La formula del amor

20,noviembre 2007

Nuestro afán por querer controlarlo todo no tiene limites, no entendemos como puede existir algo que sentimos (entonces existe…) pero no controlamos (entonces es producto de nuestra imaginación…) así nos dedicamos a investigar sobre el amor para llegar a comprobarlo “científicamente”.

Son dichas conclusiones científicas sobre el amor, las que Eduardo Punset nos comenta en su libro Viaje al Amor. Aquí tenemos la formula del amor:

A=(a+i+x)K

El amor es igual al apego afectivo (amor materno, escolarización…), más la inversión parental (construcción del nido), más la resistencia metabólica (vida emotiva y sexualidad) todo ello afectado por el entorno institucional (soporte social).

“Los circuitos activados por el amor materno, fraternal o romántico son los mismos. Es más, son los mismos circuitos para el amor que para el desamor”

A estas alturas todos sabemos que todo lo que nos sucede y sentimos se refleja en nuestro organismo, pero dudo que esta repercusión sea condición suficiente para confundir dicho reflejo con el objeto.  En este sentido me inquietan tres cuestiones o quizá le estamos llamando amor a cosas diferentes:

  • Según Punset se trata de un instinto de supervivencia que reside en el cerebro, desde hace mucho tiempo…

Por un lado, eso significa que hemos descubierto que Adán y Eva acabaron amándose, porque cuando fueron expulsados del paraíso no lo hacían y eso lo demuestra el hecho de que Adán acusó a Eva y no se defendieron. Según Fromm este es el origen de nuestro no saber amar.

Por otro lado, hay muchos estudios que cuestionan el instinto humano, (entendido como una pauta hederitaria de comportamiento que posee una finalidad adaptativa y de supervivencia) y creen que los humanos tenemos “reflejos”. Utilizamos los reflejos para suplir nuestra falta biológica del instinto, es decir, lo suplimos utilizando la inteligencia.

  • “Los métodos son diferentes entre hombres y mujeres, los de los hombres son más simples mientras que los utilizados por la mujer son más elaborados. Esto es debido a la evolución, mientras que el parecido entre un hombre y un chimpancé sigue siendo muy común, la mujer de hoy no se parece en nada al primer fósil femenino encontrado hace dos millones de años” 

Esto si que es una mala noticia, si lo que buscamos en nuestra pareja, según lo expuesto en el libro, es la simetría …

  • Cuando nos enamoramos se producen una serie de alteraciones en el organismo, por ejemplo sube la oxitocina. Aquí reside el campo de investigación para el futuro, encontrar un fármaco que nos permita regular nuestros procesos amorosos…

Esta cuestión me da escalofríos, me recuerda al famoso “orgasmatron” que presentó Woody Allen en la película “El dormilón”. El orgasmatron es una máquina para conseguir orgasmos, previendo que en un futuro no seríamos capaces ni de hacer el amor…

orgasmatron_sleeper.jpg

Cuidado con lo que pensamos, por que al final sucede… Personalmente me quedo con el planteamiento de Sergio Sinay que se reflejaba en el artículo del Buen Amor, para leerlo pulsar aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Las ocho aspiraciones: “Los nuevos proyectos”

1,enero 2007

“El futuro es para los que creen en la belleza de los sueños”

Klaus Netzle, NPNo recuerdo quien dijo esta frase en origen que hace poco oí repetir a un cliente mío en una charla, pero me parece perfecta para encabezar el tema que hoy nos ocupa: los nuevos proyectos, es decir, nuestros sueños.

En el sector Noreste de un espacio se representa la aspiración de los nuevos proyectos. Se puede representar en cualquier estancia de la casa o de la oficina, pero dependiendo de la naturaleza de nuestros proyectos será más conveniente reflejarlo en estancias más o menos privadas. De esta forma, sí queremos activar un proyecto personal podremos hacerlo en el dormitorio y sí además queremos activar un proyecto profesional lo haremos en el despacho.

Lógicamente, lo más importante para decidir cual es el proyecto a activar en términos de Feng Shui es analizar cuales son nuestros objetivos, que queremos conseguir, qué estamos dispuestos a invertir  y que vamos a conseguir a cambio. Sí bien es conveniente tener más o menos claro el objetivo final, también es conveniente entender que para llegar a él tendrán que realizarse una serie de acciones. Como dice Punset en su libro “El viaje a la felicidad”: El placer, el bienestar y la felicidad residen en el proceso de búsqueda y no tanto en la consecución del bien deseado.

En último caso, cada uno ha de decidir personalmente si quiere activar los proyectos intermedios encauzados a conseguir el objetivo y/o solamente el objetivo final.

Hace unos días hablaba de esta aspiración con un cliente, dueño de una pequeña empresa y, le preguntaba donde quería llegar, donde y como le gustaría verse profesionalmente dentro de 20 años. De esta forma estuvimos comentando lo importante que para el éxito de su negocio eran las relaciones, conocer a mucha gente. Estuvimos analizando las posibilidades y los pasos a seguir, así nos dimos cuenta que necesitábamos llevar a cabo una serie de acciones encaminadas a nuestro objetivo final como la conveniencia de formar parte de alguna asociación del gremio, gestión de medios de comunicación, asistir a cierto tipo de actos … Finalmente, cuando decidimos como activar la esquina Noreste de su oficina en términos de Feng Shui, él era plenamente consciente de cual era su objetivo final y cuales eran las acciones que a partir de ahora llevaría a cabo para conseguirlo.

Otro ejemplo, mundialmente famoso es el del empresario Steve Jobs, cuyo testimonio podemos encontrar en el artículo: “Las claves del éxito”

En el fondo de estas actuaciones, sean en el ámbito de los negocios o en el plano personal, subyace la idea de que la forma de activar los nuevos proyectos es a través de algún objeto que nos recuerde cual es nuestro objetivo. El elemento propio de la zona Noreste es la tierra. Para terminar con un ejemplo práctico, en la esquina Noreste de mi despacho yo he colocado un globo terráqueo, al que todas las mañanas hago girar, recordando cuales son mis objetivos. Por último, comentar que esta aspiración es muy recomendable para los estudiantes.

(Para volver a los artículos de Practicando Feng Shui, pulsar aquí)

Maru Canales

Acceso directo a otros artículos:

logo-octo-xs.jpg


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores