Cómo nos comunicamos…

26,septiembre 2009

La raza humana, lejos de extinguirse, cada día es más numerosa en el Planeta Tierra. Aún tratándose de una raza eminentemente social, el sentimiento de soledad del ser humano aumenta. Hemos vivido la mayor revolución tecnológica en las comunicaciones. Sin embargo, cada vez nos resulta más difícil comunicarnos…

Quizá nos hemos acostumbrado a utilizar algún tipo de instrumento (teléfono, ordenador…) tras el cual escudarnos y evitar así la comunicación cara a cara, en la distancia corta. Teniendo en cuenta que lo más importante en comunicación es lo que no se dice, parece que nos perdemos lo más interesante.

He encontrado este video que refleja muy bien y con mucho sentido del humor nuestras carencias actuales:

Desde el punto de vista de Feng Shui me ha llamado la atención la casa del protagonista, las paredes vacías, ni un cuadro, ni una imagen. No hay comunicación con el entorno inmediato, quizá por ello tampoco con las personas cercanas. Es curioso, cuando empieza la relación y según ésta se va desarrollando cómo el protagonista toma partido en la decoración de su casa, aunque sea en la nevera… Y, así se refuerza en su anhelo de establecer mayor contacto con la chica, aunque sea de manera inconsciente.

Pero, en este caso, el orden de factores si altera el producto. Al revés funcionaría aún más. La diferencia radica en que lo haríamos de una forma consciente, lo cual es doblemente poderoso. Podemos reforzar nuestros anhelos y motivarnos en el camino a conseguirlos a través de mensajes en el espacio que habitamos.

En ambos casos, aparecerán nuestros retos a superar. Todo anhelo suele llegar acompañado de uno o varios retos. Descubrirlos y reflejarlos en el entorno también ayuda a superarlos. ¿Por qué nos dará tanto miedo acercarnos a alguien? ¿Y si me rechaza…? ¿Y, si no me acerco que dejo de vivir, qué experiencia me perderé…?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui