De mayor quiero ser…

19,octubre 2008

feng shui

No recuerdo lo que quería ser de mayor cuando era pequeña pero estoy segura que nunca se me ocurrió contestar socióloga y, mucho menos “maestra de feng shui”. Lo cierto es que todavía no tengo muy claro que seré cuando sea mayor, aunque poco a poco voy perfilando “como quiero ser”.

Una amiga me contaba que el colegio en el que pasas toda la infancia es muy importante a la hora de conseguir pistas sobre nuestra verdadera vocación. Tiene bastante sentido, se trata de una energía que durante años vas captando día tras día. Pues bien, yo asistí a dos colegios, hasta los ocho años al “Colegio Cervantes”, supongo que aquí está el origen de mi vena creativa. El segundo colegio se llamaba Los Sagrados Corazones, de Jesús y de Maria. Probablemente no me acordaré de todos los ríos y afluentes de España o de hacer una raíz cuadrada sin calculadora…, pero si recuerdo el lema del colegio: “Contemplar, vivir y anunciar el amor”.

Mi recuerdo se basa en los sentimientos que me embargaban el pecho, que me emocionaban y que viví por primera vez entre aquellos muros y jardines. No dudo que fueron la semilla de lo que hoy siento al levantarme por la mañana y recibir un beso de mis hijos, al contemplar la alegría de mi perro al verme, al disfrutar de la compañía de mis amigos, tener el privilegio de acompañar a otros en su desarrollo personal o simplemente ver un cielo azul o nublado… ambos son especiales.  

Hoy me doy cuenta que durante años intenté olvidar estos sentimientos, relegándolos a la niñez…, quizá pensando que la vida de adulto era otra cosa. Pero que difícil es pasar de algo cuando lo has probado y satisface y, cuando “la otra cosa” no funciona, especialmente cuando aquel sentimiento infantil vuelve y te invade.

En esta ocasión intentas que ya no se te vuelva a escapar, lo invitas a todas las áreas de tu vida, intentas zambullirte en él y, como todo lo que funciona en tu vida, no puedes resistirte a gritar a los cuatro vientos que funciona.

Así es como me he dado cuenta que no es tan importante lo que hago sino como lo hago. Intentando salir de la tristeza que me impuse, al negarme a vivir y sentir mis emociones, recordé que el amor es la energía que mueve el mundo, mi mundo, a mi misma y a los que me rodean.

Había acabado este artículo aquí. Hoy al repasarlo para su publicación me he quedado perpleja al ver la similitud entre el lema del colegio y el lema que yo misma elaboré para mi tras un proceso de coaching personal: “Vivir la vida, con amor y humor de forma natural y, compartirla”

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui

Anuncios

El caballero de la armadura oxidada

2,octubre 2008

el caballero de la armadura

Es habitual que tengamos un concepto personal sobre nosotros mismos que supere la realidad. Pero también es posible llegar a superarnos invirtiendo algo de tiempo y esfuerzo en conocernos un poquito más. En esta línea nos habla este pequeño libro de Robert Fisher escrito a modo de cuento “El caballero de la armadura oxidada” que hace unos días descubrí a través de una amiga y que hoy me gustaría compartir con vosotros:

Hace ya mucho tiempo, en una tierra muy lejana, vivía un caballero que pensaba que era bueno, generoso y amoroso. Hacía todo lo que suelen hacer los caballeros buenos, generosos y amorosos. Luchaba contra sus enemigos, que era malos, mezquinos y odiosos. Mataba a dragones y rescataba a damiselas en apuros. Cuando en el asunto de la caballería había crisis, tenía la mala costumbre de rescatar damiselas incluso cuando ellas no deseaban ser rescatadas y, debido a esto, aunque muchas damas le estaban agradecidas, otras tantas se mostraban furiosas con el caballero. Él lo aceptaba con filosofía. Después de todo, no se puede contentar a todo el mundo.

Nuestro caballero era famoso por su armadura. Reflejaba unos rayos de luz tan brillantes que la gente del pueblo juraba no haber visto el sol salir en el norte o ponerse en el este cuando el caballero partía a la batalla. Y partía a la batalla con bastante frecuencia. Ante la mera mención de una cruzada, el caballero se ponía la armadura entusiasmado, montaba su caballo y cabalgaba en cualquier dirección. Su entusiasmo era tal que a veces partía en varias direcciones a la vez, lo cual no es nada fácil.

Durante años, el caballero es esforzó en ser el número uno del reino. Siempre había otra batalla que ganar, otro dragón que matar y otra damisela que rescatar.

El caballero tenía una mujer fiel y bastante tolerante, Julieta, que escribía hermosos poemas, decía cosas inteligentes y tenía debilidad por el vino. También tenía un hijo de cabellos dorados, Cristóbal, al que esperaba ver algún día, convertido en un valiente caballero.

Julieta y Cristóbal veían poco al caballero porque, cuando no estaba luchando en una batalla, matando dragones o rescatando damiselas, estaba ocupado probándose su armadura y admirando su brillo. Con el tiempo, el caballero se enamoró hasta tal punto de su armadura que se la empezó a poner para cenar y, a menudo, para dormir. Después de un tiempo, ya no se tomaba la molestia de quitársela para nada. Poco a poco, su familia fue olvidando qué aspecto tenía sin ella.

He reproducido la introducción, el resto lo podreis descargar en word pulsando aquí

Maru Canales
Artículos relacionados:

feng shui


Lentamente…

17,septiembre 2008

”feng shui”

Los buenos amigos son maestros tenaces, no cesan de ofrecernos nuevas oportunidades compartiendo sus experiencias en el transcurrir de los días a su lado. Este verano he podido aprender muchas cosas sobre la despedida de un ser querido a través de una buena amiga mía. Ella misma me ha mandado este precioso atardecer y esta poesía, su amistad es uno de mis privilegios.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su vestimenta o bien,
no conversa con quien no conoce.

Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino de emociones,
justamente estas que regresan el brillo a los ojos
y restauran los corazones destrozados.

Muere lentamente
quien no gira el volante cuando está infeliz con su trabajo o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos…

¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

Pablo Neruda

Artículos relacionados:

Maru Canales

feng shui


La felicidad

21,julio 2008

”felicidad”

Lo siento, no conozco la dirección de esta tienda, pero si los enlaces de algunos artículos que nos hablan de otras maneras de encontrar la felicidad: ¡buen hallazgo!

En busca de la felicidad

En defensa de la felicidad

La felicidad aplazada

Buscando la felicidad

La felicidad en la empresa

Tropezar con la felicidad

Estás aquí para ser feliz

El hombre más feliz de la tierra

“Felicidad”, la asignatura con más éxito en Harvard

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

feng shui


Distribución de la riqueza

12,julio 2008

“Todo lo que se come sin necesidad se roba del estómago de los pobres”

Mahatma Gandhi

Estoy trabajando en mi aspiración de la riqueza para practicar Feng Shui, analizando mi concepción del dinero descubrí cierto sentimiento de culpabilidad cuando lo obtengo. Creo que tiene mucho que ver con trabajar en algo que personalmente me apasiona y no me hace considerar mi trabajo como un esfuerzo. Así, se me ha ocurrido investigar un poco sobre la distribución de la riqueza en el mundo, ¿en manos de quien está el dinero?

Una de las primeras sorpresas ha aparecido en el siguiente dato: el 74% de la riqueza mundial está en manos del 20% de la población. En la otra cara de la moneda aparece un 20% de la población a la que solamente le llega el 2% de la riqueza; el 60% restante de la población se reparte el 24% restante de los ingresos.

Se me ocurre que la crisis económica de la que tanto se habla en estos tiempos afectará especialmente a los que poseen la riqueza, es decir, a ese 20% que posee dicho 74%, porque el que no lo tiene, dificilmente lo va a perder…

Asimismo, me he encontrado esta presentación fotográfica sobre la distribución de la riqueza en base a los alimentos que consume una familia media en una semana, llenando de contenido la famosa frase que dice que “una imagen vale más que mil palabras”  

Alemania 544,31 $

”distribucion riqueza”

Estados Unidos 341,98 $

”distribucion riqueza”

Japón 317,25 $

”distribucion riqueza”

Italia 310 $

”distribucion riqueza”

Inglaterra 253 $

”distribucion riqueza”

Kuwait 222 $

”distribucion riqueza”

México 189 $

”distribucion riqueza”

China 155 $

”distribucion riqueza”

Polonia 151 $

”distribucion riqueza”

Egipto 68,53 $

”distribucion riqueza”

Mongolia 40 $

”distribucion riqueza”

Ecuador 31,55 $

”distribucion riqueza”

Bután 5,03 $

”distribucion riqueza”

Chad 1,23 $

”distribucion riqueza”

* Imágenes de Peter Menzel y Faith Aluisio para el libro “Hungry Planet: What the world eats” 

Que la distribución de la riqueza en el mundo es injusta es evidente, para poderla distribuir bien primero hay que tenerla en nuestras manos y, seguramente para conseguirla hay que conocer nuestro objetivo. Si así fuera, ¿cómo distribuiría yo mi propia riqueza?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Papelera de chantaje emocional

28,junio 2008

”feng shui”
Supongo que no es necesario recurrir a las estadísticas para que aceptemos que en el terreno emocional aún estamos en pañales y, que esta es una de las principales causas de nuestro descontento y frustración. Somos adictos a las emociones lo que nos hace depender de ellas tanto en positivo como en negativo, nos apegamos a cualquier emoción.

Las buenas noticias son que aún tenemos mucho que aprender en este terreno y se me ha ocurrido empezar por identificar la manipulación emocional a la que estamos sometidos y a la que sometemos nosotros. Se trata del llamado chantaje emocional escondido en  frases muy utilizadas cargadas de ansiedad, dependencia y manipulación emocional.

 Utiliza todo el estiércol de la vida para abonar las flores

Esta es la frase zen que me ha tocado hoy y se me ha ocurrido crear un  espacio en el que podamos desprendernos de las frases de chantaje emocional que cada uno reconocemos y, además con vuestras aportaciones nos ayudaremos a conocer otros modelos. Todo un intercambio de conocimiento para evitar caer de nuevo es esta manipulación que aparece cuando creemos que el otro, los otros, son responsables de nuestra felicidad y así nos vemos obligados, unos y otros, a suplir las carencias ajenas.

En el trasfondo se encuentra un desorden en la responsabilidad, ya conocemos como funcionan los sentimientos: no podemos obligar a nadie, ni a nosotros mismos, a sentir de una determinada manera, pero si somos responsables de nuestra conducta, de lo que hacemos y decimos con nuestros sentimientos.

Aunque solo sean palabras, sabemos que estas nos afectan, propongo tirarlas a la papelera:

  • Típica de los hijos,

“Me castigas por que no me quieres”

  • De los padres,

“Cría cuervos y te sacaran los ojos…”

  • De los jefes, profesores, amigos…

“Me has decepcionado, no me esperaba esto de ti…”

  • En la pareja

“Te quiero tanto que no sé que haría sin ti…”

Los más atrevidos/as lo contestan: “me moriría” sin ti…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Tú puedes cambiar el mundo

25,noviembre 2007

“Todo lo que hice en mi vida es solamente una gota en el océano, pero me consuela pensar que si yo no lo hubiera hecho, al océano le faltaría mi gota”

Madre Teresa de Calcuta

globo-1.jpgSi una sola persona es capaz de cambiar el mundo, imaginaos que pasaría si lo intentásemos algunos más. Así pues, debemos de dejar de quejarnos y empezar a actuar en las pequeñas cosas cotidianas que sin darnos cuenta van repercutiendo en el cambio, como si de una cadena se tratase.

En el nuevo libro de Alex Rovira y Francesc Miralles, “El laberinto de la Felicidad”, explican muy bien nuestro poder personal de cambio a través de una anécdota, el secreto del camarero:

“Ariadna contempló expectante las tres tazas vacías mientras el hombre se ponía bien el chaleco antes de iniciar, feliz y sonriente, su explicación:

– He calculado que el contacto de un camarero con cada cliente que pide un café no supera de media un minuto escaso. Es el tiempo que suman el saludo y la pregunta “¿Qué desea tomar?”, lo que te pide el cliente, cuando pones la taza sobre la mesa, la hora de pasar la cuenta y la despedida cuando se marcha. Son muchos momentos diferentes, pero el verdadero contacto entre el camarero y el cliente no supera el minuto.

– ¿Y qué significa eso?

– ¡Significa que es una oportunidad! Independientemente de la calidad del café, que es lo de menos, en ese minuto el camarero tiene ante sí tres opciones, o mejor dicho tres posibles resultados que dependen de su actitud.

Tras decir eso, el camarero hizo una breve pausa para buscar las palabras más adecuadas. Luego explicó:

En ese minuto puedes conseguir que la persona se marche peor de lo que ha llegado, si eres grosero. O bien puede irse igual que ha venido, si la tratas con indiferencia. Pero también tienes la oportunidad de que esa persona salga del café mejor de lo que ha entrado, si le regalas un poco de amabilidad”

Esto demuestra que todos los trabajos que realizamos son importantes, porque lo que importan son las personas y la capacidad que tenemos cada uno de nosotros de ser los agentes de cambio del mundo en el que vivimos. Como escribí en el artículo “Management Espiritual”, solo tenemos que utilizar el alma en el trabajo, o en cualquier actividad que llevemos a cabo.

…saber que puede, querer que se pueda, quitarse los miedos…

¡El mundo cambia cuando yo cambio!

Maru Canales

Libro recomendado: “El laberinto de la felicidad”

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg