Atreverse a cambiar

30,marzo 2008

“Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos”

Viktor Frankl

La llave del cambio nos pertenece solo a nosotros, a cada uno de nosotros individualmente. Esto es algo maravilloso que demuestra la libertad inherente al ser humano, la libertad y responsabilidad sobre nuestra propia vida.

El cambio sucede tan rápido como pulsar un interruptor y encenderse la luz, es inmediato. Pero solo uno mismo puede pulsar el botón. Los que tratamos de cerca con las personas en sus procesos de cambio aprendemos que podemos guiar pero no tenemos la capacidad de ejecutar el cambio por nadie, aunque en algunas situaciones nos pese. Es más, creo que esta es una de las primeras frustracciones que tuve que afrontar en el ejercicio de mi profesión, supongo que como el médico afronta las primeras muertes en sus pacientes.

Entonces me decidí a probar los cambios pendientes en mi misma, para comprobar si el cambio que veía en los demás era posible ser realizado. Así voy encendiendo las luces de mi camino, cuando veo el interruptor lo pulso inmediatamente y cuando no lo veo pido ayuda a los que me rodean o me acerco a profesionales que me pueden guiar, que ven en donde está mi siguiente interruptor.

Ahora puedo decir que cuando se enciende la luz los beneficios son inmediatos, se camina con más seguridad, se aprende mucho aunque algunas veces sea a través de los errores…, se siente con más intensidad (aunque en ocasiones toque limpiar a través del dolor, es la forma de dejar espacio al amor y la felicidad) pero siempre se vive, que es de lo que se trata.

La practica de Feng Shui puede ser un magnifico instrumento para iniciar una dinámica positiva de cambio, empezamos concretando nuestros objetivos, nos aseguramos que el entorno nos apoya en su consecución y empezamos el camino hacia ellos.

Maru Canales

Artículos relacionados

feng shui