Deseos…

22,marzo 2009

deseos

El emperador salía del palacio para dar un paseo matutino, cuando se encuentra con un mendigo en la puerta.

Suponiendo que le pediría una limosna, le preguntó:

– ¿Qué quieres?

El mendigo lo miró y le dijo:

– Me preguntas de una manera… como si tú pudieras satisfacer mi deseo.

El emperador le respondió:

– Por supuesto que puedo satisfacer tu deseo… ¿Cuál es?

Y el mendigo mirándole a los ojos contestó:

– Piensa dos veces antes de prometer.

El emperador, comenzando a molestarse, pero insistió:

– Te daré cualquier cosa que pidas. Soy una persona muy poderosa, y extremadamente rica… ¿qué puedes tú desear que yo no pueda darte?

El mendigo sonrió:

– Se trata de un deseo muy simple… ¿ves esta bolsa que llevo conmigo?… ¿puedes llenarla con algo valioso?

– Por supuesto – dijo el emperador. Llamó a uno de sus sirvientes y le ordeno que llenara de dinero la bolsa.

El sirviente así lo hizo, pero según echaba el dinero en la bolsa, este desaparecía. Así que echó más y más y todo iba desapareciendo al instante. Es decir, que la bolsa del mendigo siempre permanecía vacía.

El rumor de esta escena corrió rápidamente por toda la ciudad y entonces una gran multitud se reunió en el lugar, poniendo en juego el prestigio del emperador.

  • – Estoy dispuesto a perder mi reino entero, pero este mendigo no se va a salir con la suya, ya que me dejará en ridículo frente al pueblo.

Diamantes, perlas, esmeraldas… uno a uno, todos los tesoros del emperador iban desapareciendo en la bolsa, la cual no parecía tener fondo. Todo lo que se colocaba en ella desaparecía inmediatamente.

Era el atardecer y habiendo quedado el emperador ya sin ninguna cosa que colocar en la bolsa del mendigo (habiendo llegado incluso a desprenderse de joyas que habían pertenecido a su familia por siglos), se tiró a los pies del mendigo y, admitiendo su derrota, le dijo:

– Has ganado tú, pero antes que te vayas, satisface mi curiosidad: ¿cuál es el secreto de tu bolsa?

El mendigo contestó:

– ¿El secreto? Simplemente está hecha de deseos humanos.

Maru Canales

Artículos relacionados:

feng shui


Dormitorios Feng Shui

17,febrero 2008

Una de las estancias más importantes de la casa es el dormitorio, se trata de nuestra zona más íntima y privada, en la cual necesitamos descansar. De ahí, que la práctica de Feng Shui en los dormitorios tenga como objetivo primordial la búsqueda del equilibrio para alcanzar un ambiente cálido y sereno. 

Algunos de los principios básicos de Feng Shui en dormitorios se han hecho muy famosos, casi todos hemos oido que se debe evitar la televisión o los espejos reflejando la cama. Sin embargo, hay otros principios como las imágenes y la simbología religiosa que cobran importancia en la decoración de nuestro dormitorio. En los siguientes artículos hemos analizado como influye la decoración del dormitorio en nuestras relaciones íntimas, (haciendo click en el título se accede directamente):

Asimismo, hemos hecho referencia de manera más específica a los dormitorios infantiles:

Algunas de las variables más importantes a tener en cuenta en la práctica de Feng Shui son la belleza y el orden:

Hemos analizado algunos ejemplos gráficos de como debe o no debe ser un dormitorio:

Y también hemos bromeado sobre como practicar Feng Shui en un dormitorio:

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Aprende a practicar Feng Shui

Vacaciones en pareja

Relación de artículos publicados en este blog

feng shui


La formula del amor

20,noviembre 2007

Nuestro afán por querer controlarlo todo no tiene limites, no entendemos como puede existir algo que sentimos (entonces existe…) pero no controlamos (entonces es producto de nuestra imaginación…) así nos dedicamos a investigar sobre el amor para llegar a comprobarlo “científicamente”.

Son dichas conclusiones científicas sobre el amor, las que Eduardo Punset nos comenta en su libro Viaje al Amor. Aquí tenemos la formula del amor:

A=(a+i+x)K

El amor es igual al apego afectivo (amor materno, escolarización…), más la inversión parental (construcción del nido), más la resistencia metabólica (vida emotiva y sexualidad) todo ello afectado por el entorno institucional (soporte social).

“Los circuitos activados por el amor materno, fraternal o romántico son los mismos. Es más, son los mismos circuitos para el amor que para el desamor”

A estas alturas todos sabemos que todo lo que nos sucede y sentimos se refleja en nuestro organismo, pero dudo que esta repercusión sea condición suficiente para confundir dicho reflejo con el objeto.  En este sentido me inquietan tres cuestiones o quizá le estamos llamando amor a cosas diferentes:

  • Según Punset se trata de un instinto de supervivencia que reside en el cerebro, desde hace mucho tiempo…

Por un lado, eso significa que hemos descubierto que Adán y Eva acabaron amándose, porque cuando fueron expulsados del paraíso no lo hacían y eso lo demuestra el hecho de que Adán acusó a Eva y no se defendieron. Según Fromm este es el origen de nuestro no saber amar.

Por otro lado, hay muchos estudios que cuestionan el instinto humano, (entendido como una pauta hederitaria de comportamiento que posee una finalidad adaptativa y de supervivencia) y creen que los humanos tenemos “reflejos”. Utilizamos los reflejos para suplir nuestra falta biológica del instinto, es decir, lo suplimos utilizando la inteligencia.

  • “Los métodos son diferentes entre hombres y mujeres, los de los hombres son más simples mientras que los utilizados por la mujer son más elaborados. Esto es debido a la evolución, mientras que el parecido entre un hombre y un chimpancé sigue siendo muy común, la mujer de hoy no se parece en nada al primer fósil femenino encontrado hace dos millones de años” 

Esto si que es una mala noticia, si lo que buscamos en nuestra pareja, según lo expuesto en el libro, es la simetría …

  • Cuando nos enamoramos se producen una serie de alteraciones en el organismo, por ejemplo sube la oxitocina. Aquí reside el campo de investigación para el futuro, encontrar un fármaco que nos permita regular nuestros procesos amorosos…

Esta cuestión me da escalofríos, me recuerda al famoso “orgasmatron” que presentó Woody Allen en la película “El dormilón”. El orgasmatron es una máquina para conseguir orgasmos, previendo que en un futuro no seríamos capaces ni de hacer el amor…

orgasmatron_sleeper.jpg

Cuidado con lo que pensamos, por que al final sucede… Personalmente me quedo con el planteamiento de Sergio Sinay que se reflejaba en el artículo del Buen Amor, para leerlo pulsar aquí

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


La ciudad lenta

22,octubre 2007

Cada vez que salgo de Madrid y visito una provincia me doy cuenta del alto precio que pagamos en calidad de vida los que vivimos en las grandes ciudades. En las ciudades pequeñas todavía se come en casa a diario, la tan saludable costumbre de la siesta sigue existiendo… Me pregunto si realmente necesitamos construir estas macrociudades, llenas de cemento, en las que no nos podemos ni mover, porque para disfrutar de los alrededores tenemos que pensar en el gran atasco que nos espera a la vuelta…

Quizá nos hemos dejado seducir por otras culturas o pensamos que no nos queda más remedio si queremos progresar.

O quizá nos hemos olvidado de disfrutar de lo cotidiano, dejando paso al estrés o al sindrome de la felicidad aplazada. Entonces me pregunto para qué queremos progresar, dónde vamos, seríamos capaces de dejar que sea la vida la que nos marque su propio ritmo, de vivir sin la presión del reloj…

take_back_your_time.gifEl próximo miércoles, día 24 de Octubre, será el día oficial sin relojes. Hace seis meses que publiqué el artículo “La tiranía del reloj, la filosofía slow”, por lo que hace seis meses que me quite el reloj de la muñeca. Desde entonces, sigo sin llegar tarde a los sitios (tengo reloj en el coche, en el ordenador, en el móvil…) pero no tengo un reloj encima que me presione y siento que me entrego a lo que estoy haciendo en cada momento de una forma más relajada.  

800px-slowfoodthera06676.jpegEsto es lo que predica el movimiento slow. Debe su origen (1989) a la protesta llevada a cabo por el periodista Carlo Petrini, por la apertura de un restaurante de comida rápida junto a la escalinata de la Plaza de España en Roma. En ese momento nació la conciencia de proteger la alimentación tradicional, frente al imperio de la comida rápida. Ese mismo año, en París se dio nombre al movimiento y se diseño su logo, a partir de la imagen de un caracol. El nombre de este movimiento fue Slow Food y supuso el germen a partir del cual más tarde surgirían las Slow Cities.

Las Slow Cities o Convivias, se han convertido en toda una filosofía de vida: sus habitantes disfrutan de la naturaleza y valoran mucho pequeños placeres tales como comer o dialogar. En ellas no hay lugar para la prisa y se trata de fomentar la creación de una conciencia más humana.

Para que una ciudad se pueda convertir en Slow City, la población no puede sobrepasar los 50.000 habitantes, no puede ser una capital, ha de tener el centro cerrado al tráfico y además se deben cumplir una serie de requisitos en seis planos diferentes:

  • legislativo medioambiental
  • infraestructura política
  • calidad urbana
  • productos locales
  • hospitalidad con los visitantes
  • conocimiento sobre las actividades de la localidad

Lo que todas las Slow Cities tienen en común es la voluntad de construir un espacio más humano, con medidas que van desde sistemas de aire que controlan la polución a iniciativas para animar a la protección de los productos y la artesanía local.

traje-716954.jpegUna Slow City también debe contar con una educación en consonancia con su estilo de vida. En las Slow Schools no importa cuándo va a sonar el timbre, sino cuándo los alumnos han comprendido la lección.

Y después de una Slow Food nada mejor que una siesta, que podría acompañarse de Slow Sex. Esta disciplina del movimiento Slow está basada en el Tantra Sexual, no tener prisa es indispensable para esta práctica.

En España, el Movimiento Slow llegó en 1994, podemos encontrar 11 Convivias dispersas en toda la Península. Además en la primera edición de los Slow Food Awards, Jesús Garzón fue uno de los ganadores gracias a su labor de identificar los caminos de rebaños y revivir las actividades de trashumancia como medio de protección del medio ambiente de las montañas.

Además, en estas ciudades se practica el Slow Feng Shui, estrategía que ya ha puesto en marcha una empresa constructora en Argentina, Feng Shui Homes. Como decía mi abuela,

“Vísteme despacio que tengo prisa”

Maru Canales

Artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Sexo y Feng Shui

19,octubre 2007

“Los varones tienen el doble de espacio cerebral y capacidad de procesamiento dedicados al sexo que las mujeres. Mientras éstas tienen una autovía de ocho carriles y los hombres una carretera secundaria para procesar la emoción, los hombres cuentan con un aeropuerto como el O`hare de Chicago para procesar ideas sexuales, mientras las mujeres solo tienen el aeródromo de al lado donde aterrizan aviones pequeños y particulares.”

 Louann Brizendine, El Cerebro Femenino

  20071006220229-enamorados.jpg

En este artículo vamos a referirnos al yin y el yang del sexo (los opuestos complementarios), a las diferentes perspectivas entre hombres y mujeres con el objetivo de encontrar alguna clave que pueda ayudarnos a través de la decoración de nuestro entorno.

 Nuestra experiencia nos hace saber que hombres y mujeres nos enfrentamos al sexo desde diferentes perspectivas, pero estoy segura que el conocimiento y entendimiento de estas diferencias nos pueden ayudar a entendernos mejor y a  facilitar las relaciones.

Los datos científicos lo confirman: El disparador del deseo sexual para ambos sexos es la testosterona andrógena, como promedio los hombres tienen de diez a cien veces más testosterona que las mujeres. Es evidente que en estas cuestiones el hombre lo tiene más fácil, cualquier pequeño detalle puede afectar a la acción de la amígdala femenina, cortando el interés sexual e incluso el orgasmo iniciado.

Especialmente en la excitabilidad de las mujeres influyen factores tanto biológicos como psicológicos, factores que en realidad son las caras opuestas de la misma moneda:

  • Los preliminares,

La mayoría de los terapeutas sexuales dicen que para las mujeres los preliminares son todo aquello que sucede en las veinticuatro horas anteriores al acto, mientras que para los varones es lo que sucede tres minutos antes.

  • Relaciones positivas,

En las primeras fases de la relación en las que la pasión es más intensa o cuando la mujer está profundamente enamorada y siente que su pareja la desea y adora, es más proclive a las relaciones sexuales.

Si el transcurrir del tiempo y la convivencia afectan a la relación en forma negativa, repercutirá en su deseo sexual: una mujer no puede estar enfadada con su pareja y al mismo tiempo desear tener sexo con él (al menos las 24 horas anteriores al acto). De hecho, el enfado con la pareja es la principal causa de problemas sexuales, según los expertos en estas cuestiones.

  • Relajación,

Aunque pueda parecer contradictorio, la puesta en marcha sexual de la mujer empieza con una desconexión del cerebro. Para conseguir un orgasmo es necesario que la amígdala, centro del  temor y la ansiedad del cerebro, esté desconectada. Cualquier preocupación en el último minuto – trabajo, niños, compromisos…- puede interrumpir la marcha hacia el orgasmo.

Por cierto, se ha descubierto que el orgasmo femenino es muy importante para facilitar la fertilización del óvulo.

  • Ternura,

Los sistemas cerebrales del varón en cuanto al sexo pueden activarse a través de la vista, simplemente con una mujer que pase a su lado. En el caso femenino podemos encontrar una de las claves en la ternura, expresada a través del tacto y de la comunicación.

El cerebro masculino ante la falta de deseo sexual de su pareja piensa que ésta ya no le ama. Es lo mismo que le sucede al cerebro femenino con falta de comunicación verbal.

  • El olfato,

Al igual que el interés sexual femenino aumenta y disminuye de acuerdo con sus ciclos menstruales, la sensibilidad de su nariz también. El olfato altera las percepciones cerebrales y las emociones, influyendo en los deseos, entre ellos el deseo sexual.

Como hemos podido comprobar la maquinaria que pone en marcha el deseo sexual femenino es bastante sensible a todo lo que acontece alrededor: un olor, un golpe en una rodilla, recordar una preocupación, la vista de algún objeto que la desagrade… De ahí que el momento de las vacaciones sea uno de los mejores afrodisíacos femeninos.

Por todo lo mencionado en este artículo, se hace interesante evaluar cada detalle de la decoración de nuestro dormitorio (o el lugar que creamos oportuno) asegurándonos que facilita nuestros propósitos, tal y como comentamos en artículos previos sobre Feng Shui y Sexo, a los que se accede pulsando aquí.

Maru Canales

Autora del libro “Feng Shui en la vida”

Artículos relacionados:

    

 
 

logo-octo-xs.jpg

 


Feng Shui e infidelidad

7,octubre 2007

Como hemos visto en los artículos relacionados con la práctica de Feng Shui, cada uno de nosotros representa en su entorno aquello a lo que aspira, sus anhelos e intenciones. De ahí, que podamos entender que el profesional de Feng Shui, a través de lo que ve y analiza, pueda interpretar nuestras aspiraciones, entre ellas la infidelidad.

Entiendo que la infidelidad es la ruptura de cualquier compromiso que hayamos tomado libremente y, la forma más eficaz de acabar con ella, aunque no siempre lo hacemos, es comunicar el “no compromiso”. Como consecuencia, la infidelidad la practicamos primero con nosotros mismos y ese malestar que nos causa lo reflejamos en nuestro entorno, antes se suele notar también en nuestro carácter.

La infidelidad no es espontánea, es decir, surge como consecuencia de las carencias existentes en nuestra relación de pareja. Aunque se basa en muchas cuestiones, entre ellas la falta de respeto en la comunicación, devaluar a nuestra pareja…, solemos centrarnos en las relaciones sexuales. En este sentido, hay que tener mucho cuidado con lo que leemos en los libros de Feng Shui. Al igual que en el caso del amor en el que nos recomiendan colocar peonías, sobre la infidelidad se suele hablar del color azul en los dormitorios. Tranquilos, ¡no es una cuestión de colores!

Personalmente, cuando hago un proyecto no me gusta interpretar ni comentar mis primeras impresiones sobre un espacio, la experiencia me ha enseñado que hasta que no se ha realizado el análisis global, hasta que no acabas  de encajar todas las piezas del puzzle, es difícil entender las situaciones.

Entendiendo que la infidelidad es una consecuencia de un cúmulo de circunstancias, en el análisis de Feng Shui de un lugar aparece de la misma forma y nunca es certero en cuanto a la infidelidad sexual. Me explico, yo siempre lo comparo con la caza, cuando se abre la veda, no significa que todos seamos cazadores, que vayamos a cazar, que aparezca la pieza y que además acertemos en el blanco…

Recuerdo un proyecto en el que la primera vez que visité la casa me llamó la atención la cantidad de señales que apuntaban en este sentido. Ya al final de la visita, la señora no pudo más y me pregunto directamente si yo creía que su marido le era infiel. Teniendo en cuenta que ella había sido la encargada de decorar la casa, la conteste con total sinceridad: no tengo ni idea y no lo puedo saber; lo que si sé es que tú piensas que si lo es, por los problemas de pareja que se reflejan en la vivienda.

En este sentido, hay dos zonas que cobran especial importancia, no solo en la decoración sino también en la distribución. Es muy diferente una esposa representada en la cocina a la representada en el salón; en cuanto al marido nunca puede representarse en la cocina, es un tabú del Feng Shui.

Un dato curioso, el Feng Shui tradicional no plantea la posibilidad de análisis de la infidelidad femenina, quizá se deba a qué los antiguos Maestros de Feng Shui pensaban como apunta Diego Armario en su libro La Segunda Virginidad:

“Una mujer si habla contigo por teléfono y alguien que no debe la está escuchando, te puede llamar Encarna, aunque te llames Pepe, y mantener una charla sobre temas femeninos sin que le tiemble la voz. Es más, puede incluso hablar con su pareja mientras que está contigo, sin que trascienda, por su tono ni por su ritmo, que ha estado o está al borde de un orgasmo. Hay quienes al reflexionar sobre esta cualidad femenina (la naturalidad con la que actúan en situaciones de crisis), deducen que no se trata de una actitud cínica, sino más bien de un comportamiento propio de alguien que sabe controlar el momento, o que los italianos llaman il tempo…”

… Por aquello de la famosa paridad, mencionaré la célebre frase de Sharon Stone, “Las mujeres son capaces de fingir un orgasmo, pero los hombres pueden fingir una relación entera”.

Personalmente discrepo con ambos, creo que la capacidad de fingir no está determinada por el sexo al que perteneces. En fin, cuestiones innecesarias en la sociedad actual que nos permite actuar con total libertad, tanto a hombres como a mujeres, simplemente hemos de decidir si mantenemos o no el contrato y negociar en que condiciones.

Maru Canales

Otros artículos relacionados:

logo-octo-xs.jpg


Vacaciones en pareja

18,julio 2007

Siguiendo las estadísticas, las vacaciones parecen ser “la prueba del algodón” a superar por la pareja. Como dice mi amiga Maria, en vacaciones hay que dejar el ego en casa… 

“Me dediqué a perderte” es el título de una canción de Alejandro Fernández, cuya letra explica muy bien el papel del ego en la pareja. La canción es preciosa y esta versión con Amaya (La oreja de Van Gogh) es un lujo.

… me dediqué a no verte…

…me encerré en mi mundo…

… te dejé para luego…

… este maldito ego…

En la letra de la canción se hace referencia a temas que hemos hablado en el blog y de los que a continuación facilitamos enlace directo:

  • Identificar nuestras prioridades 

“La felicidad aplazada”

  • Aceptar los regalos que la vida nos ofrece

¿Soñamos?

  • Dedicar a cada cosa el tiempo que nosotros creemos que se merece

La tiranía del reloj, la filosofía slow

  • No olvidarnos de vivir el presente…

Tiempo y Feng Shui: ahora

  • Aprender a superar nuestros miedos “tóxicos”

“El miedo en Feng Shui”

… Por supuesto, podemos practicar Feng Shui, a través de la aspiración del compromiso o la pareja. Los que todavía no tienen pareja, también pueden practicar la “Ley de la Atracción”, como dice la canción: siempre que ¡tengamos ganas!

Canción “Tengo Ganas” de Alejandro Fernández

¡FELICES VACACIONES, EN PAREJA!

Maru Canales

Acceso directo a otros artículos:

logo-octo-xs.jpg