Feng Shui: comunicación cara a cara

“Lo más importante de la comunicación

es escuchar lo que no se dice”

Peter Drucker

La comunicación entre personas puede clasificarse en dos grandes categorías: la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

  • La comunicación verbal,

El lenguaje de las palabras pronunciadas que incluye el tono de voz

  • La comunicación no verbal,

Esta categoría es bastante más amplia que la anterior, se refiere por ejemplo al contacto visual, la expresión facial, los movimientos corporales de brazos y manos, la postura y la distancia corporal y hasta el entorno en el que estamos hablando que puede contradecir o apoyar nuestro mensaje.

Solemos pensar que la base de un buen nivel de comunicación se posa en el lenguaje, en las palabras, lo que nos dicen y como lo hacen. Sin embargo, entre un 65 % y un 80 % del total de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de la comunicación no verbal. De ahí la importancia de la comunicación no verbal y de que ésta coincida y apoye al lenguaje hablado.

En este corto titulado “La Explicación”, se refleja muy bien una situación de comunicación habitual en una pareja y, la falta de coordinación entre el lenguaje verbal y no verbal, sin olvidar el entorno. Me pregunto si las dificultades que encontramos para comunicarnos en la intimidad no serán un claro reflejo de la falta de comunicación a la que nos sometemos de forma generalizada. Si no somos capaces de aclararnos y expresarnos honestamente en un ambiente de confianza, qué pasará cuando esta no exista…

Un análisis de Feng Shui, es decir del entorno, nos invitaría a preguntarnos: ¿favorece la decoración de este salón (incluida la disposición y distribución de muebles) la vida en pareja? Las dificultades en la relación que se han reflejado en este ejemplo de comunicación tan contradictoria, entre el lenguaje verbal y el no verbal, no hacen más que confirmar lo que este espacio está diciendo a gritos (ni siquiera existe un sofá en el que sentarse juntos, para compartir asiento).

Aprender como el espacio, en el que trabajamos y vivimos, puede ayudarnos en la comunicación es uno de los temas principales del libro “Feng Shui en la empresa” y lo trabajamos en profundidad en el programa “Coaching Aspiracional”.

Os invito a deshojar la margarita, ¿la quiere o no la quiere?

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui

3 respuestas a Feng Shui: comunicación cara a cara

  1. vanesa dice:

    Hola Maru, complejo, yo creo que si la quiere, lo que no sabe es que le falta a él y prefiere tirar la toalla… de lo que sí se da cuenta es que su motivo de insatisfacción no es ninguna de las cosas que recrimina, pero quizas no se da cuenta de que normalmente después de un tiempo en pareja lo que acaba desencantandonos suele tener más que ver con nosotros mismos que con el otro………
    Bueno estas son mis gafas y esta es mi margarita.

    Un abrazo

  2. Patricia dice:

    Este es un curioso ejemplo de los dos tipos de comunicación que cita el artículo:
    Verbalmente, le comunica que ya no la quiere, sin embargo, lo lógico después de decir algo así, es irse del lugar, sin embargo, la abraza y !llora!¿porque no quiere perderla? supongo que sí. Creo que es el tipo de persona que necesita que los demás sean como uno quiere que sean, que confunde amor con dependencia, falta de libertad, que no acepta al otro tal como es…

  3. Maru Canales dice:

    Vuestros comentarios me han recordado que hace algún tiempo que empecé a escribir un artículo sobre la honestidad emocional y, quizá sea el momento de acabarlo.
    Como dice Sinay en el Buen Amor, no somos responsables de lo que sentimos pero si de lo que hacemos con lo que sentimos, incluyendo lo que decimos.
    Desde mi perspectiva también capto una falta de coherencia entre su mensaje hablado y no verbal, entiendo que no es más que el reflejo de la falta de coherencia que vive internamente.
    Un tema que aunque nos cueste aceptar, da muchas satisfacciones cuando se trabaja personalmente. Al menos en mi propia experiencia, me ha resultado mucho más difícil aceptar el dolor que supone no permitirme amar que superar el miedo a hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: