Símbolos

12,abril 2009


Sus ojos azules me susurraron al oído

que una vez habían sido estrellas.

Profundos porque pertenecían al cielo,

luminosos de saber contemplar el mar.

Allí aprendieron a comunicarse a través del viento

a mostrarse en la intimidad

sueños, anhelos, pasiones…

estrellas que me enseñaron a amar.

Nuestra sociedad también es conocida como la cultura de la imagen y la comunicación, lo que hace que estemos rodeados de símbolos, dentro y fuera de nuestras viviendas. Todos esos símbolos están llenos de mensajes que pretenden servirnos de inspiración o llamar nuestra atención en diferentes aspectos. Si además, tenemos en cuenta que lo más importante en comunicación es lo que no se dice, podemos imaginar el gran valor del lenguaje simbólico.
bisonte-altamira

La utilización de símbolos para comunicarnos entre nosotros, para trasmitir mensajes o para motivarnos es tan antigua como el hombre. Echemos la vista atrás, 15.000 años, hacía la prehistoria cuando el homo sapiens habitó  las Cuevas de Altamira (Cantabria, España), y decoró sus estancias pintando bisontes. La vida de este hombre prehistórico giraba entorno al bisonte, su carrera profesional, su creatividad y el desarrollo de sus nuevos proyectos consistía en pensar estrategias para conseguir cazarlo y llevarlas a cabo. Una vez conseguido el trofeo, este le proporcionaba salud, éxito y prosperidad en forma de alimento y ropa, reconocimiento social, el grupo se beneficiaba de sus éxitos y como consecuencia se sentía seguro de sus capacidades, liderazgo. Todo un ejemplo de la práctica de Feng Shui.

En esta propuesta de aprender a comunicarnos a través del entorno, la técnica de Feng Shui es de gran ayuda, como especialista en el análisis del comportamiento del mismo. La propuesta es sencilla, actuando sobre la localización de objetos específicos en espacios concretos, nos aseguramos de los mensajes que queremos comunicar para que estos nos sirvan de inspiración y motivación diaria. El reto consiste en encontrar nuestros propios “bisontes” en cada área de la vida, lo que repercute en nuestro ánimo, en nuestra convivencia y como consecuencia en nuestro desarrollo y bienestar personal.

Podéis encontrar una guía de como llevarlo a la práctica en el siguiente enlace “Practicando Feng Shui”.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui

Anuncios

Feng Shui en la empresa

15,enero 2009

Índice,

Feng Shui en la empresa

 

Prólogo de Pilar Jericó

Descargar prólogo (pdf)

 

Introducción

Cómo influye el espacio laboral en nuestro éxito profesional

Descargar introducción (pdf)

 

La filosofía Feng Shui

El origen del Feng Shui

La evolución del Feng Shui en el mundo

Método de análisis

Alcanzando la belleza

El orden

El espacio

El cambio

La búsqueda del equilibrio

La simbología del entorno

 

Aprendiendo a practicar Feng Shui

Expresando gratitud

A través de los cinco sentidos

Visualización

Practicando Feng Shui

Desarrollando el lenguaje de la intuición

Superando nuestro miedo natural al cambio

Practicando la disciplina

 

Las ocho aspiraciones: el lenguaje inspiracional

La carrera profesional

Los nuevos proyectos

Salud (Feng Shui Corporal)

La prosperidad

La fama y el reconocimiento

El compromiso

La creatividad

El liderazgo

 

Consideraciones prácticas

Recepciones

Salas de reuniones

Oficinas: zonas de trabajo

Practicando Feng Shui en zonas abiertas

Practicando Feng Shui en los despachos

Conocer nuestra mejor orientación

Salas de espera

Tiendas y áreas comerciales

 

Conclusiones

Creando nuestro propio lenguaje inspiracional

 

¿Quieres saber más sobre el libro? (pulsar aquí)

¿Quieres conseguir tu ejemplar? (pulsar aquí)

Maru Canales

 

Artículos relacionados:

 

feng shui

conferencias feng shui


Feng Shui inocente

27,diciembre 2008

inocente
“Con la vida ocurre lo mismo que con los chistes, lo importante no es lo que duren, sino lo que hagan reír”

Anthony Mello

Un hombre que pasaba por delante de una tienda, vio que vendían allí dos loros, encerrados en una misma jaula. Uno era muy bonito y cantaba estupendamente, mientras que el otro estaba en un estado que daba lástima y permanecía mudo. El primero costaba cincuenta yens y el segundo tres mil.

El hombre, asombrado por la diferencia de precio, le dijo al comerciante:

– ¡Déme el loro de 50 yens!

– Imposible, señor – respondió el vendedor. No puedo vender los dos pájaros por separado.

– ¿Pero… por qué? ¿Cómo explica usted una diferencia de precio semejante? El más feo cuesta infinitamente más que el más bonito y, además, no canta. Esto es absurdo.

– ¡Ah, no se equivoque usted, señor! El loro que usted encuentra feo es el compositor.

Extraído del libro “Feng Shui en la empresa”

Maru Canales

Otros artículos con humor:

  • Relación de artículos publicados en este blog
  • feng shui


    Feng Shui: el cargo profesional

    14,diciembre 2008

    ”exito profesional”

    […] Quizá antes de poder aceptar esto debemos de aclararnos con quien somos realmente, es decir, dejar de identificarnos con nuestra actividad y con nuestro cargo, hay una diferencia entre ser Presidente u ocupar el cargo de presidencia.

    Identificarse con un cargo está definiendo nuestra forma de ser, nos afecta a todas las áreas de nuestra vida y está limitado en el tiempo. El problema surge cuando dejamos de ser el cargo, dejamos de “ser” todo aquello que habíamos identificado con él y en todos los ámbitos de nuestra vida a los que lo habíamos trasladado. Así, entramos en una difícil situación en la que nos cuesta aceptar, por ejemplo, la perdida de amistades, cuando era presidente tenía muchos amigos que ahora me dan la espalda, claro eran amigos del presidente…

    “En la prosperidad nuestros amigos nos conocen. En la adversidad nosotros conocemos a nuestros amigos.”

    Enrique Mariscal

    Al ocupar un cargo, lo hacemos en el ámbito laboral, dejándonos espacio para ser nosotros mismos tanto en lo profesional como en lo personal y entendemos que es transitorio como el resto de nuestras oportunidades y retos a lo largo de la vida. Sabremos diferenciar a los amigos del presidente de los amigos de la persona y, en general, el transito de ocupar el cargo a dejar de hacerlo surgirá de manera natural.

    Y aquí, creo yo, radica el conflicto al que hoy en día nos gusta tanto referirnos en las empresas, entre la conciliación de la vida personal y laboral, solo existe una vida en la que confluyen en planos interdependientes el trabajo y otros aspectos de la misma como la familia, los amigos, el disfrute, etc. […]

    Texto extraído del libro “Feng Shui en la empresa”, Ed. CEAC, 2008

    Maru Canales

    Artículos relacionados:

    feng shui


    Feng Shui: comunicación cara a cara

    30,noviembre 2008

    “Lo más importante de la comunicación

    es escuchar lo que no se dice”

    Peter Drucker

    La comunicación entre personas puede clasificarse en dos grandes categorías: la comunicación verbal y la comunicación no verbal.

    • La comunicación verbal,

    El lenguaje de las palabras pronunciadas que incluye el tono de voz

    • La comunicación no verbal,

    Esta categoría es bastante más amplia que la anterior, se refiere por ejemplo al contacto visual, la expresión facial, los movimientos corporales de brazos y manos, la postura y la distancia corporal y hasta el entorno en el que estamos hablando que puede contradecir o apoyar nuestro mensaje.

    Solemos pensar que la base de un buen nivel de comunicación se posa en el lenguaje, en las palabras, lo que nos dicen y como lo hacen. Sin embargo, entre un 65 % y un 80 % del total de nuestra comunicación con los demás la realizamos a través de la comunicación no verbal. De ahí la importancia de la comunicación no verbal y de que ésta coincida y apoye al lenguaje hablado.

    En este corto titulado “La Explicación”, se refleja muy bien una situación de comunicación habitual en una pareja y, la falta de coordinación entre el lenguaje verbal y no verbal, sin olvidar el entorno. Me pregunto si las dificultades que encontramos para comunicarnos en la intimidad no serán un claro reflejo de la falta de comunicación a la que nos sometemos de forma generalizada. Si no somos capaces de aclararnos y expresarnos honestamente en un ambiente de confianza, qué pasará cuando esta no exista…

    Un análisis de Feng Shui, es decir del entorno, nos invitaría a preguntarnos: ¿favorece la decoración de este salón (incluida la disposición y distribución de muebles) la vida en pareja? Las dificultades en la relación que se han reflejado en este ejemplo de comunicación tan contradictoria, entre el lenguaje verbal y el no verbal, no hacen más que confirmar lo que este espacio está diciendo a gritos (ni siquiera existe un sofá en el que sentarse juntos, para compartir asiento).

    Aprender como el espacio, en el que trabajamos y vivimos, puede ayudarnos en la comunicación es uno de los temas principales del libro “Feng Shui en la empresa” y lo trabajamos en profundidad en el programa “Coaching Aspiracional”.

    Os invito a deshojar la margarita, ¿la quiere o no la quiere?

    Maru Canales

    Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

    Artículos relacionados:

    feng shui