La crisis ninja

“Una crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir

y lo nuevo no acaba de nacer”

Bertolt Brecht

Todo en el universo es energía y la energía se materializa. Así conceptos que pueden parecer tan abstractos e intangibles como los valores, son energías que se materializan. Por ejemplo, cuando un número de personas colocadas en los lugares oportunos en tiempos de globalización y cuyos valores simplemente se basan en la consecución del lucro a costa de los demás, se materializa, y así hemos llegado a una crisis económica mundial. Teniendo en cuenta que lo creado es de la misma energía que el creador y que además el ladrón se cree que todos son de su condición, llegamos a esta crisis de desconfianza actual.

Dice Leopoldo Abadía, autor del libro, “La crisis ninja”, que él no entiende de economía, seguro que esta es la razón por la que lo explica tan bien, vamos, para que se entienda. Como podréis comprobar en el siguiente video: 

Pero, una vez descubiertas las causas y el origen de esta crisis, vayamos a lo interesante, las posibles salidas. Y, Leopoldo Abadía también habla de la responsabilidad individual. No me extraña, teniendo en cuenta que lo social no es más que la suma de lo individual. 

Los lectores habituales de este blog sabéis que llevo tiempo intentando descubrir y entender como funciona esta energía. Hasta hoy, me he dado cuenta que nuestra relación con el dinero no es muy diferente a nuestra forma de actuar ante otras cuestiones de la vida. De ahí, que nuestra inversión en auto descubrir como funcionamos o nos relacionamos con la vida sea de gran rentabilidad, no solo económica. 

Entendiendo que cada cual es un canal, todos tenemos la capacidad de posibilitar (o no) el flujo  de esta energía. He descubierto y experimentado con buenos resultados las siguientes cuestiones:

Aprender a recibir,

Nadie nace con dinero. Puede ser que nazcamos en una familia de dinero, pero hasta en ese caso tendremos que recibirlo. Para ello, hay que trabajarse la generalizada “conciencia de escasez”. Esta se refiere a “me acomodo” a las circunstancias, si tengo dinero me lo gasto y si no lo tengo  me quedo en casa. La solución no es gastar siempre, sino descubrir lo que queremos para pedírselo a la vida y obtenerlo.

Aquí podemos encontrar la gran piedra que nos obstaculiza el camino, en qué cambiaría nuestra vida si tuviéramos dinero. En esta respuesta suelen estar encerradas nuestras resistencias personales a la obtención de dinero.

Aprender a dar,

Para poder disfrutar de las cosas que cuestan dinero, primero tengo que tenerlo. Una vez en mis manos, saber como quiero contribuir, como me lo quiero gastar, tanto en mi, como quizá en los demás. Estamos hablando desde el punto de vista del flujo de energía, en este sentido se me ocurre que apalancar el dinero es cortar la fluidez necesaria. Ya hemos visto en otras cuestiones que “soltar” es esencial (una crisis aparece cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer…).

Entonces, enfoquémonos en como gastar o invertir el dinero. Recordemos que lo creado es de la misma energía que el creador. Siguiendo con el ejemplo de esta crisis, no es lo mismo comprar un piso, para venderlo con una gran plusvalía dentro de unos años, contribuyendo al incremento de los precios de la vivienda (por cierto, un bien esencial). Que invertir en el tejido empresarial de la sociedad aportando nuestro grano de arena en la generación de riqueza. Y, esta decisión, que depende de nuestros valores, solo puede ser tomada de manera individual.

Empiezo a sospechar que aquellos primeros Maestros que elaboraron la técnica de Feng Shui descubrieron el sentido del humor de la vida. No deja de ser curioso que los objetos más representativos en la generación de riqueza sean una fuente de agua o una planta, ambas necesitan de la entrada de agua para poder subsistir. Para ayudarnos a descubrir nuestros retos en ambas cuestiones y conseguir que el entorno nos apoye a superarlos practicando Feng Shui, os facilito el enlace a los artículos escritos sobre este asunto, pulsando aquí. 

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui

4 respuestas a La crisis ninja

  1. Marta dice:

    Hola Maru, me parece muy significativo que la frase más utilizada en esta crisis sea: “Con la que está cayendo”, cuando en realidad es una frase que utilizamos cuando llueve (agua) y la gente la utiliza sin saber el simbolismo que en feng shui tiene el agua con el dinero… Nunca he ententido muy bien porque se utiliza esta frase…pero no deja de ser curioso… Un abrazo.

  2. Marisol Sánchez dice:

    Hola Maru,

    Eres genial!! tienes una inmensa facilidad para hacerme de reir, el video que has escogido de Leopoldo Abadía es estupendo. Al hilo de este tema tan interesante, me viene a la memoria como ya comentamos en nuestro último encuentro en Kay Zen, un curso que hice de prosperidad con Sergio Pi, en los diferenciaba los siguientes pasos:

    1º Saber lo que no quiero
    2º Saber lo que quiero
    3º Hallar ese punto en que siento lo que deseo hasta
    que sientas que lo has obtenido.

    Cada vez que ves algo que no te gusta, cuando reparas en ello y piensas en ello, te resistes, enciendes tu lucecita en el tablero, pero no consigues librarte de la sensación de molestia. Eso es porque recuerdas lo que te ocurrió en esa ocasión. Pero lo mejor de esto es que siempre sabes, por la forma en que como te sientes, con qué o quién has adquirido una armonia vibratoria. Tienes que darte cuenta de esa emoción negativa e ir subiendo en la escala de las emociones positivas y mantenerte ahí hasta que las sientas (Esther y Jerry Hicks).

    Un abrazo,

  3. Maru Canales dice:

    Hola Marta,

    Personalmente me apasionan las reflexiones sobre el agua, creo que es una de las grandes metáforas de la vida. Pero no siempre llueve a gusto de todos, ni en la manera ni en la cantidad. En ocasiones escasa, en otras arrasa… como en casi todo encontrar el equilibrio parece ser el reto. En Feng Shui sucede algo parecido, es el elemento más complicado de utilizar. Mal colocado tiene consecuencias muy lejanas a la prosperidad económica.

    Claro que la situación general nos afecta a todos, pero está crisis viene con un mensaje personal de oportunidad que hay que descifrar y trabajarse, al menos esta es mi visión.

    Gracias por participar. Un abrazo,

  4. Maru Canales dice:

    Marisol,

    Qué interesante y que sinergía, hoy me viene al pelo tu comentario. Fíjate, llevo desde ayer “respirandome” los dos primeros pasos y preguntandome ahora que…, cual será el siguiente paso?

    Es increible lo naif que puedo ser, escribiendo tan relajadamente y sin darme cuenta de lo que me tocaba…, lo extensa que puede ser la telaraña de la “conciencia de escasez” y las diferentes áreas de la vida que puede tocar… Aunque me anima que se responda a mi pregunta (a lo mejor estoy haciendo algo bien), así que gracias por el nuevo material para “respirarmelo” (a por el 3º). Me lo apunto para que no se me olvide, tiene tela…
    Hallar ese punto en que siento lo que deseo hasta
    que sientas que lo has obtenido

    Un profundo abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: