Bienvenido 2010

2,enero 2010

“Sólo sé, que no sé nada”

Sócrates

(yo, a veces, no me doy cuenta ni de eso: que no sé nada

Maru Canales)

Son tantas las cosas que me han pasado este año y tan profundas las que estoy atravesando en la actualidad que ahora mismo no sabría que pedirle al 2010, además de adquirir mayor nivel de conciencia. En mis cuarenta y un años de experiencia en este viaje, me doy cuenta que nada me ha aportado mayores beneficios ni mayor bienestar personal que adquirir conciencia.

Por no irme muy atrás en el tiempo, os contaré que hace un par de años me divorcié. Fue una situación que tomó su tiempo y una prueba difícil, creo que quizá mi primera experiencia importante en este camino hacia el despertar. Mi matrimonio no podría mantenerse, pero tenía claro que el divorcio era una nueva construcción para el futuro y el bienestar de todos los miembros de la familia. Tuve que hacer frente a muchas creencias anquilosadas, a muchos apegos en todos los aspectos de mi vida (o como diría el Feng Shui en todas y cada una de mis aspiraciones). Pero lo que más recuerdo fue hacer frente a la incertidumbre, cuánto cuesta y cuantas herramientas me faltaban. Aún así, lo superé, lo superamos y, a juzgar por la situación actual,  con bastante éxito. Aunque en realidad, este es un proceso que no acaba, que sigue vivo (este si que es hasta que la muerte nos separé…)

Sin embargo, el 2009 me preparó una prueba más difícil o sobre todo mucho más profunda, un tumor cancerígeno en el cuello del útero en un estado muy avanzado. Guau, esto es empezar por el principio, vuelta a la mortalidad, existe. Y, la vida te pega un giro de 360º, enfoque directo a lo esencial, fuera máscaras y personajes. Por un lado, aparece un proceso médico que no deja lugar a las incertidumbres y al que me entrego por completo, todo me lo dan hecho. Pero hay otra parte que me pertenece, si quiero, bucear en mi interior, ¿qué pasa, para qué…? Este es un maestro de lujo que no pienso desaprovechar… y, aquí estoy.

Intento sanar mi mente, a través del dolor físico, dándome cuenta que yo no soy mi dolor, yo no soy mi cuerpo, aunque tenga uno y, aunque duela. Yo no soy mis pensamientos, aunque tenga millones. Y, tampoco soy mis sentimientos, aunque también los tenga y afloren. Soy el observador de todo ello, un puro centro de percepción consciente, que me ayuda a limpiar creencias anquilosadas, a sanar. He aprendido que no estoy sola, cuando tengo miedo, dolor y pena, aparece esa parte de mí que observa, que nunca sucumbe y me abraza, esa soy yo. Esto es lo que me está enseñando este proceso, a vislumbrar el amor que soy, me ha abierto las puertas a la sala del amor y allí encuentro el perdón, la comprensión, la paz, el agradecimiento, el goce del vivir…

Pero además de tener vuestro apoyo, el de mi familia y amigos y haber seguido desarrollando herramientas de autoconocimiento estos años, he aceptado que necesitaba ayuda. Así, hice de nuevo lo que hago y predico con mis clientes, convertirme en uno de ellos y contar con la guía y el acompañamiento de un terapeuta, Jorge Lomar. Os lo cuento porque realmente he podido comprobar como me ha facilitado el camino. Y, porque además quiero aprovechar este artículo y compartir con vosotros el “Nuevo Cuento de Navidad” que él ha escrito para felicitar este año las fiestas desde la Asociación Conciencia, la cual preside. Por cierto, todo un acierto de coherencia al que tanto hacemos referencia en este blog, entre la estrategia de la Asociación y el mensaje. (Asimismo, os facilito el enlace de la Asociación para que podais comprobar las interesantes actividades que se llevan a cabo, algunas de ellas en mi gran proyecto para el 2010, Espacio OCTO, pulsando aquí.)

Espero 2010 que me invites a seguir adelante, a quedarme en esa sala del amor y pueda seguir conociendo todos sus instrumentos. Y mucha salud, que tengo muchas cosas que hacer y que contar. También os lo deseo a todos y cada uno de vosotros.

Yo soy tú,

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Divorcio e hijos

6,septiembre 2009

“Hay miles de estudios que demuestran que

la atmósfera de infelicidad dentro de la familia

 es más nociva para los niños que una ruptura franca,

que les enseña, por lo menos,

que el hombre es capaz de poner fin  a una situación intolerable

por medio de una decisión valiente”

El Arte de Amar, Erich Fromm

Divorcio- hijos

- Estoy realmente preocupada por ti, ¿estás segura que la única solución es el divorcio?

- Se trata de una decisión muy meditada. Las estadisticas dicen que tardamos una media de siete años en divorciarnos, desde que lo empezamos a pensar hasta que lo ejecutamos. Te aseguro que yo estoy por encima de la media.

- Bueno, pero es una decisión muy importante, se trata de romper una familia…

- Perdona, no te entiendo.

- Dejareis de vivir juntos, los niños tendrán que compartir diferentes casas…

- Si pensara que la familia es compartir un espacio físico, estaría de acuerdo contigo. Pero, creo que la familia trata de muchas otras cuestiones, mucho más importantes y profundas que compartir casa. Por ejemplo, el ambiente que se respira en el hogar. Por otro lado, vivimos en un cambio constante, creo que el gran reto de los padres en la actualidad es enseñar a nuestros hijos a enfrentarse a dichos cambios. Los modelos de una vida una empresa o una vida una pareja no parece que sean probables en su experiencia. 

- Pero tus hijos son tan pequeños…

- Hace algún tiempo pensaba que no debería divorciarme hasta que mis hijos fueran mayores. Entonces me dí cuenta que mi manera de actuar en la vida, mi ejemplo, era mi verdadera enseñanaza. Aprendemos a amar en casa, lo que me enfrentaba a mi responsabilidad, tenía que dicidir que quería trasmitirles. Y, ví las siguientes opciones:

  • Cuando tomes una decisión en la vida, aguanta hasta el final. Aunque un día descubras que fue equivocada o simplemente llegue el día en que deje de ser adecuada para ti. La vida no permite un margen de error.
  • Cuando nos equivocamos o simplemente las situaciones dejan de ser las adecuadas, siempre podemos cambiar. Cuando nuestro matrimonio deja de funcionar hay solución, solo depende de nosotros llevarla a cabo. 

- Nunca lo había visto así… Me estoy dando cuenta que incluso los hijos pueden ser una gran excusa para no tomar las riendas de nuestra vida, en lo referente a los problemas de pareja…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


En amor ar se

16,agosto 2009

enamorados

- ¿Recuerdas lo que hacias casi todas las noches cuando eras pequeña, bueno, hasta que te caías de sueño?

- Leía bajo las mantas con una linterna.

- ¿Por qué no encendías la lámpara de tu habitación?

- Para que pensarás que dormía, cuando en realidad leía a escondidas…

- ¿Nunca te preguntaste si tu linterna era mágica?

- No, ¿por qué debería habérmelo preguntado?

- ¿Se apagó una sola vez durante todos esos años?

- No – contestó Julia confusa.

- Y, sin embargo, nunca le cambiaste las pilas… Julia mía, ¿qué sabes del amor tú que sólo has amado siempre a quienes te devolvían una imagen hermosa de ti misma?

[...] ¿Serias capaz durante siete años de entregarte a alguien sin reservas, de darlo todo, sin límites, sin dudas ni temores, sabiendo que esa persona a la que quieres más que a nada en el mundo olvidará casi todo lo que habréis vivido juntos? ¿Aceptarías que tus atenciones, tus gestos de amor se borraran de su memoria y la naturaleza llenara un día esa amnesia con reproches y anhelos no cumplidos? 

“Las cosas que no nos dijimos”

Marc Levy

Este párrafo pertenece a la novela que acabo de leer. Entre sus líneas se descubren reflexiones interesantes sobre las relaciones, entre un padre y una hija, entre parejas que fueron y otras que se quedaron en proyecto… Como decía Fromm aprendemos a amar en casa y la relación “con” y “entre” nuestros padres es el primer ejemplo que conocemos y, probablemente sobre el que construiremos nuestro modelo (al menos hasta que nos demos cuenta y nos atrevamos a reinventarnos como amantes). 

En general, los padres proyectan una imagen hermosa de sus hijos, lo que nos facilita el proceso de enamorarnos en el futuro. Y, nuestra cultura nos ha enseñado que enamorarse es importante, me pregunto: ¿de quien nos enamoramos, de nosotros mismos (a través de la imagen que nos proyectan) o del otro…?, ¿es suficiente enamorarse…?

Hay un dato muy curioso, dejamos de estar enamorados por las mismas razones que nos enamoramos. Un día valoramos lo sociable que es nuestra pareja, es muy divertido. Con el tiempo nos horroriza, parece que los de “fuera” le importan más que los de “dentro”. Un día valoramos su romanticismo, el mismo que años más tarde nos agobia, es un pesado, siempre está encima mío, controlando lo que hago… Esto me sugiere que nos enamoramos de quien proyecta como anhelamos ser, nos des-enamoramos cuando no lo conseguimos. Quizá no es que el otro cambie, sino que uno mismo no lo ha hecho, no he cambiado = no he progresado. Y, me molesta que la actitud de mi pareja me lo recuerde constantemente… (como cuando practicando Feng Shui represento mis aspiraciones, reflejo en el entorno mis anhelos y cuando no hago nada para conseguirlos mi casa me molesta, me incomoda…).

Como se comenta en la novela, los expertos dicen que el periodo de enamoramiento dura aproximadamente siete años. Se me ocurre que quizá se deba a que enamorarse no es más que un primer paso para amarse, a través del espejo del otro. Algo así como un entrenamiento para llegar al objetivo de amar al otro y sentir el amor, lo que somos.

¿Qué es el amor…, un pensamiento, un sentimiento, una sensación, un gesto, una palabra, estar enamorado, perdonar, comprender, mimar, cuidar, proteger…? ¿He amado alguna vez a alguien que no proyectará una imagen hermosa de mi? ¿He amado alguna vez sin esperar nada a cambio…?

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Nuestro cuerpo

26,julio 2009

“El cuerpo se crea como es mirado.

Primero, responde a la mirada familiar y después a la mirada social.”

Alejandro Jodorowsky

cuerpos

Esta afirmación de Alejandro nos invita a creer que hay un cuerpo ideal en cada uno de nosotros, que modificamos en función de lo que percibimos de nosotros, a través del otro. Entonces, tiene mucho sentido pensar que podemos modificar nuestro cuerpo a partir de lo que realmente somos, según lo vamos descubriendo.

[...] Hay otra serie de factores que inciden en nuestra salud y, que en términos Feng Shui identificaríamos como el resto de las aspiraciones: cuando nuestra situación económica es favorable, nos va bien en el trabajo, en las  relaciones con los compañeros, jefes, familia y amistades nos es más fácil mantener una actitud positiva y, por ello, solemos tener menos problemas de salud. En el fondo, estamos hablando de la parte psicosomática que parece incidir directamente en la curación o mejora de algunas enfermedades.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui


La Tierra: el equilibrio perfecto

4,julio 2009

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla

mientras el género humano no escucha”

Víctor Hugo

Estamos viviendo un periodo crucial. Los científicos nos dicen que solo tenemos 10 años para cambiar nuestros modos de vida, para evitar que se agoten  los recursos naturales e impedir una evolución catastrófica del clima de la Tierra.
Cada uno de nosotros debe participar en el esfuerzo colectivo.  Para sensibilizar al mayor número de personas  realizé la película HOME.
Para que esta película sea difundida lo más ampliamente posible, tenía que ser gratuita. Un mecenas, el grupo PPR, permitió que lo sea. Europacorp que lo distribuye, se comprometió en no tener ningún beneficio porque HOME no tiene ningún interés comercial.
Me gustaría que esta película se convierta en vuestra pelicula. Compártelo. Y actúa.
Yann Arthus-Bertrand

(Hay que pulsar varias veces para que funcione el video…)

En el conocimiento del entorno, de su propio orden natural hay muchas metáforas que nos sirven de ejemplo para aprender a vivir en la Tierra. Quizá por ello, la técnica de Feng Shui tomó su nombre, viento y agua, haciendo relación a los dos principales medios de transporte y comunicación utilizados por la naturaleza. Aún en la actualidad, la gran mayoría de la población mundial vive en lugares costeros o húmedos. El hombre se asienta en sitios en los que se mezcla la tierra, lo orgánico y el agua, para asegurarse la caza, la pesca y la agricultura. Como dicen en la película, no se conquista el mundo con el estómago vacío…

La situación del Planeta es complicada, pero cada uno de nosotros podemos actuar para mejorarla.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui en la decoración infantil, II

20,abril 2009

Sobre las Imágenes en la habitación de los niños…

cuadros-infantiles-2

“La técnica de Feng Shui nos invita a entender el espacio físico como un medio de comunicación, en este sentido que mejor que elegir imágenes que apoyen nuestros mensajes de educación, que reflejen aquellos valores que les queremos trasmitir a nuestros hijos. Ya sabemos que una imagen vale más que mil palabras y, un ejemplo, más que mil imágenes.”

(Textos del Manuscrito original de “Feng Shui en la vida”, Editorial CEAC Enero 2010, enlace )

Maru Canales

Otros artículos sobre la aplicación de Feng Shui en habitaciones infantiles: 

Otros artículos relacionados:

feng shui


Deseos…

22,marzo 2009

deseos

El emperador salía del palacio para dar un paseo matutino, cuando se encuentra con un mendigo en la puerta.

Suponiendo que le pediría una limosna, le preguntó:

- ¿Qué quieres?

El mendigo lo miró y le dijo:

- Me preguntas de una manera… como si tú pudieras satisfacer mi deseo.

El emperador le respondió:

- Por supuesto que puedo satisfacer tu deseo… ¿Cuál es?

Y el mendigo mirándole a los ojos contestó:

- Piensa dos veces antes de prometer.

El emperador, comenzando a molestarse, pero insistió:

- Te daré cualquier cosa que pidas. Soy una persona muy poderosa, y extremadamente rica… ¿qué puedes tú desear que yo no pueda darte?

El mendigo sonrió:

- Se trata de un deseo muy simple… ¿ves esta bolsa que llevo conmigo?… ¿puedes llenarla con algo valioso?

- Por supuesto – dijo el emperador. Llamó a uno de sus sirvientes y le ordeno que llenara de dinero la bolsa.

El sirviente así lo hizo, pero según echaba el dinero en la bolsa, este desaparecía. Así que echó más y más y todo iba desapareciendo al instante. Es decir, que la bolsa del mendigo siempre permanecía vacía.

El rumor de esta escena corrió rápidamente por toda la ciudad y entonces una gran multitud se reunió en el lugar, poniendo en juego el prestigio del emperador.

  • - Estoy dispuesto a perder mi reino entero, pero este mendigo no se va a salir con la suya, ya que me dejará en ridículo frente al pueblo.

Diamantes, perlas, esmeraldas… uno a uno, todos los tesoros del emperador iban desapareciendo en la bolsa, la cual no parecía tener fondo. Todo lo que se colocaba en ella desaparecía inmediatamente.

Era el atardecer y habiendo quedado el emperador ya sin ninguna cosa que colocar en la bolsa del mendigo (habiendo llegado incluso a desprenderse de joyas que habían pertenecido a su familia por siglos), se tiró a los pies del mendigo y, admitiendo su derrota, le dijo:

- Has ganado tú, pero antes que te vayas, satisface mi curiosidad: ¿cuál es el secreto de tu bolsa?

El mendigo contestó:

- ¿El secreto? Simplemente está hecha de deseos humanos.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Tus hijos

15,febrero 2009

Me ha hecho mucha gracia recibir este escrito de Khalil Gibran sobre los hijos, he recordado cuando tenía 13 años y me compré un póster con él, que acabo colgado durante años en mi habitación, reconozco que se trataba de una indirecta para mis padres.

Lo cierto es que, aunque no dejen de sorprenderme, a mis sutilezas ya estoy bastante acostumbrada. Lo que de verdad me ha hecho gracia es que desde la infancia apuntase maneras con esto del Feng Shui…

hijos

Tus hijos no son tus hijos

son hijos e hijas de la vida

deseosa de sí misma.

No vienen de ti, sino a través de ti

y aunque estén contigo

no te pertenecen.

Puedes darles tu amor,

pero no tus pensamientos, pues,

ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes abrigar sus cuerpos, pero no sus almas,

porque ellas, viven en la casa del mañana,

que no pueden visitar ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos,

pero no procures hacerlos semejantes a ti

porque la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual, tus hijos como flechas vivas son lanzados.

Deja que la inclinación en tu mano de arquero

sea para la felicidad.  

Khalil Gibran

Como madre, aunque a veces me cueste o no sepa exactamente cual es el punto de tensión que he de mantener en el arco, si sé que lo intento con todo mí ser. Recordar este escrito me ha ayudado en momentos difíciles. Por ello, lo cuelgo en el blog, para compartirlo y tenerlo a mano asegurándome que no se me olvide y dejando que me inspire en la representación de esta aspiración en mi casa.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui y comunicación

18,enero 2009

“Una imagen vale más que mil palabras”

comunicacion

Mejorar nuestra comunicación es uno de los retos que más a menudo aparecen en los procesos de Coaching Aspiracional, paralelo a la puesta en marcha de la técnica de Feng Shui. Aunque en un principio suela aparecer en una aspiración concreta, posteriormente nos damos cuenta de su influencia en muchas otras áreas de nuestra vida. 

La técnica de Feng Shui nos enseña un lenguaje para comunicarnos con el entorno, por ello, no es de extrañar que al intentar ponerlo en práctica aparezcan nuestras dificultades en este sentido. Esta es una de las razones por las que en este blog hemos hablado de la comunicación en muchas ocasiones. Os facilito el enlace de los siguientes artículos:

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

feng shui


El sueño azul

7,enero 2009

bosque encantado

Un día, viajando por un bosque luminoso, el viajero se detuvo.

Se encendió una hoguerita, se preparaba una taza de té y reclinándose contra un árbol, se fumó una pipa.

En alguna distancia se oía el murmullo de un arroyo y una brisa, suave como un aliento, movió las hojas de los árboles. El viajero sonrió.

- “Bien”, pensaba “hasta aquí hemos llegado. Bonito paraje…”

Y mientras fumó su pipa, reflexionó un poco sobre sus viajes anteriores. Había atravesado infiernos y desiertos de vastas extensiones, se había refrescado en oasis y disfrutado de bellas orillas, había volado alto en los cielos y buceado profundo en los mares, respirando oxígeno líquido. Había amado y había odiado, se había reído y llorado y así una larga, larga lista de vivencias y experiencias a las que siempre encontraba su opuesto.

- “Y bien”, pensaba “¿ahora qué? ¿Adónde puedo ir donde no he estado ya? ¿Qué puedo hacer que no he hecho ya? No hay nada más que vivir que quedarme aquí sentado!” Y tal fue el impacto de su descubrimiento que una lágrima brotó de su ojo.

Desde el suelo, donde había caído la lágrima, brotó una flor blanca de extraordinaria belleza y una fragancia exquisita. Con gracia dobló su largo tallo para darle un suave beso en la mejilla y le susurró:

  • - “Duerme, hermano mío, sueña, no hay nada que hacer”

El viajero la contempló, maravillado y reconfortado y con una profunda exhalación cerró sus ojos. Y soñó. Soñó que escuchaba al Gran Silencio, al susurro del viento en los árboles, al sol que iluminaba cada hoja, a cada hierba que estaba brillando en luz plateada. Y cuanto más quietamente escuchaba, más se asemejaban el Gran Silencio y el silencio en su corazón y en su silencio no dejaban de murmurar

- “Amor, Amor, Amor”.

Quizás habían pasado minutos o quizás eones cuando apareció un delfín hecho de pura luz, nadando graciosamente en el aire. Le sonrió al viajero:

  • - “Ven, hermano mío, el viaje no se acaba aquí, seguiremos nadando por el océano infinito.”

El viajero se inclinó profundamente ante el delfín, se salió de su vieja piel porque era demasiado pesada y brillando como su hermano, se alejaron dos delfines, chapoteando entre los arbustos.

La hoguera se extinguió y la hierba creció sobre la pipa pero los árboles y los arroyos recuerdan y siguen murmurando la Gran Verdad a todo quien quiere escuchar.

Kerstin Müller

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui: comunicación cara a cara

30,noviembre 2008

“Lo más importante de la comunicación

es escuchar lo que no se dice”

Peter Drucker

La comunicación entre personas puede clasificarse en dos grandes categorías: la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

  • La comunicación verbal,

El lenguaje de las palabras pronunciadas que incluye el tono de voz

  • La comunicación no verbal,

Esta categoría es bastante más amplia que la anterior, se refiere por ejemplo al contacto visual, la expresión facial, los movimientos corporales de brazos y manos, la postura y la distancia corporal y hasta el entorno en el que estamos hablando que puede contradecir o apoyar nuestro mensaje.

Solemos pensar que la base de un buen nivel de comunicación se posa en el lenguaje, en las palabras, lo que nos dicen y como lo hacen. Sin embargo, entre un 65 % y un 80 % del total de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de la comunicación no verbal. De ahí la importancia de la comunicación no verbal y de que ésta coincida y apoye al lenguaje hablado.

En este corto titulado “La Explicación”, se refleja muy bien una situación de comunicación habitual en una pareja y, la falta de coordinación entre el lenguaje verbal y no verbal, sin olvidar el entorno. Me pregunto si las dificultades que encontramos para comunicarnos en la intimidad no serán un claro reflejo de la falta de comunicación a la que nos sometemos de forma generalizada. Si no somos capaces de aclararnos y expresarnos honestamente en un ambiente de confianza, qué pasará cuando esta no exista…

Un análisis de Feng Shui, es decir del entorno, nos invitaría a preguntarnos: ¿favorece la decoración de este salón (incluida la disposición y distribución de muebles) la vida en pareja? Las dificultades en la relación que se han reflejado en este ejemplo de comunicación tan contradictoria, entre el lenguaje verbal y el no verbal, no hacen más que confirmar lo que este espacio está diciendo a gritos (ni siquiera existe un sofá en el que sentarse juntos, para compartir asiento).

Aprender como el espacio, en el que trabajamos y vivimos, puede ayudarnos en la comunicación es uno de los temas principales del libro “Feng Shui en la empresa” y lo trabajamos en profundidad en el programa “Coaching Aspiracional”.

Os invito a deshojar la margarita, ¿la quiere o no la quiere?

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Papelera de chantaje emocional

28,junio 2008

”feng shui”
Supongo que no es necesario recurrir a las estadísticas para que aceptemos que en el terreno emocional aún estamos en pañales y, que esta es una de las principales causas de nuestro descontento y frustración. Somos adictos a las emociones lo que nos hace depender de ellas tanto en positivo como en negativo, nos apegamos a cualquier emoción.

Las buenas noticias son que aún tenemos mucho que aprender en este terreno y se me ha ocurrido empezar por identificar la manipulación emocional a la que estamos sometidos y a la que sometemos nosotros. Se trata del llamado chantaje emocional escondido en  frases muy utilizadas cargadas de ansiedad, dependencia y manipulación emocional.

 Utiliza todo el estiércol de la vida para abonar las flores

Esta es la frase zen que me ha tocado hoy y se me ha ocurrido crear un  espacio en el que podamos desprendernos de las frases de chantaje emocional que cada uno reconocemos y, además con vuestras aportaciones nos ayudaremos a conocer otros modelos. Todo un intercambio de conocimiento para evitar caer de nuevo es esta manipulación que aparece cuando creemos que el otro, los otros, son responsables de nuestra felicidad y así nos vemos obligados, unos y otros, a suplir las carencias ajenas.

En el trasfondo se encuentra un desorden en la responsabilidad, ya conocemos como funcionan los sentimientos: no podemos obligar a nadie, ni a nosotros mismos, a sentir de una determinada manera, pero si somos responsables de nuestra conducta, de lo que hacemos y decimos con nuestros sentimientos.

Aunque solo sean palabras, sabemos que estas nos afectan, propongo tirarlas a la papelera:

  • Típica de los hijos,

“Me castigas por que no me quieres”

  • De los padres,

“Cría cuervos y te sacaran los ojos…”

  • De los jefes, profesores, amigos…

“Me has decepcionado, no me esperaba esto de ti…”

  • En la pareja

“Te quiero tanto que no sé que haría sin ti…”

Los más atrevidos/as lo contestan: “me moriría” sin ti…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Comunicar, sin palabras…

12,junio 2008

“Nosotros vivimos de palabras y éstas se convierten en nuestra prisión.

La palabra impide la percepción de la cosa o la persona porque la palabra contiene multiples asociaciones, distorsionando no solo la apreciación visual sino la psicológica.

Ver lo que las palabras le han hecho a nuestro pensar y darse cuenta de ello sin elección es aprender el arte de la observación: observar sin asociaciones”

J. Krishnamurti

Se me ha ocurrido que una buena forma de aprender a comunicarme es tratar de hacer mimo, tratar de comunicar con la boca cerrada… Así que me he traído al blog unos minutos del gran mimo Marcel Marceau, para aprender algo.

“El silencio no tiene límites, los límetes los pone la palabra”

Marcel Marceau

Maru Canales

Artículos relacionados:

Solo son palabras

El poder de la palabra

Feng Shui y comunicación

Relación de artículos publicados en el blog

feng shui


El Carpintero

21,mayo 2008

 

Un carpintero, ya entrado en años, comunicó a su jefe su decisión de dejar de trabajar para descansar y disfrutar de su familia.
El jefe que lamentaba perder a su hombre de confianza, le pidió que hiciese una sola casa más, como un favor personal.
El carpintero accedió aunque su desgana se reflejaba en su labor, ya no ponía el corazón en lo que hacía, los materiales que utilizaba eran de poca calidad y su trabajo era deficiente. Parecía una desafortunada forma de terminar su carrera profesional.
Cuando acabó el trabajo, el jefe fue con él a ver la casa y le entregó las llaves de la puerta principal diciéndole:

  • La casa es tuya, es mi forma de agradecerte todos los años de dedicación y esfuerzo a mi lado.

Cuento anónimo

“Las causas son grandes en la medida en que es grande el corazón de aquel o aquellos que trabajan para ellas. Pueden ser empresas, proyectos, retos, cambios, inciativas, pero en todas las causas debe haber integridad, excelencia y voluntad de servicio.”

Alex Rovira, Los Siete Poderes

 

Artículos relacionados:

 

feng shui


Cuéntame un cuento…

25,abril 2008

“Los cuentos me han ayudado a calmar mi hambre y mi sed. Son siempre mitades que nos transporta la tradición oral. Las otras mitades habitan en nuestra alma. Al unirse cada cuento con su interpretación, experimentamos una pequeña saciedad.”  

Alejandro Jodorowsky

Acceso directo a los cuentos publicados en este blog, pulsando encima de cada titulo:

 

Alcanzando la Iluminación

 

Buena suerte, mala suerte

 

Corazón

Cuando morimos

 

Delante de mis narices

Deseos…

Determinación

Dinero; energía en movimiento

 

El carpintero

El caballero de la armadura oxidada

El encargo

El hombre que tenia mala suerte

El Maestro de Feng Shui

El milagro

El papel de regalo

El paseo de Angela

El sueño azul

El vendedor de churros zen

Esperando a Dios

 

Implicación

Interpretando…

 

La humildad

La pareja perfecta

 

Maestra, ¿Qué es el amor?

 

Tomando café…

 

Viento, agua… vida

Zanahoria, huevo o café

 

Maru Canales

Autora: “Feng Shui en la empresa”

feng shui


Buena suerte, mala suerte…

6,abril 2008

Había una vez un hombre que vivía con su hijo en una casita del campo. Se dedicaba a trabajar la tierra y tenía un caballo para la labranza y para cargar los productos de la cosecha, era su bien más preciado. Un día el caballo se escapó saltando por encima de las bardas que hacían de cuadra.

El vecino que se percató de este hecho corrió a la casa del hombre para avisarle:

-Tu caballo se escapó, ¿que harás ahora para trabajar el campo sin él? Se te avecina un invierno muy duro, ¡qué mala suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-Buena suerte, mala suerte, ¿quien sabe?

Pasó algún tiempo y el caballo volvió a su redil con diez caballos salvajes más. El vecino al observar esto, otra vez llamó al hombre y le dijo:

-No solo recuperaste tu caballo, sino que ahora tienes diez caballos más, podrás vender y criar, ¡qué buena suerte has tenido!

El hombre lo miró y le dijo:

-Buena suerte, mala suerte, ¿quien sabe?

Unos días más tarde el hijo montaba uno de los caballos salvajes para domarlo y calló al suelo partiéndose una pierna. Otra vez el vecino fue a decirle:

-¡Qué mala suerte has tenido!, tras el accidente tu hijo no podrá ayudarte, tu eres ya viejo y sin su ayuda tendrás muchos problemas para realizar todos los trabajos.

El hombre, otra vez lo miró y dijo:

-Buena suerte, mala suerte, ¿quien sabe?

Pasó el tiempo y estalló la guerra con el país vecino de manera que el ejército empezó a reclutar jóvenes para llevarlos al campo de batalla. Al hijo del vecino se lo llevaron por estar sano y al accidentado se le declaró no apto. Nuevamente el vecino corrió diciendo:

-Se llevaron a mi hijo por estar sano y al tuyo lo rechazaron por su pierna rota. ¡Qué buena suerte has tenido!

Otra vez el hombre lo miró diciendo:

-Buena suerte, mala suerte, ¿quien sabe?

Este cuento sufí me parece una joya que nos aporta numerosas lecturas, además de la facilidad con la que emitimos nuestros juicios (aunque juzgar enferma, como explicamos en El lenguaje de la salud)  nos recuerda que la suerte no siempre llega de la forma esperada, sobre todo cuando dejamos que no dependa de nosotros.

Por otro lado, existe una creencia bastante generalizada sobre la técnica de Feng Shui y su relación con la suerte, pero como comentamos en el artículo Feng Shui: la formula mágica, dudo que la efectividad de practicar Feng Shui se deba a la suerte.

Maru Canales

Otros cuentos publicados:

Feng Shui


Atreverse a cambiar

30,marzo 2008

“Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos”

Viktor Frankl

La llave del cambio nos pertenece solo a nosotros, a cada uno de nosotros individualmente. Esto es algo maravilloso que demuestra la libertad inherente al ser humano, la libertad y responsabilidad sobre nuestra propia vida.

El cambio sucede tan rápido como pulsar un interruptor y encenderse la luz, es inmediato. Pero solo uno mismo puede pulsar el botón. Los que tratamos de cerca con las personas en sus procesos de cambio aprendemos que podemos guiar pero no tenemos la capacidad de ejecutar el cambio por nadie, aunque en algunas situaciones nos pese. Es más, creo que esta es una de las primeras frustracciones que tuve que afrontar en el ejercicio de mi profesión, supongo que como el médico afronta las primeras muertes en sus pacientes.

Entonces me decidí a probar los cambios pendientes en mi misma, para comprobar si el cambio que veía en los demás era posible ser realizado. Así voy encendiendo las luces de mi camino, cuando veo el interruptor lo pulso inmediatamente y cuando no lo veo pido ayuda a los que me rodean o me acerco a profesionales que me pueden guiar, que ven en donde está mi siguiente interruptor.

Ahora puedo decir que cuando se enciende la luz los beneficios son inmediatos, se camina con más seguridad, se aprende mucho aunque algunas veces sea a través de los errores…, se siente con más intensidad (aunque en ocasiones toque limpiar a través del dolor, es la forma de dejar espacio al amor y la felicidad) pero siempre se vive, que es de lo que se trata.

La practica de Feng Shui puede ser un magnifico instrumento para iniciar una dinámica positiva de cambio, empezamos concretando nuestros objetivos, nos aseguramos que el entorno nos apoya en su consecución y empezamos el camino hacia ellos.

Maru Canales

Artículos relacionados

feng shui


Oir o escuchar

23,marzo 2008

oir-y-escuchar.jpg


A todos nos suele gustar que nos escuchen cuando tenemos algo que decir. Me pregunto si sabremos escuchar cuando los demás hablan.

¿Podríamos hablar de tres formas de escuchar?:

  • Escucha critica,

Mientras el otro nos habla estamos pensando en lo que es correcto y lo que no, estamos juzgando lo que nos cuentan

  • Escucha defensiva,

¿Qué me va a pedir, que querrá de mi? Esta es la primera idea que nos viene a la cabeza tras comenzar a escuchar al que nos habla. Así, empezamos a valorar lo que estamos dispuestos o no a ceder…

  • Escucha practica,

En esta ocasión ponemos a funcionar nuestra mente en busca de una solución al planteamiento que nos están haciendo

En cualquiera de los casos, no es necesario que  nuestro interlocutor nos solicite nuestro juicio, nos pida ayuda o nos pregunte una solución, nosotros se las daremos anticipadamente.

“La naturaleza le ha dado al hombre un par de oídos y una sola lengua, para que pueda escuchar el doble de lo que habla”

Epíteto

Para escuchar solo es necesario el silencio. Es decir, si cuando nuestro interlocutor habla, nuestra mente también, dejamos de escuchar y como mucho podremos oir lo que dice. Entonces yo diría que existen diferentes maneras de oir (crítica, practica, defensiva….) y una forma de escuchar, poniendo atención en lo que el otro me dice y beneficiarme de la oportunidades que me brinda:

Aprender algo nuevo

De hacerle sentirse querido

De tener alguna idea

Así, escuchar se convierte en todo un lujo para el que lo practica, pudiendo empezar por escucharnos a nosotros mismos, qué queremos, qué anhelamos, qué nos limita y por qué. En este sentido es muy positivo hacer una lista de todas las cosas que nos han dicho desde pequeños y que nosotros nos repetimos constantemente, revisar dicha lista y desechar todas las limitaciones que no nos han llevado a ningún sitio, que no han dado ningún fruto por que seguramente se trataba de los límites de otros proyectados en nosotros. 

¿Por qué nos duelen tanto las palabras?,
dejamos que entren en nosotros,
apenas ya hayan sido escuchadas,
provengan de donde provengan nos afectan,
se clavan en nuestra cabeza como un eco,
que se expande y no para de darnos vueltas,

(fragmento de la poesía “Sólo son palabras” de Alfredo Cuervo, … seguir leyendo)

Este ejercicio es muy válido para practicar Feng Shui y determinar como queremos que sea nuestro entorno, que objetos queremos contemplar y qué queremos que nos inspiren en el camino hacía nuestros objetivos, ahora sin límites.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Entre padres e hijos

19,marzo 2008

“Las personas no se alteran por los hechos,

sino por lo que piensan acerca de los hechos”

Epíteto

Quizá esta sea una de las razones por las cuales cada hermano podemos vivir la relación con nuestros padres de forma diferente. En algunos artículos hemos ido comentando la relación entre padres e hijos, una de las cuestiones que más nos interesan al hacer Feng Shui en el hogar, a través de los títulos de los artículos os facilito el enlace:

Padres e hijos

Los niños nos imitan

El ejemplo de un padre excelente

En busca de la felicidad

La felicidad aplazada

Divorcio e hijos

A la hora de llevar a la práctica el Feng Shui en nuestra casa, hemos de recordar que al padre se le representa en el Noroeste de un espacio, a la madre en el Suroeste y a los hijos en el Oeste:

Practicando Feng Shui

La aspiración de los hijos y la creatividad

La aspiración del liderazgo y el patriarca 

La aspiración del compromiso y la matriarca

Feng Shui en la decoración infantil

Además os invito a contarles un cuento

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Feng Shui y comunicación

Descubre los secretos del Feng Shui

feng shui


La disciplina

12,marzo 2008

“Lo importante es la acción, no el resultado de la acción.

Debes hacer lo correcto, tal vez no esté dentro de tu capacidad, tal vez no esté dentro de tu tiempo que haya algún resultado.”

Gandhi

En todo caso, sin acción dificilmente alcanzaremos resultados. Se me ocurre que la disciplina es uno de los instrumentos clave para conseguir el éxito, en cualquier ámbito. Sin embargo, es uno de los conceptos más denostados por nuestra sociedad actual: ¿por qué la tenemos tanto miedo?

Según Alejandro Jodorowsky en “Cabaret místico” la mayor dificutad radica en soltar nuestra propia identidad, nos hemos creado y creído una serie de consecuencias que son aterradoras:

Corporalmente: miedo a la muerte

Intelectualmente: el miedo a la locura

Emocionalmente: miedo a la depresión

Desde la creatividad: el miedo a sentirse paralizado

Necesitamos una finalidad en la vida que nos motive para afrontar el miedo. Una vez que conocemos nuestro objetivo, el instrumento más valioso para alcanzarlo es sin duda la disciplina: la capacidad de actuar de manera ordenada y perseverante para alcanzar nuestros objetivos.

Podemos desarrollar nuestra propia disciplina (autodisciplina) y/o reconocer la autoridad de un maestro. En todo caso, la disciplina se desarrollará en los siguientes caminos:

  • Intelectualmente necesitamos llegar a la aceptación
  • Emocionalmente necesitaremos sentirnos completos, el camino será la compasión
  • Desde la energía creativa necesitamos llegar a la unión, primero tendrá que ser con nosotros mismos para poder llegar a la unión con el otro
  • Corporal o materialmente, el camino es la medida

¿Qué tiene que ver el Feng Shui con la disciplina?  Practicando Feng Shui nos aseguramos que el entorno en el que vivimos nos inspire en el camino a nuestros objetivos. 

Blogeando me he encontrado un ejemplo emocionante de lo que se puede conseguir a base de disciplina:

Si ellos pueden, ¿por qué no voy a poder yo?

Al igual que la emoción que sentimos al ver este video nos viene de serie, la capacidad de superarnos a nosotros mismos también, solo hay que decidirlo: ¡AHORA!

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores