Bienvenido 2010

2,enero 2010

“Sólo sé, que no sé nada”

Sócrates

(yo, a veces, no me doy cuenta ni de eso: que no sé nada

Maru Canales)

Son tantas las cosas que me han pasado este año y tan profundas las que estoy atravesando en la actualidad que ahora mismo no sabría que pedirle al 2010, además de adquirir mayor nivel de conciencia. En mis cuarenta y un años de experiencia en este viaje, me doy cuenta que nada me ha aportado mayores beneficios ni mayor bienestar personal que adquirir conciencia.

Por no irme muy atrás en el tiempo, os contaré que hace un par de años me divorcié. Fue una situación que tomó su tiempo y una prueba difícil, creo que quizá mi primera experiencia importante en este camino hacia el despertar. Mi matrimonio no podría mantenerse, pero tenía claro que el divorcio era una nueva construcción para el futuro y el bienestar de todos los miembros de la familia. Tuve que hacer frente a muchas creencias anquilosadas, a muchos apegos en todos los aspectos de mi vida (o como diría el Feng Shui en todas y cada una de mis aspiraciones). Pero lo que más recuerdo fue hacer frente a la incertidumbre, cuánto cuesta y cuantas herramientas me faltaban. Aún así, lo superé, lo superamos y, a juzgar por la situación actual,  con bastante éxito. Aunque en realidad, este es un proceso que no acaba, que sigue vivo (este si que es hasta que la muerte nos separé…)

Sin embargo, el 2009 me preparó una prueba más difícil o sobre todo mucho más profunda, un tumor cancerígeno en el cuello del útero en un estado muy avanzado. Guau, esto es empezar por el principio, vuelta a la mortalidad, existe. Y, la vida te pega un giro de 360º, enfoque directo a lo esencial, fuera máscaras y personajes. Por un lado, aparece un proceso médico que no deja lugar a las incertidumbres y al que me entrego por completo, todo me lo dan hecho. Pero hay otra parte que me pertenece, si quiero, bucear en mi interior, ¿qué pasa, para qué…? Este es un maestro de lujo que no pienso desaprovechar… y, aquí estoy.

Intento sanar mi mente, a través del dolor físico, dándome cuenta que yo no soy mi dolor, yo no soy mi cuerpo, aunque tenga uno y, aunque duela. Yo no soy mis pensamientos, aunque tenga millones. Y, tampoco soy mis sentimientos, aunque también los tenga y afloren. Soy el observador de todo ello, un puro centro de percepción consciente, que me ayuda a limpiar creencias anquilosadas, a sanar. He aprendido que no estoy sola, cuando tengo miedo, dolor y pena, aparece esa parte de mí que observa, que nunca sucumbe y me abraza, esa soy yo. Esto es lo que me está enseñando este proceso, a vislumbrar el amor que soy, me ha abierto las puertas a la sala del amor y allí encuentro el perdón, la comprensión, la paz, el agradecimiento, el goce del vivir…

Pero además de tener vuestro apoyo, el de mi familia y amigos y haber seguido desarrollando herramientas de autoconocimiento estos años, he aceptado que necesitaba ayuda. Así, hice de nuevo lo que hago y predico con mis clientes, convertirme en uno de ellos y contar con la guía y el acompañamiento de un terapeuta, Jorge Lomar. Os lo cuento porque realmente he podido comprobar como me ha facilitado el camino. Y, porque además quiero aprovechar este artículo y compartir con vosotros el “Nuevo Cuento de Navidad” que él ha escrito para felicitar este año las fiestas desde la Asociación Conciencia, la cual preside. Por cierto, todo un acierto de coherencia al que tanto hacemos referencia en este blog, entre la estrategia de la Asociación y el mensaje. (Asimismo, os facilito el enlace de la Asociación para que podais comprobar las interesantes actividades que se llevan a cabo, algunas de ellas en mi gran proyecto para el 2010, Espacio OCTO, pulsando aquí.)

Espero 2010 que me invites a seguir adelante, a quedarme en esa sala del amor y pueda seguir conociendo todos sus instrumentos. Y mucha salud, que tengo muchas cosas que hacer y que contar. También os lo deseo a todos y cada uno de vosotros.

Yo soy tú,

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Divorcio e hijos

6,septiembre 2009

“Hay miles de estudios que demuestran que

la atmósfera de infelicidad dentro de la familia

 es más nociva para los niños que una ruptura franca,

que les enseña, por lo menos,

que el hombre es capaz de poner fin  a una situación intolerable

por medio de una decisión valiente”

El Arte de Amar, Erich Fromm

Divorcio- hijos

- Estoy realmente preocupada por ti, ¿estás segura que la única solución es el divorcio?

- Se trata de una decisión muy meditada. Las estadisticas dicen que tardamos una media de siete años en divorciarnos, desde que lo empezamos a pensar hasta que lo ejecutamos. Te aseguro que yo estoy por encima de la media.

- Bueno, pero es una decisión muy importante, se trata de romper una familia…

- Perdona, no te entiendo.

- Dejareis de vivir juntos, los niños tendrán que compartir diferentes casas…

- Si pensara que la familia es compartir un espacio físico, estaría de acuerdo contigo. Pero, creo que la familia trata de muchas otras cuestiones, mucho más importantes y profundas que compartir casa. Por ejemplo, el ambiente que se respira en el hogar. Por otro lado, vivimos en un cambio constante, creo que el gran reto de los padres en la actualidad es enseñar a nuestros hijos a enfrentarse a dichos cambios. Los modelos de una vida una empresa o una vida una pareja no parece que sean probables en su experiencia. 

- Pero tus hijos son tan pequeños…

- Hace algún tiempo pensaba que no debería divorciarme hasta que mis hijos fueran mayores. Entonces me dí cuenta que mi manera de actuar en la vida, mi ejemplo, era mi verdadera enseñanaza. Aprendemos a amar en casa, lo que me enfrentaba a mi responsabilidad, tenía que dicidir que quería trasmitirles. Y, ví las siguientes opciones:

  • Cuando tomes una decisión en la vida, aguanta hasta el final. Aunque un día descubras que fue equivocada o simplemente llegue el día en que deje de ser adecuada para ti. La vida no permite un margen de error.
  • Cuando nos equivocamos o simplemente las situaciones dejan de ser las adecuadas, siempre podemos cambiar. Cuando nuestro matrimonio deja de funcionar hay solución, solo depende de nosotros llevarla a cabo. 

- Nunca lo había visto así… Me estoy dando cuenta que incluso los hijos pueden ser una gran excusa para no tomar las riendas de nuestra vida, en lo referente a los problemas de pareja…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


En amor ar se

16,agosto 2009

enamorados

- ¿Recuerdas lo que hacias casi todas las noches cuando eras pequeña, bueno, hasta que te caías de sueño?

- Leía bajo las mantas con una linterna.

- ¿Por qué no encendías la lámpara de tu habitación?

- Para que pensarás que dormía, cuando en realidad leía a escondidas…

- ¿Nunca te preguntaste si tu linterna era mágica?

- No, ¿por qué debería habérmelo preguntado?

- ¿Se apagó una sola vez durante todos esos años?

- No – contestó Julia confusa.

- Y, sin embargo, nunca le cambiaste las pilas… Julia mía, ¿qué sabes del amor tú que sólo has amado siempre a quienes te devolvían una imagen hermosa de ti misma?

[...] ¿Serias capaz durante siete años de entregarte a alguien sin reservas, de darlo todo, sin límites, sin dudas ni temores, sabiendo que esa persona a la que quieres más que a nada en el mundo olvidará casi todo lo que habréis vivido juntos? ¿Aceptarías que tus atenciones, tus gestos de amor se borraran de su memoria y la naturaleza llenara un día esa amnesia con reproches y anhelos no cumplidos? 

“Las cosas que no nos dijimos”

Marc Levy

Este párrafo pertenece a la novela que acabo de leer. Entre sus líneas se descubren reflexiones interesantes sobre las relaciones, entre un padre y una hija, entre parejas que fueron y otras que se quedaron en proyecto… Como decía Fromm aprendemos a amar en casa y la relación “con” y “entre” nuestros padres es el primer ejemplo que conocemos y, probablemente sobre el que construiremos nuestro modelo (al menos hasta que nos demos cuenta y nos atrevamos a reinventarnos como amantes). 

En general, los padres proyectan una imagen hermosa de sus hijos, lo que nos facilita el proceso de enamorarnos en el futuro. Y, nuestra cultura nos ha enseñado que enamorarse es importante, me pregunto: ¿de quien nos enamoramos, de nosotros mismos (a través de la imagen que nos proyectan) o del otro…?, ¿es suficiente enamorarse…?

Hay un dato muy curioso, dejamos de estar enamorados por las mismas razones que nos enamoramos. Un día valoramos lo sociable que es nuestra pareja, es muy divertido. Con el tiempo nos horroriza, parece que los de “fuera” le importan más que los de “dentro”. Un día valoramos su romanticismo, el mismo que años más tarde nos agobia, es un pesado, siempre está encima mío, controlando lo que hago… Esto me sugiere que nos enamoramos de quien proyecta como anhelamos ser, nos des-enamoramos cuando no lo conseguimos. Quizá no es que el otro cambie, sino que uno mismo no lo ha hecho, no he cambiado = no he progresado. Y, me molesta que la actitud de mi pareja me lo recuerde constantemente… (como cuando practicando Feng Shui represento mis aspiraciones, reflejo en el entorno mis anhelos y cuando no hago nada para conseguirlos mi casa me molesta, me incomoda…).

Como se comenta en la novela, los expertos dicen que el periodo de enamoramiento dura aproximadamente siete años. Se me ocurre que quizá se deba a que enamorarse no es más que un primer paso para amarse, a través del espejo del otro. Algo así como un entrenamiento para llegar al objetivo de amar al otro y sentir el amor, lo que somos.

¿Qué es el amor…, un pensamiento, un sentimiento, una sensación, un gesto, una palabra, estar enamorado, perdonar, comprender, mimar, cuidar, proteger…? ¿He amado alguna vez a alguien que no proyectará una imagen hermosa de mi? ¿He amado alguna vez sin esperar nada a cambio…?

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui: comunicación cara a cara

30,noviembre 2008

“Lo más importante de la comunicación

es escuchar lo que no se dice”

Peter Drucker

La comunicación entre personas puede clasificarse en dos grandes categorías: la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

  • La comunicación verbal,

El lenguaje de las palabras pronunciadas que incluye el tono de voz

  • La comunicación no verbal,

Esta categoría es bastante más amplia que la anterior, se refiere por ejemplo al contacto visual, la expresión facial, los movimientos corporales de brazos y manos, la postura y la distancia corporal y hasta el entorno en el que estamos hablando que puede contradecir o apoyar nuestro mensaje.

Solemos pensar que la base de un buen nivel de comunicación se posa en el lenguaje, en las palabras, lo que nos dicen y como lo hacen. Sin embargo, entre un 65 % y un 80 % del total de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de la comunicación no verbal. De ahí la importancia de la comunicación no verbal y de que ésta coincida y apoye al lenguaje hablado.

En este corto titulado “La Explicación”, se refleja muy bien una situación de comunicación habitual en una pareja y, la falta de coordinación entre el lenguaje verbal y no verbal, sin olvidar el entorno. Me pregunto si las dificultades que encontramos para comunicarnos en la intimidad no serán un claro reflejo de la falta de comunicación a la que nos sometemos de forma generalizada. Si no somos capaces de aclararnos y expresarnos honestamente en un ambiente de confianza, qué pasará cuando esta no exista…

Un análisis de Feng Shui, es decir del entorno, nos invitaría a preguntarnos: ¿favorece la decoración de este salón (incluida la disposición y distribución de muebles) la vida en pareja? Las dificultades en la relación que se han reflejado en este ejemplo de comunicación tan contradictoria, entre el lenguaje verbal y el no verbal, no hacen más que confirmar lo que este espacio está diciendo a gritos (ni siquiera existe un sofá en el que sentarse juntos, para compartir asiento).

Aprender como el espacio, en el que trabajamos y vivimos, puede ayudarnos en la comunicación es uno de los temas principales del libro “Feng Shui en la empresa” y lo trabajamos en profundidad en el programa “Coaching Aspiracional”.

Os invito a deshojar la margarita, ¿la quiere o no la quiere?

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


San Valentín

9,febrero 2008

Cuando le digas a alguien: «Te amo», sé cons­ciente de si es sólo un pensamiento o si es un sen­timiento. Si es sólo un pensamiento, entonces te estás perdiendo algo. Un sentimiento es de la to­talidad: todo tu cuerpo, tu mente, todo lo que eres está involucrado en ello.

Al pensar, sólo tu cabeza está involucrada y tampoco totalmente, sólo un fragmento de ella. Sólo hay un pensa­miento que pasa; puede que ya no esté al momen­to siguiente. Sólo está involucrado un fragmento y eso crea mucho sufrimiento en la vida; porque con un pensamiento fragmentado, haces prome­sas que no puedes cumplir.

Puedes decir: «Te amo y te amaré siempre». Sin embargo, la segun­da parte es una promesa que no puedes cumplir, porque la hace un pensamiento fragmentado. Todo tu ser no está involucrado en ella.

¿Y qué harás mañana cuando el fragmento se haya ido y ese pensamiento ya no exista? La promesa se convertirá en una atadura.

Osho, “El Libro de los Secretos”

portavelas-corazon

Me he encontrado este porta vela con forma de corazón. Se trata de una serie de piezas de cerámica barnizadas, “Corazón: llama libertad”, diseñada por el arquitecto Luis Victory. Se me ocurre que es un regalo muy Feng Shui para este día de San Valentín y, en general para la representación de la aspiración del compromiso.

Me parece que simboliza muy bien el amor activo, a través de la llama del corazón. (Estas piezas se pueden adquirir a través de la Galería de Arte Encant)

Para los que prefieren otro tipo de regalos, les facilito el enlace al artículo “Feng Shui y amor romántico”, pulsando aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Corazón

8,enero 2008

corazones-xs.jpg

Jorge se había quedado en casa porque llevaba unos días enfermo. Estaba muy aburrido de estar solo en su habitación y que nadie le hiciese caso. Su madre trabajaba en casa, pero esos días tenía que terminar un gran proyecto y el tiempo se la echaba encima.

Después de intentar durante toda la mañana que mamá le hiciese caso sin éxito, a Jorge se le ocurrió poner un anuncio en la puerta de su habitación:

Busco una mamá que me quiera,

Me mime

Me de besitos

Juegue conmigo…

Firmado: Jorge (nadie me quiere)

Cuando su mamá lo vio, llamó a la puerta:

- Buenos días, vengo a presentarme al puesto de mamá que está usted buscando…

- Muy bien señora, ¿sabe usted amar?, preguntó Jorge

- ¿Sabes tú entender el lenguaje del amor?, le contestó la mamá

- No sé, ¿a qué te refieres?

- Jorge, si yo te hablase en alemán tú no me entenderías, ¿verdad?

- No, ya sabes que no hablo alemán…

- Y, ¿sabes amar?

- Supongo que sí, yo te quiero mucho… ¿pero como puede saberse?

- A través del corazón. Amamos con el corazón, por eso cada uno tenemos el nuestro y cada latido de nuestro corazón es un impulso de amor hacía nosotros mismos y hacía los demás. Fíjate, cuando una mujer se queda embarazada la primera señal que aparece es el latido del nuevo corazón, como un impulso eléctrico de amor que nos ayuda en nuestro desarrollo.

- Mamá, también es lo ultimo que deja de funcionar cuando morimos, ¿verdad?

- Así es, el latido es previo a la formación del corazón, este empezará a formarse a las cuatro o cinco semanas y hasta la doceava semana de gestación no estará totalmente formado. De la misma manera, la muerte no se certificará hasta que el corazón deje de latir.

- Entonces, si mi corazón late yo sé amar…

- Efectivamente, mientras que tu corazón sea capaz de latir, también será capaz de amar. Pero para ser consciente de tu capacidad de amar debes primero ser consciente de tu amor, de tu corazón.

- Y, ¿todo el mundo puede hacerlo?

- Todos tenemos la capacidad de amar, Jorge. La fuerza del corazón es inmensa, es el órgano más fuerte del organismo. ¿Sabes que el cáncer, por ejemplo, no puede con el corazón?

- ¿Cómo se hace, mamá?

- Bien, cierra los ojos y respira tres veces profundamente. Ahora, vete a visitar a tú corazón, intenta sentirlo, intenta sentir el latido de tu propio corazón… y, simplemente acompáñalo, observa como late… Siente como cada latido es un impulso de vida, de amor… y, al primero que llega es a ti…

- ¡Mamá es emocionante!, lo he sentido…

- Lo has hecho muy bien Jorge, a los mayores nos cuesta un poco más llegar a nuestro corazón, tenemos que derribar todas las “corazas” que hemos ido construyendo a lo largo de la vida (frustraciones, desencuentros, fracasos amorosos…). Ahora es muy importante que no olvides visitarlo regularmente y así cada vez que alguien te ame podrás sentirlo…, entenderás el lenguaje del corazón, el lenguaje del amor…

corazones-xs.jpg- Como en la foto mamá, todos tenemos corazón pero pocos nos preocupamos de sentirlo

- Te voy a regalar esta foto para que la puedas tener en tu habitación y cada noche cuando te acuestes recuerdes lo importante que es activar tu corazón

Los dos se fundieron en un abrazo cálido y lleno de amor, después la mamá preguntó:

- Por cierto señor, ¿he conseguido el puesto de mamá?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui 2009

2,enero 2008

 

“No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”

Séneca

feng shui

Parece que el 2009 comenzará en plena crisis. Siguiendo el ideograma chino que ilustra este concepto, compuesto por dos figuras: peligro y oportunidad, puede que la crisis sea necesaria para obligarnos a cuestionar viejos paradigmas, aquellos que ya no nos funcionan.

A veces, encerrados en las tradiciones encontramos sabios conocimientos como es el caso de hacer una lista de propósitos de año, al comenzar uno nuevo. Dedicar un poco de tiempo a pensar que queremos conseguir en los próximos meses es una de las mejores inversiones que podemos hacer estos días.

Para animarme a hacer mi lista de objetivos, estoy leyendo de nuevo “La brújula interior” de Alex Rovira, en donde, entre otras muchas cosas muy interesantes, me he encontrado esta:

“En un estudio de la Universidad de Harvard se preguntó sobre las metas que tenían en la vida los estudiantes. Sólo un 3% de los alumnos supo escribir lo qué querían hacer y cuales eran los objetivos que querían conseguir en sus vidas. Veinte años después, se les volvió a entrevistar de nuevo a todos ellos. Por sorprendente que parezca, aquel 3% de los alumnos que habían sabido contestar cuales eran sus metas valía económicamente más que el 97% restante. Y no solo eso, sino que estaban más sanos, alegres y satisfechos y tenían mejor disposición ante la vida que el resto de los alumnos entrevistados”

La crisis puede invitarnos a redescubrir lo esencial, a mirarnos a nosotros mismos, a viajar a nuestro interior, lo demás es solo turismo. En este sentido, hay una metáfora que a mí me gusta especialmente, cuando nos quedamos en la orilla las olas nos zarandean, cuanto más profundo entramos en el mar, menos nos perturban.

¿Por donde empezar?, sin duda la técnica de Feng Shui es una guía magnifica para realizar este viaje. Os facilito mis propuestas y los enlaces correspondientes pulsando en cada titulo:

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 52 seguidores