Sensualidad en la empresa

8,febrero 2009

“En la actualidad no son las empresas manejadas desde el intelecto las que tienen un mayor éxito, sino las que son manejadas desde las emociones, la pasión y los sentimientos”

Jesús Vega
empresas-feng-shui

Es cierto que ya nadie pretende que su vida laboral transcurra en una sola empresa, entre otras cosas, ni estas son capaces de permanecer en el tiempo, ningún éxito cosechado en el pasado es una garantía. La duración media de un ejecutivo en la misma empresa es de 4,6 años, la de una empresa en el mercado actual no supera los 20 años. Los datos sobre nuestro grado de satisfacción en el trabajo son alarmantes (fuente Gallup Polls):

  • El 64% de los empleados dicen estar deprimidos, ansiosos y deseando poder trabajar en cualquier otro sitio
  • El 74% de los trabajadores están desconectados, pendientes del reloj esperando la hora de volver a casa
  • El 87% de los trabajadores creen que su trabajo no tiene mayor sentido que la nómina que les pagan

¿Qué nos está pasando, qué estamos haciendo mal, cómo podemos mejorar?

Existen empresas en donde la rotación de empleados es mínima y cuya esperanza de vida es muy superior a la media. Jesús Vega, con una amplia experiencia en el mundo empresarial como Director de Recursos Humanos, a través de un profundo análisis de cuatro de las empresas actuales con más éxito en el mercado, nos desvela el secreto: incorporar a nuestras empresas la sensualidad.

“Hablamos de un nuevo poder, el de aquellas empresas que hacen valer su atractivo, que han sabido ser interesantes y parecerlo, a través de acciones muy diferentes, pero con un factor en común: el ejercicio de la seducción, como estrategia empresarial. Su éxito las avala.”

  •  ¿Qué tiene Zara para que millones de personas salgan a la calle cada día con sus prendas?
  • ¿Qué ofrece Google para que decenas de miles de personas respondan a un proceso de selección?
  • ¿Cómo ha conseguido Apple, que estuvo a punto de desaparecer, volver a escena y competir de tú a tú con Microsoft?
  • ¿Cuál es el secreto de Starbucks, cómo ha conseguido introducirse con éxito en Europa, un continente con gran tradición en cafeterías?

En el libro, La empresa sensual, el autor nos explica el secreto del éxito para conseguir que nuestras empresas sean deseadas por clientes, empleados e inversores. En mi opinión, la propuesta de introducir valores humanos en la empresa no solo tiene todo el sentido, es irremediable. Al fin y al cabo, las empresas están creadas por nosotros y no son más que el reflejo de quien las dirige y trabaja en ellas.

Reconozco que el libro me ha seducido, incluso hay una parte que me ha enamorado, la importancia del entorno físico en estas empresas. El autor entra a fondo en estas cuestiones, muchas de las cuales hablamos habitualmente en este blog. De ahí, que en próximos artículos me propongo analizar como son las oficinas y/o los puntos de venta de estas cuatro empresas de éxito reconocido: ¿qué tendrán en común con la técnica Feng Shui?

 Maru Canales

Libro recomendado: La empresa sensual, Jesús Vega

Artículos relacionados:

feng shui

 

 


Determinación

4,febrero 2009

determinacion

 

Un río, desde sus orígenes en lejanas montañas, después de pasar a través de toda clase y trazado de campiñas, al fin alcanzó las arenas del desierto. Del mismo modo que había sorteado otros obstáculos, el río trató de atravesar este último, pero se dio cuenta de que sus aguas desaparecían en las arenas tan pronto llegaba a éstas.

No obstante, estaba convencido de que su destino era cruzar el desierto y sin embargo, no encontraba la manera de hacerlo. Entonces una recóndita voz, que procedía del mismo desierto  le susurró:

- El Viento cruza el desierto y así puede hacerlo el río

El río objetó que se estaba estrellando contra las arenas y solamente conseguía ser absorbido, que el viento podía volar y ésa era la razón por la cual podía cruzar el desierto.

- Arrojándote con violencia como lo vienes haciendo no lograrás cruzarlo. Desaparecerás o te convertirás en un pantano. Debes permitir que el viento te lleve hacia tu destino.

-¿Pero cómo podría suceder esto?

- Consintiendo en ser absorbido por el viento.

Esta idea no era aceptable para el río. Después de todo, él nunca había sido absorbido antes. No quería perder su individualidad. ¿Y, una vez perdida ésta, cómo puede uno saber si podrá recuperarla alguna vez?

- El viento, dijeron las arenas, cumple esa función. Eleva el agua, la transporta sobre el desierto y luego la deja caer. Cayendo como lluvia, el agua nuevamente se vuelve río.

-¿Cómo puedo saber que lo que me cuentas es verdad?

- Así es, y si tú no lo crees, no te volverás más que un pantano y aún eso tomaría muchos, pero muchos años; y un pantano, ciertamente, no es la misma cosa que un río.

-¿Pero no puedo seguir siendo el mismo río que ahora soy?

- Tú no puedes en ningún caso permanecer así, continuó la voz. Tu parte esencial es transportada y forma un río nuevamente. Eres llamado así, porque no sabes qué parte tuya es la esencial.

Cuando oyó esto, ciertos ecos comenzaron a resonar en los pensamientos del río. Vagamente, recordó un estado en el cual él, o una parte de él ¿cuál sería?, había sido transportado en los brazos del viento. También recordó –¿o le pareció?– que eso era lo que realmente debía hacer, aún cuando no fuera lo más obvio. Y el río elevó sus vapores en los acogedores brazos del viento, que gentil y fácilmente lo llevó hacia arriba y a lo lejos, dejándolo caer suavemente tan pronto hubieron alcanzado la cima de una montaña, muchas pero muchas millas más lejos. Y porque había tenido sus dudas, el río pudo recordar y registrar más firmemente en su mente, los detalles de la experiencia.

- Sí, ahora conozco mi verdadera identidad.

El río estaba aprendiendo pero las arenas susurraron:

- Nosotras conocemos, porque vemos suceder esto día tras día, y porque nosotras las arenas, nos extendemos por todo el camino que va desde las orillas del río hasta la montaña.

Y es por eso que se dice que el camino en el cual el Río de la Vida ha de continuar su travesía está escrito en las Arenas.

Awad Afifi

Este cuento es uno de los tesoros que encontré en el blog “La mariposa cardui” y lo he traído aquí porque creo que explica muy bien uno de los valores necesarios para la práctica de Feng Shui.

La técnica milenaria de Feng Shui es un válido instrumento de apoyo en la consecución de nuestros anhelos y proyectos, como las arenas ha conocido a lo largo de muchas historias la posibilidad de la transformación y para ello recomienda la determinación, el valor y la firmeza necesarias para llevar a cabo la acción. Se me ocurre que la determinación pueda ser un ingrediente esencial para la “pócima mágica” que nos haga invencibles…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Feng Shui en la empresa

12,noviembre 2008

Prólogo de Pilar Jericó

libro feng shui

Esta obra es valiente, porque da un paso más en el concepto del ser humano y las empresas. En este libro Maru toma al lector de la mano y le ayuda a sumergirse en un mundo de sutilezas y lenguajes cifrados donde, como dice ella, prima el sentido común.

He aprendido muchas cosas de este libro, pero destacaría que aporta un ingrediente más en el nuevo paradigma del siglo XXI: comprender al ser humano de una manera más holística y completa, donde al igual que es importante reflexionar sobre nuestros pensamientos o nuestras emociones, es fundamental entender el espacio que nos rodea y actuar sobre él. Y no sólo por una cuestión de estética, insisto, sino para ser mucho más eficaces (y felices). El Feng Shui, en definitiva, nos ayuda a reorganizar la energía del entorno para lograr nuestros sueños. Y creo que por ello, ya vale la pena ponerlo en marcha.
Pilar Jericó, autora de No Miedo

Os invito a leer el prólogo completo en pdf

¿Quieres saber más sobre el libro? (pulsar aquí)

¿Quieres conseguir tu ejemplar? (pulsar aquí)

Maru Canales

Acceso directo a otros comentarios sobre el libro:

conferencias feng shui 


Feng Shui en la empresa

6,noviembre 2008

Feng Shui en la empresa

 Consigue el éxito profesional

 ¿Sabía que el espacio donde trabaja influye en su eficacia? ¿Ha pensado alguna vez que los estímulos externos que reciben los trabajadores y los clientes están directamente relacionados con la toma de sus decisiones?

El espacio en el que trabajamos incide en nuestra productividad. La técnica Feng Shui busca la mejora del ambiente laboral y la efectividad en el trabajo.

Feng Shui en la empresa

Te invito a conocerme mejor a través de los siguientes enlaces directos:

Sobre la autora: Maru Canales

feng shui

conferencias feng shui


La energía en el trabajo

7,septiembre 2008

”felicidad en el trabajo”

“Administre su energía, no su tiempo” es la propuesta publicada en Harvard Business Review realizada por Tony Schwartz, presidente y fundador de Energy Project. Es habitual encontrar en las empresas personas exhaustas por trabajar largas jornadas que no les permiten tener tiempo ni para ellos mismos ni para dedicar a sus familias. Interesante planteamiento, mientras que el tiempo se entiende como un recurso finito, nuestra propia energía no lo es.

Según Schwartz la mayoría de las grandes empresas invierten en el desarrollo de sus empleados en términos de conocimientos y competencias, pero muy pocos se interesan por el desarrollo de sus capacidades, de su energía, dando por sentado que saben gestionarla. Sin embargo, es la inversión en el desarrollo de las personas, a través de técnicas o herramientas que incluso puedan beneficiarles en su vida privada, la que mejores resultados aporta en términos de motivación y efectividad.

Trabajando con líderes de grandes empresas como Ernst & Young, Sony, Deutsche Bank, Nokia, ING Direct, Ford o Mastercard, entre otras, los resultados han sido realmente positivos: 

    • 68% ha mejorado en la relación con los clientes
    • 71% ha mejorado en productividad y eficiencia

Podemos hablar de cuatro energías principales en los humanos: intelectual, emocional, espiritual (aunque me gusta más el concepto de Jodorowsky, creativo-sexual) y material (atañe al cuerpo). Creo que la energía espiritual es una consecuencia del equilibrio y uso de las cuatro anteriores. En otra ocasión hablaré de mi experiencia y visión, hoy me centraré en las propuestas de este estudio:

  • Corporal,

Es necesaria la incorporación de hábitos más saludables en cuestiones de alimentación, ejercicio y horas de sueño

  • Emocional,

Es importante mantener un estado de ánimo positivo, dado que esto no es posible por largos periodos de tiempo, podemos hacer un paréntesis en nuestra actividad, cuando notemos que nuestro ánimo empieza a decaer. El objetivo es restablecer emociones positivas lo que se puede conseguir, por ejemplo, expresando nuestro aprecio a alguien, o a su labor.

  • Intelectual,

Uno de los grandes desafíos a los que nos enfrentamos todos los trabajadores es la posibilidad de no ser interrumpidos en nuestra concentración. La tecnología nos ha aportado muchas ventajas pero algún que otro inconveniente en este sentido. Revisar nuestros hábitos en cuanto a la atención del correo electrónico o contestación del móvil, puede permitirnos trabajar más eficazmente y en menos tiempo.

  • Espiritual,

Cuando somos capaces de hacer aquello que mejor se nos da y divertirnos en el trabajo, organizar nuestro tiempo y dedicación a las diferentes áreas de nuestra vida (trabajo, familia, deportes, amigos …) de la manera que nos agrade, desarrollamos nuestra energía espiritual. No existe mayor herramienta de auto motivación que lograr que nuestro sentido último, aquello que realmente anhelamos, case con nuestra actividad.

Propuestas interesantes que podemos intensificar o apoyar a través de la práctica de Feng Shui, para que nuestros espacios laborales nos sirvan de herramienta de motivación e inspiración.

Este es uno de los temas en el que he estado investigando ultimamente, como aprender a utilizar la energía personal y, será la actividad central del Seminario que se imparte dentro del programa de Coaching Aspiracional (para más información pulsar aquí).

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


El miedo es individual

24,febrero 2008

lagrima.jpg

Probablemente una de las mayores enfermedades de nuestra sociedad actual sea el miedo. El miedo que se apodera de cada uno de nosotros individualmente y lo reflejamos en la sociedad a través de la economía, la espiritualidad y la política (u orden social).

Economía,

Una décima parte de la población mundial posee nueve décimas partes de los bienes. Pero además aquellos que poseen la tierra la destrozan, ¿para eso es suya…?

Política,

El afán de posesión nos enfrenta al otro, en nuestras relaciones personales y sociales haciéndonos capaces de declarar la guerra a un individuo o a un país entero

Espiritual,

La solución se encuentra en cada uno de nosotros: ¿cuando será suficiente, cuando diremos ¡basta ya!? 

Uno de nuestros grandes miedos es el de aceptar nuestra responsabilidad. Por eso, nos dedicamos a etiquetar todos los problemas sociales como económicos o políticos, sin darnos cuenta que lo social no es más que la suma de lo individual.

El miedo es un pensamiento, se manifiesta de dos maneras, primero individualmente y como consecuencia socialmente:

  • No seré capaz de conseguir lo que creo que necesito

¿Realmente lo necesito? ¿Qué pasará si no lo consigo? ¿En qué cambiará mi vida? ¿Qué otra cosa puedo hacer?

  • Perderé lo que tengo

En el núcleo de esta manifestación se encuentra el temor a la muerte, a la pérdida. Pero como en las relaciones entre los opuestos hay una complementariedad, el miedo a la muerte provoca el miedo a la vida. En este sentido, cobra importancia revisar nuestras creencias sobre la muerte: ¿Qué es la muerte? ¿Qué pasa si me muero? ¿Realmente necesito lo que tengo? ¿Qué pasaría si lo perdiese?

“El secreto de vivir es morir, morir antes de morir”

Eckhart Tolle

Siempre que piense que mi felicidad o mi bienestar depende de algo o alguien externo a mí, tendré miedo. Miedo a no conseguirlo, miedo a no saber proporcionárselo al otro. Cuando consigo reconocer que la fuente de mi felicidad y bienestar está dentro de mí, el miedo desaparece. Pero aún más, no solo desaparece dentro de mí, desaparece para aquellos que se relacionan conmigo porque ya no temen sobre su capacidad de hacerme feliz.

Para combatir el miedo la mejor arma es la atención, cuando entiendes que la vida es un cúmulo de experiencias que forman parte de un aprendizaje, puedes transformar el miedo en reto y en fuente de inspiración.

Todo lo que vivimos en la actualidad puede venir del amor o del miedo (lo que me recuerda al artículo en el que hablabamos de la cultura egipcia, en el Templo de Osiris se representaba el camino de aprendizaje del miedo al amor).  

“La respuesta correcta siempre es el amor: ¿qué haría el amor ante esta situación?”

Neale Donald Walsch, Conversaciones con Dios

Os invito a ver los videos basados en la experiencia personal de Neale Donald Walsch, un gran ejemplo de como afrontar el miedo, pulsando aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Tú puedes cambiar el mundo

25,noviembre 2007

“Todo lo que hice en mi vida es solamente una gota en el océano, pero me consuela pensar que si yo no lo hubiera hecho, al océano le faltaría mi gota”

Madre Teresa de Calcuta

globo-1.jpgSi una sola persona es capaz de cambiar el mundo, imaginaos que pasaría si lo intentásemos algunos más. Así pues, debemos de dejar de quejarnos y empezar a actuar en las pequeñas cosas cotidianas que sin darnos cuenta van repercutiendo en el cambio, como si de una cadena se tratase.

En el nuevo libro de Alex Rovira y Francesc Miralles, “El laberinto de la Felicidad”, explican muy bien nuestro poder personal de cambio a través de una anécdota, el secreto del camarero:

“Ariadna contempló expectante las tres tazas vacías mientras el hombre se ponía bien el chaleco antes de iniciar, feliz y sonriente, su explicación:

- He calculado que el contacto de un camarero con cada cliente que pide un café no supera de media un minuto escaso. Es el tiempo que suman el saludo y la pregunta “¿Qué desea tomar?”, lo que te pide el cliente, cuando pones la taza sobre la mesa, la hora de pasar la cuenta y la despedida cuando se marcha. Son muchos momentos diferentes, pero el verdadero contacto entre el camarero y el cliente no supera el minuto.

- ¿Y qué significa eso?

- ¡Significa que es una oportunidad! Independientemente de la calidad del café, que es lo de menos, en ese minuto el camarero tiene ante sí tres opciones, o mejor dicho tres posibles resultados que dependen de su actitud.

Tras decir eso, el camarero hizo una breve pausa para buscar las palabras más adecuadas. Luego explicó:

- En ese minuto puedes conseguir que la persona se marche peor de lo que ha llegado, si eres grosero. O bien puede irse igual que ha venido, si la tratas con indiferencia. Pero también tienes la oportunidad de que esa persona salga del café mejor de lo que ha entrado, si le regalas un poco de amabilidad”

Esto demuestra que todos los trabajos que realizamos son importantes, porque lo que importan son las personas y la capacidad que tenemos cada uno de nosotros de ser los agentes de cambio del mundo en el que vivimos. Como escribí en el artículo “Management Espiritual”, solo tenemos que utilizar el alma en el trabajo, o en cualquier actividad que llevemos a cabo.

…saber que puede, querer que se pueda, quitarse los miedos…

¡El mundo cambia cuando yo cambio!

Maru Canales

Libro recomendado: “El laberinto de la felicidad”

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg


Física cuántica: creando la realidad

22,noviembre 2007

¿¡Y tú, que sabes!? Este es el título de un famoso documental sobre las ultimas investigaciones en física cuántica, la física de las posibilidades, aborda que nos parece el mundo, como lo vemos y como es en realidad:

“¿Cómo podemos ver el mundo como algo real, si el yo que establece que es real es intangible?”

En el documental, en el que participan numerosos ciéntificos, explican que el cerebro no distingue entre lo que ve y lo que recuerda, es decir, no distingue entre lo que pasa en el interior del mismo y lo que pasa en el exterior. De ahí, que cada uno contemos una misma situación vivida de maneras bien diferentes: solo vemos aquello en lo que creemos…

Según la física cuántica, el universo está casi vacío, en la materia no hay nada, es como un pensamiento: ¿alguien ha visto alguna vez un pensamiento? El mundo material que nos rodea no son más que movimientos, todo son posibilidades de la conciencia. La conciencia es el alma, es el observador, de ahí que podamos crear nuestra propia realidad…

El cerebro nos puede ayudar a trascender, en él hay una parte espiritual accesible por nosotros, es la posibilidad de dejarse sorprender por la vida. Formular y centrarnos en lo que queremos hasta perder la noción de nosotros mismos y del tiempo, según la física cuántica eso es la realidad: La conciencia universal, todos somos uno

Nuestra cultura no valora el poder del pensamiento, por eso no cesamos de recrear las mismas realidades constantemente. ¿Podría ser que estemos tan condicionados que aceptamos no tener el control?, sobre esto hablamos en el artículo sobre determinismo o libre albedrío. ¿Existen todas las realidades de forma simultánea?

Todo lo que hemos escuchado hasta ahora es muy interesante, pero ¿cómo llevarlo a la práctica?. Si lo que hacemos afecta directamente a nuestra realidad, será mejor que actuemos conscientemente. Para tomar conciencia, de nuestro cuerpo, mente y espíritu no se me ocurre mejor ejercicio que la meditación (en el artículo “La Meditación” hablamos sobre como se practica). A continuación, un experimento sobre el poder de la meditación: 

 

Las personas que hablan en este documental son científicos de reconocido prestigio, en la web oficial de ¿¡Y tú, qué sabes!?, está publicado su curriculum.

  • Para ver la escena sobre el poder de la palabra, pulsar aquí  
  • Para ver escenas de ¿¡Y tú, qué sabes!? I, pulsar aquí
  • Para la práctica de la meditación, pulsar aquí

Cuanto más conscientes somos de aquello a lo que aspiramos, con más conciencia lo representaremos en el entorno, asegurándonos que éste nos favorece. De esta forma, nuestra práctica de Feng Shui nos aportará mejores resultados. 

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-x.jpg


En busca de la felicidad

8,noviembre 2007

Es el título de la película de Gabriele Muccino, protagonizada  por el famoso Will Smith. Esta película te deja con la sensación de que todo es posible, solo hay que confiar, creer en uno mismo. Hay dos momentos que me gustan especialmente:

  • El cuento que el niño narra a su padre:

Un señor se está ahogando en el mar. Pasa un barco y le quiere salvar, pero el hombre lo rechaza: -muchas gracias pero no es necesario que me socorran. Dios vendrá a salvarme.

Al cabo de un rato, el hombre sigue ahogandose y pasa otro barco que también quiere socorrerlo. Pero el hombre vuelve a contestar que no es necesario, que él es creyente y que está esperando a Dios, El vendrá a salvarlo.

Finalmente el hombre se ahoga. Cuando llega al cielo y se encuentra con Dios le pregunta: – Dios, yo he sido un gran creyente y te rogue que me salvases, ¿por qué no lo hiciste?

A lo que Dios le contestó: Te mande dos barcos…

  • El momento en que el protagonista le pide perdón a su hijo, le acaba de romper su sueño… , así empieza el trailer. Me recuerda a lo que nos proponia Cury en Padres e Hijos:

“si no pedimos disculpas no podremos enseñar como no ser arrogantes…”

Realmente la actitud ante la vida del protagonista recuerda a lo que comentamos en el artículo Feng Shui en “El Secreto”, sobre la práctica de la ley de atracción.

Maru Canales

Artículos relacionados:


El poder de la palabra

30,octubre 2007

El pensamiento y la intención afectan a las moléculas. Esta es la conclusión del científico japonés Masaru Emoto, aplicando estimulos mentales al agua. En la siguiente escena de la película ¿¡Y tú, qué sabes!?,  lo explican muy bien:

En este otro video, el propio Masaru Emoto nos explica como la vibración de las palabras nos pueden sanar o enfermar. Y, como a través del agua, ha podido comprobar el poder oculto de las palabras:

Debemos tener en cuenta que la palabra nos afecta tanto cuando la expresamos, a nosotros mismos o a los demás, así como cuando la escuchamos: “lo que doy, me lo doy. Lo que quito, me lo quito”  

Ahora está muy de moda utilizar palabras o mensajes escritos en la decoración. Como demuestran estos videos debemos tener mucho cuidado con lo que dichos mensajes nos inspiran. No dejo de pensar en la imagen que publiqué en “Decorando la oficina con mensajes escritos podemos mejorar la efectividad y el ambiente laboral”, supongo que en esa oficina ya no quedará nadie trabajando…

  • Para ver escenas de la primera parte de la película sobre física cuántica ¿¡Y tú, qué sabes!?, pulsar aquí
  • Para ver escenas de ¿¡Y tú, qué sabes!? II, pulsar aquí
  • Para acceder al pdf del libro gráfico para niños que Masaru Emoto ha publicado, pulsar aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

Libros recomendados de Masaru Emoto: El secreto del agua (Para los niños del mundo), El poder curativo del agua, Los mensajes del agua

feng shui


El hombre que tenía mala suerte

16,octubre 2007

Decíamos en el artículo titulado Padres e Hijos que “los contadores de historias son vendedores de sueños”. Buscando cuentos para contar a mis hijos, he encontrado (en el Blog de Gallaecus) este que ha tenido un gran éxito con ellos y me gustaría compartir con vosotros.

Aprovecho para ilustrar el cuento con la obra de Magritte “False Mirror” (Espejo Falso), no solo porque me encanta, sino porque además creo que refleja muy bien la moraleja del cuento. 

 

Érase una vez un hombre que siempre tenía mala suerte. Los años iban pasando y aunque se esforzaba mucho, todo era en vano, seguía teniendo mala suerte. Después de darle muchas vueltas, llegó a la conclusión de que necesitaba ayuda. ¿Y…, quién era más indicado para prestársela que Dios?

Así que el hombre decidió ir a ver a Dios para pedirle que le cambiara su mala suerte. A la mañana siguiente se puso en marcha. Caminó durante mucho tiempo, hasta que al cabo de algunos días llegó a la selva y abriéndose paso entre la maleza, escuchó de repente una voz estridente:

- “¡Oooooooh….oooooooohh!”

Asombrado buscó el origen de esa voz pensando que a lo mejor alguien podía estar necesitando su ayuda. Encontró un lobo raquítico, se le podían contar las costillas y el pelo se le caía a mechones.

- ¿Qué te pasa lobo?, le preguntó.

- Estoy mal, de un tiempo a esta parte todo me va mal. No tienes más que observar mi aspecto…, contestó el lobo.

- No hace falta que me cuentes nada más, yo también tengo mala suerte. Por eso voy a ver a Dios, a pedirle que me cambie la suerte.

- Por favor, pídele también un consejo para mí, le rogó el lobo

El Hombre le dijo al lobo que así lo haría y siguió su camino hasta llegar a un árbol en cuya sombra pensó en descansar. Se recostó y en cuanto cerró los ojos oyó una voz:

- ¡Oooooooohh! ¡Ooooooooohh!

Aunque el hombre abrió los ojos pero no pudo ver a nadie a su alrededor. Al cabo de un rato volvió a escuchar el quejido y así sucedió una y otra vez, hasta que por fin se le ocurrió preguntar al árbol si era él.

- Sí, yo soy. Contestó el árbol. Últimamente todo me va mal, mira mis ramas torcidas y mis hojas marchitas

- ¡No sigas! Ya sé de qué me estás hablando. Yo también tengo mala suerte, por eso voy a pedirle a Dios que me la cambie.

- Por favor, pídele también un consejo para mí. Le pidió el árbol.

Y prometiéndole al árbol que así lo haría siguió su camino durante días hasta llegar a un precioso valle, en donde descubrió una casa muy acogedora. Al acercarse vio que delante de la casa estaba una mujer muy hermosa que parecía esperarle.

- Ven, viajero, ven a descansar. Le insistió la mujer.

Con el cansancio acumulado de tantos días de viaje, el hombre aceptó de buen grado. Pasaron una velada muy especial, disfrutó de una buena comida y de una agradable charla en la que la mujer le contó lo triste y sola que se sentía. Cuando el la contó el motivo de su viaje, ésta también le pidió que un consejo para ella.

A la mañana siguiente el hombre emprendió de nuevo su viaje, caminó días hasta que llegó al Fin del Mundo. Se asomó, miró hacia abajo, a la derecha, a la izquierda y hacia arriba, pero no pudo ver nada que no fueran estrellas. De repente se formó una nube enfrente de él que fue tomando la forma de la cara de un hombre.

- ¿Eres Dios?, preguntó tímidamente

- Sí, yo soy, le contestó una voz procedente de la nube.

- Las cosas me van mal y he venido para pedirte que cambies mi suerte, siguió el hombre.

De acuerdo, te daré la clave que te cambiará la suerte, tienes que estar muy atento y buscar tu buena suerte

El hombre entusiasmado por haber recibido la clave de su suerte emprendió rápidamente el camino de vuelta a casa, quería llegar cuanto antes y comprobar que su suerte había cambiado. Al pasar por delante de la casa del valle, la mujer le preguntó cual era el consejo para ella, a lo que él contestó:

- Me dijo que lo que te faltaba era un hombre, un compañero que compartiera la vida contigo aquí en este valle.

La mujer se emocionó pensando que ahí mismo tenia a su hombre, pero este salió corriendo y gritando: he visto a Dios y me ha prometido que me va a cambiar la suerte, sólo me pidió que estuviera atento, ahora tengo que irme, he de buscarla.

Siguió corriendo hasta llegar a donde estaba el árbol quien también le preguntó por su consejo y así le explicó que debajo de tus raíces había un enorme tesoro que le impedía crecer.

El árbol le pidió que sacase el tesoro de sus raíces y que por supuesto se lo podría llevar. Pero el hombre disculpándose empezó a correr, tenía prisa por llegar a casa y ver si habría cambiado su suerte realmente.

Finalmente se encontró de nuevo con el lobo y le explicó todo lo que había pasado hasta entonces. Cuando acabó su relato e l lobo le preguntó:

- ¿Y para mí…., para mí no te dio un consejo?

¡Ah, si!, me dijo que para ponerte de nuevo fuerte sólo tenías que hacer una cosa, comerte a la criatura más estúpida de la tierra, entonces te irá todo bien.

Así el lobo hizo un gran esfuerzo por levantarse, se abalanzó sobre el hombre y lo devoró.

Maru Canales

Artículos relacionados:


El miedo en Feng Shui

25,junio 2007

Hace poco hice un proyecto de Feng Shui a un cliente que estaba realmente interesado. Tuvimos varias reuniones en las que hablamos sobre sus deseos y las opciones que esta técnica nos planteaba, lo que significaba y suponía… Fue pasando el tiempo y me decía que era incapaz de realizar los cambios propuestos.

He de reconocer que esta situación me tenía desazonada, ¡como alguien con tanta ilusión ofrecía tanta resistencia al cambio! 

Entonces asistí a una Conferencia sobre El Miedo, en la que Pilar Jericó decía:

“El miedo es como el Dr. Jekyll y Mr. Hyde, tiene dos caras”

  • Miedo equilibrante,

Unas veces se presenta como equilibrante, es el miedo que nos protege ante peligros, es positivo para nuestros intereses, tiene una base evolutiva y aparece puntualmente 

  • Miedo tóxico,

Cuando el miedo nos paraliza, se convierte en destructivo para nuestros intereses, se torna tóxico. No contribuye a nuestra evolución, frena nuestro talento vaciando de contenido nuestro futuro y se prolonga en el tiempo

Reconozcámoslo, todos tenemos algún miedo más o menos escondido, de esos que nos paralizan. Las buenas noticias es que podemos vencerlo, reconociéndolo, conociéndolo y enfrentándonos a él.

Le propuse a mi cliente leer el libro que Pilar Jericó ha escrito “No Miedo, en la empresa y en la vida”, el cual nos da las claves de los diferentes tipos de miedo para poder combatirlos. Una vez descubierto, el tipo de miedo y sus mecanismos de actuación, pudo mirarlo a la cara y superarlo.

En este mismo libro aparecen los datos de una encuesta, según la cual estos son los 5 miedos principales:

  • El 38% tenemos miedo al fracaso
  • 24% miedo al rechazo
  • 16% miedo al cambio
  • 16% miedo a la no supervivencia
  • 6% miedo a la pérdida de poder

En realidad el miedo al cambio es el que engloba todos los miedos, más aún cuando nos referimos al cambio interno, personal, el que no depende de ninguna variable externa. Sin embargo, estoy convencida de que es la superación de este miedo la más gratificante y transformadora.

Pensando en cada una de las aspiraciones de nuestra vida, como nos propone la técnica de Feng Shui, ahondamos en nuestros deseos y anhelos. Cuando nuestros sueños y objetivos aparecen acompañados del miedo, debemos conquistarlo para que no sea la causa del aplazamiento de nuestra felicidad.

“No es más valiente quien no tiene miedo, sino quien sabe conquistarlo”

Nelson Mandela

Maru Canales

Libro recomendado: No Miedo, en la empresa y en la vida

Acceso directo a otros artículos relacionados:

feng shui


Management espiritual

13,junio 2007

“La empresa del siglo XXI, tiene alma y practica Feng Shui”

Seguramente la característica que más diferenciará en el futuro a la empresa del siglo XXI será la importancia que se le está empezando a dar al individuo, incluso se habla ya de una nueva tendencia : spiritual management o “liderazgo espiritual” 

“Lo que realmente significa es que, ante circunstancias adversas y con gente difícil eres capaz de continuar respetando, confiando y sacando lo mejor de los otros. Espiritualidad es interactuar de una forma que es la mejor para ti, para los otros y para lo que tratas de hacer”

Ken O`Donnell , autor de “Valores humanos en la empresa”

Son muchas horas al día y muchos años de nuestra vida dedicados al trabajo, de tal forma que el individuo busca y necesita algún sentido mayor que pagar la hipoteca. Aquí se encuentra otro de los retos a los que la empresa se tiene que enfrentar, la “gestión del talento”:

… Es la situación que en términos empresariales, en algún momento definí, como “trabajar para tu jefe en la compañía” en lugar de “trabajar para la compañía con tu jefe”.

L.C. Collazos, Consultor de RRHH 

Este fin de semana, Angela Boto firmaba un artículo realmente interesante en El País Semanal: “Buscar el alma en el trabajo” . En él hace referencia a esta nueva tendencia, a muchos de los libros y profesionales que están trabajando en ella. Pero yo, desde este blog, no puedo pasar por alto la referencia que hace al Feng Shui sin mencionarlo:

“… Lo cierto es que en el fondo de muchas de las propuestas nacidas en el seno de la gestión espiritual hay una tendencia a aplicar la esencia de las filosofías orientales a la realidad occidental. En la tradición oriental, el individuo se siente en íntima relación con todo su entorno, e incluso con el universo en su conjunto. Es decir, que la espiritualidad, más que la búsqueda de la autotrascendencia y del descubrimiento de los valores individuales, se entiende como una llamada a que el individuo asuma su responsabilidad en la transformación del entorno mediante la transformación interior. Es, en resumen, una reflexión a dejar de echar la culpa a los jefes, a los compañeros, a la suegra o al político de turno, y participar en crear una realidad propia”.

En esta frase ha descrito a la perfección la clave de la práctica de las “Ocho Aspiraciones” de Feng Shui, cuando decidimos conscientemente como construir o decorar nuestro espacio lo hacemos teniendo en cuenta nuestras aspiraciones en cualquier ámbito de la vida. Como dice German Nicolás, experto en coaching de equipos, “cuando hay un cambio en la cultura, gestión o estrategia de la empresa siempre conlleva un cambio en el entorno”

Esto me recuerda a un cliente mío, Presidente de una Multinacional en España, cuando dice que una de las claves para que el negocio vaya bien es la motivación del equipo y en este sentido, él está dispuesto a hacer todo lo que este en sus manos, lo humano y lo divino, lo tangible o intangible… Así es como le explicaba a su gente que había decidido encargar un proyecto de Feng Shui.

¡Parece que la empresa del siglo XXI se caracterizará por tener alma y practicar Feng Shui!

376536_9614.jpg376536_9614.jpg376536_9614.jpgAndrew Cohen, un filósofo estadounidense, ante una audiencia de ejecutivos que asistían a un curso de formación sobre liderazgo, decía: “Para cambiar el mundo y para participar en su evolución, cada individuo tiene que abrir sus propias fronteras. Y cuando lo haces te das cuenta de que la evolución se está produciendo a través de ti. La evolución no es algo que está ahí fuera, sino algo que tiene que ver contigo”.

“…Parece, pues, que este movimiento de gestión espiritual hace buena la leyenda que cuenta que los dioses quisieron esconder el secreto de su sabiduría para cambiar el mundo en un lugar de difícil acceso para el ser humano. Un lugar que exigiera un verdadero esfuerzo para llegar. Después de considerar las más altas cumbres y los más profundos océanos, decidieron ocultarla en el último lugar donde los humanos buscarían: en su interior”.

Angela Boto, El Pais Semanal

Maru Canales

Libro recomendado: “Los valores humanos en la empresa”

Acceso directo a otros artículos:


Las claves del éxito de Steve Jobs

1,junio 2007

No hay duda que Steve Jobs conoce el éxito, fue uno de los creadores del Mac y en la actualidad es el Presidente de Apple y Pixar Animations. Sin embargo, no se licenció en la Universidad, fue despedido de la empresa que había creado y años más tarde le diagnosticaron un cáncer…

Os invito a ver este video en el que nos cuenta las claves de su éxito:

De nuevo surge la cuestión que planteábamos en el artículo “Tiempo y feng shui, ahora” ¿Existe el libre albedrío o nuestra vida esta predeterminada?

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 50 seguidores