Escuelas de Feng Shui

1,marzo 2009

 “Todos los radios de la rueda llegan al centro”
Lao Tse

escuelas-feng-shui

Las diferentes Escuelas de Feng Shui que han existido a lo largo de la historia son el reflejo de la evolución de la técnica, de la ampliación de las áreas de estudio y de nuevos conceptos a tener en cuenta. Se trata de uno de los temas que mayor confusión parece crear a los que se acercan a la técnica y quieren empezar a profundizar, así que voy a intentar aclararlo.

La gran mayoría de las culturas antiguas han dado mucha importancia a sus muertos, puede que el temor a lo desconocido y su posible influencia, les hiciera creer en la necesidad de cuidarles, de ahí la tradición todavía existente de cuidar sus tumbas y adornarlas con flores. La cultura china no era diferente en este sentido, honrar a los antepasados no era considerado algo baladí, de ahí, que surgiera toda una técnica que designase cual era el mejor lugar y la mejor orientación para el reposo eterno. Este es el origen del Feng Shui, que hoy es conocido como el Feng Shui Yin y, que muy pocos maestros practican en la actualidad.

El Feng Shui que se practica actualmente es conocido como Feng Shui Yang (o Feng Shui de los vivos) que nació con el nombre de Kan Yu, cuya traducción sería tiempo y geografía. Y, aquí es donde nos encontramos con la primera división en la técnica:

  • La Escuela de las Formas,

Fue creada por el Maestro Yang Yun-Song y realmente fue una escisión de la técnica Feng Shui, surgió tratando de simplificarla para que pudiera ser utilizada por el público en general. Se basa en el simbolismo geográfico, lo que en ambientes más técnicos es conocido como el “simbolismo de los cuatro animales celestiales”. Esta especialidad se sigue utilizando, es la formula más practicada para decidir donde construir un edificio dentro de una parcela, por ejemplo.

  •  La Escuela de la Brújula,

Esta Escuela es la que aporta el conocimiento técnico básico para realizar el análisis de interior de los espacios, a través de dos formulas, Las Ocho Aspiraciones y Las Ocho Mansiones, que estudian las energías, tangibles e intangibles.

Esta escuela suele aparecer en los libros con diversos nombres, Compass School, Qi Distribution School, Eight Wandering Stars.

Además de estas dos escuelas y como consecuencia del conocimiento que ambas aportan, surgen otras dos escuelas o formulas avanzadas de Feng Shui, conocidas como “La formula de las Estrellas Voladoras” y “Las formulas de agua”. Para profundizar en estas dos formulas, es necesario tener conocimiento de las dos escuelas de Feng Shui mencionadas anteriormente.

  • La formula o Escuela de las Estrellas Voladoras

Esta formula introduce el análisis del comportamiento de la energía en un periodo de tiempo determinado.  Master Jiang Da Hong es uno de sus máximos representantes, esta formula suele aparecer con los siguientes nombres “Xuan Kong Feng Shui School” o “Flying Star School”.  

  • Las formulas de agua,

El agua es el elemento más complicado de utilizar desde la perspectiva técnica y profesional de Feng Shui, porque es el de mayor repercusión. Especialmente, cuando es colocado o simplemente forma parte del entorno en forma activa (yang, en movimiento), sus efectos suelen ser notorios e inmediatos, en ambos sentidos (favorable o desfavorable). De ahí, que a algunos maestros, como a Lillian Too, les guste dedicar un apartado especial al uso de este elemento y, lo hacen teniendo en cuenta todas y cada una de las Escuelas descritas anteriormente. 

El conocimiento de todas estas escuelas, es lo que conforma el conocimiento de la técnica denominada Feng Shui, para aquellos aficionados a poner nombres a todo, al conocimiento integro también se le conoce como Time-Space School of Feng Shui.

Asimismo, comentar que existe una Escuela de origen occidental, “Black Hat Feng Shui”, que también surge con el objetivo de simplificar la puesta en marcha de la técnica. Se trata de la única escuela de Feng Shui que no utiliza la brújula como instrumento de trabajo, según este enfoque la localización según las orientaciones no es importante, ni siquiera es tenida en cuenta. Por esta razón, es muy habitual que se haga referencia a ésta como Escuela de la Forma, pero como vimos anteriormente no es la misma escuela, es decir, se trata de una confusión entre ambas. Sin embargo, esta escuela está más próxima al llamado Feng Shui Taoista, quizá la manera más intuitiva de llevarlo a la práctica.

En mi opinión la traducción del término “escuelas” es lo que ha creado la confusión existente, en nuestro idioma creo que hubiera sido más acertado traducirlo como “especialidades” o “formulas”. Realmente, todas las formulas son necesarias para llevar a cabo el análisis completo de Feng Shui en un espacio, cada una se aplica con un objetivo determinado. Yo dejaría el término escuela para el lugar en el que se ha estudiado la técnica o el maestro del que se aprendió, por ejemplo, yo pertenecería a la Escuela de Lillian Too, donde aprendí a practicar todas las formulas.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui