La ciudad lenta

Cada vez que salgo de Madrid y visito una provincia me doy cuenta del alto precio que pagamos en calidad de vida los que vivimos en las grandes ciudades. En las ciudades pequeñas todavía se come en casa a diario, la tan saludable costumbre de la siesta sigue existiendo… Me pregunto si realmente necesitamos construir estas macrociudades, llenas de cemento, en las que no nos podemos ni mover, porque para disfrutar de los alrededores tenemos que pensar en el gran atasco que nos espera a la vuelta…

Quizá nos hemos dejado seducir por otras culturas o pensamos que no nos queda más remedio si queremos progresar.

O quizá nos hemos olvidado de disfrutar de lo cotidiano, dejando paso al estrés o al sindrome de la felicidad aplazada. Entonces me pregunto para qué queremos progresar, dónde vamos, seríamos capaces de dejar que sea la vida la que nos marque su propio ritmo, de vivir sin la presión del reloj…

take_back_your_time.gifEl próximo miércoles, día 24 de Octubre, será el día oficial sin relojes. Hace seis meses que publiqué el artículo “La tiranía del reloj, la filosofía slow”, por lo que hace seis meses que me quite el reloj de la muñeca. Desde entonces, sigo sin llegar tarde a los sitios (tengo reloj en el coche, en el ordenador, en el móvil…) pero no tengo un reloj encima que me presione y siento que me entrego a lo que estoy haciendo en cada momento de una forma más relajada.  

800px-slowfoodthera06676.jpegEsto es lo que predica el movimiento slow. Debe su origen (1989) a la protesta llevada a cabo por el periodista Carlo Petrini, por la apertura de un restaurante de comida rápida junto a la escalinata de la Plaza de España en Roma. En ese momento nació la conciencia de proteger la alimentación tradicional, frente al imperio de la comida rápida. Ese mismo año, en París se dio nombre al movimiento y se diseño su logo, a partir de la imagen de un caracol. El nombre de este movimiento fue Slow Food y supuso el germen a partir del cual más tarde surgirían las Slow Cities.

Las Slow Cities o Convivias, se han convertido en toda una filosofía de vida: sus habitantes disfrutan de la naturaleza y valoran mucho pequeños placeres tales como comer o dialogar. En ellas no hay lugar para la prisa y se trata de fomentar la creación de una conciencia más humana.

Para que una ciudad se pueda convertir en Slow City, la población no puede sobrepasar los 50.000 habitantes, no puede ser una capital, ha de tener el centro cerrado al tráfico y además se deben cumplir una serie de requisitos en seis planos diferentes:

  • legislativo medioambiental
  • infraestructura política
  • calidad urbana
  • productos locales
  • hospitalidad con los visitantes
  • conocimiento sobre las actividades de la localidad

Lo que todas las Slow Cities tienen en común es la voluntad de construir un espacio más humano, con medidas que van desde sistemas de aire que controlan la polución a iniciativas para animar a la protección de los productos y la artesanía local.

traje-716954.jpegUna Slow City también debe contar con una educación en consonancia con su estilo de vida. En las Slow Schools no importa cuándo va a sonar el timbre, sino cuándo los alumnos han comprendido la lección.

Y después de una Slow Food nada mejor que una siesta, que podría acompañarse de Slow Sex. Esta disciplina del movimiento Slow está basada en el Tantra Sexual, no tener prisa es indispensable para esta práctica.

En España, el Movimiento Slow llegó en 1994, podemos encontrar 11 Convivias dispersas en toda la Península. Además en la primera edición de los Slow Food Awards, Jesús Garzón fue uno de los ganadores gracias a su labor de identificar los caminos de rebaños y revivir las actividades de trashumancia como medio de protección del medio ambiente de las montañas.

Además, en estas ciudades se practica el Slow Feng Shui, estrategía que ya ha puesto en marcha una empresa constructora en Argentina, Feng Shui Homes. Como decía mi abuela,

“Vísteme despacio que tengo prisa”

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg

Anuncios

10 Responses to La ciudad lenta

  1. […] 11:47:02 By: madrileno Categoría: Sociedad https://marucanales.wordpress.com/2007/10/22/la-ciudad-lenta/La ciudad lentaCada vez que salgo de Madrid y visito una provincia me doy cuenta del alto precio que […]

  2. Pablo López dice:

    La verdad es que se nota mucho sí, cuando uno sale de Madrid, a mí me encanta Andalucía donde hay un ambiente especial.

    Para mí lo perfecto son las ciudades pequeñas, en las que hay de todo, pero la gente aún se conoce. Mi ciudad idílica es Sevilla.

  3. vanesa dice:

    cuando más rapido vivo mayor sensación de perdida de “tiempo” para estar conmigo y con el otro y, sin embargo, sigo en madrid cuando llevo años queriendo irme. quizas es que madrid tenga algo o quiza es que me he acostumbrado a regatear tiempo a mi vida

  4. Maru Canales dice:

    Vanesa, me va a entrar complejo de mensajero… 🙂

    Un abrazo fuerte

  5. Flor dice:

    Qué razón tienes!

  6. pandora dice:

    No te creas, últimamente no solo en las ciudades grandes ocurre eso, yo vivo en un pueblo pequeño y el ritmo es igual de frenético.

    un beso desde mi caja.
    pandora.

  7. Gloria dice:

    Hola Maru, me encanta tu blog!, en él siempre aprendo y descubro.
    Hoy he aprendido mucho sobre la filosofía de vida lenta, que llevo tantos años tratando de practicar. Pero, creía una cosa mía, de locos, en este mundo de locos.
    Habría mucho para charlar sobre ésto.
    De momento, sólo una curiosidad personal que me apetece compartir:
    me encanta dibujar, incluso cuando hablo por teléfono, hago dibujitos. Parecen poco importantes, sin embargo, el paso del tiempo y un análisis curioso y divertido por mi parte, me ha hecho comprender que ni siquiera esos dibujitos, garabateados como quien no quiere la cosa, son casualidad.
    Últimamente, dibujo caracoles. No sabía bien por qué y me lo preguntaba. Hoy encontré la respuesta en tu artículo: regreso a mi empeño en vivir más despacio y mis dibujos van por delante de mi pensamiento: me recuerdan constantemente mi propósito.
    Feliz día!!
    Gloria

  8. Maru Canales dice:

    Hola Gloria,

    Gracias por tus amables palabras.

    Leyendo tu comentario me vino un pensamiento, que no me resisto a comentar contigo. El caracol al igual que la tortuga, uno de los simbolos más importantes en FS, son animales lentos y tienen un caparazón que sirve para esconderse, se supone que como defensa. Pero hemos de reconocer que también simboliza encerrarse en uno mismo.
    A veces, yo también dibujo caracoles, pero reconozco que es porque hay algo que no quiero decir o que creo que no debo decir. Lejos de juzgar si esto es bueno o malo, supongo que dependerá de las circunstancias, inmediatamente pensé que quizá este logo no es el más adecuado para la filosofía slow: no es lo mismo ser lento como consecuencia de estar encerrado en uno mismo, que decidir dedicar a cada cosa el tiempo que creemos que merece.

    Un saludo,

    Saludos Pandora, ¡qué alegría tu visita!, ya sé que te has cambiado de lugar, pero tu blog sigue tan interesante como siempre…

  9. Gloria dice:

    Gracias, Maru, por ese matiz, que ignoraba, y mira que tengo un diccionario de símbolos, pero ése nunca tuve necesidad de consultarlo.

    Reflexionaré, puede que aún haya algo que me quede por expresar y tenga retenido. Sin embargo, fíjate, fue hace dos años, coincidiendo con mi primera mudanza, cuando decidí replegarme férreamente hacia dentro, tanto física, como emocional y psíquicamente. Hace sólo unos meses es cuando he comenzado a salir “de mi cueva”.
    En aquella época anterior también dibujaba caracoles, pero con mucha menos frecuencia.

    Puede que mi corazón esté actuando de manera retroactiva, llamándome la atención sobre lo que no debería volver a elegir.

    Cuéntame tu opinión, me interesa.

    Un saludo,

    Gloria

  10. Maru Canales dice:

    Hola Gloria,

    Personalmente creo que la vida está llena de mensajes, que en la mayoría de las ocasiones nos damos a nosostros mismos (aunque lo verbalicen otros). Por ello, solo nosotros solemos ser capaces de descifrarlos, ¿quién nos puede conocer mejor…?
    Por lo que cuentas, puede que el ultimo artículo publicado sea de interés para ti: “Cerrando Etapas”,
    https://marucanales.wordpress.com/2007/10/31/feng-shui-cerrando-etapas/

    Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: