El pecado

“Hasta el peor de los pecados encierra oculto

en sus profundidades el resplandor de la sabiduría.

En el mismo núcleo del enojo está la lucidez,

en medio de la lujuria florece la compasión

y en el corazón mismo del miedo florece la libertad.”

Sabiduría Tántrica

sombras

¡Cuando más luz hay, más grande es la sombra!

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui

15 respuestas a El pecado

  1. Melisa dice:

    Buenos días Maru:
    Acabo de recibir tu correo y me apetecía saludarte.
    Me acuerdo de algunos de tus artículos que has publicado en tu blog.
    Un saludo afectuoso. “Te sigo.”

  2. Sursum dice:

    ¡Me cachis!

    Se me había olvidado ya ese concepto arcaico del pecado. Menos mal que tiré de Wikipedia para refrescar. Debe ser que es tan común eso de equivocarnos y no dar en el blanco que ya lo había descatalogado. Vaya peso que me quité de encima y no pienso volver a cargarmelo.

    Sobre las sombras, recuerdo alguna frase que leí por ahí que decía: “si caminas hacia la luz tus sombras siempre quedaran atrás”, y otra que se me ocurre es: “sólo veras tus sombras si le das la espalda a la luz”.

    Un intenso abrazo

  3. Maru Canales dice:

    Gracias Melisa, te mando un afectuoso abrazo!!!

    Sursum, permiteme que te envie un abrazo desde mis sombras, grandes maestras que tanto me cuesta aceptar (a veces…)

  4. Joy Yos dice:

    Todos los que habláis del bien habláis de alguna manera del pecado, creáis o no en él. Es sólamente un concepto que al que se le puede otorgar, dependiendo del contexto, un significado equivalente a mal, negro, error y daño consentido, acto en contra del orden natural, etc, etc, etc. Es el punto donde conciencia y consciencia se unen, si no, no hay camino

  5. Maru Canales dice:

    Gracias por el comentario Joy, abres puertas a cuestiones muy interesantes. Yo solo puedo hablar de mi propio camino, de mi experiencia, y en este sentido la aceptación del pecado, del error… me ha descubierto a mi juez interior, implacable. Poco a poco voy haciendome aliada para que me permita errar = seguir adelante, seguir aprendiendo.
    Si entendemos la conciencia como “moral”, también en mi experiencia he tenido que ir limpiando muchos acentos aprendidos, encorsetados que quizá atendian a ordenes o intereses humanos (cultura, religión…) y, como bien apuntas en contra del orden natural. Porque la consciencia no tiene acentos, es lo que es, neutra. En realidad, no entiendo la diferencia entre conciencia y consciencia, ¿no se tratará de lo mismo?

    Un ambrazo, profundo, intenso y largo…

  6. Sursum dice:

    Decian los estoicos: “el bien o el mal sólo estan en nuestra voluntad”. Los movimientos pendulares crean una inercia de situacines repetitivas que sólo se rompen cuando un buen día descubrimos cual es el punto que sujeta el hilo de nuestros caminos pendulares. Hay muchas dimensiones desde las que ver una misma realidad y el salto entre ellas viene producido por nuestros estados de conciencia. Dejando a una lado la moral me quedo mejor con la etica decantada por la propia experiencia. Entiendo la conciencia como una capacidad de valorar nuestras sensaciones y nuestros actos, pero esta actitud puede ser automática o por voluntad propia. Me suena rarísimo el término de consciencia, puedo asimilarlo mejor si lo veo desde el punto de vista de “ser consciente o inconsciente” ante nuestros actos.
    Y en todo caso, sea como sea, siempre aprender de todos ellos.
    Un intenso abrazo

  7. Maru Canales dice:

    Hola Sursum,

    Visto así, la conciencia y la ética como nuestra capacidad de valorar, no dejan de ser valoraciones = juicio = crítica…, quizá cuestiones que no nos pertenezcan…
    Aunque me resulte dificil, personalmente, estoy intentando entrar en la dualidad de cuestión aprendida, cuestión por aprender…

    Un intenso abrazo,

  8. Sursum dice:

    Querida Maru,

    La retórica y el juego con las palabras pueden llegar a envolvernos y distraernos con su seductor canto de sirenas o sirenos, según el caso.
    ¿Cómo no nos va a pertencer enjuiciarnos a nosotros mismos?, ¿quien a caso puede ser más responsable de mis actos que yo mismo?. Cada día que pasa y me siento en movimiento por voluntad propia, no por inercia, lo valoro con una gran felicidad y eso me produce gozo. El cielo o el infierno no existen más que en nuestra conciencia y siento que uno de nuestros caminos a recorrer es traer ese cielo a la tierra. Todo en la naturaleza es cambiante, hay momentos de exfuerzo, hay momentos de dejarse fluir, hay momentos de Satori, de iluminación, donde comprendemos que todo es perfecto.

    Todo está aprendido, tan solo hace falta recordar…

    Un abrazo intenso

  9. Maru Canales dice:

    Bueno Sursum, si me lo pones así mi caso no tiene remedio, lo digo por mi falta de memoria. Por cierto, tema sobre el que más se rien de mí mis amigas, como lean tu comentario… aunque divertirse aún riendose de una misma siempre es un placer!!!

    Nada me da más miedo que yo misma, que mi propio juicio. Por cierto cambiante, hoy opino una cosa y mañana podría opinar otra, gracias al darme cuenta de algo… Mi vida cada día me demuestra más y más la neutralidad de la experiencia, la neutralidad de la conciencia, la neutralidad de la consciencia.

    Pero lo dicho, solo puedo hablar de mi experiencia y, en mi caso personal no nací aprendida, así que solo recordar no me basta, necesito aprender.

    Otro abrazo,

  10. Sursum dice:

    Maru, no te preocupes por la falta de memoria que seguro que no es tal, tan sólo que quizás la buscas donde no está. Al leerte me has evocado el maravilloso poema de Facundo Cabral, “El arte del encuentro”, en el que hace mención a su madre con las siguientes palabras:
    …Nunca usó agenda
    porque sólo hacía lo que amaba
    y eso se lo recordaba el corazón.

    Por otro lado mi experiencia me dice que sólo tenga miedo de la ignoracia. El conocimiento nos hace libres, y me estoy refiriendo al conocimiento de uno mismo.

    Admiro la diversidad, incluso en las opiniones. Y mi opinión es que no existe la neutralidad. Si miro a mi alrededor no la encuentro en nada que esté vivo. Es un concepto empírico que se contrapone a la ley de economía. Todo lo que existe, es para algo. Todo lo que hacemos produce un efecto.

    Quien nació aprendida es el alma, no el yo material de esta efímera existencia. Si dejo que ella se manifieste en mis actos iré recordando quien soy verdaderamente.

    Un intenso abrazo con todo el amor a la vida

  11. Sursum dice:

    ¡Caramba!, hoy descubrí el otro lado de la luna.

    Mágicamente llegó a mis ojos un artículo titulado “La negación de la sombra” basado en las teorias de Erich Neumann (Analista junguiano)que ha provocado la caida fulminante de uno de los muchos velos con que suelo mirar.

    Ahora entiendo tu abrazo desde las sombras, tu me hablabas de humildad, del ser humano real… mientras yo te exortaba con la euforia de sentirme un arquetipo. Disculpa mi enajenación que espero sea pasajera.

    “…La inflación del Yo, por su identificación con los valores colectivos, resulta funesta; no porque los valores colectivos sean peligrosos en sí, sino porque el individuo, limitado y negado, al identificarse con lo suprapersonal, pierde el sentido de sus humildes límites y se convierte en inhumano.
    La identificación del individuo con lo suprapersonal es la “cortina” tras la que esconder la verdadera vida.
    Saber que somos criaturas limitadas ante la infinitud creadora, es lo que nos permite que se haga efectiva la individualidad del ser humano. Ante la inflación yoica esta situación fundamental se omite y el ser humano se torna una quimera, un verdadero y solitario espectro.”

    Ahora sí, un intenso abrazo de humildad

  12. semilla resonante dice:

    La conciencia colectiva también forma parte de nuestro velo y de algún modo asumimos la responsabilidad del pensamiento colectivo que algunas veces da forma a leyes como la “ley a favor del aborto”.
    El perdonarse va más allá del individuo , ya que indirectamente recoge la voluntad social; y no puede haber PERDON si hay negación de la sombra tanto individual como colectiva.
    Es por ello que el remedio a la aceptación del SER ,no sólo es con humildad sino también con honestidad.
    Reconocer la parte divina en el humano con humildad es lo que nos hace vivir los instantes budícos del proyecto Atman.
    En estos estados, es cuando EL RECORDAR se hace realidad, y florecen las semillas de la sabiduría.
    Gracias Sursum por tus conocimientos,me haces recordar que tengo que escuchar más mi Alma y dejar descansar mis libros.

  13. Maru Canales dice:

    Me pregunto cuantos lados de la luna nos quedarán por descubrir…
    Un abrazo, Sursum

    Gracias Semilla por tu comentario, aunque he de reconocer que creo no entenderlo realmente, ya llegará…
    Un abrazo,

  14. Sursum dice:

    Hola Semilla resonante, es muy gratificante encontrarme con seres humanos como tu con los que puedo sentir “compañeros de camino” en la eterna busqueda.

    El conocimiento no nos pertenece en particular a nadie, está ahí esperando que nos conectemos a él, en todo caso se comparte el descubrimiento y la felicidad de haberlo hallado. Es un legado que nos han dejado los que pasaron antes por este sendero. Luego viene el saberlo aplicar a nuestras vidas y ahí se transforma en sabiduría, que sí es un acto individual e intransferible.

    Para mí, el servicio es el campo donde florecen las semillas de la sabiduría. El justo equilibrio entre la fe y la investigación, entre el alma y los libros.

    Gracias por compartir una de tus fuentes y presentarme a Ken Wilber y su proyecto Atman.

    Un intenso abrazo

  15. Sursum dice:

    Maru, ¿qué importa lo que nos queda por descubrir? lo importante es lo que descubrimos día a día, y sobre todo, lo que hacemos con ello.

    Gracias a tí tengo ya el “encuentro con la sombra” y estoy descubriendo el poder del lado oculto de la naturaleza humana en mí. Es como ir hallando falsos muros que han estado ocultando habitaciones de mi casa. Siento que voy a estar “en obras” una buena temporada.

    Un intenso abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: