Cuando cambié el ibuprofeno por una palabra

“Todo lo que sucede en tu vida y en tu cuerpo

comienza por algo que sucede en tu conciencia”

Vanesa Saavedra

ibuprofeno

Cuando me casé, empecé a tener hijos y dejé de trabajar fuera de casa. Mi vida cambió 360º, de la noche a la mañana me convertí en ama de casa, mamá y esposa. Poco a poco, aprendí a gestionar mis nuevas tareas y pude encontrar el tiempo para dedicarme a muchos hobbies que tenía pendientes. En aquella época, huía de todo aquello que pudiera sonar a cambio.  Tenía la sensación de que si el cambio tendría que venir lo haría, la vida me avisaría. Así fue.

Habían pasado ocho años. Era una tarde de domingo cualquiera. Salí con mis hijos a buscar una película. Estaba lloviendo, así que corrimos al salir del coche. Dos metros antes de llegar al establecimiento me resbalé y caí. Me fracturé el coxis. El aviso acababa de llegar, el recreo había terminado. Durante dos meses tuve que estar en reposo, tiempo en el que intenté descubrir a qué podría dedicarme, qué me estaba tratando de decir la vida. Curiosamente, mientras tanto, también me dediqué a estudiar Feng Shui. Hacía ya unos diez años que había descubierto esta técnica y siempre que viajaba y tenía oportunidad me compraba un libro. Algunos, los había dejado por su complejidad en espera de tener el tiempo suficiente para profundizar y entenderlos, ahora lo tenía.

Con el tiempo me recuperé de la lesión y empecé a dedicarme al Feng Shui de manera profesional. De vez en cuando, el coxis me dolía, especialmente cuando iba a cambiar el tiempo, o eso creía yo…

Tenía el teléfono de Vanesa Saavedra en mi móvil guardado desde hacía más de tres años. Me lo había dado una amiga mía, era clienta de ella y la gustaba tanto su trabajo que de vez en cuando me insistía en que la llamara. Os podéis imaginar que en esta época la insistencia fue en aumento. Ahora, si la llamé, el cambio ya no era un problema para mí, había llegado y cualquier ayuda era bienvenida.

Vanesa me explicó su trabajo, como a través del cuerpo podía conocerme mejor, aprender a interpretar esos mensajes que yo intuía que la vida me daba. Y, lo que me pareció más interesante, asegurarme que mi cuerpo no me limitaría, sino que me apoyase en la consecución de mis sueños, de mis objetivos en la vida. Acabó diciéndome, es como el Feng Shui aplicado al cuerpo. Desde entonces trabajo mi cuerpo con la guía de Vanesa.

Entiendo cada nuevo proyecto, cada nuevo objetivo como una nueva melodía a tocar. Lo comento con Vanesa, cual es la melodía, como me gustaría que sonase y ella me guía en como afinar mi instrumento y como mantenerlo. Lo cierto es que durante todo este tiempo de trabajo había un asunto que salía de forma recurrente, el dolor de coxis. Con su ayuda descubrí que no tenía nada que ver con el cambio de tiempo meteorológico, sino con mi miedo a no ser capaz de conseguir lo que me proponía. Así, cuando el coxis me llamaba la atención empecé a hablar con él y decirle con determinación, sé que tengo miedo pero soy capaz de conseguirlo. Ya no recuerdo cuando fue la última vez que tome ibuprofeno para este dolor.

Son muchas las anécdotas que os podría contar de mi trabajo con Vanesa durante estos años, esta de hoy es una de ellas. Además, estoy segura que son mucho mejores las que podríais contar cada uno de vosotros sobre vuestro cuerpo. Por eso, os invito a la Conferencia que Vanesa dará en Espacio OCTO este próximo jueves, podéis ver la información pulsando aquí.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

feng shui

11 respuestas a Cuando cambié el ibuprofeno por una palabra

  1. Marla dice:

    Hola querida Maru: si supieras cuán identificada me siento contigo en estos momentos en que leo tu artículo, al igual que tú una lesión le dió un giro a mi existencia para reincorporarme a mi vida laboral; yo en la rama de la Educación a chic@s de secundaria, voy a tomar muy en cuenta el hablar con el lado de mi rostro que está paralizado, consecuencia de mis propias emociones y miedos, te agradezco tu gran aportación a mi vida. Que Dios te bendiga.

    • Maru Canales dice:

      Hola Marla,

      Me alegra enormemente que este artículo te sirva para algo. Con lo que cuentas, dejame recomendarte que leas alguno de los artículos enlazados a este, los encontraras en “artículos relacionados”. Si la parálisis está en el lado izquierdo, te recomiendo desarrollar “la intuición”, te facilito el acceso directo a un artículo que puede servirte de introducción, pulsando aquí

      También puedes buscar alguna meditación que te ayude a conectar, a tomar mayor conciencia corporal. Yo suelo hacerlo todas las noches, me relajo y voy repasando mi cuerpo palmo a palmo, desde dentro. Intento conseguir un silencio total en espera de que algo quiera llamar mi atención, un pequeño o gran dolor. Cuando sucede me quedo ahí, me ayuda sentirme como la madre que acompaña a sus hijos cuando algo les duele, está presente, en silencio, tranquila, abraza. El dolor se suele hacer más intenso, luego poco a poco se diluye y, en ocasiones te cuenta algo… simplemente sucede.

      Es normal que los primeros días no se note nada, estamos tan desconectados de nuestro propio cuerpo… Pero el cuerpo reaccionará enseguida encantado de ser escuchado. Ya verás que experiencia tan bonita y, ya me contarás.

      Un cariñoso abrazo,

  2. vanesasg dice:

    Hola Maru, leyendo tu artículo se me ha puesto la piel de gallina, gracias por hacerme comprender mejor mi trabajo. La gente ya sabe lo que te ha ayudado el Feng Shui Corporal pero, lo que no sabe, es lo que tú has ayudado a la técnica y a la terapeuta. Sin duda es un buen ejemplo de cómo dar y recibir son dos caras de una misma moneda.

    Un abrazo

    • Maru Canales dice:

      Hola Vanesa,

      Supongo que se trata del efecto de nuestra presencia que nos abre las puertas de la esencia. Ese lugar y ese momento (aquí y ahora) en el que dejamos de identificarnos con nuestros personajes de terapeuta y paciente y, aceptamos que las cosas sucedan, damos paso a lo esencial, a la terapia, a la sanación.

      Doria siempre nos dice que los terapeutas somos enfermos profundos. Es cierto, nuestros clientes tienen como mucho una sesión de terapia a la semana. Nosotras,🙂 , tenemos unas cuantas al día y…, que bien nos sientan!!!

      Un ambrazo, almiga mía

  3. Marla dice:

    Hola querida Maru: gracias por ser tan amable,te comento que sí mi paralisis es del lado izquierdo de mi rostro, apenas hoy he podido contestarte, he meditado como tú me aconsejas y la verdad tengo mucha tristeza, encontré mucho dolor dentro de mí, encontré a una persona atada en un calabozo en muy mal estado, le pedí perdón por todo el daño que le he hecho, quiero quitar esas cadenas que mantienen a mi ser encadenado en ese lugar, con mi rostro he hablado mucho largo y tendido dicen aquí en mi país (México) y pues no tengo más que agradecimiento para tí, gracias por guíarme y ya te contaré qué más pasa adelante, mil gracias Maru. Con amor en Cristo Marla.

    • Maru Canales dice:

      Querida Marla,

      Como me alegra que hayas podido conectar con ese gran maestro que es tu parálisis. Lo que me cuentas me recuerda al proceso del tumor que estoy viviendo en la actualidad. Así que permíteme animarte a que sigas escuchándote, sintiéndote y dejando aflorar ese dolor. Merece la pena, debajo de todo eso está el amor, el amor que eres.

      Además de la meditación para escuchar el cuerpo, es bueno hacer otra al día con la intención de conectar con tu ser, tu terapeuta interior. El te dará la fuerza y la paz necesaria para traspasar el proceso. Cuando escuchamos al inconsciente, éste se desata. Hay que ir paso a paso, darnos tiempo para ir integrando lo que nos cuenta. Pasarás por periodos de rabia, de culpabilidad, de… todos antesalas del amor y su compañera de viaje, la comprensión, que todo lo diluye.

      Honro tu proceso y estoy aquí para ti.
      Yo soy tú, Maru

  4. Rafael dice:

    Hola querida Maru:

    Antes que nada dejame decirte que me gusta cuando escribes tus blogs contando tus anecdotas de la vida. Desde mi punto de vista, estos son los mejores ejemplos de lo que ejerces como profesion. Creo firmemente que tus lectores aprenden y se indentifican dejando que los sentimientos afloren.
    Estoy seguro que te estas fortaleciendo como un GRAN SER y el proceso en que se encuentra tu vida sera superado con amor y alegria.
    Es una lastima vivir tan lejos y no poder asistir a una conferencia tan interesante pues el tema es algo que aprendi en mi vida misma.
    Dicho sea de paso me he enfrentado en dos ocasiones a la muerte y en la segunda a una paralisis casi total por a`nos. Pero hoy puedo decir que hemos superado esa etapa, puedo caminar y ser independiente (cierto, el conectarte con tu ser interior y este con el Universo te hace fortalecerte y crear los llamados “milagros”)
    Recibe un fuerte abrazo, que mis mas profundos sentimientos estan conectados con tu SER

    • Maru Canales dice:

      Muchas gracias querido Rafael,

      Como bien dices el ejemplo de los demás nos ayuda a que nuestros sentimientos afloren. Así, también afloran los míos al leer tu experiencia. Gracias por tu ánimo, tus palabras y tu ejemplo.

      Un cariñoso abrazo, entre los dos SERES que somos,

      Maru

  5. Ana Quiñones (Mexico) dice:

    Maru, te leo desde hace un año, y llegaste a mi vida en el momento que más lo necesitaba, sé que las cosas no pasan por casualidad, eres un ser del que mucha gente hemos aprendido, me duele que estes pasando esa prueba dificil, pero también se que Dios no se equivoca, y que si las cosas son de esta manera es porque el sabe que tú eres una persona que aparte de superarlo, vas ha darnos una gran lección de vida como lo has hecho durante todo este tiempo, desde lo más profundo de mi corazón estoy contigo y te mando todo mi cariño y mi admiración, gracias por ser quien eres, no estas sola estamos contigo.

  6. Maru Canales dice:

    Querida Ana,

    Gracias por tu aliento y tus palabras, llenas de un cariño que traspasa esta pantalla. Los procesos complicados de la vida también tienen dos caras y, gracias a este mío estoy conociendo más a todos los que estáis al otro lado de mis artículos. Me tenéis impresionada, muy admirada y llena de gratitud.

    Sé que estáis conmigo porque os siento, la energía de vuestros comentarios llega directa a mi corazón. Gracias a vosotros por ser quienes sois y, como tú hoy, estar aquí para mí.

    Un cariñoso abrazo,

  7. mama24h7d dice:

    Hola maru: soy de Argentina y no se como termine leyendo tu blog y me encanto.
    De alguna manera estaremos relacionadas ya que hace poco empecé a escribir en mi pagina web que aca te dejo la dirección http://www.mamatodoeldia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: