Cine

16,octubre 2008

 

“El cine no es un trozo de vida, sino un trozo de tarta”

Alfred Hitchcock

A través del titulo se accede a todas las películas y documentales a los que hemos hecho referencia en este blog: 

Ashes & Snow: “La belleza de lo natural”

Binta y la gran idea: “Una lección de prosperidad”

Catwoman: “El don”

Como cocinar tu vida: “Espiritualidad en la cocina”

Conversaciones con Dios: “Afrontar el miedo”

El Circo de la Mariposa: “Soy especial…”

El guerrero pacífico: “Aquí y ahora”

El ojo de Horus: “Feng Shui en Egipto”

El Secreto:

Feng Shui en El Secreto
Feng Shui y la Ley de Atracción
Escenas del DVD “The Secret”, en español
Carta a Papá Noel

El sendero del mago (Deepak Chopra)

En busca de la felicidad

HOME, “La Tierra: el equilibrio perfecto”

Interstate 60: “Carta a Papá Noel”

La explicación: “Comunicación cara a cara”

Las nueve revelaciones: “Un camino de evolución”

Meditación:

Planeta Tierra: “Feng Shui, observando el planeta”

Sabiduría garantizada…

Star Wars: “La intuición”

Una verdad incómoda (Al Gore), “La Tierra”

¿¡Y tú, qué sabes!? :

Las aspiración de la creatividad
Física Cuántica
El poder de la palabra: los mensajes del agua
Creando la realidad

Maru Canales

feng shui

Anuncios

La felicidad

21,julio 2008

”felicidad”

Lo siento, no conozco la dirección de esta tienda, pero si los enlaces de algunos artículos que nos hablan de otras maneras de encontrar la felicidad: ¡buen hallazgo!

En busca de la felicidad

En defensa de la felicidad

La felicidad aplazada

Buscando la felicidad

La felicidad en la empresa

Tropezar con la felicidad

Estás aquí para ser feliz

El hombre más feliz de la tierra

“Felicidad”, la asignatura con más éxito en Harvard

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

feng shui


Reinventarse

6,julio 2008

”ser uno mismo”

Y si pruebas en este día,

a salir a la calle sin mirarte al espejo,

a salir simplemente como te sientes por dentro,

a disfrutar de las maravillas de tu pueblo,

a ir a todos lados con la cabeza alta,

a mirar a los ojos a las personas,

a intentar comprenderlas y que te comprendan.

 

Y si pruebas en este día,

a dar todo el cariño que tienes,

a quererte un poco más que ayer,

a definir tu personalidad,

a no hacer caso de lo que digan los demás,

a gustarte como eres, como estás.

 

Y si pruebas en este día,

a reírte de todo,

de los problemas que te amargan,

de los complejos que te inventas,

de las personas que crees que te atacan,

de los momentos que se te escapan.

 

Y si pruebas en este día,

a luchar por lo que quieres,

a desear sólo lo que te hace ser quien eres,

a dar gracias por la vida que vives,

a ordenar un poco más tu escala de valores,

a escuchar a ese que casi nunca oyes.

 

Y si pruebas en este día,

a vivir cada instante como si fuera único,

a no dejarte llevar por los malos ratos,

a hacer las paces contigo mismo,

a creer un poco más en tu destino,

a ser por fin tu mejor amigo.

Alfredo Cuervo Barrero ©

Dicen que somos aquello que pensamos que somos, luego podemos pensar que somos lo que queramos ser…, entonces ¿por qué no reinventarse cada día?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Aventura Feng Shui Corporal

23,mayo 2008

Este mes de Junio, Vanesa dará uno de sus cursos mágicos, de esos que yo no me perdería y por supuesto os recomiendo:

 “ Mensaje Críptico Personal ”

 

 

Nace de dentro de mí el querer compartir aquello que me ha hecho una persona más libre, feliz y responsable, amen de  más saludable.

 

En el curso compartiré mis claves para recorrer este camino, pero lo importante es que viviremos una aventura donde cada uno encontrareis vuestras propias claves.

 

Ya sabéis lo que siempre digo, tenemos un camino propio e individual y me gustaría acompañaros en la búsqueda de vuestros mensajes, aquellos que nos darán las claves para liberarnos de condicionamientos pasados, que nos impiden vivir la vida que queremos.

 

Muchos somos los que hemos descubierto que nuestra manera de actuar está condicionada por nuestra infancia, herencia familiar o incluso vidas pasadas. Pero el hecho de comprenderlo no hace que desaparezcan del todo. Hay condicionamientos que pertenecen al inconsciente y están tan ocultos que dirigen nuestra vida sin que sepamos como  dejar de ser sus marionetas.

 

Tú tienes las  respuestas, sólo tienes que confiar en ti y jugar en esta gran fiesta que es la vida.

 

Para acceder a la información sobre el curso, pulsar aquí

 


El hombre más feliz de la tierra

11,mayo 2008

“La felicidad es algo que se puede aprender, desarrollar, entrenar, mantener en forma y alcanzar definitivamente y sin condiciones”
Matthieu Ricard

Científicos del Laboratorio de Neurociencia Afectiva de la Universidad de Wisconsin llevan años estudiando sobre la felicidad, dirigidos por el profesor Richard J. Davidson, se basan en el descubrimiento de que la mente es un órgano en constante evolución y, por lo tanto, moldeable. Los científicos han logrado probar que la corteza cerebral izquierda concentra las sensaciones placenteras, mientras el lado derecho recoge aquellas que motivan depresión, ansiedad o miedo. La relación entre el cortex izquierdo y el derecho del cerebro puede ser medida y la relación entre ambas sirve para representar el temperamento de una persona.

Al comparar los resultados obtenidos en cientos de voluntarios, cuya felicidad fue clasificada en niveles que iban del 0.3 (muy infeliz) a -0.3 (muy feliz), obtuvieron un resultado que desbordaba los límites previstos en el estudio, el de Matthieu Ricard. Se trata del asesor personal del Dalai Lama, quien logró -0.45, superando todos los registros anteriores y ganándose el título de «el hombre más feliz de la tierra»

Los neurocientíficos americanos no creen que sea casualidad que los mayores registros de felicidad fueran detectados siempre en monjes budistas que practican la meditación diariamente. La idea de Ricard de ofrecerse para los estudios de la mente que llevaba a cabo la Universidad de Wisconsin estuvo influenciada por el propio Dalai Lama, que durante años ha colaborado con científicos occidentales, facilitando el análisis cerebral de los monjes y su capacidad de aislar la mente durante las sesiones de meditación. Uno de los aspectos que más ha fascinado a los investigadores es la capacidad de los monjes de suprimir sentimientos que hasta ahora creíamos inevitables en la condición humana: el enfado, el odio o la avaricia. El estudio de sus cerebros demuestra una capacidad extraordinaria para controlar sus impulsos basados en el principio de que Buda no prometió a sus seguidores la salvación en el cielo, sólo el final de sus sufrimientos en la tierra si lograban controlar sus deseos.

Ricard es autor de numerosos libros y artículos sobre el camino a seguir, como “En defensa de la felicidad”, aunque descarta que su lectura garantice el éxito: “Al igual que un logro en atletismo o en la vida laboral, el cambio sólo es posible con esfuerzo y tenacidad”. Pero cree que nuestra vida puede ser transformada incluso a través de variaciones mínimas en la manera en que manejamos nuestros pensamientos y percibimos el mundo que nos rodea. Seguramente lo dice por propia experiencia, el dejó una prometedora carrera en Francia (hizo su doctorado en genética celular en el Instituto Pasteur de París y trabajó con el premio Nobel de medicina François Jacob) y se fue en busca de si mismo, al Himalaya.

Ricard cree que el problema es que nuestros sentimientos negativos hacia otras personas no están a menudo justificados, sino que los hemos creado nosotros en nuestra mente de forma artificial como respuesta a nuestras propias frustraciones. Y ése es uno de los impulsos que el monje francés piensa que hay que aprender a controlar si se quiere ser feliz. Para el escritor, la felicidad es «un tesoro escondido en lo más profundo de cada persona». Atraparla es cuestión de práctica y fuerza de voluntad, no de bienes materiales, poder o belleza. Los que llegan al final del viaje y logran la serenidad que lleva a la dicha, sienten lo mismo que «un pájaro cuando es liberado de su jaula».

 

Maru Canales

 

 


Buscando la felicidad

10,enero 2008

Me estaba imaginando una tertulia con invitados de lujo:

Iván Klima: “No es posible asegurar el futuro. Solo es posible perder el presente”

Deepak Chopra: “Accedemos al libre albedrío cuando dejamos de vivir en los recuerdos del pasado y en la imaginación del futuro y, nos centramos en el presente”

Andrew Cohen: “Para cambiar el mundo y para participar en su evolución, cada individuo tiene que abrir sus propias fronteras. Y cuando lo haces te das cuenta de que la evolución se está produciendo a través de ti. La evolución no es algo que está ahí fuera, sino algo que tiene que ver contigo”

Jaume Sanllorente: “Para hallarse a uno mismo tan solo hace falta viajar al propio interior. No se trata de alejarse, sino de acercarse un poco más” 

Eckhart Tolle: “Hasta ahora la evolución ha sido inconsciente. Pero, ahora la evolución se elige conscientemente por la especie: algo realmente revolucionario…”

Cuando buscaba escenas de la película “En busca de la felicidad”, me encontré este otro vídeo  en el que se aborda el mismo tema con invitados de lujo, como Eckhart Tolle, inspirándome para la charla previa.

Hace poco estuve en una conferencia de Tolle, si leer su obra como “El Poder del Ahora” fue transformador, escucharle no fue menos. Me quedé con la siguiente reflexión: 

“En realidad nosotros no somos más que el instrumento que hace posible que las cosas ocurran, que la vida transcurra. Podemos crear cualquier experiencia y, nos servimos del mundo de las formas para ello, pero nosotros ni somos la forma, ni la experiencia.”

Esta conclusión de Tolle nos abre un sinfín de posibilidades, realmente confirma lo que oíamos a los científicos especialistas en física cuántica cuando dicen que no somos conscientes de nuestras capacidades ilimitadas, porque nos gusta ponernos límites.

La buena noticia es que si nosotros creamos nuestros propios limites, también seremos capaces de derrumbarlos, aquí y ahora.

Maru Canales

Artículos relacionados: 

feng shui


En busca de la felicidad

8,noviembre 2007

Es el título de la película de Gabriele Muccino, protagonizada  por el famoso Will Smith. Esta película te deja con la sensación de que todo es posible, solo hay que confiar, creer en uno mismo. Hay dos momentos que me gustan especialmente:

  • El cuento que el niño narra a su padre:

Un señor se está ahogando en el mar. Pasa un barco y le quiere salvar, pero el hombre lo rechaza: -muchas gracias pero no es necesario que me socorran. Dios vendrá a salvarme.

Al cabo de un rato, el hombre sigue ahogandose y pasa otro barco que también quiere socorrerlo. Pero el hombre vuelve a contestar que no es necesario, que él es creyente y que está esperando a Dios, El vendrá a salvarlo.

Finalmente el hombre se ahoga. Cuando llega al cielo y se encuentra con Dios le pregunta: – Dios, yo he sido un gran creyente y te rogue que me salvases, ¿por qué no lo hiciste?

A lo que Dios le contestó: Te mande dos barcos…

  • El momento en que el protagonista le pide perdón a su hijo, le acaba de romper su sueño… , así empieza el trailer. Me recuerda a lo que nos proponia Cury en Padres e Hijos:

“si no pedimos disculpas no podremos enseñar como no ser arrogantes…”

Realmente la actitud ante la vida del protagonista recuerda a lo que comentamos en el artículo Feng Shui en “El Secreto”, sobre la práctica de la ley de atracción.

Maru Canales

Artículos relacionados: