Corazón

corazones-xs.jpg

Jorge se había quedado en casa porque llevaba unos días enfermo. Estaba muy aburrido de estar solo en su habitación y que nadie le hiciese caso. Su madre trabajaba en casa, pero esos días tenía que terminar un gran proyecto y el tiempo se la echaba encima.

Después de intentar durante toda la mañana que mamá le hiciese caso sin éxito, a Jorge se le ocurrió poner un anuncio en la puerta de su habitación:

Busco una mamá que me quiera,

Me mime

Me de besitos

Juegue conmigo…

Firmado: Jorge (nadie me quiere)

Cuando su mamá lo vio, llamó a la puerta:

– Buenos días, vengo a presentarme al puesto de mamá que está usted buscando…

– Muy bien señora, ¿sabe usted amar?, preguntó Jorge

– ¿Sabes tú entender el lenguaje del amor?, le contestó la mamá

– No sé, ¿a qué te refieres?

– Jorge, si yo te hablase en alemán tú no me entenderías, ¿verdad?

– No, ya sabes que no hablo alemán…

– Y, ¿sabes amar?

– Supongo que sí, yo te quiero mucho… ¿pero como puede saberse?

– A través del corazón. Amamos con el corazón, por eso cada uno tenemos el nuestro y cada latido de nuestro corazón es un impulso de amor hacía nosotros mismos y hacía los demás. Fíjate, cuando una mujer se queda embarazada la primera señal que aparece es el latido del nuevo corazón, como un impulso eléctrico de amor que nos ayuda en nuestro desarrollo.

– Mamá, también es lo ultimo que deja de funcionar cuando morimos, ¿verdad?

– Así es, el latido es previo a la formación del corazón, este empezará a formarse a las cuatro o cinco semanas y hasta la doceava semana de gestación no estará totalmente formado. De la misma manera, la muerte no se certificará hasta que el corazón deje de latir.

– Entonces, si mi corazón late yo sé amar…

– Efectivamente, mientras que tu corazón sea capaz de latir, también será capaz de amar. Pero para ser consciente de tu capacidad de amar debes primero ser consciente de tu amor, de tu corazón.

– Y, ¿todo el mundo puede hacerlo?

– Todos tenemos la capacidad de amar, Jorge. La fuerza del corazón es inmensa, es el órgano más fuerte del organismo. ¿Sabes que el cáncer, por ejemplo, no puede con el corazón?

– ¿Cómo se hace, mamá?

– Bien, cierra los ojos y respira tres veces profundamente. Ahora, vete a visitar a tú corazón, intenta sentirlo, intenta sentir el latido de tu propio corazón… y, simplemente acompáñalo, observa como late… Siente como cada latido es un impulso de vida, de amor… y, al primero que llega es a ti…

– ¡Mamá es emocionante!, lo he sentido…

– Lo has hecho muy bien Jorge, a los mayores nos cuesta un poco más llegar a nuestro corazón, tenemos que derribar todas las “corazas” que hemos ido construyendo a lo largo de la vida (frustraciones, desencuentros, fracasos amorosos…). Ahora es muy importante que no olvides visitarlo regularmente y así cada vez que alguien te ame podrás sentirlo…, entenderás el lenguaje del corazón, el lenguaje del amor…

corazones-xs.jpg– Como en la foto mamá, todos tenemos corazón pero pocos nos preocupamos de sentirlo

– Te voy a regalar esta foto para que la puedas tener en tu habitación y cada noche cuando te acuestes recuerdes lo importante que es activar tu corazón

Los dos se fundieron en un abrazo cálido y lleno de amor, después la mamá preguntó:

– Por cierto señor, ¿he conseguido el puesto de mamá?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui

Anuncios

14 respuestas a Corazón

  1. Alberto dice:

    Todos tenemos la capacidad de amar, Juan. ¿Jorge?
    Para que veas que leo tus artículos.

  2. Maru Canales dice:

    Si, si, me dejas impresionada, muchas gracias

    A lo mejor, hasta has puesto la fuente… 🙂

  3. pandora dice:

    Preciosa historia!!!!!!!! En estos tiempos se habla de la calidad del tiempo que le dedicamos al amor, pero se nos olvida amarnos a nosotros mismos.

    un beso, pandora

  4. astrológico dice:

    Sí, muy bonita. ¿Maru, es tuya? Me quedo con “Todos tenemos la capacidad de amar, Jorge. La fuerza del corazón es inmensa”. Los latidos son impulsos llenos de energía ¡que no paran de cesar! En ocasiones he visto que son capaces de mover hasta objetos externos si estás en contacto con ellos… ¿os ha pasado?

    Saludos,
    astrológico

  5. Maru Canales dice:

    Hola Pandora, me alegra tu visita, un abrazo.

    Hola Astrológico, me imagino que te refieres si la he escrito yo, la respuesta es sí. En cuanto a la segunda pregunta, no pero ya me gustaría :-). Un abrazo

  6. Ita dice:

    Hola Maru,

    preciosa analogia la del corazón como órgano y su latido como el impulso eléctrico de la vida…. muy real. Me sorprende tu gran capacidad de improvisación, y asociación de ideas cuando se trata de educar a los hijos…. de educar desde el amor y sobretodo con sabiduría. Gracias por este artículo !Es un regalo!

    Ita

  7. Maru Canales dice:

    Hola Ita,

    Muchas gracias por el comentario. Dicen que los hijos son nuestros maestros, les enseñamos lo que sabemos para que ellos puedan superarnos y… en el camino es mucho lo que nos enseñan…

    Un abrazo

  8. Maria Eugenia dice:

    Me ha gustado mucho tu relato estoy muy orgullosa de ti .

    Un fuerte abrazo MAMA.

  9. Maru Canales dice:

    Hola mamá,

    Me alegra que visites mi blog y mucho más que te guste. Es curioso como se repite la historia, ¿verdad? (ahora ya no necesito preguntarte si me quieres, me lo preguntan a mí…)

    te quiero, Maru

  10. Gloria dice:

    Bello, Maru, sí. Me llega tanto este cuento tuyo… Ya sabes que mis hijos son los que más me han enseñado en el mundo mundial!. Jamás debemos perder la frescura de la niñez: NUNCA. Porque, entonces, dejará de latirnos el corazón.

    Muak!,

    Gloria

  11. maty dice:

    es la 1era vez q ve tu blog es muy linda me emociona por q soy mama me interesa ver mas

  12. alanglz dice:

    hola
    mucho gusto
    muy bonitas las palabras, con una muy buena reflexion
    pasaré despues a visitar
    hasta luego

  13. En el párrafo sgte. hay una palabra que tira al tacho lo que aprendimos en la escuela.
    A saber: – “Así es, el latido es previo a la formación del corazón, este empezará a formarse a las cuatro o cinco semanas y hasta la DOCEAVA SEMANA de gestación no estará totalmente formado. De la misma manera, la muerte no se certificará hasta que el corazón deje de latir”.
    .- Doceavo/a es parte de un entero o unidad; en este caso la semana se divide en 12 partes y se coge una (1).
    Debe decirse ”duodécima semana” o semana 12
    Disculpad mi osadía.

  14. En el párrafo sgte. hay una palabra que tira al tacho lo que aprendimos en la escuela.
    A saber: – “Así es, el latido es previo a la formación del corazón, este empezará a formarse a las cuatro o cinco semanas y hasta la DOCEAVA SEMANA de gestación no estará totalmente formado. De la misma manera, la muerte no se certificará hasta que el corazón deje de latir”.
    .- Doceavo/a es parte de un entero o unidad; en este caso la semana se divide en 12 partes y se coge una (1).
    Debe decirse ”duodécima semana” o semana 12
    Disculpad mi osadía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: