Cómo nos comunicamos…

26,septiembre 2009

La raza humana, lejos de extinguirse, cada día es más numerosa en el Planeta Tierra. Aún tratándose de una raza eminentemente social, el sentimiento de soledad del ser humano aumenta. Hemos vivido la mayor revolución tecnológica en las comunicaciones. Sin embargo, cada vez nos resulta más difícil comunicarnos…

Quizá nos hemos acostumbrado a utilizar algún tipo de instrumento (teléfono, ordenador…) tras el cual escudarnos y evitar así la comunicación cara a cara, en la distancia corta. Teniendo en cuenta que lo más importante en comunicación es lo que no se dice, parece que nos perdemos lo más interesante.

He encontrado este video que refleja muy bien y con mucho sentido del humor nuestras carencias actuales:

Desde el punto de vista de Feng Shui me ha llamado la atención la casa del protagonista, las paredes vacías, ni un cuadro, ni una imagen. No hay comunicación con el entorno inmediato, quizá por ello tampoco con las personas cercanas. Es curioso, cuando empieza la relación y según ésta se va desarrollando cómo el protagonista toma partido en la decoración de su casa, aunque sea en la nevera… Y, así se refuerza en su anhelo de establecer mayor contacto con la chica, aunque sea de manera inconsciente.

Pero, en este caso, el orden de factores si altera el producto. Al revés funcionaría aún más. La diferencia radica en que lo haríamos de una forma consciente, lo cual es doblemente poderoso. Podemos reforzar nuestros anhelos y motivarnos en el camino a conseguirlos a través de mensajes en el espacio que habitamos.

En ambos casos, aparecerán nuestros retos a superar. Todo anhelo suele llegar acompañado de uno o varios retos. Descubrirlos y reflejarlos en el entorno también ayuda a superarlos. ¿Por qué nos dará tanto miedo acercarnos a alguien? ¿Y si me rechaza…? ¿Y, si no me acerco que dejo de vivir, qué experiencia me perderé…?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Entre hacer y ser…

28,junio 2009

En la película “Cómo cocinar tu vida”,  Edward Brown, cuenta su experiencia:   

”Cuando era joven quería ser famoso, amado e incluso venerado.

Me hice cocinero y a la gente parecía gustarle especialmente mi comida. Sin embargo, este aprecio no se transfería a mi persona. Decían que era arrogante, mandón, malhumorado y sabelotodo.

Aunque me llevó un tiempo, llegó el momento en que pude reconocer que necesitaba reflexionar sobre mi forma de trabajar y mi manera de ser.

A lo largo de los años, cuando preguntaba a otros cocineros cual era la parte más difícil de su trabajo, casi invariablemente respondían:

– La gente, tener que trabajar con otras personas, tener que trabajar contigo mismo. La comida se cuida sola…”

Esta reflexión me ha recordado la cantidad de veces que he buscado mis propios valores en el exterior. Ocasiones en las que he creído que el “hacer” podría suplir el “ser”. Quizá se trate de la fórmula del complaciente que aprendí en la infancia, “comete toda la cena como una buena niña”, “no molestes, se buena”. Y, ahora me pregunto si mi bondad tendría algo que ver con no molestar en un momento dado al adulto de turno, al mismo que también me explicaba “que quien bien te quiere, te hará llorar…”

Se me ocurre que quizá la solución esté en ser yo misma, en hacer las cosas como las siento. No dudo que la comida de Edward fuera buena, pero estoy segura que cuando aprendió a cocinar sin malhumor fue mucho mejor. Ya sabemos que lo creado es de la misma energía del creador.

En definitiva, trabajar por ser como quiero ser reconocida. El reconocimiento de los demás vendrá después, será una consecuencia, que en todo caso, siempre estará sujeta a la interpretación del otro.

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Determinación

4,febrero 2009

determinacion

 

Un río, desde sus orígenes en lejanas montañas, después de pasar a través de toda clase y trazado de campiñas, al fin alcanzó las arenas del desierto. Del mismo modo que había sorteado otros obstáculos, el río trató de atravesar este último, pero se dio cuenta de que sus aguas desaparecían en las arenas tan pronto llegaba a éstas.

No obstante, estaba convencido de que su destino era cruzar el desierto y sin embargo, no encontraba la manera de hacerlo. Entonces una recóndita voz, que procedía del mismo desierto  le susurró:

– El Viento cruza el desierto y así puede hacerlo el río

El río objetó que se estaba estrellando contra las arenas y solamente conseguía ser absorbido, que el viento podía volar y ésa era la razón por la cual podía cruzar el desierto.

– Arrojándote con violencia como lo vienes haciendo no lograrás cruzarlo. Desaparecerás o te convertirás en un pantano. Debes permitir que el viento te lleve hacia tu destino.

-¿Pero cómo podría suceder esto?

– Consintiendo en ser absorbido por el viento.

Esta idea no era aceptable para el río. Después de todo, él nunca había sido absorbido antes. No quería perder su individualidad. ¿Y, una vez perdida ésta, cómo puede uno saber si podrá recuperarla alguna vez?

El viento, dijeron las arenas, cumple esa función. Eleva el agua, la transporta sobre el desierto y luego la deja caer. Cayendo como lluvia, el agua nuevamente se vuelve río.

-¿Cómo puedo saber que lo que me cuentas es verdad?

– Así es, y si tú no lo crees, no te volverás más que un pantano y aún eso tomaría muchos, pero muchos años; y un pantano, ciertamente, no es la misma cosa que un río.

-¿Pero no puedo seguir siendo el mismo río que ahora soy?

– Tú no puedes en ningún caso permanecer así, continuó la voz. Tu parte esencial es transportada y forma un río nuevamente. Eres llamado así, porque no sabes qué parte tuya es la esencial.

Cuando oyó esto, ciertos ecos comenzaron a resonar en los pensamientos del río. Vagamente, recordó un estado en el cual él, o una parte de él ¿cuál sería?, había sido transportado en los brazos del viento. También recordó –¿o le pareció?– que eso era lo que realmente debía hacer, aún cuando no fuera lo más obvio. Y el río elevó sus vapores en los acogedores brazos del viento, que gentil y fácilmente lo llevó hacia arriba y a lo lejos, dejándolo caer suavemente tan pronto hubieron alcanzado la cima de una montaña, muchas pero muchas millas más lejos. Y porque había tenido sus dudas, el río pudo recordar y registrar más firmemente en su mente, los detalles de la experiencia.

Sí, ahora conozco mi verdadera identidad.

El río estaba aprendiendo pero las arenas susurraron:

– Nosotras conocemos, porque vemos suceder esto día tras día, y porque nosotras las arenas, nos extendemos por todo el camino que va desde las orillas del río hasta la montaña.

Y es por eso que se dice que el camino en el cual el Río de la Vida ha de continuar su travesía está escrito en las Arenas.

Awad Afifi

Este cuento es uno de los tesoros que encontré en el blog “La mariposa cardui” y lo he traído aquí porque creo que explica muy bien uno de los valores necesarios para la práctica de Feng Shui.

La técnica milenaria de Feng Shui es un válido instrumento de apoyo en la consecución de nuestros anhelos y proyectos, como las arenas ha conocido a lo largo de muchas historias la posibilidad de la transformación y para ello recomienda la determinación, el valor y la firmeza necesarias para llevar a cabo la acción. Se me ocurre que la determinación pueda ser un ingrediente esencial para la “pócima mágica” que nos haga invencibles…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Practicando Feng Shui en un estudio fotográfico

1,febrero 2009

“La belleza de la realidad consiste en su inmediatez”

Este es el resultado del proyecto de Feng Shui que realizamos en un estudio fotográfico, Click 10.
Siguiendo la filosofía de la empresa, captar la auténtica personalidad, el alma de los retratados, la decoración de las oficinas reflejan claramente la personalidad creativa del negocio. Para ellos cada reportaje es especial y así lo refleja cada zona, cada estancia del estudio.

oficinas feng shui

“En Click 10 estamos siempre trabajando la educación de nuestra mirada”

Podemos comprobarlo en la siguiente fotografía del hall de entrada en donde nos da la bienvenida un espacio acogedor y lleno de creatividad. Me gusta especialmente el detalle del logo de la empresa, está colocado en un lugar bien visible como predica la técnica de Feng Shui, en este caso además de invitarnos a entrar parece acompañarnos.

casos practicos feng shui

“Nuestro servicio: técnica, ingenio y creatividad”

Aprovechando el buen hacer creativo de los profesionales de la empresa y queriendo reforzar el espíritu de equipo, fueron ellos los encargados de realizar la decoración de la zona de trabajo, por un lado una pared con pintura de pizarra para escribir en ella mensajes inspiradores …

decoracion de oficinas

“Un equipo de fotógrafos con pasión por su profesión”

y, por otro, pintaron un mural, en el que reflejaron la clave de su labor: la interpretación inmediata, directa, tratando los temas con sencillez.

diseño de oficinas

“La calidad de nuestras fotografías surge de la complicidad entre cliente y fotógrafo”

Para propiciar la confianza nada mejor que recibir a los clientes en un ambiente acogedor, de ahí la idea de recrear un ambiente formal pero con claros tintes hogareños.

click-10-2
“El equilibrio entre lo formal y lo conceptual”

En las zonas dedicadas a recibir a los clientes se mantiene la personalidad creativa del negocio, reflejando su especial forma de mirar …

casos practicos feng shui

“Una imagen vale más que mil palabras…”

Como hemos podido comprobar la filosofía de la empresa ha sido reflejada en la decoración con gran acierto. Además, en este caso hemos contado con el producto del negocio, las fotografías, como elemento clave de decoración para comunicar el buen hacer de la empresa.

¡Enhorabuena al equipo de Click 10 por este excelente trabajo!

Maru Canales

Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui en la empresa

12,noviembre 2008

Prólogo de Pilar Jericó

libro feng shui

Esta obra es valiente, porque da un paso más en el concepto del ser humano y las empresas. En este libro Maru toma al lector de la mano y le ayuda a sumergirse en un mundo de sutilezas y lenguajes cifrados donde, como dice ella, prima el sentido común.

He aprendido muchas cosas de este libro, pero destacaría que aporta un ingrediente más en el nuevo paradigma del siglo XXI: comprender al ser humano de una manera más holística y completa, donde al igual que es importante reflexionar sobre nuestros pensamientos o nuestras emociones, es fundamental entender el espacio que nos rodea y actuar sobre él. Y no sólo por una cuestión de estética, insisto, sino para ser mucho más eficaces (y felices). El Feng Shui, en definitiva, nos ayuda a reorganizar la energía del entorno para lograr nuestros sueños. Y creo que por ello, ya vale la pena ponerlo en marcha.
Pilar Jericó, autora de No Miedo

Os invito a leer el prólogo completo en pdf

¿Quieres saber más sobre el libro? (pulsar aquí)

¿Quieres conseguir tu ejemplar? (pulsar aquí)

Maru Canales

Acceso directo a otros comentarios sobre el libro:

conferencias feng shui 


Feng Shui en la empresa

10,noviembre 2008

Comentarios sobre el libro,

libro feng shui

“Lo más extraordinario que Maru y su libro me han aportado es una propuesta de cambio de mentalidad a nuestra organización desde la posición de ver lo que ocurre a una actitud de elegir lo que quieras que ocurra. Es algo más que ordenar los elementos en el espacio y el tiempo, es el compromiso que cada uno asumimos con nosotros mismos para alcanzar lo que nos proponemos”.
Carlos Oehling, presidente de Going Investments

¿Quieres saber más sobre el libro? (pulsa aquí)

¿Quieres conseguir un ejemplar? (pulsa aquí)

Maru Canales

Acceso directo a otros comentarios sobre el libro:

feng shui
conferencias feng shui


Feng Shui en la empresa

6,noviembre 2008

Feng Shui en la empresa

 Consigue el éxito profesional

 ¿Sabía que el espacio donde trabaja influye en su eficacia? ¿Ha pensado alguna vez que los estímulos externos que reciben los trabajadores y los clientes están directamente relacionados con la toma de sus decisiones?

El espacio en el que trabajamos incide en nuestra productividad. La técnica Feng Shui busca la mejora del ambiente laboral y la efectividad en el trabajo.

Feng Shui en la empresa

Te invito a conocerme mejor a través de los siguientes enlaces directos:

Sobre la autora: Maru Canales

feng shui

conferencias feng shui