Mientras piensas no vives…

20,marzo 2007

A la mayoría nos han enseñado que antes de actuar hay que pensar, pero ¿hasta qué punto pensar demasiado las cosas no nos deja actuar? o ¿cuantas veces pensamos como debemos actuar, para luego realizar lo contrario… ?

En Tropezar con la felicidad, el psicólogo Daniel Gilbert pone claramente en entre dicho la veracidad de nuestro pensamiento frente a la experiencia de quienes nos rodean y ya han experimentado vivencias parecidas. Pero, desde mi punto de vista, parece olvidarse que para nosotros es importante vivir la experiencia en primera persona, necesitamos ser los actores para aprender.

A la hora de lanzarnos a la experiencia Bucay nos propone “correr solamente riesgos evaluados”. Supongo que en el equilibrio está el acierto, como decimos popularmente a veces hay que lanzarse a la piscina sin saber si hay agua o no, pero al menos deberíamos asegurarnos de que la pisicina existe!

Parece que al final no nos queda más remedio que correr algún riesgo para permitirnos vivir la experiencia. Después podemos (y seguramente debamos) pensar sobre ella, analizar lo que nos ha servido y lo que no, para mejorar en las próximas experiencias…

Vanesa Saavedra y Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg