El Maestro de Feng Shui

2,septiembre 2007

“Hay cuatro cosas que no permiten tener paz a la gente. La primera es la vida larga; la segunda, la reputación, la tercera, el rango; y la cuarta, la riqueza.

Los que tienen estas cuatro cosas temen a los fantasmas, temen a los hombres, temen el poder y temen el castigo.

Las cosas que quieres son las que no quieres.”

mi-mundo-xs.jpg

Este verano he leído una novela titulada “El Maestro de Feng Shui“, escrita por Nury Vittachi. En ella, el autor nos introduce en el mundo del aprendizaje de la técnica de la mano de un profesional de Singapur y su alumna occidental, analizando nueve proyectos enrevesados y divertidos.

A lo largo de la novela, el Maestro de Feng Shui nos invita a la reflexión a través de alguna historia propia de la cultura oriental. Esta es una forma bastante habitual de contestar a nuestras dudas, utilizada por los maestros orientales, al menos los que yo he conocido. A mí me encanta y por eso reproduzco aquí una de ellas:

“Los enseres de la vida de un hombre no son su vida.

Pero los enseres de la vida de un hombre son su vida.”

¿Es una contradicción? Si, pero también no. Pensemos en la siguiente imagen:

Hace calor y estas sentado bajo un árbol muy pequeño. Esto es bueno porque hay sombra, puedes ver todo lo que hay alrededor y ningún intruso puede sorprenderte. Pero hay sombra para una persona sola y no tienes sitio para recibir visitas. Pronto te sientes solo.

Te trasladas a un árbol más grande, cuya sombra alcanza para dos o tres invitados. Es muy bonito, pero tiene un tronco demasiado ancho y no puedes ver si alguien se oculta en ese espacio detrás de ti.

Algunos envejecemos. Nos trasladamos a árboles más voluminosos. Encuentras una higuera de Bengala tan grande que una aldea entera podría ponerse a su sombra. Ahora tienes un mundo realmente grande pero es peligroso. Detrás de ti hay un espacio desconocido, igual de grande que el espacio que tienes ante ti.

Algunas personas nunca llegan a una higuera de Bengala. Otras se trasladan de mundos pequeños a mundos grandes, pero algo en su vida las asusta y al final regresan a mundos muy pequeños.

Cuando conozcas a alguien debes hacerle en silencio una pregunta: ¿Cuan grande es tu mundo? Es una de las cosas más importantes que puedes saber de una persona.

A veces conoces a alguien y te das cuenta de que tu propio mundo no es lo bastante grande para darle cabida. Entonces debes tomar una decisión: ¿le dices que no hay suficiente espacio o te trasladas a un árbol más grande?

No preguntes a los inmortales cuan grande es el mundo:

“El mundo lo haces tú”

Maru Canales

Acceso directo a artículos relacionados: 

logo-octo-xs.jpg 


Feng Shui

4,julio 2007

feng-shui.jpg“¡Ahora lo entendía! El Feng Shui era la razón por la cual, desde que había llegado a China, todas las edificaciones me habían parecido tan exquisitamente armoniosas. Lo increíble era que hubiera una ciencia milenaria dedicada sólo a eso. Los celestes eran muy peculiares, desde luego, pero esas rarezas les habían acercado a la belleza de una manera desconocida para nosotros, los occidentales”.

Matilde Asensi, “Todo bajo el cielo”

Para poder entender la técnica de Feng Shui en su contexto, hemos publicado los siguientes artículos:

Sobre como funciona y los resultados que podemos obtener:

Asimismo, hemos podido ver ejemplos de la práctica en el centro de Hong Kong y a través de Telecinco en la oficina de Madrid de una Empresa de Executive Search, Bao & Partners:

 Maru Canales

Curso de Feng Shui

Artículos Feng Shui

Feng Shui 2010

Relación de artículos publicados en este blog

logo-octo-xs.jpg


Mándalas 2.0

5,abril 2007

mandala_nepal2.jpgSi bien la palabra mándala tiene su origen en la antigua India, este símbolo ha estado y está presente en muchas otras culturas hasta nuestros días. Está relacionado con la geometría, la psicología, la curación y la espiritualidad. Se manifiesta en muchos de los objetos cotidianos,  en la naturaleza, a través del arte y de la arquitectura.

En la actualidad podemos encontrar mándalas en la arquitectura de los domos, en las cúpulas geodésicas del ingeniero americano Buckminster Fuller o en las esculturas del artista británico Andy Goldsworthy, por ejemplo. También podemos encontrarlos cuando lanzamos una piedra al agua y se forma un dibujo circular simétrico, en las ondas del sonido…  

El origen del universo se ha representado como la explosión de un punto central. Es posible que todos los mándalas, los creados por la naturaleza y por el hombre, reflejen la expansión del universo a partir de un punto central originario:

  • Mándalas Hindúes,

Se utilizan para la meditación, se dibuja mentalmente y el objetivo de la meditación es fusionarse con la deidad en el centro del mándala. Asimismo, esta muy arraigado en la cultura India, en la mayoria de las casas se tiene un mándala en la entrada como simbolo de protección.

  • Mándalas Budistas,

Los budistas utilizan los mándalas como ofrenda en sus rituales y en la meditación, para ayudar al individuo a alcanzar la iluminación. En ocasiones se realizan de arena y una vez finalizado el propósito se deshacen como símbolo de la no permanencia de las cosas, del cambio constante.

  • Mándalas Cristianos,

Si bien su finalidad es educativa, la contemplación de muchas de las vidrieras decoradas con mándalas ayudan a alcanzar un estado de meditación. Como en los mándalas orientales, lo sagrado se encuentra en el centro (Cristo o María) y las enseñanzas de como llegar a ellos se encuentran alrededor. Es muy famoso el laberinto en forma de mándala que hay en el suelo de la Catedral de Chartres en Francia  

  • Mándalas Celtas,

Reflejan la creencia en la interconexión de todas las criaturas vivas y la continuidad de la vida, de ahí el uso repetitivo de figuras circulares o círculos concéntricos, sin principio ni fin

  • Mándalas de los Nativos Americanos,

Los diseños en forma de mándala aparecen en las cestas ceremoniales, en pinturas con arena y en las estructuras rituales conocidas como “ruedas medicinales”

¡Pintar un mándala es un buen ejercicio para que salgan a la luz las reflexiones y los sentimientos del inconsciente! Por supuesto, que podemos disfrutar del simple acto de pintar, pero también podemos aprovecharlo para relajarnos y tomar después decisiones que son importantes.

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Mándalas 1.0

3,abril 2007

122525_splash.jpg122525_splash.jpgDentro de las múltiples técnicas de relajación orientales, se encuentra la de pintar mándalas, técnica que no requiere ninguna disciplina expresa,  se colorea según nuestros gustos estéticos e imaginativos, fortaleciendo así nuestra creatividad.

122525_splash.jpgLa palabra mándala proviene del sánscrito y significa “círculo” o “portador de la esencia”. Normalmente los mándalas tienen diseños circulares, son figuras simétricas que dirigen la atención hacia el centro. El círculo representa lo más pequeño, como las células del cuerpo, hasta lo más inmenso, como las estrellas o los planetas. Los mándalas se pueden encontrar y entender de diversas formas:

  • Símbolo de la Naturaleza,

El mándala engloba lo que conocemos y aún no hemos llegado a comprender, reflejando  la simetría de todas las formas naturales, como las plantas, los cristales, animales, el sol, la luna, una media naranja… 

  • Símbolo del tiempo,

Expresando pasado, presente y futuro a través de los ciclos naturales del paso de las horas, los días, la luna creciente y menguante… Nos recuerda la esencia cíclica del tiempo y nos ayuda a conectar con el ritmo de la naturaleza y la realidad de los cambios

  • Símbolo de cultura,

Representa el círculo de la comunidad, el apoyo del centro: la necesidad que tenemos de reunirnos, compartir y formar parte de algún grupo

  • Símbolo de bienestar,

Para el psicólogo suizo Carl Jung, el mándala representa el camino para convertirnos en lo que realmente somos, es un símbolo de la búsqueda humana del Yo, lo que los cristianos llaman “alma” o los budistas “naturaleza buda”

  • Símbolo espiritual,

Expresa el anhelo de conocimiento de lo infinito, simbolizando la presencia de lo sagrado en lo mundano. El punto situado en el centro de un círculo no tiene dimensión, es la esencia contenida dentro del espacio de la circunferencia. Como dijo Jesús “Dios está dentro de ti” o como dicen los budistas “la forma es la esencia y la esencia es la forma” 

Según las diferentes tradiciones o culturas los mándalas se utilizan con diversos propósitos: como instrumento para la meditación, con fines curativos o para transmitir las creencias espirituales. 

Pintar los diseños de los mándalas requiere concentración, similar a la concentración a la que se suele llegar a través de la meditación. Así conseguimos ¡dejar de pensar en aquello que nos atormenta y calmar nuestra mente! 

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg