Feng Shui y amor romántico

7,febrero 2008

 

 

feng shui amor 

Nuestra cultura, principalmente a través del cine, nos bombardea con la idea del amor romántico que surge a primera vista y que permanece intacto para siempre. Así aparece en nosotros la idea de que debe existir alguien, en algún lugar que ha de ser nuestra “media naranja” y nos dedicamos a buscarlo, reconozcámoslo sin demasiado éxito.

Según la ley de atracción si buscamos una “mitad” será precisamente lo que encontremos; pensemos entonces en una “naranja entera”…

Creernos todo lo que vemos nos lleva también a confundirnos, respecto a nosotros mismos y a nuestra pareja y, nos lleva a crear un “papel” que hay que desempeñar. Representar un papel las 24 horas del día es muy difícil, la convivencia y el paso del tiempo nos van descubriendo. Además tendríamos que descubrir cual es “el amante perfecto” de nuestra pareja, cual es la lista de atributos y características que el otro valora y ha intuido que encontrará en cada uno de nosotros. Se me hace arto difícil cuando realmente solemos ser incapaces de saber nosotros mismos lo que queremos. 

 Así surge el desencanto, cuando la persona idealizada, de la que nos habíamos enamorado no responde a nuestras expectativas. En el mejor de los casos, cambiamos de relación para volver a repetir los mismos patrones. Otras veces seguimos insistiendo en intentar cambiarla, si hace falta hasta practicamos Feng Shui…, nos encontramos un libro que dice que poniendo un cuadro de peonías en tal lugar todo se arregla… Pero pasa el tiempo y todo sigue igual. Entonces, puede que nos demos por vencidos y decidamos que nuestra frustración es lo que nos toca vivir…

Ni el Feng Shui ni el amor es una cuestión de peonías, ni de pareja de patos mandarines, otro clásico. En el camino hacia el amor, podemos utilizar la técnica Feng Shui como ayuda para recordarnos a través de la elección de un objeto concreto, cual es nuestra determinación, nuestra aspiración, lo que “si” queremos.

Como comentábamos en un artículo previo, la fórmula de Feng Shui es:

INFORMACIÓN + ACCIÓN = RESULTADOS

La Información no solo ha de nutrirse de la técnica de Feng Shui y, en este sentido, es interesante la cuestión que plantea Erich Fromm en “El Arte de amar”:

  • ¿El amor es una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con lo que uno tropieza si tiene suerte?
  • ¿El amor es un arte, en tal caso requiere conocimiento y esfuerzo?

Fromm afirma que el amor es un arte y como tal ha de aprenderse, a través del conocimiento de la teoría y, por supuesto, de ponerla en práctica. En varios artículos hemos intentado conseguir información sobre la técnica de amar:

También hemos visto como llevar a cabo la practica de Feng Shui en este sentido:

Creo que con las propuestas anteriores podemos conseguir celebrar un San Valentin inolvidable, hemos abarcado la importancia del tiempo disponible, como crear el clima propicio y la elección del espacio físico. 

“El espacio físico es capaz de bloquear o facilitar la dimensaión emocional que marca la diferencia”

Teresa Amabile, Universidad de Harvard 

Se trata de algo que todos conocemos muy bien y practicamos de forma casi automática, los que vamos saliendo de la adolescencia sabemos que las propuestas románticas en un McDonald empiezan a dejar de funcionar, por lugares más cálidos y acogedores que facilitan una conversación intima…

Otros prefieren demostrar su amor a través de un regalo, les recomiendo leer el cuento titulado “El papel de regalo”. Los que prefieran un regalo al uso, en el artículo “San Valentín” damos una idea.

Maru Canales

Curso de Feng Shui

Relación de artículos publicados en este blog 

feng shui


Platón, física cuántica, Matrix y Feng Shui

1,febrero 2008

“Cuando conozcas a alguien debes hacerle en silencio una pregunta: ¿cuan grande es tu mundo? Es una de las cosas más importantes que puedes saber de una persona…”

Nury Vittachi, “El Maestro de Feng Shui” 

A través de la Alegoría de la Caverna, Platón apuntaba lo limitada que es nuestra realidad, creemos que la realidad es solo aquello que conocemos o vemos. Ahora, en el siglo XXI, nos creemos más libres que el hombre de la caverna descrito por Platón, pero quizá solo se trate de una ilusión…

Los científicos expertos en física cuántica le dan la razón a Platón:

“solo vemos aquello en lo que creemos”

Y así se reflejó en la película “Matrix”

Teniendo en cuenta que cada uno es el arquitecto de su propia vida, de su propio mundo, de su propio espacio, deberíamos saber contestarnos a unas cuantas preguntas: ¿dónde está mi mundo: dentro o fuera de la caverna?, ¿cuál de ellos quiero que sea mi mundo?. Entiendo que la contestación a ambas preguntas podría estar encerrada en la respuesta a la siguiente, ¿cuál es mi finalidad en la vida?

Claro, contestar a esta pregunta nos facilita mucho la vida, podemos poner rumbo fijo a nuestro objetivo, podemos comunicárselo a la vida para que vaya preparando el camino, podemos practicar Feng Shui con objetivos claros y concretos e incluso aprender la técnica de Feng Shui.

Como decíamos en Feng Shui 2008:

“No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”

Séneca

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


La meditación, 2

6,diciembre 2007

“La meditación es un misterio tal que puede calificarse de ciencia, arte o habilidad sin ninguna contradicción.

Desde cierto punto de vista es una ciencia porque tiene que ejecutare un tipo de técnica muy definida. No hay excepciones a ello, es casi como una ley científica.

Pero desde otro punto de vista, también se puede decir que es un arte. La ciencia es una extensión de la mente, es matemática, es lógica, es racional. La meditación pertenece al corazón, no a la mente; no es lógica, está más cerca del amor. No es como otras actividades científicas, sino más bien como la música, la poesía, la pintura; por eso puede calificarse de arte.

Pero la meditación es un misterio tan grande que calificarla de “ciencia” o “arte” no la agota. Es una habilidad que o la descubres o no la descubres. Una habilidad no es una ciencia, no puede enseñarse. Una habilidad tampoco es un arte. Es la cosa más misteriosa del entendimiento humano.”

Osho, Meditación la primera y última libertad

V. Ejercicios de concentración

VI. Mirando fijamente un objeto

VII. Con sonidos o imágenes

VIII. Con mantras

  • Para ver las imágenes anteriores, en La meditación, 1, pulsar aquí
  • Para acceder al audio libro de meditación, El sendero del mago, pulsar aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


La meditación, 1

4,diciembre 2007

Hace unos días, en un artículo sobre como creamos nuestra realidad hablabamos sobre como poder poner en práctica las nuevas teorías que la física cuántica está descubriendo. Entonces mencionamos la meditación y vimos a través de un experimento sus  resultados. Para que nos funcione también a nosotros, hay que practicar. 

El secreto de la meditación es convertirse en el observador. Primero aprendes a ser para después aprender a llevar a cabo acciones centrado. Es decir, a través de la meditación aprendes una nueva forma de vivir, más intensamente, con más claridad, con una visión más amplia, pasas a ser el espectador que contempla desde lo alto lo que sucede alrededor. Para llegar a ser el observador hay que practicar.

Existen diferentes técnicas que nos ayudan y facilitan el camino a la meditación, lo interesante es encontrar la que más se adecua a nosotros. Muchas veces, solo la postura nos incomoda, no debemos estancarnos en ella, hay que estar cómodo, lo importante es practicar, la postura adecuada ya llegará. En este sentido, os recomiendo leer los artículos que sobre “Meditación” ha escrito la especialista en yoga Victoria Ambrós. 

Como introducción, también he encontrado estos videos que nos explican de una forma bastante clara y gráfica, lo que es la meditación y como practicarla.

I. Beneficios de la meditación

II. Los chakras

III. Armonia y balance

IV. Técnicas de meditación

  • Para continuar con los siguientes videos, pulsar aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Carta a Papá Noel

27,noviembre 2007

¿Cuantas veces hemos pedido cosas a Papá Noel o a los Reyes Magos y nos han traido algo diferente? Se me ha ocurrido, que para recibir aquello que realmente queremos,  podemos hacer hincapié en definir bien nuestros deseos. He encontrado este video en el que se aclara de manera muy gráfica la importancia de definirnos:

En otros artículos en los que hacía referencia a la Ley de Atracción, hemos comentado que sucede lo que queremos que suceda, nosotros creamos nuestra realidad, a través del pensamiento consciente o inconsciente.

Como nos explican en “El Secreto”, el proceso es el siguiente:

1. Pide un deseo

2. El universo contesta

3. Acepta

Me voy a empezar mi carta…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Tú puedes cambiar el mundo

25,noviembre 2007

“Todo lo que hice en mi vida es solamente una gota en el océano, pero me consuela pensar que si yo no lo hubiera hecho, al océano le faltaría mi gota”

Madre Teresa de Calcuta

globo-1.jpgSi una sola persona es capaz de cambiar el mundo, imaginaos que pasaría si lo intentásemos algunos más. Así pues, debemos de dejar de quejarnos y empezar a actuar en las pequeñas cosas cotidianas que sin darnos cuenta van repercutiendo en el cambio, como si de una cadena se tratase.

En el nuevo libro de Alex Rovira y Francesc Miralles, “El laberinto de la Felicidad”, explican muy bien nuestro poder personal de cambio a través de una anécdota, el secreto del camarero:

“Ariadna contempló expectante las tres tazas vacías mientras el hombre se ponía bien el chaleco antes de iniciar, feliz y sonriente, su explicación:

- He calculado que el contacto de un camarero con cada cliente que pide un café no supera de media un minuto escaso. Es el tiempo que suman el saludo y la pregunta “¿Qué desea tomar?”, lo que te pide el cliente, cuando pones la taza sobre la mesa, la hora de pasar la cuenta y la despedida cuando se marcha. Son muchos momentos diferentes, pero el verdadero contacto entre el camarero y el cliente no supera el minuto.

- ¿Y qué significa eso?

- ¡Significa que es una oportunidad! Independientemente de la calidad del café, que es lo de menos, en ese minuto el camarero tiene ante sí tres opciones, o mejor dicho tres posibles resultados que dependen de su actitud.

Tras decir eso, el camarero hizo una breve pausa para buscar las palabras más adecuadas. Luego explicó:

- En ese minuto puedes conseguir que la persona se marche peor de lo que ha llegado, si eres grosero. O bien puede irse igual que ha venido, si la tratas con indiferencia. Pero también tienes la oportunidad de que esa persona salga del café mejor de lo que ha entrado, si le regalas un poco de amabilidad”

Esto demuestra que todos los trabajos que realizamos son importantes, porque lo que importan son las personas y la capacidad que tenemos cada uno de nosotros de ser los agentes de cambio del mundo en el que vivimos. Como escribí en el artículo “Management Espiritual”, solo tenemos que utilizar el alma en el trabajo, o en cualquier actividad que llevemos a cabo.

…saber que puede, querer que se pueda, quitarse los miedos…

¡El mundo cambia cuando yo cambio!

Maru Canales

Libro recomendado: “El laberinto de la felicidad”

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg


Física cuántica: creando la realidad

22,noviembre 2007

¿¡Y tú, que sabes!? Este es el título de un famoso documental sobre las ultimas investigaciones en física cuántica, la física de las posibilidades, aborda que nos parece el mundo, como lo vemos y como es en realidad:

“¿Cómo podemos ver el mundo como algo real, si el yo que establece que es real es intangible?”

En el documental, en el que participan numerosos ciéntificos, explican que el cerebro no distingue entre lo que ve y lo que recuerda, es decir, no distingue entre lo que pasa en el interior del mismo y lo que pasa en el exterior. De ahí, que cada uno contemos una misma situación vivida de maneras bien diferentes: solo vemos aquello en lo que creemos…

Según la física cuántica, el universo está casi vacío, en la materia no hay nada, es como un pensamiento: ¿alguien ha visto alguna vez un pensamiento? El mundo material que nos rodea no son más que movimientos, todo son posibilidades de la conciencia. La conciencia es el alma, es el observador, de ahí que podamos crear nuestra propia realidad…

El cerebro nos puede ayudar a trascender, en él hay una parte espiritual accesible por nosotros, es la posibilidad de dejarse sorprender por la vida. Formular y centrarnos en lo que queremos hasta perder la noción de nosotros mismos y del tiempo, según la física cuántica eso es la realidad: La conciencia universal, todos somos uno

Nuestra cultura no valora el poder del pensamiento, por eso no cesamos de recrear las mismas realidades constantemente. ¿Podría ser que estemos tan condicionados que aceptamos no tener el control?, sobre esto hablamos en el artículo sobre determinismo o libre albedrío. ¿Existen todas las realidades de forma simultánea?

Todo lo que hemos escuchado hasta ahora es muy interesante, pero ¿cómo llevarlo a la práctica?. Si lo que hacemos afecta directamente a nuestra realidad, será mejor que actuemos conscientemente. Para tomar conciencia, de nuestro cuerpo, mente y espíritu no se me ocurre mejor ejercicio que la meditación (en el artículo “La Meditación” hablamos sobre como se practica). A continuación, un experimento sobre el poder de la meditación: 

 

Las personas que hablan en este documental son científicos de reconocido prestigio, en la web oficial de ¿¡Y tú, qué sabes!?, está publicado su curriculum.

  • Para ver la escena sobre el poder de la palabra, pulsar aquí  
  • Para ver escenas de ¿¡Y tú, qué sabes!? I, pulsar aquí
  • Para la práctica de la meditación, pulsar aquí

Cuanto más conscientes somos de aquello a lo que aspiramos, con más conciencia lo representaremos en el entorno, asegurándonos que éste nos favorece. De esta forma, nuestra práctica de Feng Shui nos aportará mejores resultados. 

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores