Feng Shui y sexo . 1

1,abril 2007

“Quien se enfrenta al sexo sabe que está ante algo que sólo sucede con toda su intensidad cuando se pierde el control. Cuando estamos en la cama con alguien, estamos dando permiso para que esa persona comulgue no solamente con nuestro cuerpo sino con toda nuestra personalidad. Son las fuerzas puras de la vida que se comunican, independientemente de nosotros y, entonces no podemos esconder quién somos.

Paulo Coelho, “Brida”

Cuando leí la historia de Anita Delgado, la española de la que se enamoró el maharajá de Kapurthala, me llamo la atención lo que él había dispuesto que era importante para que ella aprendiese a ser una buena esposa: protocolo, montar a caballo… y el arte de amar a través del Kama Sutra (Pasión India, de Javier Moro). 

El maharajá era un experto en estas cuestiones, no en vano tenía un harem numeroso. Y como dice Coelho el sexo es una fuerza de la que no podemos escapar. Sin embargo, me llama la atención que cuando hago un proyecto de feng shui en casas familiares, en las que me suelo enfrentar a problemas en las relaciones, nadie pregunta acerca de las relaciones sexuales. Entiendo que será más una cuestión de vergüenza que de falta de interés, por ello he pensado reflejar aquí como podemos utilizar el feng shui para favorecer nuestras relaciones sexuales.

He elaborado una teoría al respecto, que llamo la teoría de las tres “ces”:

  • Crear,

Los hindúes, sitúan la sexualidad en el Chakra Sacro: se localiza en el ombligo y se relaciona con la sexualidad y la creatividad

  • Creer,

Como decimos popularmente “todo lo relacionado con la sexualidad está en la cabeza”  

  • Crecer,

Según la ciencia las personas alegres, positivas y llenas de vida son aquellas que disfrutan de la vida, de una buena comida, un buen vino o el sexo… 

Es decir, toda aquella teoría, filosofía, cultura, religión, moralidad… que pretende castrar la sexualidad de alguien está “castrando” su creatividad, pensamiento y evolución! Por ello, las imágenes que reflejen o nos recuerden estas restricciones no son propicias en los dormitorios.

Como comentamos en el artículo sobre la aspiración de la creatividad necesitamos crear un contexto en donde cobra importancia: el tiempo disponible, un clima propicio y el espacio físico, facilitándonos o bloqueando nuestra capacidad de pensamiento e innovación. Aquí esta la clave, debemos asegurarnos que la decoración de nuestro dormitorio nos ayuda a relajarnos, a perder el control… a través de los colores, los materiales… En este sentido es importante analizar cada objeto decorativo (fotos, cuadros, esculturas, muebles, televisión…), pensar en qué nos inspiran y que emoción nos despiertan… Así, todo aquello que nos ayude a relajarnos podrá quedarse y lo que nos irrite tendrá que salir…

“Quien toca esta fuerza, aunque sea sin saberlo, está unido a ella para el resto de su vida. Puede ser su señor o su esclavo, puede trasformarla en una fuerza mágica, o utilizarla el resto de su vida sin darse cuenta de su inmenso poder.

Esta fuerza está en todo lo que nos rodea, está en el mundo visible de los hombres y en el mundo invisible de los místicos.

Puede ser masacrada, humillada, escondida o hasta incluso negada. Puede pasar años durmiendo, olvidada en un rincón cualquiera, puede ser tratada por la raza humana de casi todas las maneras, menos una: en el momento en que alguien conoce esta fuerza, nunca más en toda su vida podrá olvidarla. Esta es la fuerza del sexo.” 

 Paulo Coelho, “Brida”

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Acceso directo a otros artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg

Anuncios