Divorcio e hijos

6,septiembre 2009

“Hay miles de estudios que demuestran que

la atmósfera de infelicidad dentro de la familia

 es más nociva para los niños que una ruptura franca,

que les enseña, por lo menos,

que el hombre es capaz de poner fin  a una situación intolerable

por medio de una decisión valiente”

El Arte de Amar, Erich Fromm

Divorcio- hijos

- Estoy realmente preocupada por ti, ¿estás segura que la única solución es el divorcio?

- Se trata de una decisión muy meditada. Las estadisticas dicen que tardamos una media de siete años en divorciarnos, desde que lo empezamos a pensar hasta que lo ejecutamos. Te aseguro que yo estoy por encima de la media.

- Bueno, pero es una decisión muy importante, se trata de romper una familia…

- Perdona, no te entiendo.

- Dejareis de vivir juntos, los niños tendrán que compartir diferentes casas…

- Si pensara que la familia es compartir un espacio físico, estaría de acuerdo contigo. Pero, creo que la familia trata de muchas otras cuestiones, mucho más importantes y profundas que compartir casa. Por ejemplo, el ambiente que se respira en el hogar. Por otro lado, vivimos en un cambio constante, creo que el gran reto de los padres en la actualidad es enseñar a nuestros hijos a enfrentarse a dichos cambios. Los modelos de una vida una empresa o una vida una pareja no parece que sean probables en su experiencia. 

- Pero tus hijos son tan pequeños…

- Hace algún tiempo pensaba que no debería divorciarme hasta que mis hijos fueran mayores. Entonces me dí cuenta que mi manera de actuar en la vida, mi ejemplo, era mi verdadera enseñanaza. Aprendemos a amar en casa, lo que me enfrentaba a mi responsabilidad, tenía que dicidir que quería trasmitirles. Y, ví las siguientes opciones:

  • Cuando tomes una decisión en la vida, aguanta hasta el final. Aunque un día descubras que fue equivocada o simplemente llegue el día en que deje de ser adecuada para ti. La vida no permite un margen de error.
  • Cuando nos equivocamos o simplemente las situaciones dejan de ser las adecuadas, siempre podemos cambiar. Cuando nuestro matrimonio deja de funcionar hay solución, solo depende de nosotros llevarla a cabo. 

- Nunca lo había visto así… Me estoy dando cuenta que incluso los hijos pueden ser una gran excusa para no tomar las riendas de nuestra vida, en lo referente a los problemas de pareja…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui y amor romántico

7,febrero 2008

 

 

feng shui amor 

Nuestra cultura, principalmente a través del cine, nos bombardea con la idea del amor romántico que surge a primera vista y que permanece intacto para siempre. Así aparece en nosotros la idea de que debe existir alguien, en algún lugar que ha de ser nuestra “media naranja” y nos dedicamos a buscarlo, reconozcámoslo sin demasiado éxito.

Según la ley de atracción si buscamos una “mitad” será precisamente lo que encontremos; pensemos entonces en una “naranja entera”…

Creernos todo lo que vemos nos lleva también a confundirnos, respecto a nosotros mismos y a nuestra pareja y, nos lleva a crear un “papel” que hay que desempeñar. Representar un papel las 24 horas del día es muy difícil, la convivencia y el paso del tiempo nos van descubriendo. Además tendríamos que descubrir cual es “el amante perfecto” de nuestra pareja, cual es la lista de atributos y características que el otro valora y ha intuido que encontrará en cada uno de nosotros. Se me hace arto difícil cuando realmente solemos ser incapaces de saber nosotros mismos lo que queremos. 

 Así surge el desencanto, cuando la persona idealizada, de la que nos habíamos enamorado no responde a nuestras expectativas. En el mejor de los casos, cambiamos de relación para volver a repetir los mismos patrones. Otras veces seguimos insistiendo en intentar cambiarla, si hace falta hasta practicamos Feng Shui…, nos encontramos un libro que dice que poniendo un cuadro de peonías en tal lugar todo se arregla… Pero pasa el tiempo y todo sigue igual. Entonces, puede que nos demos por vencidos y decidamos que nuestra frustración es lo que nos toca vivir…

Ni el Feng Shui ni el amor es una cuestión de peonías, ni de pareja de patos mandarines, otro clásico. En el camino hacia el amor, podemos utilizar la técnica Feng Shui como ayuda para recordarnos a través de la elección de un objeto concreto, cual es nuestra determinación, nuestra aspiración, lo que “si” queremos.

Como comentábamos en un artículo previo, la fórmula de Feng Shui es:

INFORMACIÓN + ACCIÓN = RESULTADOS

La Información no solo ha de nutrirse de la técnica de Feng Shui y, en este sentido, es interesante la cuestión que plantea Erich Fromm en “El Arte de amar”:

  • ¿El amor es una sensación placentera, cuya experiencia es una cuestión de azar, algo con lo que uno tropieza si tiene suerte?
  • ¿El amor es un arte, en tal caso requiere conocimiento y esfuerzo?

Fromm afirma que el amor es un arte y como tal ha de aprenderse, a través del conocimiento de la teoría y, por supuesto, de ponerla en práctica. En varios artículos hemos intentado conseguir información sobre la técnica de amar:

También hemos visto como llevar a cabo la practica de Feng Shui en este sentido:

Creo que con las propuestas anteriores podemos conseguir celebrar un San Valentin inolvidable, hemos abarcado la importancia del tiempo disponible, como crear el clima propicio y la elección del espacio físico. 

“El espacio físico es capaz de bloquear o facilitar la dimensaión emocional que marca la diferencia”

Teresa Amabile, Universidad de Harvard 

Se trata de algo que todos conocemos muy bien y practicamos de forma casi automática, los que vamos saliendo de la adolescencia sabemos que las propuestas románticas en un McDonald empiezan a dejar de funcionar, por lugares más cálidos y acogedores que facilitan una conversación intima…

Otros prefieren demostrar su amor a través de un regalo, les recomiendo leer el cuento titulado “El papel de regalo”. Los que prefieran un regalo al uso, en el artículo “San Valentín” damos una idea.

Maru Canales

Curso de Feng Shui

Relación de artículos publicados en este blog 

feng shui


Los niños nos imitan

15,julio 2007

Decía Steve Jobs que todo el mundo necesita un sueño, un objetivo que le ayude a mejorar, a realizar aquello que realmente quiere. Para los que somos padres, encontrar este objetivo en  nuestros hijos suele ser fácil, encontramos en ellos nuestra gran motivación para superarnos.

La mayor parte de nuestro pensamiento es involuntario, repetitivo y automático. Pero además, ese pensamiento provoca una reacción de nuestro cuerpo, las emociones. Estas son las dos dimensones del “ego”: el pensamiento y las emociones.

Cuando nos identificamos con nuestro pensamiento y emociones, dejamos que el ego y la inconsciencia diriga nuestra vida. Antes de ceder semejante responsabilidad deberíamos saber como funciona el ego, entre otras cosas, se alimenta de inflingir y provocar sufrimiento a nosotros y a los que nos rodean.

Lamentablemente ese es el futuro de millones de niños en nuestra sociedad, sufrir el ego incontrolado de sus padres y aprender como alimentar el suyo propio… El siguiente video, pertenece a una campaña que se hizo en Australia para concienciar a la población de la importancia de la educación infantil. Es, sin duda, un claro ejemplo de la actuación inconsciente del ego:

Probablemente la mejor fórmula para controlar nuestro ego sea conociendo su funcionamiento y reconociéndolo después en nosotros. En este sentido, a mí me ha ayudado mucho la lectura de dos libros de Eckhat Tolle , “El Poder del Ahora” y “Un Nuevo Mundo Ahora”.

Al publicar “Padres e Hijos” he repasado este artículo y me ha parecido oportuno reeditarlo con la aportación de alguno de los comentarios que surgieron entonces. Se trata de un corto español titulado “Papás y mamás”, en él se refleja la dureza del día a día de niños rodeados de la inconsciencia de algunos adultos.

“Hay miles de estudios que demuestran que la atmósfera de infelicidad dentro de la familia es más nociva para los niños que una ruptura franca, que les enseña, por lo menos, que el hombre es capaz de poner fin  a una situación intolerable por medio de una decisión valiente”

El Arte de Amar, Erich Fromm

 

 

Después siempre podremos practicar Feng Shui, a través de algún objeto que nos recuerde nuestro nuevo modelo de comportamiento. La aspiración del compromiso y del matrimonio se representa en el Suroeste y la aspiración de los hijos se representa en el Oeste, coincidiendo con la creatividad.

Maru Canales

Acceso directo a artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 53 seguidores