Platón, física cuántica, Matrix y Feng Shui

1,febrero 2008

“Cuando conozcas a alguien debes hacerle en silencio una pregunta: ¿cuan grande es tu mundo? Es una de las cosas más importantes que puedes saber de una persona…”

Nury Vittachi, “El Maestro de Feng Shui” 

A través de la Alegoría de la Caverna, Platón apuntaba lo limitada que es nuestra realidad, creemos que la realidad es solo aquello que conocemos o vemos. Ahora, en el siglo XXI, nos creemos más libres que el hombre de la caverna descrito por Platón, pero quizá solo se trate de una ilusión…

Los científicos expertos en física cuántica le dan la razón a Platón:

“solo vemos aquello en lo que creemos”

Y así se reflejó en la película “Matrix”

Teniendo en cuenta que cada uno es el arquitecto de su propia vida, de su propio mundo, de su propio espacio, deberíamos saber contestarnos a unas cuantas preguntas: ¿dónde está mi mundo: dentro o fuera de la caverna?, ¿cuál de ellos quiero que sea mi mundo?. Entiendo que la contestación a ambas preguntas podría estar encerrada en la respuesta a la siguiente, ¿cuál es mi finalidad en la vida?

Claro, contestar a esta pregunta nos facilita mucho la vida, podemos poner rumbo fijo a nuestro objetivo, podemos comunicárselo a la vida para que vaya preparando el camino, podemos practicar Feng Shui con objetivos claros y concretos e incluso aprender la técnica de Feng Shui.

Como decíamos en Feng Shui 2008:

“No hay viento favorable para el que no sabe dónde va”

Séneca

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui