Las ocho aspiraciones: “La salud”

15,enero 2007

“No hay buena fortuna, si no hay salud”

En el sector Este de un espacio se representa la aspiración de la salud, quizá la más importante de las ocho aspiraciones, porque es la única que incide directamente en el resto, especialmente cuando nos falta.

Todas las prácticas tradicionales chinas, desde la acupuntura hasta los ejercicios físicos, el masaje y por supuesto el feng shui, se concentran en nutrir la energía (el “chi”), tanto en lo externo relativo al ambiente que nos rodea, como en lo interno, mediante la meditación y los ejercicios respiratorios, por ejemplo. Estas técnicas se basan en la creencia de que todas las cosas del universo, lo tangible y lo intangible, lo vivo y lo inanimado, poseen la conciencia de la energía. De ahí que cada habitación de una casa, exactamente igual que cada célula del organismo humano, tiene su propia energía intrínseca y es manteniendo esta energía en buen estado como logramos la buena salud.

Pero también existen estudios más recientes llevados a cabo por la Universidad de Medicina de Wayne (USA) según los cuales el espacio en el que trabajamos y vivimos incide directamente en nuestra salud. De esta forma, a través de una buena disposición del espacio podemos reducir los niveles de estrés, de colesterol e incluso desciende el riesgo de accidentes cardiovasculares. Este estudio ha sido conducido por el profesor Bengt Arnetz, reconocido mundialmente por su trabajo sobre cómo deben ser diseñados los hospitales para favorecer la curación de los enfermos.

Además del entorno, hay otra serie de factores internos que inciden en nuestra salud y, que en términos feng shui identificaríamos como el resto de las aspiraciones que cada domingo tratamos en esta columna: cuando nuestra situación económica es favorable, nos va bien en el trabajo, en la familia y con las amistades nos es más fácil mantener una actitud positiva y por ello, solemos tener menos problemas de salud. En el fondo estamos hablando de la parte psicosomática que parece incidir directamente en la curación o mejora de algunas enfermedades. 

El sector Este está representado en términos de Feng Shui por el elemento madera. De ahí que la mejor forma de ensalzar la suerte de la salud sea a través de las plantas y las flores, las cuales han de ser naturales y deben mantenerse en buen estado. Se entiende que las plantas artificiales acumulan polvo, por lo cual no son favorables. En el despacho, las plantas representan la buena salud y el crecimiento del negocio. En el caso de los dormitorios, el feng shui coincide con nuestra costumbre de no utilizar plantas naturales, pudiendo ser reemplazadas por objetos decorativos como cuadros o telas que representen la madera (árboles, bosques, flores, madera, el color verde…)     

(Para volver al artículo sobre Practicando Feng Shui, pulsar aquí)

Maru Canales 

Acceso directo a otros artículos:

logo-octo-xs.jpg