De mayor quiero ser…

19,octubre 2008

feng shui

No recuerdo lo que quería ser de mayor cuando era pequeña pero estoy segura que nunca se me ocurrió contestar socióloga y, mucho menos “maestra de feng shui”. Lo cierto es que todavía no tengo muy claro que seré cuando sea mayor, aunque poco a poco voy perfilando “como quiero ser”.

Una amiga me contaba que el colegio en el que pasas toda la infancia es muy importante a la hora de conseguir pistas sobre nuestra verdadera vocación. Tiene bastante sentido, se trata de una energía que durante años vas captando día tras día. Pues bien, yo asistí a dos colegios, hasta los ocho años al “Colegio Cervantes”, supongo que aquí está el origen de mi vena creativa. El segundo colegio se llamaba Los Sagrados Corazones, de Jesús y de Maria. Probablemente no me acordaré de todos los ríos y afluentes de España o de hacer una raíz cuadrada sin calculadora…, pero si recuerdo el lema del colegio: “Contemplar, vivir y anunciar el amor”.

Mi recuerdo se basa en los sentimientos que me embargaban el pecho, que me emocionaban y que viví por primera vez entre aquellos muros y jardines. No dudo que fueron la semilla de lo que hoy siento al levantarme por la mañana y recibir un beso de mis hijos, al contemplar la alegría de mi perro al verme, al disfrutar de la compañía de mis amigos, tener el privilegio de acompañar a otros en su desarrollo personal o simplemente ver un cielo azul o nublado… ambos son especiales.  

Hoy me doy cuenta que durante años intenté olvidar estos sentimientos, relegándolos a la niñez…, quizá pensando que la vida de adulto era otra cosa. Pero que difícil es pasar de algo cuando lo has probado y satisface y, cuando “la otra cosa” no funciona, especialmente cuando aquel sentimiento infantil vuelve y te invade.

En esta ocasión intentas que ya no se te vuelva a escapar, lo invitas a todas las áreas de tu vida, intentas zambullirte en él y, como todo lo que funciona en tu vida, no puedes resistirte a gritar a los cuatro vientos que funciona.

Así es como me he dado cuenta que no es tan importante lo que hago sino como lo hago. Intentando salir de la tristeza que me impuse, al negarme a vivir y sentir mis emociones, recordé que el amor es la energía que mueve el mundo, mi mundo, a mi misma y a los que me rodean.

Había acabado este artículo aquí. Hoy al repasarlo para su publicación me he quedado perpleja al ver la similitud entre el lema del colegio y el lema que yo misma elaboré para mi tras un proceso de coaching personal: “Vivir la vida, con amor y humor de forma natural y, compartirla”

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


El caballero de la armadura oxidada

2,octubre 2008

el caballero de la armadura

Es habitual que tengamos un concepto personal sobre nosotros mismos que supere la realidad. Pero también es posible llegar a superarnos invirtiendo algo de tiempo y esfuerzo en conocernos un poquito más. En esta línea nos habla este pequeño libro de Robert Fisher escrito a modo de cuento “El caballero de la armadura oxidada” que hace unos días descubrí a través de una amiga y que hoy me gustaría compartir con vosotros:

Hace ya mucho tiempo, en una tierra muy lejana, vivía un caballero que pensaba que era bueno, generoso y amoroso. Hacía todo lo que suelen hacer los caballeros buenos, generosos y amorosos. Luchaba contra sus enemigos, que era malos, mezquinos y odiosos. Mataba a dragones y rescataba a damiselas en apuros. Cuando en el asunto de la caballería había crisis, tenía la mala costumbre de rescatar damiselas incluso cuando ellas no deseaban ser rescatadas y, debido a esto, aunque muchas damas le estaban agradecidas, otras tantas se mostraban furiosas con el caballero. Él lo aceptaba con filosofía. Después de todo, no se puede contentar a todo el mundo.

Nuestro caballero era famoso por su armadura. Reflejaba unos rayos de luz tan brillantes que la gente del pueblo juraba no haber visto el sol salir en el norte o ponerse en el este cuando el caballero partía a la batalla. Y partía a la batalla con bastante frecuencia. Ante la mera mención de una cruzada, el caballero se ponía la armadura entusiasmado, montaba su caballo y cabalgaba en cualquier dirección. Su entusiasmo era tal que a veces partía en varias direcciones a la vez, lo cual no es nada fácil.

Durante años, el caballero es esforzó en ser el número uno del reino. Siempre había otra batalla que ganar, otro dragón que matar y otra damisela que rescatar.

El caballero tenía una mujer fiel y bastante tolerante, Julieta, que escribía hermosos poemas, decía cosas inteligentes y tenía debilidad por el vino. También tenía un hijo de cabellos dorados, Cristóbal, al que esperaba ver algún día, convertido en un valiente caballero.

Julieta y Cristóbal veían poco al caballero porque, cuando no estaba luchando en una batalla, matando dragones o rescatando damiselas, estaba ocupado probándose su armadura y admirando su brillo. Con el tiempo, el caballero se enamoró hasta tal punto de su armadura que se la empezó a poner para cenar y, a menudo, para dormir. Después de un tiempo, ya no se tomaba la molestia de quitársela para nada. Poco a poco, su familia fue olvidando qué aspecto tenía sin ella.

He reproducido la introducción, el resto lo podreis descargar en word pulsando aquí

Maru Canales
Artículos relacionados:

feng shui


Lentamente…

17,septiembre 2008

”feng shui”

Los buenos amigos son maestros tenaces, no cesan de ofrecernos nuevas oportunidades compartiendo sus experiencias en el transcurrir de los días a su lado. Este verano he podido aprender muchas cosas sobre la despedida de un ser querido a través de una buena amiga mía. Ella misma me ha mandado este precioso atardecer y esta poesía, su amistad es uno de mis privilegios.

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito
repitiendo todos los días los mismos trayectos,
quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el color de su vestimenta o bien,
no conversa con quien no conoce.

Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino de emociones,
justamente estas que regresan el brillo a los ojos
y restauran los corazones destrozados.

Muere lentamente
quien no gira el volante cuando está infeliz con su trabajo o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir detrás de un sueño
quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida,
huir de los consejos sensatos…

¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡NO TE IMPIDAS SER FELIZ!

Pablo Neruda

Artículos relacionados:

Maru Canales

feng shui


La felicidad

21,julio 2008

”felicidad”

Lo siento, no conozco la dirección de esta tienda, pero si los enlaces de algunos artículos que nos hablan de otras maneras de encontrar la felicidad: ¡buen hallazgo!

En busca de la felicidad

En defensa de la felicidad

La felicidad aplazada

Buscando la felicidad

La felicidad en la empresa

Tropezar con la felicidad

Estás aquí para ser feliz

El hombre más feliz de la tierra

“Felicidad”, la asignatura con más éxito en Harvard

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

feng shui


Distribución de la riqueza

12,julio 2008

“Todo lo que se come sin necesidad se roba del estómago de los pobres”

Mahatma Gandhi

Estoy trabajando en mi aspiración de la riqueza para practicar Feng Shui, analizando mi concepción del dinero descubrí cierto sentimiento de culpabilidad cuando lo obtengo. Creo que tiene mucho que ver con trabajar en algo que personalmente me apasiona y no me hace considerar mi trabajo como un esfuerzo. Así, se me ha ocurrido investigar un poco sobre la distribución de la riqueza en el mundo, ¿en manos de quien está el dinero?

Una de las primeras sorpresas ha aparecido en el siguiente dato: el 74% de la riqueza mundial está en manos del 20% de la población. En la otra cara de la moneda aparece un 20% de la población a la que solamente le llega el 2% de la riqueza; el 60% restante de la población se reparte el 24% restante de los ingresos.

Se me ocurre que la crisis económica de la que tanto se habla en estos tiempos afectará especialmente a los que poseen la riqueza, es decir, a ese 20% que posee dicho 74%, porque el que no lo tiene, dificilmente lo va a perder…

Asimismo, me he encontrado esta presentación fotográfica sobre la distribución de la riqueza en base a los alimentos que consume una familia media en una semana, llenando de contenido la famosa frase que dice que “una imagen vale más que mil palabras”  

Alemania 544,31 $

”distribucion riqueza”

Estados Unidos 341,98 $

”distribucion riqueza”

Japón 317,25 $

”distribucion riqueza”

Italia 310 $

”distribucion riqueza”

Inglaterra 253 $

”distribucion riqueza”

Kuwait 222 $

”distribucion riqueza”

México 189 $

”distribucion riqueza”

China 155 $

”distribucion riqueza”

Polonia 151 $

”distribucion riqueza”

Egipto 68,53 $

”distribucion riqueza”

Mongolia 40 $

”distribucion riqueza”

Ecuador 31,55 $

”distribucion riqueza”

Bután 5,03 $

”distribucion riqueza”

Chad 1,23 $

”distribucion riqueza”

* Imágenes de Peter Menzel y Faith Aluisio para el libro “Hungry Planet: What the world eats” 

Que la distribución de la riqueza en el mundo es injusta es evidente, para poderla distribuir bien primero hay que tenerla en nuestras manos y, seguramente para conseguirla hay que conocer nuestro objetivo. Si así fuera, ¿cómo distribuiría yo mi propia riqueza?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Papelera de chantaje emocional

28,junio 2008

”feng shui”
Supongo que no es necesario recurrir a las estadísticas para que aceptemos que en el terreno emocional aún estamos en pañales y, que esta es una de las principales causas de nuestro descontento y frustración. Somos adictos a las emociones lo que nos hace depender de ellas tanto en positivo como en negativo, nos apegamos a cualquier emoción.

Las buenas noticias son que aún tenemos mucho que aprender en este terreno y se me ha ocurrido empezar por identificar la manipulación emocional a la que estamos sometidos y a la que sometemos nosotros. Se trata del llamado chantaje emocional escondido en  frases muy utilizadas cargadas de ansiedad, dependencia y manipulación emocional.

 Utiliza todo el estiércol de la vida para abonar las flores

Esta es la frase zen que me ha tocado hoy y se me ha ocurrido crear un  espacio en el que podamos desprendernos de las frases de chantaje emocional que cada uno reconocemos y, además con vuestras aportaciones nos ayudaremos a conocer otros modelos. Todo un intercambio de conocimiento para evitar caer de nuevo es esta manipulación que aparece cuando creemos que el otro, los otros, son responsables de nuestra felicidad y así nos vemos obligados, unos y otros, a suplir las carencias ajenas.

En el trasfondo se encuentra un desorden en la responsabilidad, ya conocemos como funcionan los sentimientos: no podemos obligar a nadie, ni a nosotros mismos, a sentir de una determinada manera, pero si somos responsables de nuestra conducta, de lo que hacemos y decimos con nuestros sentimientos.

Aunque solo sean palabras, sabemos que estas nos afectan, propongo tirarlas a la papelera:

  • Típica de los hijos,

“Me castigas por que no me quieres”

  • De los padres,

“Cría cuervos y te sacaran los ojos…”

  • De los jefes, profesores, amigos…

“Me has decepcionado, no me esperaba esto de ti…”

  • En la pareja

“Te quiero tanto que no sé que haría sin ti…”

Los más atrevidos/as lo contestan: “me moriría” sin ti…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Tú puedes cambiar el mundo

25,noviembre 2007

“Todo lo que hice en mi vida es solamente una gota en el océano, pero me consuela pensar que si yo no lo hubiera hecho, al océano le faltaría mi gota”

Madre Teresa de Calcuta

globo-1.jpgSi una sola persona es capaz de cambiar el mundo, imaginaos que pasaría si lo intentásemos algunos más. Así pues, debemos de dejar de quejarnos y empezar a actuar en las pequeñas cosas cotidianas que sin darnos cuenta van repercutiendo en el cambio, como si de una cadena se tratase.

En el nuevo libro de Alex Rovira y Francesc Miralles, “El laberinto de la Felicidad”, explican muy bien nuestro poder personal de cambio a través de una anécdota, el secreto del camarero:

“Ariadna contempló expectante las tres tazas vacías mientras el hombre se ponía bien el chaleco antes de iniciar, feliz y sonriente, su explicación:

– He calculado que el contacto de un camarero con cada cliente que pide un café no supera de media un minuto escaso. Es el tiempo que suman el saludo y la pregunta “¿Qué desea tomar?”, lo que te pide el cliente, cuando pones la taza sobre la mesa, la hora de pasar la cuenta y la despedida cuando se marcha. Son muchos momentos diferentes, pero el verdadero contacto entre el camarero y el cliente no supera el minuto.

– ¿Y qué significa eso?

– ¡Significa que es una oportunidad! Independientemente de la calidad del café, que es lo de menos, en ese minuto el camarero tiene ante sí tres opciones, o mejor dicho tres posibles resultados que dependen de su actitud.

Tras decir eso, el camarero hizo una breve pausa para buscar las palabras más adecuadas. Luego explicó:

En ese minuto puedes conseguir que la persona se marche peor de lo que ha llegado, si eres grosero. O bien puede irse igual que ha venido, si la tratas con indiferencia. Pero también tienes la oportunidad de que esa persona salga del café mejor de lo que ha entrado, si le regalas un poco de amabilidad”

Esto demuestra que todos los trabajos que realizamos son importantes, porque lo que importan son las personas y la capacidad que tenemos cada uno de nosotros de ser los agentes de cambio del mundo en el que vivimos. Como escribí en el artículo “Management Espiritual”, solo tenemos que utilizar el alma en el trabajo, o en cualquier actividad que llevemos a cabo.

…saber que puede, querer que se pueda, quitarse los miedos…

¡El mundo cambia cuando yo cambio!

Maru Canales

Libro recomendado: “El laberinto de la felicidad”

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg


Física cuántica: creando la realidad

22,noviembre 2007

¿¡Y tú, que sabes!? Este es el título de un famoso documental sobre las ultimas investigaciones en física cuántica, la física de las posibilidades, aborda que nos parece el mundo, como lo vemos y como es en realidad:

“¿Cómo podemos ver el mundo como algo real, si el yo que establece que es real es intangible?”

En el documental, en el que participan numerosos ciéntificos, explican que el cerebro no distingue entre lo que ve y lo que recuerda, es decir, no distingue entre lo que pasa en el interior del mismo y lo que pasa en el exterior. De ahí, que cada uno contemos una misma situación vivida de maneras bien diferentes: solo vemos aquello en lo que creemos…

Según la física cuántica, el universo está casi vacío, en la materia no hay nada, es como un pensamiento: ¿alguien ha visto alguna vez un pensamiento? El mundo material que nos rodea no son más que movimientos, todo son posibilidades de la conciencia. La conciencia es el alma, es el observador, de ahí que podamos crear nuestra propia realidad…

El cerebro nos puede ayudar a trascender, en él hay una parte espiritual accesible por nosotros, es la posibilidad de dejarse sorprender por la vida. Formular y centrarnos en lo que queremos hasta perder la noción de nosotros mismos y del tiempo, según la física cuántica eso es la realidad: La conciencia universal, todos somos uno

Nuestra cultura no valora el poder del pensamiento, por eso no cesamos de recrear las mismas realidades constantemente. ¿Podría ser que estemos tan condicionados que aceptamos no tener el control?, sobre esto hablamos en el artículo sobre determinismo o libre albedrío. ¿Existen todas las realidades de forma simultánea?

Todo lo que hemos escuchado hasta ahora es muy interesante, pero ¿cómo llevarlo a la práctica?. Si lo que hacemos afecta directamente a nuestra realidad, será mejor que actuemos conscientemente. Para tomar conciencia, de nuestro cuerpo, mente y espíritu no se me ocurre mejor ejercicio que la meditación (en el artículo “La Meditación” hablamos sobre como se practica). A continuación, un experimento sobre el poder de la meditación: 

 

Las personas que hablan en este documental son científicos de reconocido prestigio, en la web oficial de ¿¡Y tú, qué sabes!?, está publicado su curriculum.

  • Para ver la escena sobre el poder de la palabra, pulsar aquí  
  • Para ver escenas de ¿¡Y tú, qué sabes!? I, pulsar aquí
  • Para la práctica de la meditación, pulsar aquí

Cuanto más conscientes somos de aquello a lo que aspiramos, con más conciencia lo representaremos en el entorno, asegurándonos que éste nos favorece. De esta forma, nuestra práctica de Feng Shui nos aportará mejores resultados. 

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg


En busca de la felicidad

8,noviembre 2007

Es el título de la película de Gabriele Muccino, protagonizada  por el famoso Will Smith. Esta película te deja con la sensación de que todo es posible, solo hay que confiar, creer en uno mismo. Hay dos momentos que me gustan especialmente:

  • El cuento que el niño narra a su padre:

Un señor se está ahogando en el mar. Pasa un barco y le quiere salvar, pero el hombre lo rechaza: -muchas gracias pero no es necesario que me socorran. Dios vendrá a salvarme.

Al cabo de un rato, el hombre sigue ahogandose y pasa otro barco que también quiere socorrerlo. Pero el hombre vuelve a contestar que no es necesario, que él es creyente y que está esperando a Dios, El vendrá a salvarlo.

Finalmente el hombre se ahoga. Cuando llega al cielo y se encuentra con Dios le pregunta: – Dios, yo he sido un gran creyente y te rogue que me salvases, ¿por qué no lo hiciste?

A lo que Dios le contestó: Te mande dos barcos…

  • El momento en que el protagonista le pide perdón a su hijo, le acaba de romper su sueño… , así empieza el trailer. Me recuerda a lo que nos proponia Cury en Padres e Hijos:

“si no pedimos disculpas no podremos enseñar como no ser arrogantes…”

Realmente la actitud ante la vida del protagonista recuerda a lo que comentamos en el artículo Feng Shui en “El Secreto”, sobre la práctica de la ley de atracción.

Maru Canales

Artículos relacionados:


Padres e hijos

17,septiembre 2007

“Los hijos no necesitan padres impresionantes, sino seres humanos que hablan su lenguaje y sean capaces de penetrar en su corazón”

Anualmente archivamos millones de experiencias, negativas o positivas, involuntariamente. El aprendizaje depende del registro diario de miles de estímulos externos (visuales, auditivos, táctiles) e internos (pensamientos y emociones).

Así como en los ordenadores podemos decidir que guardar, en la memoria humana se registra todo involuntariamente, lo que captamos queda registrado automáticamente.
feng shui hijos

Como los medios de comunicación saben muy bien, todas las experiencias que contienen un alto tono emocional originan un almacenamiento privilegiado en nuestra memoria. De ahí, que el amor o el odio, la alegría o la angustia provoquen un registro intenso.

Nuestros hijos fotografían cada momento y todo aquello que han registrado ya no puede borrarse, como mucho puede ser reeditado por nuevas experiencias basadas en las viejas. Por ello, es muy importante que pensemos en la educación que queremos darles, en que nuestras palabras y acciones diarias sean coherentes. Además, si lo creemos oportuno, podremos reflejarlo en nuestra vivienda a través de la técnica de Feng Shui (la aspiración de los hijos se representa en el mismo lugar que la creatividad).

Este es el planteamiento del famoso psiquiatra Augusto Cury en el libro “Padres brillantes, maestros fascinantes”, que nos propone siete hábitos de ayuda:

  • Los buenos padres dan regalos, los padres brillantes ofrecen su propio ser

Dar a nuestros hijos aquello que no se puede comprar con dinero: nuestro ser, nuestra historia, nuestras experiencias, nuestro tiempo… Dejemos que nuestros hijos compartan nuestra vida, ninguna técnica psicológica funcionará si el amor no funciona

  • Los buenos padres nutren el cuerpo, los padres brillantes nutren la personalidad

Todo lo que toca la emocionalidad afecta drásticamente a la memoria y constituirá la personalidad. Nuestros hijos están en contacto diario con miles de estímulos seductores que tratan su memoria como un cubo de basura. Así encontramos jóvenes angustiados por sus resultados escolares, su aspecto físico, su falta de afectividad… toda una serie de condicionantes que reflejan su falta de autoestima y como resultado su falta de alegría

“Prepara a tus hijos para ser, el mundo los preparará para tener”

Actualmente ser unos padres inteligentes, de éxito y sanos no es garantía para que nuestros hijos desarrollen una personalidad sana.

  • Los buenos padres corrigen errores, los padres brillantes enseñan a pensar

Insistimos en educar a nuestros hijos como si fueran aparatos lógicos que solo necesitan seguir un manual de reglas: nosotros nos pasamos años diciendo lo mismo y ellos repitiendo los mismos fallos.

“Educar no es repetir palabras, es crear ideas, es encantar”

Necesitamos utilizar la creatividad y la sinceridad para llegar a sus emociones, para superar sus expectativas.

“Si educas la inteligencia emocional de tus hijos con elogios cuando esperan un enfado, con aliento cuando esperan una reacción agresiva, con una actitud afectuosa cuando esperan un ataque de rabia, se quedarán encantados y verán en ti a una persona con grandeza. Los padres se vuelven así agentes de cambio.”

Inteligencia Emocional, Goleman

  • Los buenos padres preparan a sus hijos para los aplausos, los padres brillantes preparan a los hijos para los fracasos

Si los padres no sabemos aceptar nuestros errores no podremos enseñar a nuestros hijos a aceptar los suyos y crecer con ellos. Si no pedimos disculpas no podremos enseñar como no ser arrogantes, si no admitimos nuestra inseguridad no podremos enseñarlos a trascender en sus fracasos…

“La capacidad de quejarse es el abono de la miseria emocional, y la capacidad de agradecer, el combustible de la felicidad”

Tenemos que enseñar a nuestros hijos que la felicidad no es casualidad, que se puede perseguir y que se encuentra en las pequeñas grandes cosas de la vida, en las flores, en la luna, en los abrazos amigos, en las sonrisas…

  • Los buenos padres conversan, los padres brillantes dialogan como amigos

Muchos padres e hijos conviven en el mismo techo pero viven en mundos lejanos, el condimento indispensable para unir esos dos mundos y construir una relación sana es el diálogo.

“Conversar es hablar sobre el mundo que nos rodea, dialogar es hablar sobre el mundo que somos”

“Dialogar es contar experiencias, es hablar de lo que está oculto en el corazón, es penetrar más allá de la cortina de los comportamientos, es desarrollar inteligencia interpersonal”

Inteligencias múltiples: La teoría en la práctica, Gardner

  • Los buenos padres dan información, los padres brillantes cuentan historias

El Maestro de los maestros fue un excelente educador porque era un narrador de parábolas. Todas las que contó hace dos mil años eran ricas historias que abrían el abanico de la inteligencia, destruían prejuicios y estimulaban el pensamiento. Ese es uno de los secretos por los cuales vivía rodeado de jóvenes.

Todos necesitamos un sueño por el que vivir, los contadores de historias son vendedores de sueños…

  • Los buenos padres dan oportunidades, los padres brillantes nunca desisten

Este punto recuerda a la parábola del hijo pródigo. A veces, los padres somos los únicos que podemos ver el potencial escondido de nuestros hijos. Sembramos semillas con la esperanza de que algún día estas germinarán. Mientras esto sucede sufrimos por ellos y necesitamos cargarnos de una gran dosis de paciencia que nos aporta el gran amor que sentimos por ellos.

Lamentablemente no existen escuelas para que los padres aprendamos a educar con total garantía de éxito. La situación actual es bastante complicada, nunca en la historia habíamos visto a niños y jóvenes dominando de tal manera a los adultos. Hemos de aprender a decir no sin miedo, a no ceder a sus chantajes, a poner límites… Si no lo hacemos nosotros como podrán afrontar la vida en la sociedad actual…

Educar requiere tiempo de dedicación y esfuerzo por nuestra parte, aunque seguramente pocas actividades sean tan gratificantes. Enchufar a los niños a la televisión es cómodo, pero no es rentable a medio-largo plazo, nos aporta demasiados problemas.

Espero que esta información nos ayude a ser padres excelentes:

“Un educador excelente no es un ser humano perfecto, sino alguien que tiene serenidad para darse y sensibilidad para aprender”

Maru Canales

Artículos relacionados:

  logo-octo-xs.jpg

 

 


Los niños nos imitan

15,julio 2007

Decía Steve Jobs que todo el mundo necesita un sueño, un objetivo que le ayude a mejorar, a realizar aquello que realmente quiere. Para los que somos padres, encontrar este objetivo en  nuestros hijos suele ser fácil, encontramos en ellos nuestra gran motivación para superarnos.

La mayor parte de nuestro pensamiento es involuntario, repetitivo y automático. Pero además, ese pensamiento provoca una reacción de nuestro cuerpo, las emociones. Estas son las dos dimensones del “ego”: el pensamiento y las emociones.

Cuando nos identificamos con nuestro pensamiento y emociones, dejamos que el ego y la inconsciencia diriga nuestra vida. Antes de ceder semejante responsabilidad deberíamos saber como funciona el ego, entre otras cosas, se alimenta de inflingir y provocar sufrimiento a nosotros y a los que nos rodean.

Lamentablemente ese es el futuro de millones de niños en nuestra sociedad, sufrir el ego incontrolado de sus padres y aprender como alimentar el suyo propio… El siguiente video, pertenece a una campaña que se hizo en Australia para concienciar a la población de la importancia de la educación infantil. Es, sin duda, un claro ejemplo de la actuación inconsciente del ego:

Probablemente la mejor fórmula para controlar nuestro ego sea conociendo su funcionamiento y reconociéndolo después en nosotros. En este sentido, a mí me ha ayudado mucho la lectura de dos libros de Eckhat Tolle , “El Poder del Ahora” y “Un Nuevo Mundo Ahora”.

Al publicar “Padres e Hijos” he repasado este artículo y me ha parecido oportuno reeditarlo con la aportación de alguno de los comentarios que surgieron entonces. Se trata de un corto español titulado “Papás y mamás”, en él se refleja la dureza del día a día de niños rodeados de la inconsciencia de algunos adultos.

“Hay miles de estudios que demuestran que la atmósfera de infelicidad dentro de la familia es más nociva para los niños que una ruptura franca, que les enseña, por lo menos, que el hombre es capaz de poner fin  a una situación intolerable por medio de una decisión valiente”

El Arte de Amar, Erich Fromm

 

 

Después siempre podremos practicar Feng Shui, a través de algún objeto que nos recuerde nuestro nuevo modelo de comportamiento. La aspiración del compromiso y del matrimonio se representa en el Suroeste y la aspiración de los hijos se representa en el Oeste, coincidiendo con la creatividad.

Maru Canales

Acceso directo a artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Feng Shui para el día del padre

13,marzo 2007

Próximamente nos encontraremos con una de esas “fechas obligatorias”: el día del padre. Reconozco que este año lo espero con gran ilusión, porque se me ha ocurrido un regalo fantástico y como le pasa a mi hijo pequeño: ¡no puedo aguantarme las ganas de dárselo a mi padre!

Aunque no os puedo contar exactamente de que se trata, porque a mi padre le gusta leer este blog, os voy a contar como se me ha ocurrido. Leyendo el libro que acaba de publicar Jorge Bucay, “20 pasos hacia adelante”, en el que me encontré la siguiente historia:

“En la época de la gran recesión económica americana, un hombre pensó que, para las fiestas de Navidad de ese año, no habría dinero para grandes regalos. Así que se gastó lo que tenía en comprar un rollo entero de papel metalizado con dibujos, pensando que un elegante envoltorio podría sustituir un costoso contenido.

Cuando decidió dedicarse a envolver los regalos, fue a buscar el papel que cuidadosamente había guardado y descubrió que solo quedaba el tubo de cartón vacío, explotó de furia.

 ¿Quién ha usado el papel  metalizado?, ¿quién ha sido? ¡Ese papel es carísimo! ¿Para qué lo habéis usado? – empezó a gritar.

Fui yo, papi, yo lo he usado – dijo su pequeña hija de cuatro años a punto de llorar.

Ese papel era carísimo, señorita. Y no era para jugar, era para envolver los regalos de Navidad… ¡Tendrías que haber preguntado si podías usar ese papel!

No podía preguntar, papá…, porque… era una sorpresa.

¿Cuál era la sorpresa? ¿qué ya no habría papel para envolver regalos?

No papá, es que lo usé para envolver un regalo sorpresa

Todo el papel para un solo regalo… ¿Y para quién era ese regalo sorpresa? – preguntó el padre gritando

Era… para ti, papá – dijo la niña lloriqueando

El hombre enmudeció. Se sintió un monstruo reprendiendo a su hija que había envuelto un regalo para él. Después de un rato, entre culpable y avergonzado por su furiosa reacción, dijo:

Perdón si te he gritado hija, pero es que ese papel era demasiado caro para gastarlo todo en un solo regalo.

Sí, papi… pero la caja era muy grande y quedó tan bonita…

Esta bien, vamos a ver esa caja, quizá podamos aprovechar un poco de papel para envolver los regalos de todos

La niña le entregó el regalo.

Invadido por la ternura de la niña, el padre trató inútilmente de salvar el papel que lo envolvía. Sin embargo, volvió a explotar cuando abrió la caja y descubrió que no había nada en ella.

¿No sabes que cuando uno hace un regalo y envuelve una caja, usando todo un rollo de papel, debe poner algo dentro? ¡Nunca te enseñó tu madre que no se regala una caja vacía!

La pequeña bajo la cabeza y con lágrimas en los ojos dijo:

Es que la caja no está vacía, papi… Yo soplé ochenta besos dentro de la caja… Así cuando te vas de viaje, como no puedes llevarme contigo, te llevas los besitos que yo te regalaré para Navidad…

Se dice que el padre guardó esa caja y su envoltorio debajo de su cama. Que allí la tuvo durante años, y que cada vez que se sentía triste, desanimado o agobiado por las dificultades de la vida, cogía de la caja uno de los besos que su hija le había regalado y recordaba el amor con el que su niña los había puesto allí…”

El Feng Shui es el arte de estudiar nuestro entorno, que no es más que el reflejo de lo que sentimos… ¡cuando materializamos los sentimientos en un objeto, este nos ayuda a recordarlos!

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg