Atreverse a cambiar

“Cuando no podemos cambiar la situación a la que nos enfrentamos, el reto consiste en cambiarnos a nosotros mismos”

Viktor Frankl

La llave del cambio nos pertenece solo a nosotros, a cada uno de nosotros individualmente. Esto es algo maravilloso que demuestra la libertad inherente al ser humano, la libertad y responsabilidad sobre nuestra propia vida.

El cambio sucede tan rápido como pulsar un interruptor y encenderse la luz, es inmediato. Pero solo uno mismo puede pulsar el botón. Los que tratamos de cerca con las personas en sus procesos de cambio aprendemos que podemos guiar pero no tenemos la capacidad de ejecutar el cambio por nadie, aunque en algunas situaciones nos pese. Es más, creo que esta es una de las primeras frustracciones que tuve que afrontar en el ejercicio de mi profesión, supongo que como el médico afronta las primeras muertes en sus pacientes.

Entonces me decidí a probar los cambios pendientes en mi misma, para comprobar si el cambio que veía en los demás era posible ser realizado. Así voy encendiendo las luces de mi camino, cuando veo el interruptor lo pulso inmediatamente y cuando no lo veo pido ayuda a los que me rodean o me acerco a profesionales que me pueden guiar, que ven en donde está mi siguiente interruptor.

Ahora puedo decir que cuando se enciende la luz los beneficios son inmediatos, se camina con más seguridad, se aprende mucho aunque algunas veces sea a través de los errores…, se siente con más intensidad (aunque en ocasiones toque limpiar a través del dolor, es la forma de dejar espacio al amor y la felicidad) pero siempre se vive, que es de lo que se trata.

La practica de Feng Shui puede ser un magnifico instrumento para iniciar una dinámica positiva de cambio, empezamos concretando nuestros objetivos, nos aseguramos que el entorno nos apoya en su consecución y empezamos el camino hacia ellos.

Maru Canales

Artículos relacionados

feng shui

13 respuestas a Atreverse a cambiar

  1. Maru, es realmente increíble la coincidencia de pensamientos que tengo contigo, cada nuevo artículo es como tener un alma gemela que expresa lo que yo también expreso.
    Además creo que los vídeos que incluyes son maravillosos.
    Felicidades.

  2. Maru Canales dice:

    Hola Victoria,

    A lo mejor lo somos…🙂

    Un fuerte abrazo,

  3. Concha Barbero dice:

    Me uno a lo que dice Victoria. Me sucede lo mismo.

    Maru, es cierto, la decisión de cambiar es puramente personal. Nadie cambia a nadie, aunque, a veces, quieras contagiar a los demás, de lo que estás descubriendo. Así lo escribo en mi libro, Palabras para el Bienestar:
    “Es muy probable que oigas frases de rechazo cuando pretendes contagiar a los que aprecias de tu euforia por los cambios que estás experimentando: “¡Es imposible cambiar! ¡Morimos como nacemos!”, escuchas cuando te empeñas en transmitirles a otras personas ese atisbo de bienestar que percibes, llevado por tu entusiasmo; les explicas que has descubierto en tu propia piel que somos responsables de todo lo bueno y lo malo que nos sucede en la vida, pero suelen responderte con un “Bueno, bueno… eso vamos a dejarlo”. Esa es la reacción más común, sacudiéndose así cualquier responsabilidad, porque siempre es el otro el que “lo fastidia todo”. En esa respuesta hay también una parte de pereza, de miedo al compromiso, de no molestarse en buscar dentro de sí, porque más o menos, unas veces mejor y otras peor…, “nos vamos haciendo con ello”, con ese tipo de existencia vana. Con el tiempo y, a medida que maduras psicológicamente, cuando ya no necesitas describir tu cambio, porque lo estás viviendo intensamente, sabes que lo más sensato es no intentar convencer a nadie del poder de la transformación, porque si hay algo cierto es que la necesidad de cambiar surge de uno mismo, te lo pide el cuerpo y, sobre todo, el alma. Y, en el fondo, eres consecuente y transigente con la actitud de los demás, porque recuerdas que no hace mucho transitaba en tu mente ese mismo sentimiento de rechazo.
    Por otra parte, lo que sí te entusiasma es dialogar e intercambiar impresiones y emociones de este cariz abiertamente con aquéllos que, al igual que tú, llevan sembrada la semilla de la búsqueda. Deseas compartir tu experiencia con los que también están hallándose, con la certeza de que vas a recibir buenas palabras, buenos momentos, buenos consejos de honestas personas, imprescindible condición para que se dé la transparencia interpersonal.
    Dado que el termómetro más fiable para medir la relación que tienes contigo es la que mantienes con los demás, y viceversa, van produciéndose pequeños milagros, ya que algunas de las personas que te rodean tienen la sensibilidad suficiente para comprobar que algo está pasando en ti, y sienten, al menos, curiosidad por saber a qué se debe tu entusiasmo y tu fuerza. Vas descubriendo que ese ligero cambio en tu actitud, el comienzo de esa nueva forma de percibir la vida, ya influye poderosa y positivamente en todo cuanto te envuelve y que en ello cuentan no tanto tus palabras como tus actos”.

    Un abrazo, almas gemelas o trillizas🙂 del mundo

  4. VANESA dice:

    Gracias Maru por un artículo tan auténtico y creo reconocerme en la semilla de la búsqueda, asi que espero que contempleis la posibilidad de cuatrillizas.

    un abrazo

  5. la reina dice:

    Hola Maru, como siempre es un placer visitar tu blog y coincidir totalmente con tus conceptos.
    Somos la suma de nuestros pensamientos . Asi es como cada dia debemos revisar nuestroa actos y si no nos gustan Cambiarlos, con un cambio de Actitud, de esta forma viviremos en el eterno presente.
    Te invito a pasar por mi Blog que tengo un post de este tema.
    htpp://lareina56.blogspot.com
    Un cariño grande

  6. Maru Canales dice:

    Genial, ya somos quintillizas, tendríamos que organizar una fiesta de hermanación…

  7. maresdelsur dice:

    Se el cambio que quieres ver en el mundo… me vino a la cabeza cuando lei tu blog, creo que lo ha dicho gandhi

  8. Lourdes dice:

    Me encanta este tema porque me toca de muy cerca. Necesito ayuda: se donde esta el interruptor, se todo lo que puedo cambiar y mejorar si lo presiono, pero no puedo hacerlo. Lo veo y doy siempre marcha atrás, aunque siempre empiezo con mucha ilusión y coraje, en pocos dias lo dejo todo y no hago nada aun sabiendo que pierdo el tiempo y es peor para mi. Me podeis ayudar a saber que es lo que me falta, se que es un ultimo empujoncito, pero no consigo darlo y sobre todo mantenerlo. Me podeis indicar algún camino…..

  9. Maru Canales dice:

    Hola Lourdes,

    Se me ocurre que a veces buscamos demasiado fuera de nosotros e intentamos intelectualizar todo lo que sucede: “el corazón tiene razones que la razón no entiende” quizá sea el momento de dejar de pensar y dejarse llevar….

    Un abrazo,

  10. Concha Barbero dice:

    Es decir, que te autosaboteas, Lourdes. Pues sólo tienes que pensar que cuando tú soluciones tus problemas, eres un problema menos para el mundo. Y si todos hiciéramos eso, los problemas del mundo estarían resueltos.

    Besos

  11. José Mª dice:

    Que relajante y buen verbo auxiliar es a veces el verbo dejar: dejarse llevar, dejar de pensar. Aunque dejar etimológica y semanticamente tiene un origen negativo o pasivo: de rechazo o de renuncia o de omisión; y sin embargo lo podemos convertir en positivo: dejar es prestar, donar y curiosamente se convierte en positivo cuando entran los demás por medio.
    Voy a dejar que los demás me dejen (algo). Buenas noches

  12. Cristina dice:

    Este artículo me gusta, como todo lo que escribes,y quisiera decir que suscribo todo su contenido.

    Cuando fui consciente que podía cambiar, se abrieron ante mi una cantidad de puertas que antes no había visto. Esta amplitud de posibilidades me motivó de tal manera que me propuse cambiar en mi, muchas cosas que tenía pendientes.

    A medida que iba alcanzando cada objetivo la sensación de paz que obtenía es dificil de explicar.

    Ocurrió algo que no esperaba,mis seres queridos e incluso solo conocidos cambiaron también.

    El ejemplo del interruptor es perfecto. Es asi.

    Aunque he escrito en pasado, hoy día sigo en ello.
    Nunca me da miedo el cambiar, a veces el camino se hace dificil, pero solo imaginar y querer conseguirlo, hace que me apriete las zapatillas un poco mas..pero sigo el camino.
    Me gusta compatir estos pensamientos con todos vosotros.
    Feliz día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: