Vuelve San Valentin

11,febrero 2009

corazón

“¿La gran aventura emocional

o,  la búsqueda de la pareja perfecta?”

Nasrudín conversaba con sus amigos en la casa de té y les contaba como había emprendido un largo viaje para encontrar a la mujer perfecta con quién casarse.

– Viajé a Bagdad, después de un tiempo encontré a una mujer formidable, atenta, inteligente, culta de una gran personalidad.
– ¿Por qué no te casaste con ella?
– No era completa, respondió Nasrudín. Después fui a El Cairo, allí conocí a otra mujer ciertamente fabulosa, era hermosa, sensible, delicada, cariñosa.
– ¿Por qué no te casaste con ella?, le volvieron a preguntar los amigos.
– Tampoco era completa, respondió nuevamente Nasrudín. Entonces me fui a Samarcanda allí por fin encontré a las mujer de mis sueños, era ingeniosa y creativa, hermosa e inteligente, sensible, culta, delicada y espiritual.
– ¿Por qué no te casaste con ella?, insistieron sus amigos.
– Por que ella, también buscaba a un hombre perfecto.

Reconozco que la magia de San Valentin es de mis preferidas, junto a la de los Reyes Magos, por eso todos los años aprovecho para enviarle una carta. Aviso, en mi experiencia San Valentín se toma muy en serio su trabajo, en nosotros está aprender de los retos que nos propone o, seguir esperando a la pareja perfecta…

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


San Valentín

9,febrero 2008

Cuando le digas a alguien: «Te amo», sé cons­ciente de si es sólo un pensamiento o si es un sen­timiento. Si es sólo un pensamiento, entonces te estás perdiendo algo. Un sentimiento es de la to­talidad: todo tu cuerpo, tu mente, todo lo que eres está involucrado en ello.

Al pensar, sólo tu cabeza está involucrada y tampoco totalmente, sólo un fragmento de ella. Sólo hay un pensa­miento que pasa; puede que ya no esté al momen­to siguiente. Sólo está involucrado un fragmento y eso crea mucho sufrimiento en la vida; porque con un pensamiento fragmentado, haces prome­sas que no puedes cumplir.

Puedes decir: «Te amo y te amaré siempre». Sin embargo, la segun­da parte es una promesa que no puedes cumplir, porque la hace un pensamiento fragmentado. Todo tu ser no está involucrado en ella.

¿Y qué harás mañana cuando el fragmento se haya ido y ese pensamiento ya no exista? La promesa se convertirá en una atadura.

Osho, “El Libro de los Secretos”

portavelas-corazon

Me he encontrado este porta vela con forma de corazón. Se trata de una serie de piezas de cerámica barnizadas, “Corazón: llama libertad”, diseñada por el arquitecto Luis Victory. Se me ocurre que es un regalo muy Feng Shui para este día de San Valentín y, en general para la representación de la aspiración del compromiso.

Me parece que simboliza muy bien el amor activo, a través de la llama del corazón. (Estas piezas se pueden adquirir a través de la Galería de Arte Encant)

Para los que prefieren otro tipo de regalos, les facilito el enlace al artículo “Feng Shui y amor romántico”, pulsando aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui