Las ocho aspiraciones: “la creatividad”

11,febrero 2007

Miquel BarberEn el sector Oeste de un espacio se representa la creatividad, seguramente la aspiración menos valorada, pero responsable directa de la innovación. De alguna manera, la innovación podría ser considerada como uno de los factores claves del cambio y el cambio del progreso.

Ahora podemos encontrar en el mercado un documental sobre física quántica realizado por un grupo heterogéneo de investigadores americanos, se llama ¿¡Y tú, qué sabes!?.  En él nos explican que “el cerebro no conoce la diferencia entre lo que ve y lo que recuerda”, porque se activan las mismas redes neuronales para ambas funciones. Cuentan una anécdota increíble, parece que los indígenas del Caribe no veían los barcos de Cristóbal Colón cuando estaban en el horizonte y esto era debido a que nunca antes habían visto un barco. Solo el chaman de la tribu fue capaz de verlos a través de la observación diaria del horizonte, cuando fue consciente de lo que veía aviso al resto, los cuales debido a su confianza en él y a la observación repetida empezaron a ver los barcos.

Así la creatividad se plantea como un verdadero reto. Según el diccionario, la creatividad es el acto de producir algo de la nada o establecer algo por primera vez. Sin embargo, si repasáramos la historia de grandes creadores universales nos daríamos cuenta que ninguno de ellos fue capaz de crear nada valioso antes de diez años de intensa dedicación a su tarea. Ni Aristóteles, ni Leonardo, ni Einstein empezaron su obra de la nada: todos ellos utilizaron los conocimientos desarrollados anteriormente por otros y dedicaron largos años de su vida a aprenderlos para posteriormente experimentar recombinando los datos disponibles en formas insospechadas.

Según, el experto en coaching Germán Nicolásen su libro “Remando Juntos”, en el que habla de la optimización de la gestión empresarial, la creatividad se compone de cuatro ingredientes: la pericia, la perseverancia, la motivación y la existencia de un contexto creativo. Y explica:

“Es en dicho contexto creativo donde cobra importancia el tiempo disponible, un clima propicio y el espacio físico, facilitándonos o bloqueando nuestra capacidad de pensamiento e innovación“.

Bettina Gleiss, creativityEn términos de Feng Shui es el sector Oeste el responsable de representar la capacidad creadora a través del elemento metal: pero lo que es más importante ha de reflejar la creatividad. De ahí que la mejor forma de ensalzar esta aspiración que hoy nos ocupa sea decorando esta zona de la manera más innovadora y creativa posible. No obstante esta es la zona en la que también se representan los hijos. Personalmente me gusta colocar en esta zona cuadros o esculturas abstractas que den lugar a diversas interpretaciones, según nuestro estado de ánimo o quien lo mira.

Para representar en esta zona nuestra aspiración de los hijos, recomiendo leer los artículos escritos en este sentido, pulsando aquí.

Asimismo, se entiende que la energía creativa es la que rige nuestra sexualidad, de ello también hemos hablado en los artículos recopilados en “Feng Shui y sexo”.

Maru Canales

(Para volver al artículo sobre la practica de Feng Shui, pulsar aquí)

Acceso directo a otros artículos:

feng shui