El Maestro de Feng Shui

“Hay cuatro cosas que no permiten tener paz a la gente. La primera es la vida larga; la segunda, la reputación, la tercera, el rango; y la cuarta, la riqueza.

Los que tienen estas cuatro cosas temen a los fantasmas, temen a los hombres, temen el poder y temen el castigo.

Las cosas que quieres son las que no quieres.”

mi-mundo-xs.jpg

Este verano he leído una novela titulada “El Maestro de Feng Shui“, escrita por Nury Vittachi. En ella, el autor nos introduce en el mundo del aprendizaje de la técnica de la mano de un profesional de Singapur y su alumna occidental, analizando nueve proyectos enrevesados y divertidos.

A lo largo de la novela, el Maestro de Feng Shui nos invita a la reflexión a través de alguna historia propia de la cultura oriental. Esta es una forma bastante habitual de contestar a nuestras dudas, utilizada por los maestros orientales, al menos los que yo he conocido. A mí me encanta y por eso reproduzco aquí una de ellas:

“Los enseres de la vida de un hombre no son su vida.

Pero los enseres de la vida de un hombre son su vida.”

¿Es una contradicción? Si, pero también no. Pensemos en la siguiente imagen:

Hace calor y estas sentado bajo un árbol muy pequeño. Esto es bueno porque hay sombra, puedes ver todo lo que hay alrededor y ningún intruso puede sorprenderte. Pero hay sombra para una persona sola y no tienes sitio para recibir visitas. Pronto te sientes solo.

Te trasladas a un árbol más grande, cuya sombra alcanza para dos o tres invitados. Es muy bonito, pero tiene un tronco demasiado ancho y no puedes ver si alguien se oculta en ese espacio detrás de ti.

Algunos envejecemos. Nos trasladamos a árboles más voluminosos. Encuentras una higuera de Bengala tan grande que una aldea entera podría ponerse a su sombra. Ahora tienes un mundo realmente grande pero es peligroso. Detrás de ti hay un espacio desconocido, igual de grande que el espacio que tienes ante ti.

Algunas personas nunca llegan a una higuera de Bengala. Otras se trasladan de mundos pequeños a mundos grandes, pero algo en su vida las asusta y al final regresan a mundos muy pequeños.

Cuando conozcas a alguien debes hacerle en silencio una pregunta: ¿Cuan grande es tu mundo? Es una de las cosas más importantes que puedes saber de una persona.

A veces conoces a alguien y te das cuenta de que tu propio mundo no es lo bastante grande para darle cabida. Entonces debes tomar una decisión: ¿le dices que no hay suficiente espacio o te trasladas a un árbol más grande?

No preguntes a los inmortales cuan grande es el mundo:

“El mundo lo haces tú”

Maru Canales

Acceso directo a artículos relacionados: 

logo-octo-xs.jpg 

Anuncios

8 Responses to El Maestro de Feng Shui

  1. juanarmas dice:

    Me voy a mover por enseres por completo desconocidos. A ver qué tal.
    Con muchas prisas y todo en el “aire”, no he querido dejar de pasar por aquí para saludarte y despedirme. El comentario tuyo, puesto como tú querías. Un beso y hasta pronto. Cuídese;)

  2. Maru Canales dice:

    Te deseo un buen Camino de Santiago, ya nos contarás tu experiencia a la vuelta…
    Saludos

  3. Juan dice:

    Al leer esto no puedo evitar pensar en la cantidad de gente que al descubrir todo lo que la vida te ofrece, prefiere caminar hacia atras.¿Hay algo que asuste más que el propio miedo?

  4. Primero que nada gracias por tu blog es muy interesante.
    Vagaba por internet cuando me encontré con tu comentario acerca de el libro El Maestro de Feng Shui. Esto me recuerda aquellos tiempos de conformidad en los que yo me encontré. Porque nunca quise experimentar el dolor interno. Hoy en día incluso me encuentro extraviado en situaciones en las cuales he aprendido a salir paso a paso de ellas. Pero si nunca me hubiese internado en ellas, mi nivel de conformidad fuera aún más grande. Un habito enorme difícil de superar. Por fortuna tome la decisión y me aventuré a estas zonas, que a veces, parecen muy oscuras. Pero cuando estas dentro, es como si entraras a un cuarto completamente oscuro y no hay forma de ver absolutamente nada, hasta que tus pupilas se ajustan a la oscuridad….¿Cuan grande es tu mundo?

  5. Maru Canales dice:

    Hoy no veo los límites de mi mundo …

    ¡Bienvenido al blog!

    Feng Shui: traspasando limites

  6. java dice:

    hola, muchas gracias por publicar todo esto, a las personas que en un momento dado estamos buscando algo nos es de gran ayuda, estoy interesada en que me hagan un buen estudio de feng shui en mi casa, espero encontrar a buenos profesionales. gracias

  7. Maru Canales dice:

    Muchas gracias a ti por participar expresándote. Tu comentario sobre los profesionales me recuerda a la famosa frase zen “El Maestro aparece cuando el alumno está preparado”.
    Desde el otro lado, te comentaré que en mi experiencia, la práctica de Feng Shui puede llevarse a cabo hasta llegar a gran profundidad, tanta como el cliente esté dispuesto.
    Un abrazo,

  8. […] fengshuinatural, marucanales, imágenes […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: