.

Pues bien, sucedió que conforme cultivaba el silencio y observaba con mayor nitidez la caída sucesiva de las capas mentales de cebolla, también se vaciaba mi propia casa. Día a día salían furgones con cuadros, muebles y cosas acumuladas en aquella morada tan grande como apretada. De pronto, un día descubrí que los suelos vacíos y las grandes paredes blancas pacificaban la atmósfera y otorgaban al nuevo espacio la cualidad que sin duda el camino recorrido ya demandaba.

Y desde este punto de radiante vacuidad leo la obra de Maru Canales, una obra que atraviesa los pliegues más sutiles de la vida cotidiana, un tratamiento del espacio que su brillante autora señala con precisión y claridad tanto hacia el dentro como hacia el fuera de la propia persona.

El lector se encuentra ante un libro que puede abrir puertas y ventanas no solo de su propia casa, sino también hacia el sentido último de su íntima trayectoria. Y tal vez ocurra que buscando un libro de Feng Shui acerca de cómo crear espacios en donde dejar fluir la energía del cielo y de la tierra, encontrará un algo más tan sencillo como radiante, un algo más que activará intuiciones y aportará ese toque intangible que distingue a las atmósferas sagradas.

Seguir leyendo…

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Enlaces relacionados:

feng shui


Cómo conseguir tu ejemplar: “Feng Shui en la vida”

8,enero 2010

A todos aquellos que se atreven …  

  

 

El libro se puede adquirir en cualquier libreria. Si no lo tuvieran en stock lo pueden solicitar a la Editorial CEAC, una de las firmas del Grupo Planeta. 

También puede ser adquirido por internet y recibirlo directamente en casa, os facilito algunos enlaces directos: 

  

El Corte Inglés 

FNAC 

La Casa del Libro 

NavLan 

Zona de compras 

 

¿Quieres saber más sobre el libro? (pulsa aquí

Maru Canales

 

 feng shui


Feng Shui 2010

27,diciembre 2009

“Todo lo que se manifiesta en el exterior,

es un reflejo de lo que nos sucede en el interior”

Maru Canales

Esta es mi propuesta para el 2010, una proyección intimista y personalizada de llevar a cabo la práctica de Feng Shui. Así lo he expuesto en el libro “Feng Shui en la vida”, en el que os propongo varios métodos de trabajo, sencillos, para poder aplicar la técnica en cualquier situación y espacio físico. El objetivo es claro, mejorar nuestro bienestar personal. Os adelanto la introducción:

Podemos elegir si lo que queremos es vivir aquello que la vida nos presenta en el espacio que tenemos o si preparamos el escenario con la intención de vivir aquello que anhelamos. Estamos tan inmersos en la rutina diaria que nos hemos ido acostumbrando a vivir con el sistema automático puesto. De esta forma nuestra mente va adquiriendo tal velocidad que poco a poco empieza a solventar no solo los problemas actuales, sino los venideros, aquellos que ella misma se ha encargado de ir creando. Por ello, empezamos a tener la sensación de que el tiempo pasa cada día más deprisa, se nos escapa de las manos. Nos hemos apuntado a la velocidad, a la cantidad olvidando la calidad, queremos vivir mil situaciones a lo largo del día y en realidad no vivimos ninguna, porque cada vez que estamos en una estamos pensando en llegar a la siguiente. 

Lo mismo sucede con nuestro entorno, nos hemos acostumbrado a sus formas y colores de tal manera que podemos movernos en él tranquilamente, en automático. Y si algo no nos gusta o interfiere en nuestros propósitos no somos conscientes de ello o nos inventamos una excusa para no afrontarlo, el día que cambie de casa seré feliz… (o de trabajo o de pareja o de amistades o de … ) 

Estar centrados en lo que hacemos es lo que nos proporcionará intensidad a nuestra vida. Vivimos una vida nueva, llena de nuevos retos y de innumerables posibilidades para alcanzarlos. Para disfrutar de ello necesitamos concentrarnos en lo que hacemos, decidimos y elegimos y, el escenario es una de las piezas claves donde llevarlo a la práctica. 

Porque el escenario en el que nos movamos se adhiere a nosotros creando un todo, afectando en cómo nos sentimos, como nos proyectamos a los demás e incluso como nos comunicamos. Y, por supuesto en como los demás nos perciben. 

El entorno habla, aprendamos su lenguaje y asegurémonos que contamos con su apoyo en la consecución de nuestros anhelos, en el día a día. 

Seguir leyendo…

Maru Canales

Enlaces relacionados:

feng shui


Feng Shui en Navidad

18,diciembre 2009

“Honraré la Navidad en mi corazón y procuraré conservarla durante todo el año”

Charles Dickens


Se acerca el tiempo de Navidad y hay una serie de cuestiones que la gente me pregunta en cuanto al Feng Shui. Voy a intentar resumirlas en este artículo:

  • Adornos navideños,

Los adornos navideños que solemos utilizar forman parte de nuestra cultura y tradicción y todos ellos están impregnados de buenos deseos. Por esta razón, es positivo adornar la casa para que nos inspire el espiritú positivo de la Navidad: paz y amor. El año pasado, en La Navidad en Feng Shui, hice referencia a un artículo que Lillian Too había escrito en este sentido.

Además,  tendría en cuenta que aquello que coloquemos nos guste, como se comentó en el artículo “La belleza en Feng Shui”

  • Felicitaciones

En este sentido es importante recordar lo que se decía en el artículo “El poder de la palabra” y lo agradable que es no solo recibir una felicitación, sino darla.

A lo largo de algunos artículos hemos visto ejemplos de como deberían ser las felicitaciones, a continuación os facilito los enlaces:

  • Regalos,

No es fácil determinar si un regalo es o no Feng Shui. Lo más importante, desde mi punto de vista, es que se trate de algo que represente lo que queramos comunicar al que lo recibe y que le guste a esa persona.

Asimismo, a la hora de realizar nuestra lista puede ser interesante aplicar la ley de atracción, como nos explican en el secreto y hemos resumido en el artículo “Carta a Papá Noel” . Una vez que tenemos claros nuestros deseos estamos preparados para escribir nuestra carta, como en el ejemplo de la “Carta a los Reyes Magos”

Los mejores regalos son gratis, como el del artículo “Feng Shui en un regalo”, los otros hay que comprarlos:

  • Propósitos de año nuevo,

Para ayudarnos a realizar nuestra lista podemos tener en cuenta los consejos de Paulo Coelho, de Madre Teresa, de Alex Rovira y practicar Feng Shui:

¡Feliz Navidad,  feliz 2010! 

Feng Shui en 2010

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Feng Shui

logo-octo-xs.jpg


Soy especial…

13,diciembre 2009

“Originalidad es volver al origen”

Antoni Gaudí 

Me llaman de la garita de seguridad para confirmar si dejan pasar a un señor en una moto amarilla que pregunta por mí. Pensé que se trataba de la visita que esperaba, dije que sí. Aunque la referencia al color de la moto me hizo dudar, quizá sea el cartero. No obstante, salí a recibir a mi visita. Cuando vi la moto entendí que el señor de seguridad hiciera referencia al color, no era para menos. Y, como un mazazo vino a mi mente el color de mi coche.

- Señora, ¿está usted segura?, me preguntaba angustiado el comercial del concesionario. Le aseguro que nunca en los más de 25 años de vida de esta tienda hemos pedido un coche de esta marca en ese color.
- Pues más a mi favor, pensaba yo. ¡Voy a tener un coche especial!

Mi visita baja de la moto, viste impoluto, cazadora, casco… Otra de las mías, ante cualquier nueva actividad, lo primero el atuendo adecuado… Me rio de mi misma, lo que en el exterior se toma como una simpática y cálida bienvenida que yo intento aprovechar para recolocarme. Vaya espejo me acaba de llegar, esta reunión promete, dos seductores frente a frente.

Los que nos sentimos especiales somos grandes seductores. Nos gusta gustar. Solemos tener una personalidad magnética, necesitamos absorber el reconocimiento externo. Todo lo que nos sucede es especial, o lo vivimos y lo contamos como si lo fuera. Por eso siempre intentamos destacar, tanto en lo que hacemos, en lo que nos parece importante  o en lo que, muchas veces de manera inconsciente, nos haga sentir que somos especiales. Encontramos nuestro valor en lo que nos reflejan de nosotros los demás.

Eso de que todos somos iguales, aún no es comprendido por los seductores.  Aunque precisamente aquí esté la clave de nuestro aprendizaje, el paso de seductor a amante. El amante no se cree especial, se sabe igual a los demás y a la vez único e irrepetible. No necesita destacar ni absober, directamente da.

Como el caso Nick Vujicic, al que hemos hecho referencia en más de una ocasión en este blog. Hoy lo he encontrado participando en este delicioso corto, “El Circo de la Mariposa”, realizado con gente especial, seductores y por fin, amantes…

 

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores