Miedo y deseo

25,febrero 2009

“El miedo te dice: quiero darte seguridad.
El amor te dice: estás seguro.”

Pat Rodegast

miedo-y-deseo1

“…Hablaba con un grupo cuando un amigo me coge del brazo para llamar mi atención y me dice que quiere presentarme a alguien. Me giro hacia ellos, escucho la presentación y el recién presentado comienza a hablar, mientras le miro empiezo a sentir como todo mi cuerpo va paralizándose poco a poco…, me quedo absorta en la sensación…, a la vez que oigo como sus palabras se repiten en mi cabeza…, me pregunto que me está pasando… De nuevo vuelvo a notar el brazo de mi amigo y le oigo que me invita a hablar…“

Miedo y deseo, dos caras de la misma moneda, igualmente paralizadoras. Solo tenemos miedo de lo que hemos conocido igual que solo deseamos algo ya conocido. Se trata de dos proyecciones del pasado hacía el futuro. Cuando una experiencia nos ha resultado desfavorable tememos que pueda repetirse. Sin embargo, cuando la experiencia resultó favorable deseamos una repetición en el futuro.

La cuestión es qué hacemos o dejamos de hacer para que la experiencia no se repita o si lo haga…

Para combatir el miedo y el deseo necesitamos de la determinación, aquella que reside en la confianza de que nada puede pasar. Por ejemplo, cuando entendemos que la vida es un cúmulo de experiencias que forman parte de un aprendizaje, podemos transformar miedo y deseo en reto y en fuente de inspiración.

¿Te atreves?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui