Feng Shui inocente

27,diciembre 2008

inocente
“Con la vida ocurre lo mismo que con los chistes, lo importante no es lo que duren, sino lo que hagan reír”

Anthony Mello

Un hombre que pasaba por delante de una tienda, vio que vendían allí dos loros, encerrados en una misma jaula. Uno era muy bonito y cantaba estupendamente, mientras que el otro estaba en un estado que daba lástima y permanecía mudo. El primero costaba cincuenta yens y el segundo tres mil.

El hombre, asombrado por la diferencia de precio, le dijo al comerciante:

– ¡Déme el loro de 50 yens!

– Imposible, señor – respondió el vendedor. No puedo vender los dos pájaros por separado.

– ¿Pero… por qué? ¿Cómo explica usted una diferencia de precio semejante? El más feo cuesta infinitamente más que el más bonito y, además, no canta. Esto es absurdo.

– ¡Ah, no se equivoque usted, señor! El loro que usted encuentra feo es el compositor.

Extraído del libro “Feng Shui en la empresa”

Maru Canales

Otros artículos con humor:

  • Relación de artículos publicados en este blog
  • feng shui


    La mujer trabajadora

    8,marzo 2008

    Mi abuela siempre me decía que su generación era la que había conocido más cambios a lo largo de su vida. Me explicaba como cuando era una niña iban a buscar agua a la fuente o lavaban la ropa en el río. En su madurez abría un grifo para conseguir agua y hacía la colada en una máquina en su propia casa.

    Cambios tecnológicos que han acompañado otros muchos cambios en otros niveles. Mi abuela se casó con quien debió y no se planteó nada al respecto. Las mujeres hemos conseguido grandes logros a nivel personal, aunque todavía no tengamos claro, ni nosotras ni los hombres, como acomodarnos a la nueva situación, supongo que este será el reto de nuestra generación.

    Profesionalmente también hemos conseguido grandes logros, pensando en ello no me puedo imaginar que pensarían los grandes maestros de Feng shui de la China Imperial sobre una profesional de Feng Shui, mujer y española…

    Hoy, es el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y me gustaría celebrarlo con humor:

    mujer-trabajadora.jpg

    Maru Canales

    Autora del libro: “Feng Shui en la empresa”

    Artículos relacionados:

    feng shui


    Carta a Papá Noel

    27,noviembre 2007

    ¿Cuantas veces hemos pedido cosas a Papá Noel o a los Reyes Magos y nos han traido algo diferente? Se me ha ocurrido, que para recibir aquello que realmente queremos,  podemos hacer hincapié en definir bien nuestros deseos. He encontrado este video en el que se aclara de manera muy gráfica la importancia de definirnos:

    En otros artículos en los que hacía referencia a la Ley de Atracción, hemos comentado que sucede lo que queremos que suceda, nosotros creamos nuestra realidad, a través del pensamiento consciente o inconsciente.

    Como nos explican en “El Secreto”, el proceso es el siguiente:

    1. Pide un deseo

    2. El universo contesta

    3. Acepta

    Me voy a empezar mi carta…

    Maru Canales

    Artículos relacionados:

    feng shui


    El hombre que tenía mala suerte

    16,octubre 2007

    Decíamos en el artículo titulado Padres e Hijos que “los contadores de historias son vendedores de sueños”. Buscando cuentos para contar a mis hijos, he encontrado (en el Blog de Gallaecus) este que ha tenido un gran éxito con ellos y me gustaría compartir con vosotros.

    Aprovecho para ilustrar el cuento con la obra de Magritte “False Mirror” (Espejo Falso), no solo porque me encanta, sino porque además creo que refleja muy bien la moraleja del cuento. 

     

    Érase una vez un hombre que siempre tenía mala suerte. Los años iban pasando y aunque se esforzaba mucho, todo era en vano, seguía teniendo mala suerte. Después de darle muchas vueltas, llegó a la conclusión de que necesitaba ayuda. ¿Y…, quién era más indicado para prestársela que Dios?

    Así que el hombre decidió ir a ver a Dios para pedirle que le cambiara su mala suerte. A la mañana siguiente se puso en marcha. Caminó durante mucho tiempo, hasta que al cabo de algunos días llegó a la selva y abriéndose paso entre la maleza, escuchó de repente una voz estridente:

    – “¡Oooooooh….oooooooohh!”

    Asombrado buscó el origen de esa voz pensando que a lo mejor alguien podía estar necesitando su ayuda. Encontró un lobo raquítico, se le podían contar las costillas y el pelo se le caía a mechones.

    – ¿Qué te pasa lobo?, le preguntó.

    – Estoy mal, de un tiempo a esta parte todo me va mal. No tienes más que observar mi aspecto…, contestó el lobo.

    – No hace falta que me cuentes nada más, yo también tengo mala suerte. Por eso voy a ver a Dios, a pedirle que me cambie la suerte.

    – Por favor, pídele también un consejo para mí, le rogó el lobo

    El Hombre le dijo al lobo que así lo haría y siguió su camino hasta llegar a un árbol en cuya sombra pensó en descansar. Se recostó y en cuanto cerró los ojos oyó una voz:

    – ¡Oooooooohh! ¡Ooooooooohh!

    Aunque el hombre abrió los ojos pero no pudo ver a nadie a su alrededor. Al cabo de un rato volvió a escuchar el quejido y así sucedió una y otra vez, hasta que por fin se le ocurrió preguntar al árbol si era él.

    – Sí, yo soy. Contestó el árbol. Últimamente todo me va mal, mira mis ramas torcidas y mis hojas marchitas

    – ¡No sigas! Ya sé de qué me estás hablando. Yo también tengo mala suerte, por eso voy a pedirle a Dios que me la cambie.

    – Por favor, pídele también un consejo para mí. Le pidió el árbol.

    Y prometiéndole al árbol que así lo haría siguió su camino durante días hasta llegar a un precioso valle, en donde descubrió una casa muy acogedora. Al acercarse vio que delante de la casa estaba una mujer muy hermosa que parecía esperarle.

    – Ven, viajero, ven a descansar. Le insistió la mujer.

    Con el cansancio acumulado de tantos días de viaje, el hombre aceptó de buen grado. Pasaron una velada muy especial, disfrutó de una buena comida y de una agradable charla en la que la mujer le contó lo triste y sola que se sentía. Cuando el la contó el motivo de su viaje, ésta también le pidió que un consejo para ella.

    A la mañana siguiente el hombre emprendió de nuevo su viaje, caminó días hasta que llegó al Fin del Mundo. Se asomó, miró hacia abajo, a la derecha, a la izquierda y hacia arriba, pero no pudo ver nada que no fueran estrellas. De repente se formó una nube enfrente de él que fue tomando la forma de la cara de un hombre.

    – ¿Eres Dios?, preguntó tímidamente

    – Sí, yo soy, le contestó una voz procedente de la nube.

    – Las cosas me van mal y he venido para pedirte que cambies mi suerte, siguió el hombre.

    De acuerdo, te daré la clave que te cambiará la suerte, tienes que estar muy atento y buscar tu buena suerte

    El hombre entusiasmado por haber recibido la clave de su suerte emprendió rápidamente el camino de vuelta a casa, quería llegar cuanto antes y comprobar que su suerte había cambiado. Al pasar por delante de la casa del valle, la mujer le preguntó cual era el consejo para ella, a lo que él contestó:

    – Me dijo que lo que te faltaba era un hombre, un compañero que compartiera la vida contigo aquí en este valle.

    La mujer se emocionó pensando que ahí mismo tenia a su hombre, pero este salió corriendo y gritando: he visto a Dios y me ha prometido que me va a cambiar la suerte, sólo me pidió que estuviera atento, ahora tengo que irme, he de buscarla.

    Siguió corriendo hasta llegar a donde estaba el árbol quien también le preguntó por su consejo y así le explicó que debajo de tus raíces había un enorme tesoro que le impedía crecer.

    El árbol le pidió que sacase el tesoro de sus raíces y que por supuesto se lo podría llevar. Pero el hombre disculpándose empezó a correr, tenía prisa por llegar a casa y ver si habría cambiado su suerte realmente.

    Finalmente se encontró de nuevo con el lobo y le explicó todo lo que había pasado hasta entonces. Cuando acabó su relato e l lobo le preguntó:

    – ¿Y para mí…., para mí no te dio un consejo?

    ¡Ah, si!, me dijo que para ponerte de nuevo fuerte sólo tenías que hacer una cosa, comerte a la criatura más estúpida de la tierra, entonces te irá todo bien.

    Así el lobo hizo un gran esfuerzo por levantarse, se abalanzó sobre el hombre y lo devoró.

    Maru Canales

    Artículos relacionados:


    Un partido de fútbol filosófico!!

    21,marzo 2007

    Un partido de fútbol histórico entre Alemania y Grecia es el que nos plantea Monty Python: ¡fantástico!

    Alemania cuenta con jugadores como Kant, Hegel, Schlegel, Nietzsche…

    Y con Grecia juegan Platón, Aristóteles, Sócrates… 

    ¿Quién ganará? 

    Así es la vida, nos dedicamos a pensar, analizar, evaluar… pero en algún momento tendremos que actuar. Lo mismo sucede al practicar Feng Shui, hay que aplicar la fórmula mágica…

    Maru Canales

    Artículos relacionados:

    logo-octo-xs.jpg


    Feng Shui entre sábanas…

    14,marzo 2007

    ¡Quizá esta sea la forma más actual de activar la aspiración de la pareja!

     

    feng shui

     

    … y si los sueños se hacen realidad…

    Para los que prefieren utilizar los clásicos, recomiendo Practicando Feng Shui: la aspiración del compromiso 

    Maru Canales

    Acceso directo a otros artículos relacionados:

    feng shui


    Un pueblo chino pinta una montaña de verde…

    23,febrero 2007

    Me encuentro esta noticia publicada en El Mundo, vamos que no es inventada:

    En un pueblo del sur de China han tomado una decisión casi surrealista, para ahorrarse el dinero y esfuerzos de reforestar una de sus montañas, que quedó sin árboles tras varios años de actividad minera, decidió pintarla de verde en lugar de plantar árboles. La obra fue una decisión del Buró de Agricultura y Bosques de Fumin, y al parecer se optó por el color verde siguiendo las reglas del “feng shui”?????

    Esta excusa política solo es válida en China! 

    Maru Canales,

    Master en Consultoría de Feng Shui

    Artículos relacionados:

    logo-octo-xs.jpg