Feng Shui corporal

27,enero 2008

“Todo cambio real de la personalidad viene acompañado de un cambio corporal y viceversa”

Vanesa Saavedra

anatomical-travelogue8.jpg

El cuerpo es el mapa físico de nuestra conciencia, es decir, es un fiel reflejo de cómo funcionamos en las distintas áreas de la vida.

Podemos hablar de 7 zonas corporales y cada una de ellas está relacionada con un área de la vida:

  • Cuello y garganta,

Nuestra forma de comunicarnos y expresarnos

  • Pecho y caja torácica,

Habla de nuestra manera de relacionarnos y sentir las emociones

  • Abdomen,

Tiene que ver con nuestra creatividad, no sólo desde el punto de vista artístico, si no con ser creativos al afrontar las situaciones diarias

  • Piernas,

Tiene que ver con la seguridad en uno mismo y la capacidad de caminar en la vida hacia los objetivos

  • Brazos,

Están relacionados con la capacidad de demostrar y recibir afecto, así como de concretar nuestros planes y metas

  • Espalda,

Refleja la solidez de nuestros cimientos, como nos hemos ido construyendo

  • Cabeza y mente,

Esta conformada por nuestros pensamientos pudiendo ser una mente repetitiva o creativa

Cualquier síntoma físico es una oportunidad para hacernos conscientes  de que hay un área en nuestra vida que necesita atención. Así, el trabajo corporal nos ayuda a tomar conciencia de nuestra realidad y nos proporciona una alternativa para llegar al bienestar.

A través del trabajo corporal nos preparamos para afrontar las diferentes situaciones de la vida con garantía. 

Vanesa Saavedra

La técnica de Feng Shui estudia como nos reflejamos en el entorno físico en el que habitamos. Pero de igual manera, lo que pensamos, creemos o somos lo reflejamos en nuestro entorno más inmediato: nuestro cuerpo. Como comentamos en el artículo “El lenguaje de la salud” el cuerpo es un instrumento de comunicación clave para el aprendizaje en el desarrollo personal de cada uno.

“El cuerpo se crea como es mirado. Primero, responde a la mirada familiar y después, a la mirada social”

Alejandro Jodorowsky

Esta afirmación de Alejandro nos invita a creer que hay un cuerpo ideal en cada uno de nosotros que, modificamos en base a lo que percibimos de nosotros, a través del otro. Entonces, como indica Vanesa, tiene mucho sentido pensar que podemos modificar nuestro cuerpo en base a lo que realmente somos, según lo vamos descubriendo. He invitado a Vanesa a participar en el próximo curso de Feng Shui para que nos desvele alguna de las claves del Feng Shui Corporal, seguro que será interesante.  

Maru Canales

Artículos relacionados:  

logo-octo-xs.jpg