Feng Shui corporal

27,enero 2008

“Todo cambio real de la personalidad viene acompañado de un cambio corporal y viceversa”

Vanesa Saavedra

anatomical-travelogue8.jpg

El cuerpo es el mapa físico de nuestra conciencia, es decir, es un fiel reflejo de cómo funcionamos en las distintas áreas de la vida.

Podemos hablar de 7 zonas corporales y cada una de ellas está relacionada con un área de la vida:

  • Cuello y garganta,

Nuestra forma de comunicarnos y expresarnos

  • Pecho y caja torácica,

Habla de nuestra manera de relacionarnos y sentir las emociones

  • Abdomen,

Tiene que ver con nuestra creatividad, no sólo desde el punto de vista artístico, si no con ser creativos al afrontar las situaciones diarias

  • Piernas,

Tiene que ver con la seguridad en uno mismo y la capacidad de caminar en la vida hacia los objetivos

  • Brazos,

Están relacionados con la capacidad de demostrar y recibir afecto, así como de concretar nuestros planes y metas

  • Espalda,

Refleja la solidez de nuestros cimientos, como nos hemos ido construyendo

  • Cabeza y mente,

Esta conformada por nuestros pensamientos pudiendo ser una mente repetitiva o creativa

Cualquier síntoma físico es una oportunidad para hacernos conscientes  de que hay un área en nuestra vida que necesita atención. Así, el trabajo corporal nos ayuda a tomar conciencia de nuestra realidad y nos proporciona una alternativa para llegar al bienestar.

A través del trabajo corporal nos preparamos para afrontar las diferentes situaciones de la vida con garantía. 

Vanesa Saavedra

La técnica de Feng Shui estudia como nos reflejamos en el entorno físico en el que habitamos. Pero de igual manera, lo que pensamos, creemos o somos lo reflejamos en nuestro entorno más inmediato: nuestro cuerpo. Como comentamos en el artículo “El lenguaje de la salud” el cuerpo es un instrumento de comunicación clave para el aprendizaje en el desarrollo personal de cada uno.

“El cuerpo se crea como es mirado. Primero, responde a la mirada familiar y después, a la mirada social”

Alejandro Jodorowsky

Esta afirmación de Alejandro nos invita a creer que hay un cuerpo ideal en cada uno de nosotros que, modificamos en base a lo que percibimos de nosotros, a través del otro. Entonces, como indica Vanesa, tiene mucho sentido pensar que podemos modificar nuestro cuerpo en base a lo que realmente somos, según lo vamos descubriendo. He invitado a Vanesa a participar en el próximo curso de Feng Shui para que nos desvele alguna de las claves del Feng Shui Corporal, seguro que será interesante.  

Maru Canales

Artículos relacionados:  

logo-octo-xs.jpg       

                          


El lenguaje de la salud

20,enero 2008

 ¿Es posible que exista una relación entre el sistema de creencias de una persona y sus problemas físicos?

¿Es posible que aspectos de la vida de una persona que no funcionan estén relacionados con la creación de sus dolencias físicas?

 La vida nos habla en susurros; si no somos conscientes de su mensaje, nos habla más alto; si aún no sabemos entender o no hacemos caso, nos sigue hablando más y más alto hasta que nos da un grito. Ese grito es el dolor, la enfermedad o el accidente.

La enfermedad no es lo más importante aunque es lo que más nos llama la atención. Para descubrir su mensaje, tienen más importancia el lugar en el cuerpo donde se han producido los síntomas y los órganos relacionados con ellos que la intensidad de los síntomas”

Eric Rolf

La Medicina del Alma entiende el cuerpo como una extensión de nuestro interior que se comunica a través de un código secreto, que intenta descifrar.  Por ello, se enfoca en el órgano o la parte del cuerpo afectada y no en la propia enfermedad.

Se trata de una medicina de contexto, es la base psicosomática detrás de la enfermedad, antes de que aparezcan los síntomas. La zona del cuerpo en la que aparecen los síntomas nos puede decir de manera específica la naturaleza y el sentido del mensaje. En cuanto a la intensidad, un catarro es como un susurro y un cáncer un grito muy fuerte.

Según la Medicina del Alma hay doce enfermedades originales, desde las que pueden desarrollarse otras, y que corresponden a la metáfora de los cuatro elementos.

Es curioso el paralelismo que existe entre la Medicina del Alma y el Feng Shui, yo la llamo el Feng Shui corporal, en ambas se cree que nuestras creencias y actitudes se reflejan en el exterior, una estudia el cuerpo físico y la otra nuestro entorno. Yo practico “feng shui corporal” con una fisotorapeuta  especialista en autoconocimiento a través del cuerpo, Vanesa Saavedra, a quien he invitado al próximo curso de Feng Shui para que nos explique como funciona.

Cada enfermedad es falta de belleza”

Alejandro Jodorowsky

 

 Las doce enfermedades originales son:

  • Elemento fuego,
    • La seriedad
    • La culpabilidad
    • El controlar
  • Elemento aire,
    • El apego
    • El juzgar
    • El pensar
  • Elemento tierra,
    • Resistencia al cambio
    • La soledad
    • Materialismo
  • Elemento agua,
    • La depresión
    • Lástima/Importancia personal
    • Inconsciencia

“Cada uno crea su propia experiencia de realidad a todos los niveles”

Eric Rolf

Os recomiendo el libro “La Medicina del Alma”, en él Eric Rolf nos explica el significado de cada dolencia a través de un análisis concreto de cada zona del cuerpo. Este es uno de mis libros de mesita de noche, me ayuda a interpretar el lenguaje que utiliza la vida para comunicarse conmigo. El reto es desarrollar la intuición para captar los mensajes desde el susurro, antes incluso de que lleguen al cuerpo.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui