Cuando cambié el ibuprofeno por una palabra

1,noviembre 2009

“Todo lo que sucede en tu vida y en tu cuerpo

comienza por algo que sucede en tu conciencia”

Vanesa Saavedra

ibuprofeno

Cuando me casé, empecé a tener hijos y dejé de trabajar fuera de casa. Mi vida cambió 360º, de la noche a la mañana me convertí en ama de casa, mamá y esposa. Poco a poco, aprendí a gestionar mis nuevas tareas y pude encontrar el tiempo para dedicarme a muchos hobbies que tenía pendientes. En aquella época, huía de todo aquello que pudiera sonar a cambio.  Tenía la sensación de que si el cambio tendría que venir lo haría, la vida me avisaría. Así fue.

Habían pasado ocho años. Era una tarde de domingo cualquiera. Salí con mis hijos a buscar una película. Estaba lloviendo, así que corrimos al salir del coche. Dos metros antes de llegar al establecimiento me resbalé y caí. Me fracturé el coxis. El aviso acababa de llegar, el recreo había terminado. Durante dos meses tuve que estar en reposo, tiempo en el que intenté descubrir a qué podría dedicarme, qué me estaba tratando de decir la vida. Curiosamente, mientras tanto, también me dediqué a estudiar Feng Shui. Hacía ya unos diez años que había descubierto esta técnica y siempre que viajaba y tenía oportunidad me compraba un libro. Algunos, los había dejado por su complejidad en espera de tener el tiempo suficiente para profundizar y entenderlos, ahora lo tenía.

Con el tiempo me recuperé de la lesión y empecé a dedicarme al Feng Shui de manera profesional. De vez en cuando, el coxis me dolía, especialmente cuando iba a cambiar el tiempo, o eso creía yo…

Tenía el teléfono de Vanesa Saavedra en mi móvil guardado desde hacía más de tres años. Me lo había dado una amiga mía, era clienta de ella y la gustaba tanto su trabajo que de vez en cuando me insistía en que la llamara. Os podéis imaginar que en esta época la insistencia fue en aumento. Ahora, si la llamé, el cambio ya no era un problema para mí, había llegado y cualquier ayuda era bienvenida.

Vanesa me explicó su trabajo, como a través del cuerpo podía conocerme mejor, aprender a interpretar esos mensajes que yo intuía que la vida me daba. Y, lo que me pareció más interesante, asegurarme que mi cuerpo no me limitaría, sino que me apoyase en la consecución de mis sueños, de mis objetivos en la vida. Acabó diciéndome, es como el Feng Shui aplicado al cuerpo. Desde entonces trabajo mi cuerpo con la guía de Vanesa.

Entiendo cada nuevo proyecto, cada nuevo objetivo como una nueva melodía a tocar. Lo comento con Vanesa, cual es la melodía, como me gustaría que sonase y ella me guía en como afinar mi instrumento y como mantenerlo. Lo cierto es que durante todo este tiempo de trabajo había un asunto que salía de forma recurrente, el dolor de coxis. Con su ayuda descubrí que no tenía nada que ver con el cambio de tiempo meteorológico, sino con mi miedo a no ser capaz de conseguir lo que me proponía. Así, cuando el coxis me llamaba la atención empecé a hablar con él y decirle con determinación, sé que tengo miedo pero soy capaz de conseguirlo. Ya no recuerdo cuando fue la última vez que tome ibuprofeno para este dolor.

Son muchas las anécdotas que os podría contar de mi trabajo con Vanesa durante estos años, esta de hoy es una de ellas. Además, estoy segura que son mucho mejores las que podríais contar cada uno de vosotros sobre vuestro cuerpo. Por eso, os invito a la Conferencia que Vanesa dará en Espacio OCTO este próximo jueves, podéis ver la información pulsando aquí.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui


Mi ego y yo

14,septiembre 2008

“Podemos seguir viviendo al nivel del ego tanto tiempo como queramos. No es que esté “mal”; es insatisfactorio, simplemente.”

Annie Marquier

”desarrollo personal”
 
Cada día experimento con más certeza que la armonía y el equilibrio son claves en el hallazgo de nuevos caminos. De ahí, surge la idea de no tratar de aniquilar al ego, creo que es más interesante hacernos amigos, equilibrando su fuerza y potencial, para que actúe como una ayuda cuando es necesario y permitirle un merecido descanso cuando no necesito sus servicios. 

Pero el ego no quiere perder su espacio ni su poder, desconfía de mis intenciones. Entonces se vuelve juguetón y va intentando nuevos caminos para despistarme. Me gustaría que compartamos estas experiencias para ayudarnos mutuamente, os cuento como voy pillando yo a mi ego en sus transformaciones:

  • El ego camaleón,

En un principio empiezo a observar el funcionamiento de mi propio ego, cuales son sus áreas de acción preferidas. Pero el ego es pudoroso y al sentirse observado, se esconde. En realidad cambia de campo de acción, surge su gran capacidad de adaptación a nuevas circunstancias y se especializa en un área nueva.

Por ejemplo, si mi energía (o inteligencia) predominante es la intelectual, será fácil encontrarme allí con mi ego. Al sentirse observado se irá a otra energía, por ejemplo, a la emocional. Y así continuamente, de energía en energía, hasta ir volviéndose más sutil cada día.

  • El ego espiritual,

Creemos que al ego le gusta la confrontación y es cierto, pero también sabe disimularlo. “Si no puedes con el enemigo, únete a él”, esta parece ser la máxima del ego acorralado. Al sentirse observado en todos mis campos de actuación (o energías), decide unirse a mi en el camino del autoconocimiento.

Una forma de encontrarle: “todo lo que necesita una explicación viene del ego…”

  • El orgullo místico,

En este momento ya reconozco el ego de los demás con una claridad pasmosa, sin embargo, el mío se ha vuelto de una sutileza increíble. Por eso, me lo creo y me intento hacer la salvadora de todos los que me rodean, yo ya lo tengo controlado… 

Además empiezo a perdonar a los demás, pobrecitos no conocen a su ego tanto como yo al mío, entonces me pregunto: ¿perdonar no llevará implicita una manera de juzgar?.

“Nunca serás nada de lo que hagas por maravilloso que sea, simplemente serás tú haciendo algo, manifestando fuera lo que eres. El autoconocimiento me hace más libre, pero no más yo, no puedo ser más porque ya lo soy todo.”

Vanesa Saavedra, “Orgullo místico”

Una forma de encontrarlo es cuando empiezas a notar que la gente a tu alrededor empieza a posicionarte en los primeros puestos del autoconocimiento (por ser suave, otras veces lo crees directamente). Pero algo te recuerda que si ellos están contigo es porque son iguales a ti… 

  • El ego espejo,

Estamos llegando a niveles profesionales, el ego parece estar totalmente controlado, ya no lo encuentras en ti. En realidad hemos acorralado tanto al ego que ha decidido manifestarse a través de aquellos con quien nos relacionamos.

Me llama poderosamente la atención mi nueva capacidad para atraer ciertos egos ajenos, en áreas que creía superadas o que no tienen nada que ver conmigo… Ante la insistencia y, conocido el orgullo místico, pongo en práctica la teoría de los espejos y ahí está, mi ego de nuevo.

“Lo que más nos irrita de los demás es aquello que puede conducirnos a un mejor entendimiento de nosotros mismos”

C Jung

De momento, no subestimo en absoluto la capacidad de mi ego (tampoco la de mi alma…) , estas son las claves que personalmente he ido encontrando y os puedo contar.  Os invito a que me conteis las vuestras.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Mi experiencia en Feng Shui Corporal

9,marzo 2008
 
 
 

 

lou-pan-06.jpg

El año pasado una web americana me pidió permiso para publicar algunos de mis artículos y hace unos días contactaron conmigo para pedirme que chequeara las nuevas publicaciones. Al entrar en su página y ver esta foto mía me quedé impresionada, “no parecía yo”. Se trata de la primera foto que me hizo Luis Gaspar para utilizar profesionalmente, en Noviembre de 2005, es la misma que sigue colgada en la página de Lillian Too.

cara2007.jpgComo comenté en otros artículos hablando sobre el Feng Shui Corporal, yo lo practico con la guía de Vanesa Saavedra . Después de un año trabajando con ella y mejorada la asimetría de la cara, decidí hacerme unas fotos nuevas que reflejasen mejor como me sentía y quien era. Las nuevas fotos fueron hechas de nuevo por el mismo fotógrafo, Luis Gaspar, en Abril del 2007, un año y medio después de las anteriores.

En mi experiencia personal es cierto que el cambio personal va acompañado de un cambio corporal o como dice Alejandro Jodorowsky: “Para tener una finalidad y alcanzarla, hay que tener un cuerpo acorde”

He encontrado mi finalidad, solo quiero asegurarme que nada me limite en el camino a alcanzarla, ni siquiera mi cuerpo

“Vivir la vida con amor y humor, de forma natural y, compartirla”

Por cierto, Vanesa nos contará su técnica próximamente en Espacio OCTO a través de una conferencia. Además, estará disponible para enseñarnos como mejorar tanto en grupo, en talleres de trabajo como en sesiones privadas de Coaching Corporal. Para obtener más información podeis visitar la página de Espacio OCTO, pulsando aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui corporal

27,enero 2008

“Todo cambio real de la personalidad viene acompañado de un cambio corporal y viceversa”

Vanesa Saavedra

anatomical-travelogue8.jpg

El cuerpo es el mapa físico de nuestra conciencia, es decir, es un fiel reflejo de cómo funcionamos en las distintas áreas de la vida.

Podemos hablar de 7 zonas corporales y cada una de ellas está relacionada con un área de la vida:

  • Cuello y garganta,

Nuestra forma de comunicarnos y expresarnos

  • Pecho y caja torácica,

Habla de nuestra manera de relacionarnos y sentir las emociones

  • Abdomen,

Tiene que ver con nuestra creatividad, no sólo desde el punto de vista artístico, si no con ser creativos al afrontar las situaciones diarias

  • Piernas,

Tiene que ver con la seguridad en uno mismo y la capacidad de caminar en la vida hacia los objetivos

  • Brazos,

Están relacionados con la capacidad de demostrar y recibir afecto, así como de concretar nuestros planes y metas

  • Espalda,

Refleja la solidez de nuestros cimientos, como nos hemos ido construyendo

  • Cabeza y mente,

Esta conformada por nuestros pensamientos pudiendo ser una mente repetitiva o creativa

Cualquier síntoma físico es una oportunidad para hacernos conscientes  de que hay un área en nuestra vida que necesita atención. Así, el trabajo corporal nos ayuda a tomar conciencia de nuestra realidad y nos proporciona una alternativa para llegar al bienestar.

A través del trabajo corporal nos preparamos para afrontar las diferentes situaciones de la vida con garantía. 

Vanesa Saavedra

La técnica de Feng Shui estudia como nos reflejamos en el entorno físico en el que habitamos. Pero de igual manera, lo que pensamos, creemos o somos lo reflejamos en nuestro entorno más inmediato: nuestro cuerpo. Como comentamos en el artículo “El lenguaje de la salud” el cuerpo es un instrumento de comunicación clave para el aprendizaje en el desarrollo personal de cada uno.

“El cuerpo se crea como es mirado. Primero, responde a la mirada familiar y después, a la mirada social”

Alejandro Jodorowsky

Esta afirmación de Alejandro nos invita a creer que hay un cuerpo ideal en cada uno de nosotros que, modificamos en base a lo que percibimos de nosotros, a través del otro. Entonces, como indica Vanesa, tiene mucho sentido pensar que podemos modificar nuestro cuerpo en base a lo que realmente somos, según lo vamos descubriendo. He invitado a Vanesa a participar en el próximo curso de Feng Shui para que nos desvele alguna de las claves del Feng Shui Corporal, seguro que será interesante.  

Maru Canales

Artículos relacionados:  

logo-octo-xs.jpg       

                          


El lenguaje de la salud

20,enero 2008

 ¿Es posible que exista una relación entre el sistema de creencias de una persona y sus problemas físicos?

¿Es posible que aspectos de la vida de una persona que no funcionan estén relacionados con la creación de sus dolencias físicas?

 La vida nos habla en susurros; si no somos conscientes de su mensaje, nos habla más alto; si aún no sabemos entender o no hacemos caso, nos sigue hablando más y más alto hasta que nos da un grito. Ese grito es el dolor, la enfermedad o el accidente.

La enfermedad no es lo más importante aunque es lo que más nos llama la atención. Para descubrir su mensaje, tienen más importancia el lugar en el cuerpo donde se han producido los síntomas y los órganos relacionados con ellos que la intensidad de los síntomas”

Eric Rolf

La Medicina del Alma entiende el cuerpo como una extensión de nuestro interior que se comunica a través de un código secreto, que intenta descifrar.  Por ello, se enfoca en el órgano o la parte del cuerpo afectada y no en la propia enfermedad.

Se trata de una medicina de contexto, es la base psicosomática detrás de la enfermedad, antes de que aparezcan los síntomas. La zona del cuerpo en la que aparecen los síntomas nos puede decir de manera específica la naturaleza y el sentido del mensaje. En cuanto a la intensidad, un catarro es como un susurro y un cáncer un grito muy fuerte.

Según la Medicina del Alma hay doce enfermedades originales, desde las que pueden desarrollarse otras, y que corresponden a la metáfora de los cuatro elementos.

Es curioso el paralelismo que existe entre la Medicina del Alma y el Feng Shui, yo la llamo el Feng Shui corporal, en ambas se cree que nuestras creencias y actitudes se reflejan en el exterior, una estudia el cuerpo físico y la otra nuestro entorno. Yo practico “feng shui corporal” con una fisotorapeuta  especialista en autoconocimiento a través del cuerpo, Vanesa Saavedra, a quien he invitado al próximo curso de Feng Shui para que nos explique como funciona.

Cada enfermedad es falta de belleza”

Alejandro Jodorowsky

 

 Las doce enfermedades originales son:

  • Elemento fuego,
    • La seriedad
    • La culpabilidad
    • El controlar
  • Elemento aire,
    • El apego
    • El juzgar
    • El pensar
  • Elemento tierra,
    • Resistencia al cambio
    • La soledad
    • Materialismo
  • Elemento agua,
    • La depresión
    • Lástima/Importancia personal
    • Inconsciencia

“Cada uno crea su propia experiencia de realidad a todos los niveles”

Eric Rolf

Os recomiendo el libro “La Medicina del Alma”, en él Eric Rolf nos explica el significado de cada dolencia a través de un análisis concreto de cada zona del cuerpo. Este es uno de mis libros de mesita de noche, me ayuda a interpretar el lenguaje que utiliza la vida para comunicarse conmigo. El reto es desarrollar la intuición para captar los mensajes desde el susurro, antes incluso de que lleguen al cuerpo.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 54 seguidores