La suegra

La suegra “difícil” es uno de los retos que la vida nos puede regalar, a través de la relación con ella, se abre ante nosotros todo un campo de aprendizaje. En el papel de nuestra suegra creo que debemos distinguir entre dos funciones claramente diferentes:

  • La madre,

Se trata de la madre de nuestra pareja y como tal hemos de aceptarla y respetarla. Es decir, muchas veces no nos damos cuenta que está en todo su derecho de ejercer de madre, como crea oportuno…

Dado que sólo aprendemos de la experiencia, el hecho de tener a nuestra suegra cerca nos posibilita tener una nueva referencia y una nueva experiencia, en vivo y en directo, sobre la paternidad. Siendo observadores de esta relación, sin juzgar ni criticar, es mucho lo que podemos aprender sobre nuestra propia paternidad.

  • La suegra,

Nuestra percepción sobre nosotros mismos suele hacerse a través de los demás, de tal forma que nos sirven de espejo. Se dice que cuando alguien nos “cae mal” se debe a que nos refleja aquello de nosotros mismos que no aceptamos. Al revés, cuando alguien nos “cae muy bien” es porque vemos en esa persona cualidades que reconocemos como nuestras y que nos gustaría potenciar.

¿Qué hacer entonces?

  • Hacer caso a nuestra mente, engordar nuestro ego y hacer de la relación algo insufrible para nosotros mismos y las personas con las que convivimos
  • Aceptar el reto, observar lo que nos molesta y encontrar cual es el resorte que nos toca. Solamente la aceptación es un paso gigantesco de bienestar.  

Cualquier relación obligatoria “difícil” es una oportunidad para encontrarnos a nosotros mismos, es un magnífico instrumento de autoconocimiento. Nos obliga a estar alerta, a concentrarnos en el ahora, en el momento presente. Al mismo tiempo, nos da la oportunidad de valorar lo que de verdad nos importa y centrarnos en ello.

Pasamos todo el año deseando que lleguen las vacaciones de verano para estar más tiempo, con nuestra pareja, nuestros hijos y amigos… Seguramente los roces que tenemos con nuestra suegra no merezcan ocupar el espacio de las relaciones que realmente nos importan: debemos tenerlo presente y hacérselo saber a nuestra mente.

En este blog hemos publicado artículos que nos pueden ayudar en este sentido:

Maru Canales

Relación de artículos publicados en este blog 

logo-octo-xs.jpg

Anuncios

13 Responses to La suegra

  1. eldoctorhache dice:

    Coincide prácticamente con lo que decíamos hace unos días (¿en tu blog o en el mío? jeje) en relación con las relaciones “difíciles”. Muy interesante y muy bien explicado. ¡Gracias!

  2. marta dice:

    La verdad, que a lo largo de estos meses en los que he leído tu blog, me he dado cuenta que eres una persona muy optimista. Una suegra dificil, yo nunca lo hubiese descrito como un regalo de la vida… Pero puede que tengas razón, y al final todas acabaremos siendo suegras. En mi caso, suegra de hijos varones… Pero por encima de cualquier otra cosa, y es importante que las nueras no se olviden, siempre seré la madre de mis hijos. Seguramente, el secreto, es no sentirnos amenazados en los distintos papeles que venimos a desempeñar. Y que cada una, la suegra y la nuera, entiendan que tienen papeles distintos pero igual de importantes.

  3. Maru Canales dice:

    Pablo,
    Hablabamos en tu blog a raiz del artículo sobre las enfermedades que provocan nuestras resistencias a lo que somos. Tu te referías a la ira y al enfado y este otro caso es otro pequeño ejemplo…

    Marta,
    Estoy de acuerdo con tu comentario pero yo añadiría que los padres tampoco debemos de olvidarnos de los límites de nuestra función y del respeto a nuestros hijos y a sus decisiones.
    Cuando mi madre criticaba alguno de mis novios, me acuerdo que yo la decía que debería confiar en la eduacción que me había dado y en que yo era capaz de elegir por mi misma… Muchas veces me acuerdo de mis propias palabras respecto a mis hijos y mi meta es ganar esa confianza

  4. marta dice:

    Por supuesto que debemos respetar las decisiones de nuestros hijos. Pero yo creo que en la batalla ancestral de suegra-nuera, en el fondo hay un problema de celos. Y es ahi donde deben estar claros los papeles. Y si un día tu suegra decide hacerle a su hijo su postre favorito, entender que “mamá le está haciendo a su querido hijo el postre que le gusta”. Otro día será la mujer la que haga a su querido marido otro postre. Seguro que los dos postres están bueninisimos…

  5. patricia dice:

    Yo creo, Maru, que tienes razón, aunque no siempre estoy de acuerdo con tus razonamientos, en esta ocasión tu visión del asunto me parece muy acertada,y si pones algo de tu parte, siempre logras mejorar las cosas

  6. Mariana dice:

    esta idea de la percepción de los defectos de los demás como nuestros, me parece alucinante, desde que lo he leido llevo un buen rato pensando en la gente que no me gusta y porque me resultan insoportables ! y estoy aterrada! …

  7. Juan dice:

    No tengo experiencia en el tema de las suegras; así que ni idea… Estoy de acuerdo contigo sobre el valor de la aceptación, el reflejo de los otros y el reto de las relaciones obligatorias difíciles. Me gusta cómo lo has encadenado.

  8. Nacho dice:

    En mi caso es más complicada la relación con mi cuñada, pero entiendo que este artículo me puede ayudar igualmente. Yo hasta ahora sigo una máxima japonesa, aunque allí se aplica a los maridos: “la mejor cuñada es la que esta sana y lejos de mi casa”

  9. Panda dice:

    Muchas gracias por sus comentarios y consejos. Les comento mi situacion. Mi suegra cuando tuvo a su hijo, nunca mas se acosto con su esposo (por lo tanto es hijo unico), a los siete años se rajo a trabajar bien lejos, por lo tanto a su familia la veia solo una vez al mes. Ademas no tuvo parto vaginal (su ansiedad era tal que el medico le hizo cesarea antes de tiempo) no sabe lo que es dar el pecho, y no tuvo suegra. Yo lo unico que siento que su libido lo descargo con mi marido al no darle mas pelotas al marido. Y cada vez que viene o la cruzo me toma examen de todo lo que hago por mis hijos, mi casa y mi esposo. ¿que hacer? quien falla?

  10. Maru Canales dice:

    Hola Panda,

    Muchas gracias a ti por compartir tu caso, es tal cual lo comento en el artículo: lo que más nos molesta en los demás es lo que no aceptamos de nosotros mismos… Dices que te molesta de tu suegra que “me toma examen de todo lo que hago”. Lo mejor que puedes hacer es aceptar que esta “mania” de tu suegra no te gusta porque te recuerda a una parte de ti que no aceptas: ¡vaya examen que has expuesto de la vida de tu suegra!, nos has contado su vida en siete líneas.

    Esto no quiere decir que debas obviar tu capacidad analítica y descriptiva, es excepcional, pero quizá deberías enfocarla hacia asuntos que te hagan sentir bien. Creo que para aceptar lo que no nos gusta de nosostros mismos, la mejor herramienta es el sentido del humor.

    Un fuerte abrazo,

  11. isabel dice:

    hola, la verdad eres muy tolerante con las suegras metiches, te felicito por esta actitud que yo no puedo tener con mi suegra, yo comprendo que ella ame a su hijo con toda su alma y no me opongo a que lo mime es su labor de madre y yo no me meto en eso, pero sin embargo, ella si se mete en mi labor de esposa que a que hora le sirvo la comida, que me apure que ya llego y esta muerto de hambre, cuando ve que estoy ocupada en otra cosa con el bebe, y cosas por el estilo, cuando yo le sirvo un jugo ella cambia de vaso para que entre mas y cosas asi que no tolero estoy mal yo? la vez pasada le dije amablemente que los asuntos domesticos los manejabamos solo los dos pero ella no entiende, vivo con ella lamentablemente y de momento no nos podemos mudar, ella tiene derecho a meterse asi? ya que es su casa

    • Maru Canales dice:

      Puedes perder horas disertando sobre los derechos de tu suegra… la realidad es que actúa como lo hace y que a ti te molesta. ¿De quien es el problema entonces, de ella, que actúa como quiere o tuyo que no lo toleras?

      La realidad es la que es y discutir en contra no suele dar resultado. Intentar cambiar al otro tampoco. Aceptarla y ver cómo podemos cambiarnos a nosotros mismos, si suele darlo. Un primer paso podría ser ponerte en su lugar, como te gustaría que te tratase tu suegra, trátala igual…

      En mi experiencia personal, ejercer mi libertad de tratar a los demás como quiero y no en función de cómo ellos me traten a mí, me da muchísima satisfacción. Te animo a que lo pruebes.

      Ya nos contarás. Un abrazo,

  12. angelica dice:

    Como consejo les pongo mi vida personal. desde que me case todo el tiempo me pase buscando defectos a mi suegra y obviamnete le encontre por millones, fodongues, depresion, obsecion, manipuladora, hipocrita, envidiosa, etc. sin embargo ahi estaba para hecharme la mano cuando mas lo necesite asi es aunque no locrean pues su hijo osea mi esposo no le parecia el trato que yo le daba a su madre a el tambien le molestaban muchas actitudes de su mama pero pues por ser su madre se las disculpa hace un año MI ESPOSO me puso el cuerno y que creen que mi suegra me apoyo mucho y eso se lo agradezco de hecho ella fue la que tuvo mucho que ver en que yo perdonara y me reconciliara con su hijo ahora la trato mejor y ella sigue igual pero ya la considero como una mujer grande que no puede cambiar asi como a sus actitudes me estan ayudando a mejorar como ser humano y se que las cosas pueden cambiar de un momento a otro por lo que valoro a las personas que estan a milado y sobre todo ya no los juzgo como antes……..todos tenemos defectos……una suegra creanme se puede sobrellevar pero hay otras cosas mas fuertes como lo que me paso la infidelidad esta cañon, o una muerte de un ser querido no se amarguen con la suegra nos hicieron creer que es un ser malefico y no es verdad son seres supermaleficos que podemos sobre llevar. jjejjejjjje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: