Las ocho aspiraciones: “La fama y el reconocimiento”

28,enero 2007

“Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer”

Tradicionalmente en psicología, reconocimiento social representa la percepción de estima que el sujeto experimenta de los demás hacia uno mismo. A la mayoría nos gusta negar la importancia que para nosotros tiene como nos ven los demás. Sin embargo, bien sea directa o indirectamente, la apreciación que los demás tienen sobre nosotros nos afecta, tanto a nivel personal como profesional. En un momento dado, todos nos movemos por necesidades de reconocimiento. Por ello, es fundamental tratar de conseguir a nuestro alrededor que la gente se sienta reconocida porque es fuente de motivación y satisfacción, así el progreso de una persona es el progreso de todos nosotros.

En este sentido, Teresa Amabile, profesora de Marketing de Harvard, ha investigado sobre el impacto del entorno en las personas y, aunque ella lo aplica al entorno laboral, es lógico pensar que nos afecte en todos los ámbitos de la vida: “el contexto predispone a los individuos a liberar o bloquear la dimensión emocional que marca la diferencia en el trabajo”. Por ejemplo, manteniendo el despacho desordenado difícilmente podremos ser muy organizados en la ejecución de nuestro trabajo, pero aún más difícil será convencer a nuestros jefes de que somos la persona idónea para un ascenso, teniendo en cuenta que los puestos más elevados requieren mayor capacidad de organización.

A nivel personal pasa algo parecido, si queremos demostrar que somos románticos, nuestras posibilidades de éxito serán infinitamente mayores llevando a la pareja a un buen restaurante, con velas, flores y violines. Sin embargo, ¡las propuestas románticas en un McDonalds, suelen dar peores tasas de éxito!

Parece ser que en los anuncios publicitarios hay información que captamos de forma consciente y hay otros detalles que se dirigen a nuestro inconsciente. Según el Feng Shui, nuestro entorno funciona de la misma manera, tal vez de una manera inconsciente, los demás elaboran su concepto sobre nosotros a través de lo que ven no solo en la totalidad del espacio, sino sobre la situación de  una zona específica, la que corresponde al sector Sur. Así, además de cuidar la imagen general de nuestra casa o lugar de trabajo, hemos de tener especial cuidado con la zona Sur del mismo, porque es a través de lo que representemos aquí, como nos proyectamos a los demás.

sur-1.jpgEl elemento que representa la fama y el reconocimiento social es el fuego, que se asocia al sol, es decir, a la luz, al calor, a todos sus colores desde el amarillo brillante, naranjas, rojos, rosas… El objeto más fácil para utilizar aquí sería una lámpara, encendida. Como en el resto de aspiraciones, para elegir el objeto que nos represente en términos de feng shui hemos de pensar en primer lugar como queremos que nos vean y como dijo Sócrates, ¡esforzarnos en ser lo que queremos parecer!

Maru Canales

(Para volver al artículo sobre la practica de Feng Shui, pulsar aquí)

Acceso directo a otros artículos:

logo-octo-xs.jpg