La felicidad

21,julio 2008

”felicidad”

Lo siento, no conozco la dirección de esta tienda, pero si los enlaces de algunos artículos que nos hablan de otras maneras de encontrar la felicidad: ¡buen hallazgo!

En busca de la felicidad

En defensa de la felicidad

La felicidad aplazada

Buscando la felicidad

La felicidad en la empresa

Tropezar con la felicidad

Estás aquí para ser feliz

El hombre más feliz de la tierra

“Felicidad”, la asignatura con más éxito en Harvard

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

feng shui


En defensa de la felicidad

18,mayo 2008

“Vivir las experiencias que nos ofrece la vida será obligatorio, pero sufrirlas o gozarlas, es opcional”

Al encontrarme esta frase, inmediatamente he pensado en Jaume Sanllorente y sus Sonrisas de Bombay…, él que vive en el lado de la pobreza nos habla de la felicidad que allí se siente.  Nos dicen que la felicidad está en el interior de nosotros mismos, me pregunto si será más fácil encontrarla cuando no tenemos con que distraernos en el exterior…

En defensa de la felicidad es un libro escrito por Matthieu Ricard, interesante saber lo que dice teniendo en cuenta que ostenta el titulo de hombre más feliz del planeta:

“No se trata de decidir ver la vida en rosa de un día para otro, sino de trabajar sistemáticamente en debilitar esos músculos de infelicidad que tanto hemos fortalezido creyéndonos víctimas del pasado, de los padres o del entorno y paralelamente, comenzar a ejercitar los músculos mentales que nos hacen absoluta y directamente responsables de nuestra felicidad”

Algunas ideas:

  • Alegría,
  • Está dentro de cada uno de nosotros. Sólo hay que mirar en nuestro interior, encontrarla y transmitirla
    Conflictos de pareja,
  • Podemos minimizarlos, muy difícil pelearse con alguien que no busca la confrontación
    Deterioro físico,
  • Hay que aprender a valorarlo positivamente, aprender a entenderlo como el principio de una nueva vida y no el principio del fin
    Familia,
  • Requiere el esfuerzo constante de cada uno de sus miembros, siendo generosos y reduciendo nuestro nivel de exigencia
    Felicidad,
  • Si la buscamos en el sitio equivocado, estaremos convencidos de que no existe cuando no la encontremos allí
    Identidad,
  • No se trata de la imagen que tenemos de nosotros mismos, ni tampoco la que proyectamos. Es nuestra naturaleza más profunda, ésa que nos hace ser buenos y cariñosos con quienes nos rodean
    Muerte,
  • Forma parte de la vida, rebelarse es ir contra la propia naturaleza de la existencia. Sólo hay un camino: aceptarla
    Relaciones sociales,
  • Es más fácil estar de buen humor que discutir y enfadarse. Lo ideal es seguir siendo como somos y utilizar siempre que podamos la franqueza y la amabilidad
    Soledad,
  • Existe una manera de no sentirse abandonado, percibiendo a todos los hombres como parte de nuestra familia
    Vejez,
  • Cuando la agudeza mental y la acción disminuyen, es tiempo de experimentar y manifestar cariño, afecto, amor y comprensión

Me pregunto como enfocar el encuentro de la felicidad en mi vida, como un objetivo o como una consecuencia …
Maru Canales 

Artículos relacionados:

Feng Shui


El hombre más feliz de la tierra

11,mayo 2008

“La felicidad es algo que se puede aprender, desarrollar, entrenar, mantener en forma y alcanzar definitivamente y sin condiciones”
Matthieu Ricard

Científicos del Laboratorio de Neurociencia Afectiva de la Universidad de Wisconsin llevan años estudiando sobre la felicidad, dirigidos por el profesor Richard J. Davidson, se basan en el descubrimiento de que la mente es un órgano en constante evolución y, por lo tanto, moldeable. Los científicos han logrado probar que la corteza cerebral izquierda concentra las sensaciones placenteras, mientras el lado derecho recoge aquellas que motivan depresión, ansiedad o miedo. La relación entre el cortex izquierdo y el derecho del cerebro puede ser medida y la relación entre ambas sirve para representar el temperamento de una persona.

Al comparar los resultados obtenidos en cientos de voluntarios, cuya felicidad fue clasificada en niveles que iban del 0.3 (muy infeliz) a -0.3 (muy feliz), obtuvieron un resultado que desbordaba los límites previstos en el estudio, el de Matthieu Ricard. Se trata del asesor personal del Dalai Lama, quien logró -0.45, superando todos los registros anteriores y ganándose el título de «el hombre más feliz de la tierra»

Los neurocientíficos americanos no creen que sea casualidad que los mayores registros de felicidad fueran detectados siempre en monjes budistas que practican la meditación diariamente. La idea de Ricard de ofrecerse para los estudios de la mente que llevaba a cabo la Universidad de Wisconsin estuvo influenciada por el propio Dalai Lama, que durante años ha colaborado con científicos occidentales, facilitando el análisis cerebral de los monjes y su capacidad de aislar la mente durante las sesiones de meditación. Uno de los aspectos que más ha fascinado a los investigadores es la capacidad de los monjes de suprimir sentimientos que hasta ahora creíamos inevitables en la condición humana: el enfado, el odio o la avaricia. El estudio de sus cerebros demuestra una capacidad extraordinaria para controlar sus impulsos basados en el principio de que Buda no prometió a sus seguidores la salvación en el cielo, sólo el final de sus sufrimientos en la tierra si lograban controlar sus deseos.

Ricard es autor de numerosos libros y artículos sobre el camino a seguir, como “En defensa de la felicidad”, aunque descarta que su lectura garantice el éxito: “Al igual que un logro en atletismo o en la vida laboral, el cambio sólo es posible con esfuerzo y tenacidad”. Pero cree que nuestra vida puede ser transformada incluso a través de variaciones mínimas en la manera en que manejamos nuestros pensamientos y percibimos el mundo que nos rodea. Seguramente lo dice por propia experiencia, el dejó una prometedora carrera en Francia (hizo su doctorado en genética celular en el Instituto Pasteur de París y trabajó con el premio Nobel de medicina François Jacob) y se fue en busca de si mismo, al Himalaya.

Ricard cree que el problema es que nuestros sentimientos negativos hacia otras personas no están a menudo justificados, sino que los hemos creado nosotros en nuestra mente de forma artificial como respuesta a nuestras propias frustraciones. Y ése es uno de los impulsos que el monje francés piensa que hay que aprender a controlar si se quiere ser feliz. Para el escritor, la felicidad es «un tesoro escondido en lo más profundo de cada persona». Atraparla es cuestión de práctica y fuerza de voluntad, no de bienes materiales, poder o belleza. Los que llegan al final del viaje y logran la serenidad que lleva a la dicha, sienten lo mismo que «un pájaro cuando es liberado de su jaula».

 

Maru Canales

 

 


Felicidad, la asignatura con más éxito en Harvard

11,marzo 2007

Más de cien universidades, de las más prestigiosas del mundo, como Harvard University o Wellington College han decidido incorporar una nueva asignatura: “La Felicidad”. El éxito ha sido rotundo, se trata de la asignatura más concurrida del campus universitario.

Tal Ben-Shahar  profesor titular de la asignatura en Harvard, nos da los siguientes consejos para encontrar la felicidad:

  • Permítete ser humano,

Cuando aceptamos que emociones como miedo, tristeza, o ansiedad, son naturales, nos es más fácil superarlas. Rechazar nuestras emociones, bien sean positivas o negativas, conduce a la frustración y a la infelicidad.

  • La felicidad se encuentra en la intersección entre el placer y el significado,

Tanto en la vida laboral como en la personal, el objetivo es conseguir realizar actividades que sean gratificantes y significativas a nivel personal. Cuando esto no es factible, necesitamos buscar actividades ajenas que nos proporcionen momentos de placer y significado.

  • Tener presente que la felicidad depende de nuestro estado mental, no de nuestro estatus social o del estado de nuestra cuenta bancaria,

Salvo circunstancias extremas, nuestro nivel del bienestar es determinado por aquello en lo que elegimos enfocarnos (“la botella medio llena o medio vacía”) y por nuestra interpretación de acontecimientos externos. ¿Por ejemplo, entendemos nuestros fallos como catastróficos o como oportunidades de aprender?

  • ¡Simplificar!

Cada vez estamos más ocupados, intentamos realizar el mayor número de  actividades en el menor tiempo posible. La cantidad repercute en la calidad, y comprometemos nuestra felicidad intentando hacer demasiado.

  • Recordar la conexión mente-cuerpo,

Lo qué hacemos o no hacemos con nuestros cuerpos repercute en nuestra mente. El ejercicio regular, el sueño adecuado y los hábitos sanos en la alimentación conducen a la salud física y mental.

  • Expresar la gratitud, siempre que sea posible

Entendemos la vida como algo garantizado. Aprender apreciar y saborear las cosas maravillosas de la vida, de la gente, de la naturaleza con una sonrisa. 

¡Esperemos que los responsables del Sistema Educativo Español tomen nota!

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg