El progreso

19,julio 2009

“Existen tres tipos de personas:

las que miran las cosas que pasan

las que se preguntan que pasó

 las que hacen que las cosas sucedan.”

Nicholas M. Butler

progresar

La clave del progreso está en el cambio que obligatoriamente implica acción, la cual solo se puede impulsar desde dentro. Aquí radica la verdadera libertad, solo podemos actuar si nosotros así lo deseamos, los demás podrán incitarnos o motivarnos a pulsar la llave de encendido, pero el único que puede pulsarla es uno mismo. Cuando decidimos actuar nosotros, lo hacemos a nuestra manera. Cuando esperamos a que la vida solucione nuestra situación, lo hace a su manera y no suele coincidir con la forma que más nos hubiera gustado.

Así, el Feng Shui, como supongo que el resto de las técnicas o ciencias que decidamos utilizar no hacen nada por nosotros que no hagamos nosotros primero.  Son guías o instrumentos que pueden proporcionarnos otra perspectiva de nuestra situación, ayudándonos de esta manera a comprenderla y, a partir de ahí, podremos resolverla más fácilmente. Es como si estuviésemos perdidos en el centro de un bosque y alguien o algo nos elevara por encima del mismo para que pudiéramos ver la totalidad del bosque, ahora ya sabríamos cual es la salida, la hemos visto. Pero para salir, el que tiene que dar los pasos es el que está dentro del bosque.

… La única clave es la acción.

Feng Shui en la empresa

Maru Canales

Artículos relacionados:

libro feng shui
conferencias feng shui

feng shui

Anuncios

La Tierra: el equilibrio perfecto

4,julio 2009

“Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla

mientras el género humano no escucha”

Víctor Hugo

Estamos viviendo un periodo crucial. Los científicos nos dicen que solo tenemos 10 años para cambiar nuestros modos de vida, para evitar que se agoten  los recursos naturales e impedir una evolución catastrófica del clima de la Tierra.
Cada uno de nosotros debe participar en el esfuerzo colectivo.  Para sensibilizar al mayor número de personas  realizé la película HOME.
Para que esta película sea difundida lo más ampliamente posible, tenía que ser gratuita. Un mecenas, el grupo PPR, permitió que lo sea. Europacorp que lo distribuye, se comprometió en no tener ningún beneficio porque HOME no tiene ningún interés comercial.
Me gustaría que esta película se convierta en vuestra pelicula. Compártelo. Y actúa.
Yann Arthus-Bertrand

(Hay que pulsar varias veces para que funcione el video…)

En el conocimiento del entorno, de su propio orden natural hay muchas metáforas que nos sirven de ejemplo para aprender a vivir en la Tierra. Quizá por ello, la técnica de Feng Shui tomó su nombre, viento y agua, haciendo relación a los dos principales medios de transporte y comunicación utilizados por la naturaleza. Aún en la actualidad, la gran mayoría de la población mundial vive en lugares costeros o húmedos. El hombre se asienta en sitios en los que se mezcla la tierra, lo orgánico y el agua, para asegurarse la caza, la pesca y la agricultura. Como dicen en la película, no se conquista el mundo con el estómago vacío…

La situación del Planeta es complicada, pero cada uno de nosotros podemos actuar para mejorarla.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


Entre hacer y ser…

28,junio 2009

En la película “Cómo cocinar tu vida”,  Edward Brown, cuenta su experiencia:   

”Cuando era joven quería ser famoso, amado e incluso venerado.

Me hice cocinero y a la gente parecía gustarle especialmente mi comida. Sin embargo, este aprecio no se transfería a mi persona. Decían que era arrogante, mandón, malhumorado y sabelotodo.

Aunque me llevó un tiempo, llegó el momento en que pude reconocer que necesitaba reflexionar sobre mi forma de trabajar y mi manera de ser.

A lo largo de los años, cuando preguntaba a otros cocineros cual era la parte más difícil de su trabajo, casi invariablemente respondían:

– La gente, tener que trabajar con otras personas, tener que trabajar contigo mismo. La comida se cuida sola…”

Esta reflexión me ha recordado la cantidad de veces que he buscado mis propios valores en el exterior. Ocasiones en las que he creído que el “hacer” podría suplir el “ser”. Quizá se trate de la fórmula del complaciente que aprendí en la infancia, “comete toda la cena como una buena niña”, “no molestes, se buena”. Y, ahora me pregunto si mi bondad tendría algo que ver con no molestar en un momento dado al adulto de turno, al mismo que también me explicaba “que quien bien te quiere, te hará llorar…”

Se me ocurre que quizá la solución esté en ser yo misma, en hacer las cosas como las siento. No dudo que la comida de Edward fuera buena, pero estoy segura que cuando aprendió a cocinar sin malhumor fue mucho mejor. Ya sabemos que lo creado es de la misma energía del creador.

En definitiva, trabajar por ser como quiero ser reconocida. El reconocimiento de los demás vendrá después, será una consecuencia, que en todo caso, siempre estará sujeta a la interpretación del otro.

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


A mi miedo

14,junio 2009

Valentia

Han sido varios los artículos escritos en este blog haciendo referencia al miedo, desde hace dos años. Es curioso como funciona la ley de la sincronicidad, no era una casualidad, el miedo era uno de mis temas a afrontar, una de mis grandes sombras pendientes de abrazar.

En casa de mis padres todavía se conservan en el salón mis fotos con un gato, montada a caballo, esquiando…  Mi aprendizaje sobre el miedo comienza en la infancia entorno a los deportes y a los animales. Mi casa era un buen escenario, convivíamos con todo tipo de animales. Aunque la raza felina era la que se llevaba la palma, un gato en el jardín era suficiente para que no saliera de casa, llegó un momento que no me atrevía ni a ahuyentarlo.

Asimismo, una de las prioridades de mis padres era inculcarnos el amor por el deporte. Por ello, llegué a dedicarme a algunos deportes con bastante intensidad, lo que hizo que mis amistades también estuvieran en ese entorno y no quisiera abandonarlo. No obstante, vivía la práctica del deporte como una autentica  pesadilla, era el caldo de cultivo que hacía a mi miedo aparecer.  

Así me gané en mi entorno la etiqueta de miedosa. Hacía tantos años que la llevaba puesta que me identifiqué plenamente con ella. Ya adulta, la extendí desde el mundo animal y deportivo a otras áreas de mi vida. Pero, llegó un momento que sus límites parecían ahogarme, hasta que por fin, ahondando en conocerme, descubrí que ese miedo había surgido como un aliado. Especialmente en los momentos que ha sido tan intenso que ha conseguido paralizarme. Gracias al pánico que he llegado a sentir se ha despertado un resorte que estaba en mi interior, mi valentía, lo único que ha sido capaz de sacarme de esas situaciones. Es decir, gracias al miedo he conocido el poder de mi valentía.

Hasta que un día, realizaba un profundo ejercicio de autodescubrimiento y aceptación de las sombras. Me emocioné pensando que ya había llegado al origen, pero el ejercicio continuaba. Llegué a sentir el miedo a la muerte, conseguí traspasarlo. Entonces, me encontré con el mayor miedo que jamás hubiera sospechado, el miedo a mi misma. Miedo a lo que opino de mi, miedo a mi propia crítica, miedo a perderme en el otro, miedo a volverme a dormir durante años guiándome por lo “establecido” o lo supuestamente “correcto”, miedo a no permitirme ser yo misma. Ese es el origen de mi miedo, un sentimiento aterrador, porque acaba con mis excusas del exterior. Me enfrenta a la realidad, si no soy yo misma es porque yo no lo permito, nadie más tiene ese poder, esa capacidad de hacerlo posible. Todo está en mí, ambas conviven, la que quiere ser ella misma y el juez implacable que me puede boicotear.

Recordé que en el blog había publicado la experiencia de Donald Walsch, volví a verla  “la respuesta correcta siempre es el amor: ¿qué haría el amor ante esta situación?”.  Además, este planteamiento coincidía con lo que proponían los egipcios en el Templo de Osiris, el camino del miedo al amor.  Todo ello me reconfortó, sentí que había encontrado un camino. Pensé en cómo podría ayudarme a traspasar este nuevo reto y puse en practica lo que el Feng Shui me ha enseñado. En la esquina Noroeste de mi despacho, donde se representa el liderazgo, decidí escribir un mensaje claro, directo y conciso a mi inconsciente, “SOY CAPAZ”. Cuantas veces lo he leído y que bien me he sentido.

Así, llega mi reconciliación con mi miedo, empiezo por el mundo animal y deportivo, los instrumentos que yo misma elegí desde la infancia para facilitarme este aprendizaje. Por primera vez en mi vida, este invierno pude disfrutar de la práctica del esquí sin sentir miedo, afrontando mi miedo a la muerte. Pude coger un gato en brazos en lugar de cruzar de acera porque había uno, aceptando el miedo a ser libre e incontrolable para mi mente. Pequeños grandes detalles que me ayudan a “resetear” mis creencias, a darme cuenta de que no necesito llegar a situaciones límite para saber que puedo salir de ellas. Ahora, poco a poco, lo voy trasladando a otras áreas de mi vida.

Todo mi respeto y agradecimiento a mi miedo, ahora sé que cuando apareces tienes algo importante que contarme. Lo descubrí cuando deje de preguntarme por qué y empecé a preguntarme para qué estabas ahí. Gracias por iniciarme y prepararme para un nuevo camino a recorrer, el camino del amor.

Maru Canales

Autora del libro, “Feng Shui en la empresa”

Artículos relacionados:

feng shui


El espiralismo

23,abril 2009

“Métete en tu propia espiral. La felicidad no te la puede dar la gente, tiene que partir de ti hacia la gente.”
Teresa Perales

Miquel Barber

Este vocablo, “espiralidad” es de Teresa Perales, una de nuestras campeonas paralimpicas. De ahí surgió la idea para el titulo que Mabel Lozano ha utilizado en su ultimo corto, “La teoría del espiralismo”. En él habla de cinco mujeres, de cinco deportistas de elite, paralimpicas. Este corto viene a demostrarnos una paradoja, las personas que más dificultades tienen en la vida suelen ser las más positivas.

Como dice Mabel, gracias a este documental he conocido a mucha gente que está en silla de ruedas y veo su discapacidad. Sin embargo, la discapacidad de mucha gente no se ve, y la tienen. La gente es mezquina, miente, no es generosa, te montas en un ascensor y no saludan, no sonríen, entras en una panadería y nadie sonríe. Eso, en serio, es una discapacidad, pero no se ve.

Se trata de un trabajo extraordinario, es un placer disfrutar del ejemplo de estas cinco mujeres líderes, demostrando sus múltiples capacidades. Son cinco espejos maravillosos donde todos nos podemos mirar. Si ellas pueden, los demás también podemos.

Por muy cómodo que resulte encontrar excusas y culpables, la llave del cambio y del desarrollo de nuestras capacidades está en uno mismo. Podremos ayudarnos de herramientas, como la técnica de Feng Shui que nos propone asegurarnos que el entorno, el espacio físico en el que nos movemos, nos apoya. Pero estos instrumentos no sustituyen nunca nuestra acción. 

Maru Canales

Artículos relacionados:

 

feng shui


Feng Shui y dinero

5,abril 2009

“Si abres las manos, podrás recibirlo todo”

Proverbio Zen 

manos

 

La aspiración de la riqueza es una de las que más interés suscita a aquellos que se acercan a la técnica de Feng Shui. Quizá creamos que poniendo un objeto concreto en un lugar determinado nuestros problemas económicos desaparecerán. Sin embargo, comprobaremos que no funciona así. Necesitamos primero entender que es el dinero, como funciona esta energía, cuales son nuestros objetivos y que retos tendremos que aprender para conseguirlos.

A través de los siguientes enlaces, se accede directamente a todos los artículos que se han publicado en este blog sobre el asunto:

 

  • Ganar dinero
  • Dinero, una energía
  • La crisis “ninja”
  • Feng Shui para la crisis
  • Distribución de la riqueza
  • Una lección de prosperidad
  • Dinero: energía en movimiento
  • El hombre que tenia mala suerte
  • Practicando Feng Shui: la aspiración del éxito y la prosperidad
  • Desde el punto de vista empresarial también hemos visto como la aplicación de la técnica de Feng Shui incide en la efectividad:

    Maru Canales

    Autora del libro “Feng Shui en la empresa”

    feng shui

     

     

     

     

     


    … por todos aquellos que se atreven

    30,marzo 2009

    “Acusar a los demás de los propios infortunios es un signo de falta de educación.

    Acusarse a uno mismo demuestra que la educación ha comenzado.

    No acusarse a uno mismo, ni acusar a los demás demuestra que la educación ha sido completada.”

    Epícteto

    Varias amigas me han enviado este fantástico video publicitario realizado con Miguel Bosé, ¡Qué vivan las mueres!.

    Escuchando el mensaje me he acordado de la importancia de conseguir el equilibrio, es cierto que las mujeres nos habíamos quedado rezagadas. Aprendamos de nuestra experiencia y apoyemos a los hombres para que no les suceda lo mismo, qué vivan los hombres también:
    qué vivan los hombres que se atreven a ser románticos
    qué vivan los hombres que se atreven a soñar y sueñan
    qué vivan los hombres que apagan 60 velas porque cumplieron 60 años
    qué vivan los hombres que tienen hijos con nosotras
    qué vivan los hombres que dejaron de preocuparse por lo que piensa el resto, y sin embargo, siguen preocupándose por los demás
    ¡qué vivan los hombres, nuestros queridos compañeros de viaje!

    Qué vivan los hombres y las mujeres, todos aquellos que se atreven a  vivir, que se mojan. Que se comprometen con la vida, que intentan despertar, que hoy caen y aún doloridos se vuelven a levantar, que aceptan sus fallos y aunque les cueste aceptarlos luchan por superarlos. Qué vivan todos aquellos que lo han conseguido y nos sirven de ejemplo. En este blog, a través de algunos artículos hemos conocido grandes ejemplos:

  • La disciplina
  • El entorno de Nick
  • El espiralismo: Teresa Perales
  • La ultima conferencia: Randy Pausch
  • Un ejemplo de superación: Tony Melendez
  • El equipo Hoyt
  • Sonrisas de admiración por Sonrisas de Bombay: Jaume Sanllorente

  • Maru Canales

    feng shui