El progreso

19,julio 2009

“Existen tres tipos de personas:

las que miran las cosas que pasan

las que se preguntan que pasó

 las que hacen que las cosas sucedan.”

Nicholas M. Butler

progresar

La clave del progreso está en el cambio que obligatoriamente implica acción, la cual solo se puede impulsar desde dentro. Aquí radica la verdadera libertad, solo podemos actuar si nosotros así lo deseamos, los demás podrán incitarnos o motivarnos a pulsar la llave de encendido, pero el único que puede pulsarla es uno mismo. Cuando decidimos actuar nosotros, lo hacemos a nuestra manera. Cuando esperamos a que la vida solucione nuestra situación, lo hace a su manera y no suele coincidir con la forma que más nos hubiera gustado.

Así, el Feng Shui, como supongo que el resto de las técnicas o ciencias que decidamos utilizar no hacen nada por nosotros que no hagamos nosotros primero.  Son guías o instrumentos que pueden proporcionarnos otra perspectiva de nuestra situación, ayudándonos de esta manera a comprenderla y, a partir de ahí, podremos resolverla más fácilmente. Es como si estuviésemos perdidos en el centro de un bosque y alguien o algo nos elevara por encima del mismo para que pudiéramos ver la totalidad del bosque, ahora ya sabríamos cual es la salida, la hemos visto. Pero para salir, el que tiene que dar los pasos es el que está dentro del bosque.

… La única clave es la acción.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


Me “han” despedido

12,julio 2009

ejecutivaDespedirse de un trabajo me recuerda a cuando “me suspendían” algún examen, yo nunca lo hacía… Siempre había un profesor dispuesto a hacerlo por mí. En el trabajo no fue diferente, sino había un jefe dispuesto a cargar con la responsabilidad, había una situación económica complicada, una reestructuración de plantilla, un embarazo… cualquier excusa es válida para despedirse y que parezca que lo hacen otros por mí. 

Ya dice la sabiduría popular que “siempre se mata al mensajero”. Es decir, utilizamos al mensajero de nuestro propósito como verdugo, así podemos colocarnos cómodamente en el lado de las víctimas. Sin embargo, el papel de víctima a mí nunca me ha dado resultado, no me ha aportado nada aparte de sufrimiento.

Aceptar la responsabilidad de todo lo que me sucede si me ha dado buenos resultados. Aceptar que me “he despedido” y descubrir para qué ha sucedido es lo que realmente me ha ayudado en el desarrollo de mi profesión. Mi primer trabajo “serio” fue en una multinacional, American Express. Todo iba bien hasta que decidí compaginarlo con unos estudios de postgrado. Entonces, mi jefe me advirtió su disconformidad amenazándome con consecuencias desagradables. Supongo que mi inconsciente me explicaría que mi finalidad en la vida no estaba encorsetada a una empresa concreta. Por supuesto, realicé mis estudios y no me renovaron el contrato. Recuerdo que la sensación no fue agradable, sentía que había sido despedida y me invadió cierto sentimiento de fracaso (quizá orgullo herido) unido a un vacío de futuro.

Las dudas se despejaron rápidamente al encontrar un nuevo trabajo, en DHL, del que años más tarde también volvería a sentirme despedida. En esta ocasión me quedé embarazada y no hacía falta más que echar un vistazo alrededor (al caso de otras compañeras) para saber lo que me jugaba. Supongo que de nuevo, mis objetivos en la vida volvían a entrar en contradicción con el mercado laboral. Aunque me enfadó muchísimo la situación, con el tiempo he entendido las oportunidades que me brindó, entre ellas poder dedicarme y disfrutar de mi bebé una buena temporada.

Es cierto que mi experiencia se desarrolla en la juventud, momento en el que todavía no solemos estar tan apegados a las cosas, es decir, nuestra cuenta de gastos no es tan extensa como en la madurez cuando además tenemos hijos a nuestro cargo. Aunque por otro lado, era un momento en el que la carrera profesional era uno de los aspectos a los que más importancia daba. En todo caso, mis despidos han sido una gran enseñanza para el momento actual en mi papel de empresaria.

Ahora ya no tengo un jefe al que poder echarle la culpa de mis resultados. Bueno, me queda la situación económica actual (aunque ya ni yo misma me crea mis excusas). Lo que si he aprendido es que cuando la vida me para de alguna manera me está invitando a mirar hacia dentro, a bucear en mí. Y, siempre que lo he hecho me ha dado buenos resultados, descubriendo nuevas oportunidades. De hecho, mi dedicación a la consultoría de Feng Shui nace durante la recuperación de mi cóccix roto.

Hace unos días, haciendo un proyecto de Feng Shui en una casa, me di un golpe en la cabeza con un techo aguardillado, perdí el equilibrio y caí. Para no rodar por toda la escalera, solté la brújula, que rodó por mí. El resultado ha sido un hueso (nada grave) y mi brújula rota. Podría pensar que la casa en la que estaba tenía su “aquel”, pero no me aportaría nada porque la que se cayó fui yo. Por eso, prefiero mirar hacia dentro y replantearme de nuevo todo, cuestiones que no se me habrían ocurrido días atrás. Después del desconcierto inicial, poco a poco, voy vislumbrando nuevas oportunidades que tampoco había visto hasta ahora.

Escribiendo este artículo, me acabo de dar cuenta que estoy haciendo lo que he representado en la aspiración de la carrera profesional en mi despacho, a través de una marina que para mí significa “sabemos lo que somos pero no lo que podemos llegar a ser… “. ¡Qué burra puedo ser!, lo tenía delante de mis narices y he tenido que romperme un hueso y la brújula para darme cuenta… La verdad es que entiendo a mi inconsciente, a veces, o me da un golpe y me inmoviliza o no me entero…  

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui: el cargo profesional

14,diciembre 2008

”exito profesional”

[…] Quizá antes de poder aceptar esto debemos de aclararnos con quien somos realmente, es decir, dejar de identificarnos con nuestra actividad y con nuestro cargo, hay una diferencia entre ser Presidente u ocupar el cargo de presidencia.

Identificarse con un cargo está definiendo nuestra forma de ser, nos afecta a todas las áreas de nuestra vida y está limitado en el tiempo. El problema surge cuando dejamos de ser el cargo, dejamos de “ser” todo aquello que habíamos identificado con él y en todos los ámbitos de nuestra vida a los que lo habíamos trasladado. Así, entramos en una difícil situación en la que nos cuesta aceptar, por ejemplo, la perdida de amistades, cuando era presidente tenía muchos amigos que ahora me dan la espalda, claro eran amigos del presidente…

“En la prosperidad nuestros amigos nos conocen. En la adversidad nosotros conocemos a nuestros amigos.”

Enrique Mariscal

Al ocupar un cargo, lo hacemos en el ámbito laboral, dejándonos espacio para ser nosotros mismos tanto en lo profesional como en lo personal y entendemos que es transitorio como el resto de nuestras oportunidades y retos a lo largo de la vida. Sabremos diferenciar a los amigos del presidente de los amigos de la persona y, en general, el transito de ocupar el cargo a dejar de hacerlo surgirá de manera natural.

Y aquí, creo yo, radica el conflicto al que hoy en día nos gusta tanto referirnos en las empresas, entre la conciliación de la vida personal y laboral, solo existe una vida en la que confluyen en planos interdependientes el trabajo y otros aspectos de la misma como la familia, los amigos, el disfrute, etc. […]

Texto extraído del libro “Feng Shui en la empresa”, Ed. CEAC, 2008

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Implicación

2,noviembre 2008

“Para conocer la respuesta, primero debes perderte en la pregunta”

Sabiduría Zen

implicacion

Hace unos meses estaba revisando la representación de las ocho aspiraciones en mi despacho, al llegar a la aspiración del compromiso descubrí que necesitaba implicarme más en mi labor profesional. No sabía por donde empezar y comentándolo con una amiga me contó la siguiente historia:

 

Una niña estaba en la playa con su padre, y él le pidió que probara si la temperatura del agua era buena. Ella tenía cinco años y se entusiasmó de poder ayudar; fue hasta la orilla y se mojó los pies.

-Metí los pies, está fría- le dijo.

El padre la cogió en brazos, fue con ella hasta la orilla del mar y sin previo aviso la tiró dentro del agua. Ella se asustó, pero después se divirtió con la broma.

-¿Cómo está el agua?- preguntó su padre.

-Está buena- respondió.

-Entonces, de aquí en adelante, cuando quieras saber alguna cosa, zambúllete en ella.

 

Tras escuchar esta historia entendí que debía zambullirme en los proyectos que realizo y me dí cuenta de las áreas que aún no tenía cubiertas: enseñar la practica y utilidad del Feng Shui a todos los implicados en un proyecto y acompañarles en el proceso. De esta forma me surgió la idea de aunar todos mis conocimientos y experiencia (Sociología, Feng Shui, Coaching, Psicomagia y Psicología Transpersonal) en dos nuevos proyectos:

Coaching Aspiracional, para acompañar en el proceso de análisis de cada aspiración y ayudar a decidir como representar sus aspiraciones.

Curso de Feng Shui, rediseñado para enseñar no solo mis conocimientos teóricos de la técica sino además aquellos que he ido consiguiendo con la práctica tanto profesional como personal 

 

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

 

Artículos relacionados:

Coaching Aspiracional

Curso de Feng Shui

Casos prácticos de Feng Shui

Relación de artículos publicados en este blog

 

feng shui


La influencia del entorno en nuestro éxito profesional

15,junio 2008

feng shui en la empresa

Cuando Joshua Bell toca su violín en algún auditorio se cuelgan los carteles de “completo”, se ha llegado a pagar más de 1.000 dólares por la entrada. Cada vez que acaba una pieza el silencio de los espectadores se rompe con grandes aplausos. Al día siguiente su interpretación es comentada en la mayoría de los periódicos de la zona…

feng shui

Cuando Joshua Bell ha tocado el mismo violín (un Stradivarius cuyo valor estimado es de más de 3 millones de dólares) en el metro, poniendo todo su empeño en tocar piezas maestras durante 43 minutos, la reacción general fue de total indiferencia. De 1.070 personas que pasaron por delante de él, solo 27 personas le dieron dinero (un total de 32 dólares), siete se quedaron a escuchar y a observar más de un minuto. Nadie aplaudió.

Este experimento ideado por el Washington Post nos demuestra como el entorno nos afecta e influye, apoyando o destruyendo nuestro mensaje. De ahí la importancia de analizar nuestro entorno, como la técnica de Feng Shui nos propone.

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


La felicidad en la empresa

25,mayo 2008

felicidad en el trabajo

Según un informe sobre la gestión de recursos humanos que acaba de publicar recientemente la prestigiosa consultora PricewaterhouseCoopers,  es importante para las empresas “medir” la felicidad de sus empleados porque en ella puede estar la clave para obtener ventajas competitivas: Las organizaciones exitosas convierten el bienestar de sus empleados  en una ventaja estratégica”

Una vez comprobado el nivel de felicidad de la plantilla respecto al trabajo que realizan y a la empresa en la que trabajan, entonces se pueden realizar mejoras:

  • aumentar la participación de los empleados 
  • aumentar el rendimiento

La felicidad de los empleados puede medirse analizando los niveles de compromiso, buscando datos relativos a la resignación, las tasas de ausencia, las actitudes de los empleados, las horas de formación, remuneración según rendimiento y la incidencia de las quejas.

En mi opinión les ha faltado incluir “la prueba del algodón” el análisis de Feng Shui. Somos lo que pensamos, sentimos, creemos y observamos, por ello el análisis del entorno laboral nos aporta datos reales del nivel de “felicidad” de una empresa. Pero aún más, a través del entorno podemos mejorar la motivación y el ambiente laboral, lo que repercutirá en la eficiencia. Incluso podemos enseñar a nuestros empleados a motivarse a través del entorno (ver Coaching Aspiracional, pulsando aquí)

En este sentido, me gustaría proponer un ejemplo muy gráfico, imaginemos una pareja de recién casados que acaban de inaugurar su casa. Ella fue la encargada de la decoración y se la enseña por primera vez a su recién estrenado marido. El va recorriendo la casa, entusiasmado por el buen gusto de su mujer, hasta que llega al dormitorio y se encuentra dos camas separadas por una mesita en medio. Mira a su mujer perplejo y ésta le da un beso y le dice: – ¡Cuánto te quiero!

Esto es lo que nos suele pasar en las empresas, hay muchos mensajes cargados de buenas intenciones pero no hay acciones que los apoyen, a estas alturas todos sabemos que “las palabras se las lleva el viento…”. Analizando el entorno podemos encontrar aquellos detalles que esten contradiciendo nuestros mensajes, encontrar en donde hemos cambiado la cama de matrimonio por dos camas separadas por una mesita de noche…

La mejor manera para asegurarnos que nuestro mensaje sea escuchado y cause el efecto esperado es la veracidad, la cual se comunica a través de la acción. En la mayoría de los casos nos encontramos con entornos que contradicen nuestros mensajes restándoles dicha veracidad. A través del análisis del entorno que propone la técnica de Feng Shui y, la puesta en práctica de las recomendaciones, nos aseguramos que el entorno apoya nuestros mensajes y los comunica en la forma adecuada.

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui en la pista

16,abril 2008

feng shui

Uno de los aspectos más importantes para conseguir el éxito en los deportistas de elite es la actitud, especialmente en los momentos de tensión, como cuando se está a punto de perder.

Como explica la especialista en Psicología Deportiva, Ana Puente, “cada jugador, conociéndose y detectando el punto débil que le genere ansiedad busca una estrategia para combatirla. Hay un abanico de posibilidades infinito: la respiración, el contacto con las sensaciones internas, la apelación a frases de refuerzo positivo…”

Rafa Nadal es uno de los mejores tenistas del mundo, siempre se ha caracterizado por una extraordinaria fortaleza anímica, lo cual no quiere decir que no establezca ciertos mecanismos para elevar la concentración.  

feng shui

 

“Posició, valent, concentració y bolla alta”

Conocedor de sus puntos débiles los apunta en su mano para inspirarse durante el partido. Es lo mismo que debemos de hacer al practicar Feng Shui, colocar en nuestro entorno, laboral o privado, aquellos mensajes que nos inspiran y ayudan a conseguir nuestros objetivos en diferentes áreas de nuestra vida.

Cuando lo hacemos en la pista se llama refuerzo positivo, cuando lo hacemos entre paredes, Feng Shui.

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

Feng Shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores